Archivo de la etiqueta: Editorial Siruela

“Nuestros antepasados” (trilogía), por Italo Calvino

«El vizconde demediado, El barón rampante

y El caballero inexistente»
.

Cubierta de 'Nuestros antepasados'

Cubierta de: ‘Nuestros antepasados’

«Recojo en este volumen tres historias que escribí en la década de los cincuenta a los sesenta y que tienen en común el hecho de ser inverosímiles y de ocurrir en épocas remotas y en países imaginarios. Dadas estas características comunes, y a pesar de otras características no homogéneas, se piensa que constituyen lo que se suele llamar un “ciclo”, mejor dicho, un “ciclo cerrado” (es decir, acabado, en cuanto no tengo intención de escribir otras). Es una buena ocasión que se me presenta para volverlas a leer e intentar responder a preguntas que hasta ahora había eludido cada vez que me las había planteado: ¿por qué he escrito estas historias? ¿qué quería decir? ¿qué he dicho en realidad? ¿qué sentido tiene este tipo de narrativa en el marco de la literatura actual? […]

He querido hacer una trilogía de experiencias sobre cómo realizarse en cuanto seres humanos: en El caballero inexistente la conquista del ser, en El vizconde demediado la aspiración a sentirse completo por encima de las mutilaciones impuestas por la sociedad, en El barón rampante un camino hacia una plenitud no individualista alcanzable a través de la fidelidad a una autodeterminación individual: tres grados de acercamiento a la libertad. Y al mismo tiempo he querido que fueran tres historias “abiertas”, como suele decirse, que, sobre todo, se tengan de pie como historias, por la lógica del sucederse de sus imágenes, pero que comiencen su verdadera vida en el imprevisible juego de preguntas y respuestas suscitadas en el lector. Quisiera que pudieran ser vistas como un árbol genealógico de los antepasados del hombre contemporáneo, en el que cada rostro oculta algún rasgo de las personas que están a nuestro alrededor, de vosotros, de mí mismo.»
Italo Calvino, junio 1960

El vizconde demediado.
El vizconde demediado
 es la primera incursión de Italo Calvino en lo fabuloso y lo fantástico. Cuenta Calvino la historia del vizconde de Terralba, quien fue partido en dos por un cañonazo de los turcos y cuyas dos mitades continuaron viviendo por separado. Símbolo de la condición humana dividida, medardo de Terralba sale a caminar por sus tierras. A su paso, las peras que colgaban de los árboles aparecen todas partidas por la mitad. «Cada encuentro de dos seres en el mundo es un desgarrarse», le dice la mitad mala del vizconde a la mujer de quien se ha enamorado. Pero ¿es seguro que se trate de la mitad mala? Esta magnífica fábula plantea la búsqueda del ser humano en su totalidad, quien suele estar hecho de algo más que de la suma de sus mitades.

El barón rampante.
Cuando tenía doce años, Cosimo Piovasco, barón de Rondò, en un gesto de rebelión contra la rígida disciplina familiar, se encaramó a una encina del jardín de la casa paterna. Ese mismo día, el 15 de junio de 1767, conoció a la hija de los marqueses de Ondarivia y le anunció su propósito de no bajar nunca de los árboles. Desde entonces y hasta el final de su vida, Cosimo permanece fiel a un principio que él mismo se ha impuesto. La acción transcurre en las postrimerías del siglo XVIII y en los albores del XIX: Cosimo participa tanto en la Revolución francesa como en las invasiones napoleónicas, pero sin abandonar nunca esa distancia necesaria que le permite estar dentro y fuera de las cosas al mismo tiempo. En esta espléndida obra, auténtica novela de aventuras rebosante de humorismo poético y fantástico, Calvino se enfrenta con el que, según él mismo declaró, es su verdadero tema narrativo: «Una persona se fija voluntariamente una difícil regla y la sigue hasta sus últimas consecuencias, ya que sin ella no sería él mismo ni para sí ni para los otros».

El caballero inexistente.
La voz del caballero Agilulfo llegaba metálica desde dentro del yelmo cerrado, como si no fuera una garganta sino la propia chapa de la armadura la que vibrase. Y es que, en efecto, la armadura estaba hueca, Agilulfo no existía. Solo a costa de fuerza de voluntad, de convicción, había logrado forjarse una identidad para combatir contra los infieles en el ejército de Carlomagno. Agilulfo puso todas sus fuerzas en un orden deseado y lo hizo con tal sentido de la exactitud que consiguió robar el corazón a la altiva amazona Bradamante. En esta novela de aventuras –teñida de un delicioso sentido del humor–, que es a la vez una poética fábula sobre la identidad, sobre la diferencia entre ser y creer que se es, Calvino se pregunta la razón por la que un hombre es amado, por la que otro desea vengarse, por la que un tercero se considera hijo, amante, amigo o caballero. La respuesta se encuentra tal vez en la pregunta misma, en su melancolía y su extrañeza.

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

Italo Calvino

Italo Calvino

El autor:
Italo Calvino nació en 1923 en Santiago de las Vegas (Cuba). A los dos años la familia regresó a Italia para instalarse en San Remo (Liguria). Publicó su primera novela animado por Cesare Pavese, quien le introdujo en la prestigiosa editorial Einaudi. Allí desempeñaría una importante labor como editor. De 1967 a 1980 vivió en París. Murió en 1985 en Siena, cerca de su casa de vacaciones, mientras escribía Seis propuestas para el próximo milenio.
Con la lúcida mirada que le convirtió en uno de los escritores más destacados del siglo XX, Calvino indaga en el presente a través de sus propias experiencias en la Resistencia, en la posguerra o desde una observación incisiva del mundo contemporáneo; trata el pasado como una genealogía fabulada del hombre actual y convierte en espacios narrativos la literatura, la ciencia y la utopía. Falleció en Siena, Italia en 1985.

El libro:
Nuestros antepasados (título original: I nostri antenati, 1952/1959) ha sido publicado por Editorial Siruela en su Colección Biblioteca Italo Calvino 15. Traducido por Esther Benítez. Editor literario María J. Calvo Montoro. Encuadernado en rústica, tiene 456 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo con una entrevista a Italo Calvino, 1974 (Subtítulos en español).

.
Para saber más:
http://www.italocalvino.it/

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa

“Don Andrés el guapo”, por Domingo Villar

MaudyReseña escrita por Maudy Ventosa.

Tuve la suerte y el inmenso placer de participar, de nuevo, en el último de los diálogos literarios organizados por Ámbito Cultural –El Corte Inglés-, que conduce con maestría el escritor Rafael Caucedo. El invitado era Domingo Villar, y aunque ya había estado con él en dos ocasiones en la Editorial Siruela –que publica sus libros- no me resistí a disfrutar de una tarde interesante charlando sobre El último barco, su último libro y cuya reseña ya escribí en su momento y se publicó en laslecturasdeguillermo.

Como me imaginaba, Domingo no defraudó al numeroso grupo de personas que participaba en la reunión.  Hablamos del veterano inspector de policía de Vigo, Leo Caldas, que él imagina como una persona que pasa desapercibida cuando entra en un bar; de la Galicia brumosa llena de cuentos e historias, una tierra que festeja la vida en la mesa, con vino cosechado con amor; de la soledad de los que están acompañados y de los que no lo están; de la relación entre padres e hijos; de las personas que hacen las cosas con pausa; de no sentirse satisfecho cuando escribe hasta que la narración no tiene el ritmo de las olas del mar… del respeto al lector para que entre con facilidad en la historia… del valor del trabajo y del amor por el oficio…

Ha tardado muchos años en publicar este libro, pero se ha dado cuenta de que sus lectores no le habíamos olvidado, y estamos deseando que llegue otro nuevo… mientras tanto, el continúa trabajando y nunca abandona una pequeña libreta donde va recogiendo ideas, apuntes… su fiel compañera.

Nos contaba que también escribe pequeños relatos que “escenifica” junto a dos amigos. Uno de ellos toca el piano, el otro hace dibujos, y el lee… Nos regaló la historia de “Don Andrés el guapo”. Le pedí permiso para compartirlo. Espero que lo disfrutéis tanto como yo.

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Por Maudy Ventosa