Archivo de la etiqueta: Penguin Clásicos

“Una fiebre de ti mismo. Poesía del romanticismo inglés”, de Wordsworth, Coleridge, Lord Byron, Shelley y Keats. (Edición bilíngüe)

Edición y traducción de Gonzalo Torné

«El soplo de la más humilde de las flores puede ofrecer pensamientos que a menudo encuentro demasiado profundos para desgarrarlos.» [William Wordsworth].

Cubierta de Una fiebre de ti mismo

Cubierta de: ‘Una fiebre de ti mismo’

Inglaterra es, junto con Alemania, la cuna del Romanticismo. Con una fuerte tradición prerromántica, la literatura inglesa de la primera mitad del siglo XIX se caracteriza por sus grandes poetas, el desarrollo de la novela histórica y el inicio de la novela gótica o de terror. En el siglo XVIII varios literatos anticipan el romanticismo. James Thomson muestra en su lírica el paisaje como reflejo de las emociones del poeta. Edward Young escribe Pensamientos nocturnos, un poema que introduce el típico ambiente nocturno y terrorífico característico de muchas de las obras románticas. Thomas Gray, en su Elegía escrita en un cementerio de aldea localiza en un camposanto el asunto de esta poesía que tanto influirá en la ambientación de esta literatura. Sin embargo, la gran figura que anuncia el estilo fue William Blake, pintor y poeta de un simbolismo muy personal y creador de imágenes oníricas de resonancias bíblicas que preludian las inquietudes de románticos posteriores.
Sin embargo, el inicio del romanticismo inglés puede fecharse en 1798, año de la publicación anónima de Baladas líricas, con otros pocos poemas, en realidad escrito por William Wordsworth y Samuel Taylor Coleridge. Cuatro de las composiciones del tomo son de Coleridge, mientras que las diecinueve restantes son de WordsworthEn él se utilizaba por primera vez un lenguaje común para la expresión poética y se daba cuenta de la belleza de la naturaleza como evasión del mundo burgués e industrializado. Esta obra se considera el arranque de la literatura romántica anglosajona.

William Wordsworth

William Wordsworth

Wiliam Wordsworth (1770-1850) cree que ni hay un lenguaje especial para la poesía, ni asuntos que para ella estén reservados. Se puede hablar en verso de todo lo que forma parte de la conversación, empleando el mismo lenguaje que el coloquial. Acostumbrado a vivir y a componer sus versos en plena naturaleza, no en su gabinete de estudio, transmite en su poesía un profundo sentimiento hacia ella. Empezó su vida bajo la influencia y los entusiasmos juveniles de la Revolución francesa, pero la nueva tiranía y los horrores de la revolución fueron desengañándole, hasta convertirse en un conservador por convencimiento, que no desea más revolución ni más reforma que la poética por él representada: cultura, amor a la naturaleza y a lo humilde.
Tras viajar por Francia y Alemania, se instala definitivamente en el Lake Discrict de Inglaterra, en el distrito o comarca de los lagos, donde murió. Esta región dio el nombre a los llamados poetas lakistas, que compusieron entre 1798 y 1815 los primeros poemas de tendencia claramente romántica. Considerados parte del movimiento romántico, ni siguieron ninguna escuela de pensamiento o práctica literaria conocida por entonces. Formaron este grupo, junto a William Wordsworth (1770-1850), Samuel Taylor Coleridge (1770-1834) y Robert Southey (1774-1843). Otros poetas y escritores visitaron la región de los lagos entre ellos están Percy Bysshe Shelley (1792-1822), Sir Walter Scott (1771-1832),  Nathaniel Hawthorne (184-1865), John Keats (1795-1812).

Samuel Taylor Coleridge

Samuel Taylor Coleridge

Samuel Taylor Coleridge (1772-1834), poeta, crítico y filósofo inglés. Sus obras más conocidas son Lyrical Ballads (1798), con su famosa La canción del anciano marinero y Kubla Khan, o una visión en un sueño (1816), ambientada  en un oriente antiguo y lleno de ritos mágicos. El mérito de Coleridge como poeta radica en haber rechazado los lugares comunes y la literatura artificial de su tiempo, haber consultado la naturaleza, y llamado la atención sobre la Edad Media. Si Wordsworth se inspira en las cosas sencillas de la vida cotidiana, Coleridge recurre al pasado como un tiempo misterioso y fantástico.
El Romanticismo inglés alcanza su máximo esplendor con Lord Byron, Shelley y Keats, conocidos como los poetas «satánicos», por su rebeldía y su inadaptación a la sociedad de la época.

Lord Byron

Lord Byron

Lord Byron (1788-1824) es uno de los ejemplos de una personalidad en lucha trágica contra la sociedad. Fue el prototipo del poeta romántico y fue tenido en vida por el primero de los poetas de su tiempo, pasando a ser considerado más tarde como de segundo orden, mientras Shelley y Keats, que él oscurecía, ganaban cada día más en la estimación de la crítica. Se le discuten la imaginación y el sentimiento, pero no su regia ironía. Así como Byron fue lo que podría llamarse un poeta popular, al alcance de todos los lectores, no lo fueron ni Shelley ni Keats, pero sobre todo Keats.

Percy Bysshe Shelley

Percy Bysshe Shelley

Percy Bysshe Shelley (1792-1822), amigo y compañero de viajes de Lord Byron, que ponía la poesía al servicio de sus ideas demoledoras de la sociedad en que vivía. Los que le conocían lo describen como un alma candorosa, un hombre noble, lleno de encanto personal, un idealista soñador que no predicaba por odio alguno. Pudo hacer y pensar lo que quiso gracias a una pensión paterna.
Al poeta excepcional es al que rinde hoy fervoroso homenaje la crítica, y menos a lo que pensara, creyera o se figurara creer. En su obra plasmó un gran idealismo, matizado por una profunda melancolía.  Entre sus obras más famosas se encuentran, Oda al viento del Oeste A una alondrapoemas líricos que destacan por su musicalidad y abundantes metáforas; y por primera vez en castellano su obra maestra, El triunfo de la vidaA Byron lo entiende todos, mientras que a Shelley serán siempre muchos los que no puedan seguirle sin perderse.

John Keats

John Keats

John Keats (1795-1821), uno de los principales poetas británicos del romanticismo, murió a los veinticinco años de edad, habiendo sido objeto de burlas y desprecios por una parte de sus contemporáneos, para quedar luego clasificado entre los inmortales de todos los países. Lo que dejó escrito ha formado escuela de mayor importancia que las de sus contemporáneos. Su fama se debe a sus poemas breves, recogidos en sus OdasOda al ruiseñor (1819), Oda a la melancolía (1819), Oda a la indolencia (1819). La poesía de Keats es, por encima de la de los demás románticos, una respuesta a las impresiones sensoriales desprovista de toda filosofía moral o social.

Wordsworth, Coleridge, Lord Byron, Shelley y Keats constituyen una secuencia que bajo el nombre de poesía romántica inglesa puede citarse al lado del teatro griego o de la novela rusa como una de las cimas indiscutibles del espíritu humano, y del que ningún lector inquieto debería privarse.
Escritos en la encrucijada de un absolutismo que se resiste a desvanecerse y una revolución liberal que no termina de cuajar, y con un ánimo incapaz de confiar en promesas divinas pero que no puede dejar de ver un halo de trascendencia en la naturaleza, estos poemas son ejemplos de tensión humana y de indagación expresiva.

Gonzalo Torné

Gonzalo Torné

El editor:
Gonzalo Torné (Barcelona, 1976) empieza  a escribir sobre los 20 años, sobre todo ensayos y textos en catalán. En 2001 recibe el  Premio Ramón Llull de Ensayo Filosófico reconociendo la labor realizada hasta ese momento. Desde el año 2002, ejerce como asesor literario  para algunas de las editoriales más importantes de país, como Anagrama, Salamandra y Paidós entre muchas otras. Ha compaginado su labor como técnico editorial con la redacción de su primera novela que ve la luz en 2008. Lo inhóspito estuvo entre las obras aspirantes al Premio Nacional de Narrativa del 2008 y también el mismo año fue nominada al Premi Llibreter. Compuesta por cinco relatos diferenciados, dicha obra nos acerca a la concepción vital de las cinco personas protagonistas, entre las que se encuentra el filósofo Kant.  En el texto se entremezclan, influenciadas siempre por el estilo filosófico, las referencias a la muerte, la vida, el amor y la existencia. En 2010 logró el Premio Jaén de Novela por Hilos de sangreTambién es autor de las novelas Divorcio en el aire (2013) y Años felices (2017). Sus obras se han traducido al inglés, francés, italiano, alemán, holandés, portugués y catalán.

El libro:
Una fiebre de ti mismo. Poesía del romanticismo inglés ha sido publicado por la Editorial Penguin clásicos. Traducción del inglés de Gonzalo Torné de la Guardia. Encuadernado en rústica, tiene 371 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un audio titulado Poetas románticos ingleses, la segunda generación: Shelley, Keats y Byron, grabado por Didac Llorens Cubedo, profesor Filología Inglesa (UNED) e Isabel Baeza Fernández para UNED Radio.

Para saber más:
Literatura del romanticismo en Inglaterra.

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura. Poesía

“Las aventuras de Sherlock Holmes”, de Arthur Conan Doyle

«Edición conmemorativa de los 125 años de la primera publicación, con las ilustraciones originales de Sidney Paget.»

«No se fíe nunca de las impresiones generales, amigo mío, y concéntrese en los detalles.»

.

Cubierta de Las aventuras de Sherlock Holmes

Cubierta de: ‘Las aventuras de Sherlock Holmes’

Las aventuras de Sherlock Holmes es una colección de doce cuentos escritos por Arthur Conan Doyle, en los que el personaje principal es el detective de ficción Sherlock Holmes. Se publicaron por primera vez el 14 de octubre de 1892; las historias se habían publicado individualmente en The Strand Magazine entre junio de 1891 y julio de 1892. En el libro no se presentan las historias en orden cronológico y los únicos personajes que se repiten en todos los cuentos son Holmes y el doctor Watson. Son narrados en primera persona desde el punto de vista de Watson.
Las historias tuvieron buena recepción y causaron que las suscripciones a The Strand Magazine aumentaran, incitando a Doyle a exigir más dinero por su siguiente colección de historias. La primera, Escándalo en Bohemia, incluye el personaje de Irene Adler, quien, a pesar de estar presente solamente en este cuento, es uno de los personajes destacado en las adaptaciones modernas de Sherlock Holmes, usualmente como el interés amoroso del detective. Doyle incluyó cuatro de los doce cuentos de esta colección entre sus doce historias favoritas de Sherlock Holmes, escogiendo La banda de lunares como su favorito entre todos.

Dibujo de Sherlock Holmes realizado por Sidney Paget para «El hombre del labio torcido».

El dibujo de Sherlock Holmes que aparece en la cubierta del libro lo realizó Sidney Paget para «El hombre del labio torcido».

A principios de 1891, Herbert Greenhough Smith, el primer editor de The Strand Magazine, recibió dos propuestas de Doyle para la recién creada revista. Más adelante describió su reacción: «Inmediatamente me di cuenta de que era el más grande cuentista desde Edgar Allan Poe».​ La primera de ellas, Escándalo en Bohemia, se publicó en las últimas páginas de la revista en julio de 1891. Las cuentos resultaron populares y ayudaron a aumentar la circulación de la revista,​ Doyle recibió 30 guineas por cada cuento de un pedido inicial de doce.​ Estos relatos fueron publicados mensualmente de julio de 1891 a junio de 1892,​ posteriormente, fueron reunidos en un libro titulado Las aventuras de Sherlock Holmes y publicados el 14 de octubre de 1892 por George Newnes, editor de The Strand Magazine.​ 

Esta edición permite saborear el atractivo original de un libro que consagró inmediatamente al detective más famoso del mundo. La espléndida traducción de Esther Tusquets acerca a los lectores a algunos de los cuentos de misterio y asesinatos más conocidos de Holmes, como La aventura de la banda de lunares, en el que las últimas palabras de una mujer y un inexplicable silbido en la noche son las únicas pistas, o Las cinco pepitas de naranja, donde una carta desvela una conspiración transatlántica.

Los relatos de esta serie son:
Escándalo en Bohemia
La Liga de los Pelirrojos
Un caso de identidad
El misterio del valle Boscombe 
Las cinco semillas de naranja
El hombre del labio torcido
El carbunclo azul
La banda de lunares
El dedo pulgar del ingeniero
El aristócrata solterón
La diadema de berilos
El misterio de Copper Beeches

¿Pero de dónde le viene la inspiración a Conan Doyle para la creación de Sherlock HolmesConan Doyle dijo en repetidas ocasiones que Holmes estaba inspirado en la figura real de Joseph Bell , un cirujano de la Royal Infirmary of Edinburgh, a quien Doyle conoció en 1877 y había trabajado como oficinista. Al igual que Holmes, Bell se destacó por sacar conclusiones amplias de observaciones minuciosas.  Sin embargo, más tarde le escribió a Doyle: “Eres tú mismo Sherlock Holmes y bueno, lo sabes”.  Sir Henry Littlejohn , presidente de Jurisprudencia Médica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Edimburgo , también se cita como una inspiración para Holmes. Littlejohn, que también era Cirujano de la Policía y Oficial Médico de Salud en Edimburgo, le proporcionó a Doyle un vínculo entre la investigación médica y la detección del delito.
Otras inspiraciones han sido consideradas. Se cree que uno de ellos es Francis “Tanky” Smith, un policía y maestro del disfraz que se convirtió en el primer detective privado de Leicester. Otro podría ser Maximilien Heller , del autor francés Henry Cauvain. No se sabe si Conan Doyle leyó a Maximilien Heller , pero en esta novela de 1871 (dieciséis años antes de la primera aventura de Sherlock Holmes).

Lee y disfruta de un fragmento de “Escándalo en Bohemia”.

Foto realizada por Arnold Genthe en 1914

Foto realizada por Arnold Genthe en 1914

El autor:
Arthur Ignatius Conan Doyle nació en Edimburgo en 1859, en una familia donde casi todos destacaban en alguna actividad artística. En su ciudad natal se educó en una escuela pública y posteriormente pasó a un colegio de jesuitas, donde conoció bien a los prosistas latinos y a los clásicos ingleses, principalmente a Shakespeare. Posteriormente, estudió Medicina en la Universidad de Edimburgo hasta 1881. En 1886 termina de escribir Estudio en escarlata, donde se definía el personaje de Sherlock Holmes, quien protagonizaría muchas de sus historias hasta 1926 (El signo de los cuatro, El sabueso de los Baskerville, Las aventuras de Sherlock Holmes…). No obstante, Conan Doyle también creó otros personajes singulares, como el profesor Challenger (protagonista de varias novelas, entre ellas El mundo perdido), y escribió novela histórica, que según confesó era su máxima aspiración literaria. En 1902 recibió del gobierno el título de Sir, y falleció en 1930 en Crowborough (Inglaterra) de un ataque al corazón.

El libro:
Las aventuras de Sherlock Holmes (edición ilustrada) (título original: The Adventures of Sherlock Holmes, 1891-1892) ha sido publicado por el Sello Penguin clásicos. Traducción de Esther Tusquets. Encuadernado en tapa dura sin sobrecubierta, tiene 363 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo orientado para el inicio de una lectura sobre el personaje Sherlock Holmes, ícono de la novela policiaca, creado por Sir Arthur Conan Doyle.

Para saber más:
http://www.sherlock-holmes.co.uk/
https://en.wikipedia.org/wiki/Sherlock_Holmes

 

1 comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Novela Negra