“Sufismo y Taoísmo. Ibn ‘Arabî, Laozi y Zhuangzi”, de Toshihiko Izutsu

“Nota a la nueva edición de Victoria Cirlot”

«Un «diálogo metahistórico» entre diferentes sistemas filosóficos que, sin tener una conexión directa, esconden preocupaciones metafísicas comunes.»
.

Victoria Cirlot ya nos lo deja muy claro en la nota escrita para la presente edición: “Esta obra del profesor Izutsu, publicada por vez primera en Japón en los años sesenta, revisada y reeditada en 1981, y traducida al castellano por Ediciones Siruela en 1997 (2ª edición, 2004), continúa siendo no sólo imprescindible para todo estudioso del sufismo y taoísmo, sino necesaria para cualquiera que esté interesado en el proceso de realización espiritual: tal es su claridad y precisión, su rigor y comprensión. Se trata de un estudio comparativo de estas dos corrientes místicas ejemplificadas, la primera en Ibn ‘Arabî (1165- 1240) y concretamente en su Los engarces de la sabiduría o Fusus al-Hikam, y la segunda en el Dao de jing y el Zhuangzi (ss. IV-III a J. C.). Es, por tanto, un estudio comparativo entre autores y obras situadas aproximadamente a más de quince siglos de distancia.”

Cubierta de Sufismo y Taoísmo

Cubierta de: ‘Sufismo y Taoísmo’

Adentrarse en el mundo de Toshihiko Izutsu es como adentrarse en un universo pues en 1958 completó la primera traducción directa del Corán del árabe al japonés. Su traducción es aún reconocida por su precisión lingüística y ampliamente utilizada para trabajos académicos. Tuvo un talento especial en el aprendizaje de lenguas extranjeras pues hablaba fluidamente más de 30 idiomas, incluyendo árabe, persa, sánscrito, pali, chino, japonés, ruso y griego; y terminó la lectura del Corán un mes después de comenzar a aprender árabe. Aunque centró sus investigaciones en el islam, también se interesó por otras escuelas de sabiduría oriental como la hindú advaita vedanta, el budismo zen y el taoísmo.
El origen de este libro hay que buscarlo, en la época en que Toshihiko Izutsu enseñaba filosofía islámica en el Instituto de Estudios Islámicos de la Universidad McGill, en Montreal, Canadá, después de pasar por la Universidad de Keio en Tokio y por el Instituto Iraní de Filosofía de Teherán. En aquella época, empezó a tomar consciencia de que iniciaba gradualmente una fase de su vida intelectual, en el que buscaba a tientas un nuevo tipo de filosofía oriental basado en una serie de estudios rigurosamente filológicos y comparativos de los términos clave de diversas tradiciones filosóficas de todo Oriente. Este libro fue el primer producto de mi empeño en este sentido.

El principal propósito de esta obra es intentar una comparación estructural entre la cosmovisión sufí, representada por Ibn ‘Arabî, y la cosmovisión taoísta, representada por Laozi y Zhuangzi. Pero tenemos que tener en cuenta que una comparación hecha de forma gratuita entre dos sistemas de pensamiento que no tienen conexión histórica puede desembocar en la observación superficial y carente de rigor científico, de los parecidos y diferencias. Para evitar caer en este error, el autor puso de relieve la estructura fundamental de cada una de ambas visiones del mundo, de forma independiente y con el máximo rigor posible, antes de proceder a cualquier consideración comparativa.

Bajo este enfoque, el libro se divide en tres partes. La primera parte está enteramente dedicada a un intento de aislar y analizar los principales conceptos ontológicos en que se basa la cosmovisión de Ibn ‘Arabî, cuyos ejes principales son lo Absoluto y el Hombre Perfecto. Mientras que, en la segunda parte, se hará exactamente el mismo tipo de estudio analítico acerca de la cosmovisión de Laozi y Zhuangzi, de modo que ambas partes constituyan dos estudios totalmente independientes, uno sobre Ibn ‘Arabî y otro sobre el taoísmo antiguo. Sólo en la tercera parte se hará una tentativa de comparación y coordinación de los conceptos clave de ambas interpretaciones, previamente analizadas sin consideración alguna de las similitudes y diferencias que existan entre ambas.

Lee y disfruta de las primeras páginas del libro.

Toshihiko Izutsu

Toshihiko Izutsu

El autor:
Toshihiko Izutsu (井筒俊彦; n. 4 de mayo de 1914, en Tokio, Japón – 1 de julio de 1993) entró en contacto con el budismo zen a través de su padre, un hombre de negocios que además era calígrafo y practicante laico de zen. Se graduó en la Facultad de Letras de la Universidad Keio en Tokio, en cuyo Instituto de Estudios Culturales y Lingüísticos fue más tarde profesor. Posteriormente, impartió docencia en la Academia Imperial Iraní de Filosofía en Teherán y en el Instituto de Estudios Islámicos de la Universidad McGill en Montreal. Conocedor de cerca de treinta lenguas ?entre ellas, árabe, persa, sánscrito, pali, chino, ruso y griego, en 1958 completó la primera traducción del Corán del árabe al japonés. Aunque centró sus investigaciones en el islam, también se interesó por otras escuelas de sabiduría oriental como la hindú advaita vedanta, el budismo zen y el taoísmo. Es autor, entre otras obras, de Sufismo y taoísmo. Un estudio comparativo de conceptos filosóficos clave (1983; trad. cast. Ediciones Siruela, 1997), Language and Magic. Studies in the Magical Function of Speech (1956), Ethico-Religious Concepts in the Quran (1966), God and Man in the Koran (1980), Creation and the Timeless Order of Things: Essays in Islamic Mystical Philosophy (1994) y, junto a Toyo Izutsu, The Theory of Beauty in the Classic Aesthetics of Japan (1981). Biografía cedida por Editorial Trotta.

El libro:
Sufismo y Taoísmo. Ibn ‘Arabî, Laozi y Zhuangzi (título original: Sufism and Taoism: A Comparative Study of Key Philosophical Concepts, 1983) ha sido publicado por el Sello Siruela en su Colección El Árbol del Paraíso, 95. Traducción del inglés de Anne-Hélène Suárez Girard. Nota a la nueva edición de Victoria Cirlot. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 514 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en el que el profesor Pablo Beneito, presidente de la sociedad MIAS-Latina ofreció el 9 de febrero de 2015 esta conferencia inaugural en Casa Árabe, que marca el comienzo de un año en el que Ibn Arabi tendrá un protagonismo muy especial. Fue presentado por Eduardo López Busquets, director general de Casa Árabe.

.
Para saber más:
Toshihiko Izutsu en Wikipedia (en inglés).
Ibn ‘Arabî en Wikipedia.
Lao-Tse en Wikipedia.
Zhuangzi en Wikipedia.

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Ensayo - Crítica literaria, Historia, Literatura

“Sakura” de Matilde Asensi

«Si se encuentra con este cuadro, una de dos: o es usted el propietario o acaba de resolver el mayor misterio del mundo del arte en las últimas décadas. »
.

Cubierta de Sakura

Cubierta de: Sakura:

“Y es que desde hace 20 años nadie sabe a ciencia cierta (conjeturas no faltan, por supuesto) dónde se encuentra el que fuera otrora el cuadro más caro de la historia. Hasta 1996, su paradero estuvo definido: se encontraba en posesión de Ryoei Saito, el que fuera magnate de la empresa papelera Daishowa.”
Esto que acabo de escribir está sacado de un artículo que se publicó el 3 de julio de 2016 (Saito falleció el 30 de marzo de 1996) en el periódico La Razón.
El artículo continuaba diciendo: “Pero en 1999 salta la liebre. El MoMA, que preparaba una exposición titulada «De Cézanne a Van Gogh: la colección del doctor Gachet», declaró que no había podido encontrar ningún rastro del último retrato (1890) pintado por Van Gogh. En Daishowa replicaron que se trataba de una posesión privada de Saito, y que, aunque no desconocían su paradero, «hemos escuchado que nuestro ex presidente vendió el cuadro antes de fallecer, así que creemos que no tiene bases sólidas el rumor de que fue quemado». Se disparan entonces las hipótesis, ninguna de ellas confirmada: que el «Retrato del doctor Gachet» está en posesión de un conglomerado japonés, que éste lo vendió a un trust austríaco o a un inversor con base en Bahamas, que se encuentra en manos de algún multimillonario celoso del secreto… El resultado, en cualquier caso, es el mismo: una de las obras de arte más valiosas de la historia («Entre los 12 retratos más importantes del arte occidental», puntualiza Guillermo Solana, director artístico del Museo Thyssen) está desaparecida. Para Solana, «es raro que una presunta venta de una obra de este calibre no hayan dejado rastro en el mercado, así que me inclino a pensar que no ha habido una venta, porque estas cosas siempre se filtran y al final se sabe donde ha ido a parar. Estará almacenado en Japón o ha sido destruido», concluye.

«Vamos a enfrentarnos a la venganza de un hombre muerto»

Veinte años después (y no voy a escribir sobre la novela de Alejandro Dumas padre) Matilde Asensi vuelve  a escribir una novela relacionada con el mundo del arte, aunque tengo que reconocer que en todas sus novelas el tema del ‘arte’ está presente.
En esta ocasión el protagonista directo de la novela es un cuadro del pintor holandés Vincent van Gogh, el Retrato del doctor Gachet. Y aquí entra en acción Matilde Asensi que novela su búsqueda y da respuesta a muchas de las incógnitas del enigma de su desaparición. 

“Llegué al 14 de la rue Clauzel de París con una desagradable sensación de inseguridad y con muchas ganas de darme la vuelta y de salir corriendo. Aquella historia era demasiado rara para mí. Afortunadamente, me sentí un poco mejor cuando vi que el lugar de la reunión parecía ser una galería de arte, con una vidriera sobre la que podía verse un rótulo amarillo que decía «Père Tanguy». Toda la fachada era de un apagado color verde irlandés que se confundía fácilmente con azul según cómo le diera la luz del brillante y caluroso sol de aquella mañana de agosto. Dentro, las paredes estaban llenas de cuadros y no había ni un alma. Entré y vi un cartel con una flecha que señalaba una puerta al fondo del local. Me acerqué, aún más preocupado y con más ganas de marcharme que antes, y vi un papel pegado en la puerta que confirmaba que el encuentro al que me habían citado aquel día a aquella hora iba a celebrarse allí. Abrí con un falso gesto decidido y entré….”

De esta forma tan incitadora a la lectura comienza la novela Sakura, y quién lo pronuncia es Hubert Kools, galerista en Amsterdam, y uno de los protagonistas de la novela junto a Oliver Roos, artista urbano de Liverpool; John Morris, contratista de obras de Warren, Michigan; Odette Blondeau, enfermera de Marsella y Gabriella Amato, pintora y galerista on line de Milán. A todos ellos debemos añadir a Ichiro Koga, anfitrión y patrocinador de la aventura, que nos trasladará de París a Japón de la mano de Vincent van Gogh y de otros tres protagonistas: el Retrato del doctor Gachet, el Retrato de Père Tanguy y naturalmente Ryoei Saito.

En Sakura las tradiciones de la cultura japonesa se entremezclan con la pintura impresionista, los grabados del ukiyo-e y el arte urbano; los colores tienen la fuerza de sus protagonistas, y en la que la extraordinaria presencia del cerezo en flor, sakura, surge como una alegoría de la belleza y la fugacidad de la vida.
Tengo que reconocer que gracias a Matilde Asensi y a Sakura he aprendido muchas cosas que desconocía, como por ejemplo “que el color marrón no existe”; “que los pintores impresionistas se basaron en muchísimas ocasiones en el arte ukiyo-e”; “datos biográficos de van Gogh que ni siquiera había leído nunca” y cantidad de situaciones curiosas de la cultura japonesa, y desde luego la mente retorcida que llegaban a tener los ninjas para imaginar las ‘trampas’ que ofrecían a sus enemigos.

Y sobre todo tengo que reconocer que el desenlace de la novela me ha encantado. Nunca lo hubiera sospechado. como la autora comenta: “Me encanta sorprender al lector” y de verdad que lo consigue.
No se si has leído los libros anteriores de Matilde Asensi, que te los recomiendo, pero Sakura tiene algo especial, es una aventura que la vives.

Al final del libro figura una pequeña bibliografía por si alguien -comenta la autora- siente curiosidad por comprobar alguno de los datos del libro.

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

mde

Con Matilde Asensi.

La autora:
Matilde Asensi Carratalá nació en Alicante el 12 de junio de 1962. En 1999 publicó su primera novela, El Salón de Ámbar, y con Iacobus (2000) empezó a conquistar un territorio de lectores que copaban entonces sólo algunos grandes escritores extranjeros. Con su siguiente novela, El último Catón (2001), se consagró como una narradora experta y dio el gran salto al extranjero. El último Catón no es sólo su novela más vendida, sino que sigue siendo un referente para los que gustan de la historia, la aventura y el conocimiento. En 2003, en El origen perdidoAsensi combina hábilmente los secretos con los hackers informáticos, y en Todo bajo el cielo (2006) lleva a sus lectores a la China del Gran Emperador. Entre estos dos títulos publicó Peregrinatio (2004), una guía novelada que recupera a los protagonistas de Iacobus para realizar un viaje por el Camino de Santiago. Sus últimas novelas, Tierra firme, Venganza en Sevilla La conjura de Cortés, conforman la exitosa trilogía Martín Ojo de Plata, que cuenta con más de un millón de lectores. Dicha trilogía ha sido  publicada en un único volumen, Trilogía Martín Ojo de Plata, que incluía un nuevo prólogo de la autora y un impresionante material inédito.
La Ruta de la Seda, las alcantarillas de Estambul, Marco Polo, Mongolia y Tierra Santa son algunos de los escenarios de El regreso del Catónaventura protagonizada por Ottavia Salina y Farag Boswell en busca, nada menos, que de los restos de Jesús de Nazaret y su familia, todo un misterio que arranca en el siglo i de nuestra era.

El libro:
Sakura ha sido publicado por la Editorial La Esfera de los Libros en su Colección Ficción. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 414 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en el que Matilde Asensi nos cuenta muy rápidamente de que va su nueva novela Sakura.

.
Para saber más:
https://www.matildeasensi.net/
https://www.facebook.com/MatildeAsensi/
https://twitter.com/matildeasensi
https://www.instagram.com/matildeasensi/

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa