Archivo de la etiqueta: Editorial Debate

«Otros mundos. Viaje por los ecosistemas extintos de la Tierra», de Thomas Halliday

«Un apasionante viaje a los albores de la Tierra y un valioso testimonio de cómo la vida se impone incansablemente a la extinción.»

.

Cubierta de 'Otros mundos'

Cubierta de: ‘Otros mundos’

¿Cómo era nuestro planeta hace cientos de millones de años? ¿Cómo se recuperó la vida en la Tierra tras las extinciones más devastadoras? El pasado deja huellas, y Thomas Halliday, joven investigador multipremiado, ha utilizado la ciencia de vanguardia para descifrarlas de forma más completa que nunca. Con mirada lúcida y poética, lee las huellas en la arena helada para llevarnos en un increíble viaje en el tiempo por unos mundos al mismo tiempo fabulosos y familiares.
Otros mundos devuelve a la vida dieciséis ecosistemas de un pasado inimaginablemente remoto y nos muestra continentes en movimiento, arrecifes de cristal, hongos de tres metros de altura, pingüinos gigantes, reptiles emplumados y muchas otras criaturas asombrosas de un atractivo casi mitológico. A medida que viajamos hacia atrás en el tiempo, redescubrimos nuestro propio hogar de formas irreconocibles, y nos sobrecogen los ecosistemas que se transforman y los devastadores escenarios que han causado el fin de incontables especies.

No obstante, por fortuna, la vida siempre ha terminado imponiéndose… por ahora. Este maravilloso libro es también una advertencia del inquietante futuro que afronta nuestro planeta.

En la introducción, Thomas Halliday lo deja muy claro “Los mundos del pasado pueden parecer a veces inimaginablemente lejanos. Esos mundos, esas otras tierras, no se pueden visitar; al menos no en un sentido físico. No es posible visitar los entornos en los que se movieron los titánicos dinosaurios, ni pisar sus suelos, ni nadar en sus aguas. La única forma de conocerlos es a través de las rocas, de las huellas dejadas en arenas heladas, e imaginando una Tierra ya desaparecida”.

Otros mundos es una exploración de nuestro planeta tal y como era en otros tiempos, de los cambios que acaecieron a lo largo de su historia y de las formas de adaptarse que la vida encontró (o no). En cada capítulo se visita, guiados por el registro fósil, un lugar distinto del pasado geológico para observar las plantas y los animales que allí hubo, y nos adentraremos en el ambiente para aprender lo que podamos sobre nuestro mundo a partir de aquellos ecosistemas extintos. De la mano del autor visitamos escenarios pretéritos con la mentalidad de un viajero como si fuera un safari.
En el libro se ha dedicado un espacio aparte a cada época geológica hasta la última de las «cinco grandes extinciones masivas», hace sesenta y seis millones de años, que juntas constituyen el Cenozoico, nuestra era; y para antes de esa extinción masiva, el autor ha elegido un yacimiento por cada periodo geológico y algunos lugares por su notable biología o por su inusual entorno por lo que el libro nos ofrece una visión inusitadamente clara de como era e interactuaba la vida en el pasado.

Y como de muestra vale un botón he elegido el periodo Cretácico,  hace 125 millones de años y el lugar es Yixian, Liaonin (China).
El crujido de unas ramas y el ruido que estas hacen al rozar la piel delatan el movimiento de un grupo de gigantescos titanosaurios que huye. A su sísmico paso, la manada crea claros por aplastamiento, abriendo así espacios en los que pueden prosperar helechos, esbeltas colas de caballo y otras plantas jóvenes. Las vistas que ofrece Cretácico son las de la antigua Tierra, la del apogeo de los dinosaurios no aviares. Estas criaturas son, sin duda, las más grandes que existen, y los saurópodos de más de diecisiete metros de altura que merodean las orillas del lago Sihetun, una de las mayores bestias que jamás han pisado la tierra: los titanosaurios Dongbeititan. Por primera vez se diversifican las plantas florales.

El último capítulo del libro es muy interesante, se titula Un pueblo llamado Esperanza —hace referencia a una base argentina permanente en la Antártida, realmente es casi un pueblo— donde el autor escribe “que los mundos de antaño sean extraños y bellos es una lección sobre la adaptabilidad de la vida. Sin embargo, hay una segunda lección que enseñan las rocas: la transitoriedad de nuestro mundo”. Más adelante nos confirma, “Solo si modificamos nuestros hábitos y nos esforzamos por vivir de forma menos explotadora, podremos evitar que los cambios en el medio ambiente aboquen a una catástrofe sin parangón, a otra Gran Mortandad. El planeta no puede proporcionar los recursos necesarios para un estilo de vida tan despilfarrador como el que ahora disfrutan las naciones económicamente desarrolladas…”
Este libro lo debería leer mucha gente que normalmente no lee este tipo de libros, es una pena.

Lee y disfruta de un fragmento de libro.

El autor:Thomas Halliday
Thomas Halliday (Edimburgo, 1989) es un paleobiólogo e investigador asociado en el Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Birmingham. Su trabajo se centra en el estudio de los patrones ecológicos y evolutivos de la Tierra, donde combina perspectivas de la biología moderna y la paleontología tradicional. Ha recibido múltiples premios: en 2018 ganó el concurso de escritura Hugh Miller, y ha sido galardonado con la prestigiosa Medalla John C. Marsden a la mejor tesis doctoral en ciencias biológicas de todo Reino Unido. Halliday ha sido entrevistado en cadenas como la Radio 4 de la BBC y habitualmente da charlas sobre ciencia para el público general. Se crio en Rannoch, en las Highlands escocesas. Actualmente vive en Londres con su familia.

El libro:
Otros mundos. Viaje por los ecosistemas extintos de la Tierra (título original: Otherlands. A World in the Making, 2022) ha sido publicado por la Editorial Debate en su Colección Historia. Traducción de Joaquín Chamorro Mielke. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 412 páginas.

Como complemento pongo un vídeo en inglés con subtítulos en español en el que Thomas Halliday nos habla de su libro Otherlands. A World in the Making.

.
Para saber más:
https://twitter.com/TJDHalliday

Deja un comentario

Archivado bajo Ciencia y tecnología, Curiosidades, Ensayo - Crítica literaria, Historia, Literatura, Literatura, Narrativa

«La orden. Una historia global del poder de los masones», de John Dickie

«’La Orden’ de John Dickie es una fascinante exploración de la hermandad secreta más famosa e incomprendida del mundo cuya influencia fue clave en la forja de la sociedad moderna y que perdura en la actualidad.»

.

Cubierta de 'La orden'

Cubierta de: ‘La orden’

Pocas organizaciones secretas han generado una leyenda tan negra a su alrededor como la masonería. Corren todo tipo de rumores sobre lo que ocurre en sus reuniones y se han elaborado cientos de teorías conspiranoicas sobre las supuestas verdades que sus miembros ocultan. Sin embargo, el grueso de la información que circula por la calle no responde más que a un afán de ver misterios donde no los hay. Eso es lo que demuestra John Dickie en el que podemos considerar el libro definitivo sobre la masonería.
El máximo experto en mafias de la literatura contemporánea (Cosa Nostra e Historia de la mafia, ambos en Debate) vuelve a adentrarse en una organización secreta para revelar su funcionamiento.

Logia

Interior típico de una logia. Fue durante el reinado de Jacobo VI cuando las humildes logias de los mamposteros se convirtieron por primera vez en templos de memoria, donde los rituales eran representados con símbolos en un suelo ajedrezado. Esta logia en particular fue inaugurada en 1948 y nombrada en honor a Franklin Delano Roosevelt.

La masonería es un movimiento secreto –y poderoso– basado en la filantropía, la fraternidad y la espiritualidad. Entre sus normas destaca la de no admitir a nadie que quiera ser miembro para mejorar sus perspectivas profesionales u obtener ventajas de carácter personal. Así pues, la francmasonería siempre ha sido –y sigue siendo– una organización que hermana a hombres –las mujeres han tenido históricamente vetada su admisión– sin importar ni su credo ni su ideología ni su posición social.
Aunque se ha repetido hasta la saciedad que los francmasones son los herederos de los constructores del Templo de Salomón, lo cierto es que sus orígenes se remontan a la Gran Bretaña del siglo XVIII. De ahí provienen las primeras asociaciones –en aquel momento, de arquitectos, mamposteros y, en general, profesionales de la construcción– de las que tenemos noticias. En apenas un siglo, las logias se expandieron por toda Europa, Norteamérica y, gracias al Imperio Británico, resto del mundo.

Los motivos de su éxito fueron el consenso entre sus integrantes de cumplir fraternalmente una serie de normas de convivencia, de otorgar libertad religiosa a todos sus miembros y de fomentar el interés por la ciencia, la razón y la historia. Pero otra de las normas por las que se han regido los integrantes de las logias ha sido la de la confidencialidad. Y ese secretismo es el germen de las teorías conspiranoicas que han surgido a su alrededor.

La lista de personalidades históricas que han pertenecido a las lógicas masónicas es impresionante: desde fundadores de naciones (Garibaldi, Bolívar, Washington) hasta escritores (Burns, Conan Doyle, Goethe), pasando por compositores (Mozart), deportistas (Shaquille O’Neal), cantantes (Nat King Cole), empresarios (Henry Ford) y muchas profesiones más. Además, los francmasones han destacado en los ámbitos más diversos: Davy Crockett, Oscar Wilde, Walt Disney, Winston Churchill, Buzz Aldrin, ‘Buffalo Bill’ Cody, Roy Rogers, Duke Ellington, etc.
Los masones siguen activos en la actualidad. Pese a los intentos de la Iglesia católica por erradicarlos y de los fascismos del siglo XX por, directamente, aniquilarlos –algo que Franco llevó a cabo con un empeño inédito en toda la Historia de la Masonería–, sus miembros han conseguido que la organización sobreviva. En la actualidad, se calcula que hay más de seis millones en todo el mundo. La cifra puede resultar sorprendente, pero lo cierto es que es una cantidad muy pequeña comparada con la de otras épocas.

Pero ahora hagamos un poco de historia.
Origen mitológico: Entre las muchas leyenda que corren en torno a la masonería, destaca la que asegura que personajes bíblicos como Hermes Trimegisto (primer arquitecto) y Hiram Abif (jefe de obras durante la construcción del Templo de Salomón), así como el griego Euclides (impulsor de la geometría), formaron parte de las logias originarias. También hay quien afirma que las primeras hermandades se formaron en el seno de los gremios de mamposteros de la Edad Media. Para justificar esta idea, se señala que los símbolos más importantes de la masonería los mandiles, las columnas, las escuadras y las palas– coinciden con las herramientas de trabajo de los artesanos medievales.

Orígenes reales: El primer germen de lo que hoy llamamos masonería lo encontramos en la corte renacentista de Edimburgo. A principios del siglo XVII, los reformistas protestantes prohibieron la construcción de catedrales, monasterios e iglesias, provocando una crisis laboral sin precedentes entre los mamposteros. Por suerte, el rey de Escocia ordenó al maestro de obras William Schaw que construyera, restaurara y mantuviera todos los edificios del territorio, convirtiéndolo no sólo en el gran arquitecto del país, sino también en la persona que habría de unir a todos los mamposteros y convencerlos de que su trabajo podía ser tan artístico como el que realizaban los grandes pintores italianos. Este, y no otro, fue el origen de lo que hoy llamamos masonería y William Schaw fue su primer gran maestre.

En el libro también vamos a encontrar capítulos dedicados a La Inquisición y la Masonería; al nacimiento de la francmasonería moderna; la masonería en Francia, la Napolitana y en Estados Unidos, y un capítulo muy interesante titulado La masonería durante el fascismo en el que se habla de  Francisco Franco quien culpabilizó, persiguió y exterminó a los masones con más saña. Aunque no existen datos concretos, se sabe que inició una campaña de asesinatos masivos de los mismos. Algunos historiadores aseguran que Franco solicitó la admisión en una logia hasta en dos ocasiones y que fue el rechazo a su solicitud lo que generó en él un odio irracional hacia los masones. Se da la paradoja de que su hermano Ramón sí perteneció a la masonería como consta en el Archivo General de la Guerra Civil Española, en Salamanca, con el número de expediente –7.266–. En el Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca se encuentra un espacio dedicado a la Masonería así como la recreación de una Logia.

El libro incorpora fotografías en blanco y negro y color, y más de sesenta páginas de bibliografía, además de un útil Índice Analítico.

Lee y disfruta de un fragmento del libro.

El autor:John Dickie
John Dickie es historiador y periodista. En la actualidad, es profesor titular de Estudios Italianos en el University College de Londres, y autor de numerosos libros y artículos sobre Italia y los italianos. Con la publicación de Cosa Nostra (Debate, 2008) demostró ser uno de los mayores expertos mundiales sobre historia de la mafia italiana. También es autor de Delizia (Debate, 2014), un delicioso repaso a la historia de la comida italiana, e Historia de la mafia (Debate, 2015).

El libro:
La orden. Una historia global del poder de los masones (título original: The craft: How the Freemasons Made the Modern World, 2020) ha sido publicado por la Editorial Debate en su Colección Historia. Traducción de Efrén Del Valle Peñamil. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 492 páginas.

Como complemento pongo un vídeo en inglés con subtítulos en español de la Sociedad Masónica Rubicon, la Logia de Investigación William O. Ware y la Logia No. 1 de Lexington en el que entrevistan a John Dickie por su libro The craft: How the Freemasons Made the Modern World.

.
Para saber más:
https://twitter.com/JohnDickie1
https://www.facebook.com/John-Dickie-103240964767627

Deja un comentario

Archivado bajo Biografías, Efemérides, Ensayo - Crítica literaria, Historia, Literatura, Literatura, Narrativa