Archivo de la categoría: Biografías

La biografía es el recuerdo vivo de una persona. Con ella el biografiado nunca muere.

“Hijas de Esparta”, de Claire Heywood

«… le gustaba sentarse en el regazo de su padre. Solía abrazarla, hacerla reír y contarle todo tipo de historias sobre lo que se cocía en palacio. Pero si su madre estaba también cerca… Helena nunca estaba cómoda con su madre cerca… () … había días en que se comportaba con frialdad y hostilidad…»

MaudyReseña escrita por Maudy Ventosa.

Claire Heywood, académica de historia antigua, acaba de publicar su primera novela, Hijas de Esparta, –Editorial Planeta–

Cubierta de: 'Hilas de Esparta'

Cubierta de: ‘Hijas de Esparta’

Experta en Civilización Clásica, se acerca a la obra de Homero, La Ilíada -considerada una de las creaciones literarias más importantes de la Antigua Grecia junto con la Odisea– con un planteamiento distinto al original poema épico. La guerra entre troyanos y una coalición de griegos aqueos sigue siendo la consecuencia del deshonor que sufre Menelao cuando su mujer, Helena, la joven más bella de Grecia, huye con el hermoso Paris, príncipe de Troya. Pero no es la furia del héroe Aquiles la que desata una carnicería que duraría diez años. Según la novela de Claire Heywood es, sobre todo, la ambición desmedida de Agamenón la que obliga a sus aliados a secundar un conflicto del que espera obtener más poder y, a la vez, lavar la ofensa sufrida por su hermano. Según esta historia, Helena no es raptada; cruza el mar Egeo por el amor que profesa a París y por la infelicidad derivada de su matrimonio con Menelao. Huye de su deber como esposa que debe parir un heredero y de su marido que yace con una esclava; traiciona a Esparta a la vez que condena a muerte a los troyanos, que acabarían derrotados y aniquilados… Presenta a una Helena infeliz, nunca querida por su madre; comportamiento que reproduce rechazando a su vez a su hija; no desea tener más descendientes, no quiere pasar otra vez por un parto doloroso que casi acaba con su vida. Huye porque quiere dejar de ser la Helena ramera, la Helena decepción, La Helena no deseada a convertirse en Helena la deseada, Helena la amada, en definitiva, en Helena de Troya. Sabe que su madre la odia y su esposo no la desea. Y su padre ha muerto. Nada la retiene en Esparta.

La Guerra de Troya, según los expertos, está datada hacia mediados del siglo XIII a. de C.; Hijas de Esparta comienza su historia a finales del mismo siglo para corresponderse con la cronología arqueológica y se ubica en la civilización micénica de la Edad de Bronce tardía, como explica la autora al final del libro. La Ilíada está poblada de héroes de la antigüedad –Aquiles, Héctor…-, de mitos, de súplicas y ofrendas a los dioses; la novela de Claire Heywood conserva los personajes y tradiciones, pero su objetivo es recrear la vida de las mujeres en aquella época, en concreto la de las hermanas Clitemnestra y Helena, hijas de Tíndaro, rey de Esparta y de la reina Leda. ¿O como se rumoreaba en Esparta era Helena hija de Zeus por sus cabellos de oro?

Estructurada en cuatro partes, los capítulos se suceden alternando la vida de las dos princesas desde la más tierna infancia. Están educadas en una ciega obediencia; primero al padre y más adelante al marido que ellas no eligen. Tienen que hacerlo sin protestar para honrar la voluntad del rey y saben que, cuando sean desposadas, tendrán que abandonar el hogar paterno, su familia, su tierra, sus paisajes… lo que les da seguridad. Habrán de convertirla modestia en un hábito y la obediencia en una rutina. Nunca volverán al hogar que conocen; están destinadas desde que nacieron. Vivirán solas en tierra extraña para siempre, con un marido al que ni conocen ni aman… las mujeres casadas de la nobleza no viajaban…

Pasarán sus días en la estancia de las mujeres, tejiendo con las esclavas, iluminadas por teas y lejos del sol para mantener la piel blanca… Las manos de una mujer nunca paraban quietas. Incluso las reinas debían devanar, tejer y coser. Pero era la reina quien devanaba las mejores lanas y quien tejía las prendas más importantes: los atuendos del rey.

Esta epopeya griega, compuesta en hexámetros dactílicos que consta de 24 cantos o rapsodias y que ha sido tema popular recurrente en literatura, teatro, cerámica… durante cientos de años, pasa a convertirse de la mano de Claire Heywooden una reimaginación del mito de la guerra de Troya reformulada a través de la realidad arqueológica, mezclada con la tradición mitológica, imaginando a la vez, una nueva historia que pueda dar respuesta a ambos marcos, según manifiesta su autora. Considera que ambas princesas han sido tratadas de manera injusta o inadecuada por la historia e intenta reivindicar su importancia.

Utiliza un lenguaje absolutamente coloquial que puede resultar un tanto chocante a los amantes de la literatura clásica; incluso puede conseguir que el mismo Homero se quede ojiplático cuando se dé cuenta de que se acabó lo que se daba…

PERSONAJES:

  • Helena, trabaja la lana en la rueca junto a las otras mujeres desde niña. Tiene una voz preciosa y cabellos de oro. Su padre hace correr la noticia de que es hija de Zeus… tal vez de esta manera se acallen otros rumores… Es desposada por Menelao -hermano de Agamenón; príncipe de Micenas, hijo de Atreo-; tienen una hija, Hermíone.
  • Clitemnestra, Nestra, fue su hermana Helena, dos años menor, quien le acortó el nombre. Tiene 11 años cuando está en edad de casarse. Es la heredera de Esparta y ha sido educada desde que nació con un fin: proteger su hogar y el linaje de su padre; asegurar el futuro de Esparta. Es inteligente, moderada y obediente. Eligen a Agamenón, recién coronado rey de Micenas; un gran líder y un hombre formidable que ansía el poder. Con él tiene tres hijas: Ifigenia -bondadosa y comprensiva-, Electra -de espíritu fuete y terca- y Crisótemis; y un hijo, Orestes, príncipe de Micenas…
  • Cástor y Pólux, los hermanos gemelos de Helena y Clitemnestra
  • Tíndaro, el padre. Rey de Esparta. Un buen hombre y un buen guerrero.
  • La reina Leda, la madre, hermosa y elegante. A veces fría y hostil. Conocida por su belleza y por su cabello negro como el carbón, igual que su padre, sus hermanos y Nestra
  • Paris, príncipe de Troya. Tiene unos ojos avellana con tonos dorados que hechizan, viste de manera extravagante con abundantes joyas de oro. Es un hombre muy bello y atrevido.
  • Teseo, de Atenas, viene de visita…
  • Tecla, es la nodriza.
  • Ágata, sirvienta y amiga de juegos en la infancia; también Adraste y Alcipe, dos nobles capturadas durante la campaña micénica y convertidas en sirvientas. Más adelante, será Ágata la encargada de amamantar a la hija de Helena, Hermíone; yace con Menelao y le da un hijo varón, Megapentes.
  • Odiseo, hijo de Laertes. Inteligente
  • Hector, hermano de Paris y heredero de Troya, casado con Andrómaca. Un gran héroe…
  • Egisto, cariñoso e inteligente, segundo marido de Clitemnestra y padre de Aletes.
  • Aquiles, otro gran héroe … y tantos más…

Sinopsis de la editorial.
Durante milenios, los hombres han relatado la historia de Helena de Troya, la mujer que originó una guerra entre imperios y dividió al mundo. Ahora ha llegado el momento de escuchar su propia versión de la historia.

Como princesas de Esparta, Helena y su hermana mayor, Clitemnestra, no han conocido más que lujo y abundancia. Sin embargo, todo privilegio conlleva un alto precio: siendoaún niñas, serán separadas y casadas con el rey de Micenas, Agamenón, y su hermano Menelao, para no volver a verse nunca más. Su deber es ahora dar a luz a herederos y ser las reinas sumisas que esperan sus maridos. Pero cuando el peso de la crueldad y ambición se vuelva insoportable, deberán luchar contra todo para forjarse una nueva vida y, al hacerlo, provocarán una transformación del mundo que durará tres mil años.
Hijas de Esparta es una fascinante recreación del mundo antiguo y de los orígenes de la guerra de Troya. Una emocionante historia que relata las vidas de dos de las mujeres más odiadas de la mitología.

Lee y disfruta de las primeras páginas de la novela.

La autora:Claire Heywood
Claire Heywood es una joven y reputada académica de historia antigua, graduada con honores en Civilización Clásica por la Universidad de Warwick. Su profundo conocimiento del mundo antiguo, junto por su fascinación por las voces olvidadas de las mujeres, la inspiró para contar esta versión de la leyenda de la guerra de Troya desde la perspectiva de dos personajes femeninos clave en la historia. Hijas de Esparta es su primera novela.

El libro:
Hijas de Esparta (título original: Daughters of Sparta, 2021) ha sido publicado por Editorial Planeta en su Colección Planeta Internacional. Traducción de Víctor Ruiz Aldana. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 432 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en inglés en el que Claire Heywood habla sobre las mujeres homéricas que inspiraron su novela Hijas de Esparta.

.
Para saber más:
https://www.facebook.com/claire.heywood.58
https://twitter.com/ClaireEHeywood

Deja un comentario

Archivado bajo Biografías, Historia, Literatura, Literatura, Narrativa, Por Maudy Ventosa

“El libro de las ciudades”, de Ana Rossetti

«Si no existiera Ana Rossetti, tendríamos que crearla»

Cubierta de 'El libro de las ciudades'

Cubierta de: ‘El libro de las ciudades’

Si, lo digo bien, pues a su amplia bibliografía de poesía y de narrativa ahora nos deleita con un libro poético y apasionante que explica, a la vez que alimenta, el conocimiento y la curiosidad sobre los cimientos de nuestra sociedad actual. Un conjunto de historias maravillosas en las que conoceremos el legendario origen de algunas de las grandes ciudades como Cartago, Atenas, Madrid, Medina Azahara y Varsovia.
En El libro de las ciudades, Ana Rossetti bebe de los mitos antiguos para dar vida a una galería de personajes clásicos que intervienen en la fundación de algunas ciudades, y lo hace con su habitual destreza al escribir, con gran ironía y un sentido reivindicativo que nos lleva a reflexionar sobre algunos de los grandes temas: el papel de las mujeres a lo largo de la Historia, las distintas formas de amor y sus consecuencias, el valor de la poesía, las migraciones o el tráfico de personas y animales.

Asistimos a la fundación de Cartago por la reina Dido o Elisa de Tiro en La ciudad en la piel y su fama se debe principalmente al relato incluido en la Eneida del poeta romano Virgilio donde se relata la ingeniosa argucia de delimitar una superficie mediante una cuerda formada por las tiras cortadas de una piel de toro.
En el siguiente capítulo La ciudad sin ciudadanas vamos a vivir la elección de un dios protector de la ciudad de Atenas, pues había dos posibles Poseidón y Atenea que estaban enemistados y discutieron porque ambos querían ser el patrón de la ciudad y estaban dispuestos a luchar por ello hasta que Zeus tuvo que intervenir y dejó que votara el pueblo. En ese momento se hizo necesario que los dioses ofrecieran algo a la ciudad. Poseidón golpeó el suelo con su tridente e hizo brotar una fuente, pero su agua era salada y por tanto no muy útil, mientras que Atenea ofreció el primer olivo. Los atenienses escogieron el olivo y con él a Atenea como patrona, pues el árbol daba madera, aceite y alimento.
El tercer capítulo está dedicado a la fundación de la ciudad de Madrid: La ciudad de los sin ciudad. La historia comienza con la abdicación de la reina Mantua I a favor de su hijo Bianor. Pero Bianor tuvo un sueño en el que se le auguraba fortuna si abandonaba el reino y partía a la tierra donde muere el sol. Tras el sueño, la reina Mantua le puso el prenombre de Ocno, “porque a través de los sueños conocerás el pasado y lo que está por venir”, anduvo durante años, viviendo mil y una aventuras, y una noche volvieron los sueños para indicarle que aquel lugar en el que se encontraba era el elegido para que fundase una nueva ciudad a la que dedicaría el resto de su vida. Una ciudad para aquellos que no tienen ciudad. Ana Rossetti nos cuenta la leyenda de a ciudad de Metragirta, que después se convirtió en Magerit. Ahora se llama Madrid, pero todavía sigue siendo a ciudad de todos.

Una de las ilustraciones de Valle Camacho

Una de las ilustraciones de Valle Camacho

La promesa de la hija del mar nos conduce a la historia de Wars y Sawa, a la historia de la ciudad de Varsovia. Wars, un humilde pescador sin muchos recursos y Sawa una sirena a la que un personaje sin escrúpulos había capturado con la intención de pasearla de feria en feria para hacerse rico y que la tenía prisionera en un tonel. Wars la liberó y la devolvió al mar. Sawa en agradecimiento le prometió que siempre que la necesitara acudiría en su ayuda, como así ocurrió pues fue fiel a su promesa. Por eso el recuerdo de la promesa de la hija del mar permanece en Varsovia donde se puede ver una escultura de una valerosa sirena provista de espada y escudo.
El último capítulo Rossetti lo dedica a la ciudad de Medina Azahara, la ciudad que en otro tiempo llamaron La Resplandeciente, que fue arrasada, expoliada, olvidada, pero no por ello perdió su belleza. P>ero si nos trasladamos muchos siglos atrás, llegamos a un reino gobernado por un emir cuya infancia había trascurrido entre el estudio, la poesía y la música, y que cuando creció llenó su corte de sabios, de poetas y cantores y en su grandiosa biblioteca se guardaban numerosos volúmenes traídos de todos los rincones del mundo: la Biblioteca Áulica. Conoceremos el taller del Arte de la Bella Escritura, y a una bella escriba que yo –en mi pobre saber– identifico, por la época con la famosa Lubna de Córdoba; y se hablará de Rumaykiyya, una notable poetisa de entre todas aquellas que en el al-Ándalus alcanzaron la gloria; y que tanto a Al Mutabit como a Adberramán se les concedió el honor de ser poetas y de estaar enamorados.

Un libro poético, divertido y apasionante que explica, a la vez que alimenta, el conocimiento y la curiosidad sobre los cimientos de nuestra sociedad actual.

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

Ana Rossetti en la Feria del Libro de Madrid 2021

Ana Rossetti en la Feria del Libro de Madrid 2021

La autora:
Ana María Bueno de la Peña, más conocida como Ana Rossetti (San Fernando, Cádiz, 1950), ha creado una obra rica en registros y géneros. Su obra es una mezcla de erotismo, esteticismo y culturalismo. Aunque es muy conocida por su obra poética, también ha escrito textos teatrales, un libreto para ópera (en torno a la figura de Oscar Wilde, estrenada en la Sala Olimpia de Madrid en 1993 y con música de Manuel Balboa), novela, libros para niños y relatos. Esta poetisa gaditana, que revolucionó el panorama literario en la España de los años 80, se encuentra por derecho propio entre los mejores poetas españoles de la poesía española contemporánea, obteniendo numerosos reconocimientos: en poesía, el premio Gules por Los devaneos de Erato, el premio internacional Rey Juan Carlos I por Devocionario y el premio de El Público por Deudas contraídas. En Siruela ha publicado Una mano de santos.

El libro:
El libro de las ciudades ha sido publicado por Ediciones Siruela en su Colección Las Tres Edades, 312. Ilustraciones de Valle Camacho. Encuadernado en tapa dura, tiene 194 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

En una entrevista que se publicó en el periódico El País, se le pregunta a Ana Rossetti: De las ciudades reales que usted conoce, ¿cuál es la más mítica y por qué?
La respuesta me encanta –¡Cuánto conocimiento!– y estoy seguro que daría para otro libro.
A.R. “Yo nací en Erytheia, una isla de lo que fuera el archipiélago de las Gadeiras. Allí vivió Gerión y sucedió el décimo trabajo de Hércules; y Argantonio, el último rey tarteso y las sacerdotisas de la diosa Astarté… y bueno, en tres mil años ha dado tiempo para que pasara de todo.”

.
Para saber más:

Ana Rossetti en Wikipedia.

Deja un comentario

Archivado bajo Biografías, Curiosidades, Ensayo - Crítica literaria, Historia, Literatura, Literatura, Narrativa