“Diario (1887-1910 y 1911-1925”, de André Gide

«DeBolsillo publica por primera vez en España la versión íntegra del monumental Diario de André Gide, considerada su obra cumbre»

Edición establecida y anotada por Éric Marty
Prólogo y adaptación de las notas Ignacio Echevarría
Traducción de Ignacio Vidal-Folch

Cubiertas de 'Diario' (1887-1910 y 1911-1925)

La editorial DeBolsillo publica, por primera vez en España, el texto completo de la obra más importante de André Gide: los cuatro volúmenes de su monumental Diario, considerado su obra cumbre. Esta edición supone la publicación integral de un monumento literario e histórico de la literatura francesa.
Configuran este proyecto editorial la publicación de cuatro volúmenes que corresponden a los distintos ciclos vitales del autor: Volumen I: 1887-1910; Volumen II: 1911-1925; Volumen III: 1926-1939; y Volumen IV: 1940-1950. Los dos primeros volúmenes, que llegan a las librerías este mes de marzo de 2021, comprenden su etapa de adolescencia y juventud (1887-1910), y su etapa en la primera vida adulta (1911-1925).

André Gide, figura central de la cultura francesa del siglo XX, además de Premio Nobel de Literatura en 1947, inició su Diario a los 18 años (4 de octubre de 1887) y lo concluyó seis días antes de fallecer (21 de noviembre de 1950) con la siguiente anotación: «No. No puedo afirmar que, al terminar este cuaderno, todo habrá de concluir… Tal vez tendré el deseo de agregar algo todavía… En el último instante, agregar algo todavía». Antes hay miles de entradas que en las que, además de narrar su día a día, Gide reflexiona sobre la importancia que tenían para él las obras inconclusas (como
inevitablemente lo son siempre los diarios).
Con la publicación de su Diario —que tuvo diversas versiones hasta que La Pleiade fijó la definitiva en 1996—, Gide transformó para siempre el género de los diarios íntimos del mismo modo que lo habían hecho personajes centrales de la cultura francesa como Stendhal, Vigny o Delacroix. De hecho, se dice que fue él quien convirtió el género en una expresión literaria con entidad propia y, en consecuencia, quien inspiró a autores como Virginia Woolf, Witold Gombrowicz y Julien Gracq. Afirma Ignacio Echevarría en la introducción:

«De Gide se llegó a decir en su momento que era el más grande de los escritores menores, y puede que sea verdad. Pero, si alguna vez lo tuvo, el veneno de la frase ha perdido con el tiempo todo su efecto. Un juicio así, en la actualidad más bien contribuye a atraer la atención sobre el autor que lo suscita. Lo que sin duda es cierto es que la obra de Gide consiste en una sucesión de obras «menores». Y que, paradójicamente, el Diario ha terminado por cobrar, en relación con todas ellas, la posición de obra mayor.»

André Gide fue uno de los exponentes más destacados de la literatura francesa de la primera mitad del siglo XX y, aunque su figura ha perdido hoy la importancia que tuvo para las generaciones inmediatamente posteriores a su muerte (incluso en España, cuya obra circulaba de un modo clandestino), su obra sigue teniendo una enorme transcendencia. Sin embargo, el tiempo ha hecho que sus libros hayan caído en el olvido —apenas siguen catalogados en el mercado español una docena del medio centenar que escribió— y que hoy se considere que su Diario es su trabajo más importante.

VOLUMEN I: 1887-1910
Este primer volumen que publica DeBolsillo incluye el diario de adolescencia que Gide descartó en la edición que publicó en 1939 en La Pléiade, además de contener el de juventud y el de la primera etapa de madurez. Así pues, arranca el 4 de octubre de 1887 y concluye el 5 de diciembre de 1910, momento en el que el autor tiene 41 años, está casado y ya ha adquirido una posición relevante dentro de la cultura francesa.
Nacido en el seno de un acaudalado matrimonio protestante, André Gide fue educado en una atmósfera rigurosamente puritana que le inculcó un sentido de la culpa y una necesidad de autojustificación que arrastró a lo largo de toda su vida. Fue un niño remilgado, huraño y hostil, y acabó siendo expulsado de la École Alsacienne por unas «malas prácticas» que podrían tener naturaleza sexual. Su padre falleció cuando él contaba once años, lo cual le dejó al cuidado de su madre, una mujer intransigente que censuraba su conducta. La aparición de su prima Madeleine, con quien establece un fuerte vínculo en la adolescencia y con quien posteriormente se casará, salvó a Gide de una juventud donde sólo imperaba el desconcierto.
En octubre de 1895, y pese a su homosexualidad desatada, Gide contrae matrimonio con esa especie de «convidada de piedra» en su vida que es Madeleine. En realidad, uno de los motivos por los que el Diario tuvo ediciones mutiladas fue por el deseo de su prima de no aparecer en las versiones públicas del mismo. A ella le horrorizaba que su vida privada estuviera al alcance de todo el mundo y Gide respetó este deseo en todas las ediciones que permitió.

Encuadernado en tapa dura tiene 928 páginas.
Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

VOLUMEN II: 1911-1925
Cuando arranca esta parte del Diario, André Gide ya ha cumplido 41 años y se encuentra a las puertas de la madurez, a la que ha tardado en llegar porque en su interior sigue habiendo una lucha entre el puritanismo y la libertad sexual. La gente le ve como un ciudadano respetable y acomodado, pero por dentro está en permanente estado de construcción. Aunque al principio su productividad literaria es pausada, a partir de 1914 empieza a publicar con asiduidad: Los sótanos del Vaticano, Lasinfonía pastoral, Corydon, Si la semilla no muere, Los falsificadores de moneda… Pero la recepción de su obra es discreta y la crítica no percibe, o al menos eso cree él, la profundidad que tiene en su conjunto. Por otra parte, en esta etapa empiezan las controversias respecto a su concepción del arte y a su alrededor surgen burlas respecto a sus pretensiones de posteridad. Es interesante, a este respecto, la tirante relación que siempre mantuvo con Jean Cocteau.
Evidentemente, este segundo volumen de su Diario deja constancia de la repercusión (escasa) que la I Guerra Mundial tuvo en su vida. Y, aunque la guerra no le afectó de un modo directo, sí que hizo que empezara a tomar conciencia política y que adoptara un rol cada vez más crítico hacia el papel desempeñado por Francia. Además, durante la guerra, Gide entra en una crisis espiritual que le lleva de vuelta a la fe católica.

Encuadernado en tapa dura, tiene 960 páginas.
Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

André Gide

André Gide

El autor:
André Gide (París, 1869-1951) fue autor de una amplia obra que abarca casi todos los géneros, incluidos el relato, la poesía, la novela, la crítica, el teatro, la literatura de viajes y la autobiografía. De austera formación protestante, en 1891 se dio a conocer con Los cuadernos de André Walter, una confesión afín al simbolismo de la época. En 1893, se sintió liberado al viajar por el Magreb y comenzó a asumir su homosexualidad. Aun así, se casó poco después con su prima Madeleine Rondeaux, un amor idealizado que supuso nuevos retos para su incesante práctica del autoanálisis.
Tras defender un vitalismo individual en Los alimentos terrenales (1897), volcó dudas y exámenes de conciencia en obras como El inmoralista (1902) y La puerta estrecha (1909). Estilista exquisito, ideó uno de los experimentos más sonados de la narrativa del siglo XX en su única novela, Los falsificadores de moneda (1925); pero no por ello dio la espalda a debates sociales y políticos. En Corydon (1924) reivindicó la homosexualidad, en Viaje al Congo (1927) atacó
el colonialismo y en Regreso de la URSS (1936) expresó su desilusión ante el comunismo que había apoyado en la estela de la Revolución rusa. Dejó constancia de su vida íntima en las minuciosas páginas de su Diario, a juicio de muchos su obra cumbre. En 1947, la Universidad de Oxford lo distinguió con un doctorado honoris causa, y ese mismo año la Academia Sueca le otorgó el Premio Nobel de Literatura.

Para saber más:
André Gide en Wikipedia.

2 comentarios

Archivado bajo Arte, Biografías, Ensayo - Crítica literaria, Historia, Literatura

“Dame la mano”, de María Luisa Ferrerós

♦Descubre cómo conectar con tus hijos
para que crezcan seguros y felices♦

«… Debemos aceptar el hijo que nos ha tocado: no el que nos imaginábamos, no el que nos hubiera gustado… Aprender de él y adaptarnos, ya que el amor que sentimos por él y que nos guiará en su educación ha de ser incondicional…»

MaudyReseña escrita por Maudy Ventosa.

Cubierta de 'Dame la mano'

Cubierta de: ‘Dame la mano’

Mª Luisa Ferrerós, una de las psicólogas infantiles más reconocidas de nuestro país, aprovechando el tiempo de confinamiento producido por la pandemia de COVID-19, junto a su experiencia profesional y sus conocimientos, ha sido capaz de extraer enseñanzas y ejemplos de la convivencia “extra” que han tenido las familias y plasmarlas en un nuevo libro que acaba de publicar la Editorial Planeta. Dame la mano. Descubre cómo conectar con tus hijos para que crezcan seguros y felices.

Vivimos en una sociedad altamente competitiva, en la que, además, la apariencia suma enteros. La presión a la que los padres sometemos a los hijos, muchas veces, es la responsable de que fracasen de manera estrepitosa. Depositamos en ellos nuestras expectativas más profundas porque queremos que ellos lleguen a donde nosotros no pudimos; que alcancen el éxito que nosotros no logramos; que sean reconocidos por propios y ajenos como seres excepcionales… y la mayor parte de las veces, no se cumplen estos objetivos –que son de los padres, no de los hijos–.

La autora ha visto crecer y brillar con luz propia a muchos niños que presentaban dificultades, ha guiado a otros tantos padres a entender situaciones que se les escapaban, y a identificar errores que no eran capaces de detectar… Educar es una carrera de fondo, de ahí la importancia de conseguir pequeños logros cada día; como dice el informe ‘Delors’, educar es aprender a hacer, a conocer, a vivir juntos y a ser. Los padres tendrán que tenderles la mano para acompañarlos en este maravilloso viaje, hacerles ver que no están solos, sino que van juntos, y establecer el vínculo, que es la fuerza invisible que nos ayuda a afrontar la aventura de ser padres. Los niños no vienen con un manual debajo del brazo, de ahí la importancia de contar con ayuda, como la de este libro, cuyo objetivo es descubrir cómo desarrollar la conexión emocional con los hijos en cada etapa del crecimiento.

“Mª Luisa Ferrerós no ha hecho un compendio de recetas. Lo que pretende es que cada padre encuentre su propio camino.”

La obra la componen siete capítulos precedidos por una pequeña introducción; finaliza con un resumen y un apartado de agradecimientos, en que destacan las familias que han confiado siempre en su profesionalidad.

Por supuesto, todo comienza con la aventura de ser padres y la idealización del momento. Sabemos que, cuando algo se idealiza lo estamos alejando de la realidad… y eso es lo que ocurre con la llegada de un hijo. No habíamos contado con el cambio que daría a nuestra vida como pareja, los agobios, la responsabilidad, la falta de intimidad… ¡queremos ser los padres perfectos! Y, a veces, nuestro hijo no se parece en nada a la imagen que nos habíamos formado de él. Entran en juego nuestras expectativas y aprendemos, de golpe, que no existen los niños ideales.

Cada niño supone un reto educativo que pone a prueba tanto nuestra paciencia como nuestras habilidades… y no podemos cambiarlo; sí aceptarlo y buscar todo lo positivo que tiene, para potenciarlo; incentivar las conductas positivas para que aprendan que la constancia es la clave del éxito…

El vínculo familiar ha de ser para siempre, aunque la familia cambie, porque los vínculos que se establecen no obedecen solamente a la sangre, sino que atienden a la implicación personal, al nivel de relación establecido y al cariño.

Una de las claves para entendernos con nuestros hijos será la comunicación constructiva y, para conseguirla, tendremos que luchar contra el estrés, la falta de tiempo y las pantallas de los móviles… todo ello sin gritos ni voces destempladas que fomenten la inseguridad. Educar significa guiar. Es fundamental, pues, conocernos como padres, educar en el respeto, siendo capaces de poner límites. Lograr, en definitiva, que nuestros hijos aprendan a respetar y a respetarse. Positivizar, sumar, mantener firmeza, y dar cariño para gestionar las emociones… serán el fundamento para evitar futuras situaciones de acoso y maltrato. Guiar y acompañar, siempre, independientemente de la edad. Y si se presenta un conflicto, lo primero que debemos hacer es identificarlo, para poder después solucionarlo. Y siempre desde la coherencia… educar en el sentido crítico. Hay que enseñarles a detectar las relaciones tóxicas y las que no se basan en la igualdad, sino en el aislamiento y el abuso del poder… La autora propone una serie de ejercicios para crear confianza y ayudar; eso sí, en familia, como la hora de las confidencias o el frasco de la alegría… Deliciosos.

Es fundamental que nuestro hijo conozca cuáles son sus límites, potenciando su espíritu crítico. Tiene que saber, que no siempre se consigue lo que se quiere. Así, fomentaremos también su tolerancia a la frustración y daremos importancia al hecho que tiene el equivocarse en el proceso de aprendizaje, porque esfuerzo y error son la palanca del éxito.

Los padres son los encargados de mantener el rumbo y el vínculo dentro de la familia como unidad. Todos los miembros son importantes y todos, también, tienen derechos y responsabilidades. Las diferencias de todos los miembros del equipo son las que hacen que este sea más completo.

Por todo esto, es una aventura ser una familia.
Pero hay que divertirse en este viaje.

El resumen es excelente, porque ayuda a quitar miedos. Nos anima a ponernos en la piel de nuestros hijos y a perder el temor a no hacerlo bien; a que cada padre actúe con su propio criterio y a evolucionar con ellos. Y unas píldoras deliciosas que sintetizan el mensaje de este libro:

  • Quiérelos mucho y demuéstraselo

  • Dedícales tiempo, calidad más que cantidad

  • Disfrútalos, comparte y disfruta del camino

  • Guíalos y no los etiquetes, corregir, no humillar

  • No los sobreprotejas, no cedas a todos sus caprichos

  • Pon unos límites como guía, sirve para proporcionarles seguridad

  • Transmíteles tus valores, mantener un criterio de coherencia y construir desde el respeto y la confianza mutua

  • Pon en práctica la comunicación asertiva, construir.

  • Ten perspectiva y Mantente constante…

Metamos las píldoras en un tarro similar al de la alegría, tapemos bien, agitémosle… y a disfrutar de nuestros hijos y de la maravillosa aventura de unos padres responsables y realistas.

Sinopsis de la editorial.
LA GUÍA EMOCIONAL DEFINITIVA PARA MEJORAR NUESTRA VIDA FAMILIAR
Cree M.ª Luisa Ferrerós que cada niño es único y que, salvo excepciones, las recetas universales no sirven. La psicóloga de referencia en el ámbito educativo propone una crianza a la carta, basada en la comunicación, la confianza y el vínculo afectivo como herramientas que nos permitirán desarrollar nuestras propias estrategias y resolver los conflictos cotidianos más comunes, como las rabietas, el aislamiento o las faltas de respeto.
A lo largo de estas páginas Ferrerós nos muestra de forma clara y práctica cómo podemos trasformar nuestra vida familiar a través de la conexión emocional. Dame la mano nos anima a convertirnos en padres con el corazón, y a entender y aceptar a nuestros hijos. Solo así descubriremos todo su potencial y encontraremos nuestro propio camino como educadores, olvidándonos de las modas y ofreciéndoles la mano para recorrer juntos el camino. 

Lee y disfruta de las primeras páginas del libro.

María Luisa Ferrerós

María Luisa Ferrerós

La autora:
M.ª Luisa Ferrerós es una de las psicólogas infantiles más prestigiosas de nuestro país. Estudió Psicología en la Universidad de Barcelona con especialización en Neuropsicología, el posgrado en Alteraciones del Sueño en el Instituto Universitario Dexeus y el máster en Psicoterapia Breve Estratégica y Psicología Sistémica en el centro G. Nardone de la Universidad de Florencia. Está acreditada en la formación clínica para e diagnóstico de TEA por la Universidad Cornell de Nueva York.

Es fundadora y directora del Centro PsycoCare Bcn, donde ejerce todo tipo de asesoramiento psicológico. Imparte clases de psicología en la universidad y colabora con diferentes escuelas por la integración a la diversidad.
Es miembro de Top Doctors y autora del best seller Pórtate bien y de otros quince títulos de referencia, entre los que destacan Abrázame, mamá; Enséñale a aprender; Tengo miedo y El método 1,2,3 para portarse bien.

El libro:
Dame la mano ha sido publicado por Editorial Planeta en su Colección Prácticos. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 240 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo realizado por Alacantí TV con una entrevista a María Luisa Ferrerós por su libro Dame la mano.

.
Para saber más:
http://www.metodoferreros.com/biografia.php
https://www.guiainfantil.com/especialistas/psicologia/maria-luisa-ferreros/
https://twitter.com/mlferreros?lang=es
https://www.instagram.com/mlferreros_psicologa/

1 comentario

Archivado bajo Ensayo - Crítica literaria, Literatura, Literatura, Narrativa