Archivo de la categoría: Ensayo – Crítica literaria

El pensamiento en estado puro

“El pie de la letra. Ensayos completos”, de Jaime Gil de Biedma

«Una nueva edición ampliada y con textos inéditos de este volumen que compila la obra ensayística de Jaime Gil de Biedma.»

Nueva y definitiva edición, anotada y prologada por Andreu Jaume
.

Cubierta de El pie de la letra

Cubierta de: ‘El pie de la letra’

Además de uno de los mejores poetas españoles del siglo XX, Jaime Gil de Biedma fue un extraordinario prosista, y un crítico literario lúcido y valiente. Con el título de El pie de la letra y en 1980, el propio poeta publicó la primera edición de sus ensayos reunidos, ordenándolos en una secuencia que en realidad constituye una autobiografía intelectual. Desde la formulación, en sus años de aprendizaje, del programa estético con el que pretendía fundamentar su propia poética, el recorrido llega hasta su madurez, cuando fue poco a poco dejando de escribir poesía pero siguió cultivando la crítica con gusto y riesgo.
Dueño de un estilo siempre memorable y capaz de abordar todos los ámbitos de la experiencia literaria y vital, Gil de Biedma estudia aquí a maestros como lord Byron, Baudelaire, T. S. Eliot, Jorge Guillén o Luis Cernuda, saluda a contemporáneos como Carlos Barral, Claudio Rodríguez o Juan Marsé. También describe la Barcelona nocturna de su época, recuerda sus años de juventud en Oxford o nos relata una visita a Picasso en su casa del sur de Francia, sin dejar nunca de guiarse por el lema que acuñó para sí mismo: «quien por placer no lea, que no me lea».
Esta nueva y definitiva edición, anotada y prologada por Andreu Jaume, incorpora, además de los ensayos ya añadidos en la segunda edición de 1994, muchos textos dispersos, algunos nunca recogidos en un volumen y otros estrictamente inéditos, que vienen a cerrar la obra de un intelectual imprescindible.

Casi cuarenta años después de su primera edición, El pie de la letra (1980) sigue siendo una obra por interpretar. Lejos de constituir una mera compilación de artículos y ensayos dispersos, el libro, gracias al orden que le dio su autor — en la primera edición y también en la segunda, ya póstuma, de 1994 —, cuenta una historia que se articula tanto con Las personas del verbo (1975, 1982) como con los Diarios (2015), completando el alcance de su obra con la dimensión crítica. Las dos citas que eligió como epígrafes son ya muy elocuentes. Por una parte, hizo suya la advertencia de Auden de que las opiniones críticas de los escritores deben ser tomadas siempre con cautela, pues normalmente no son más que justificaciones acerca de lo que están tratando de hacer y demostrar. Y por otra, el diálogo de Lewis Carroll enfatiza la exigencia formal que siempre observó en todos los géneros, esa extrema conciencia de su oficio que es en sí mismo uno de los argumentos de la obra.
La aspiración a escribir el poema perfecto, como él mismo recuerda en la nota preliminar, fue una obsesión durante muchos años — más o menos entre 1956 y 1965 — que sólo en muy pocas ocasiones logró distraer con otros asuntos.

La primera edición de El pie de la letra (Barcelona, Crítica, 1980) se publicó en vida de Jaime Gil de Biedma. La segunda, ya póstuma, apareció en 1994 y en la misma editorial, engrosada con diez textos más, escritos todos en la década de 1980. En el volumen compilatorio del autor, titulado Obras. Poesía y prosa (Barcelona, Galaxia Gutenberg,
2010), el editor, Nicanor Vélez, decidió publicar la versión de El pie de la letra de 1980, por considerarla la única autorizada por el poeta, relegando los añadidos de 1994 al apartado de «Textos dispersos». Ahora, en el archivo del poeta depositado en la Agencia Literaria Carmen Balcells, hemos encontrado una carpeta titulada «Textos a incluir en una segunda edición de El pie de la letra» y en la que Gil de Biedma había guardado los ensayos que había ido escribiendo desde 1980, acompañados por una nota donde especificaba el lugar en el que se debían incluir y que fue respetado en la edición de 1994, que pasa a ser ahora la versión autorizada y definitiva del autor.

De acuerdo con ello, en el apartado «Textos dispersos» se han incluido todos los textos que el autor no incluyó en la lista para la segunda edición pero que aparecieron en la edición de Galaxia y que son «Pedro Salinas en su poesía», «Teoría del poema, de Juan Ferraté», «Del amor como tema literario», «Poética», «Prólogo a Norte magnético de Pedro Luis Ugalde», «Recital de poesía. En Oviedo», «Lean ustedes a Jorge Guillén», «Presencia de Ángel Crespo», «Lectura de poemas». A esos se han añadido dos textos que se habían publicado pero que nunca se habían recopilado en ningún libro: «Aire: nada» y «Genio y figura: lord Byron» y otros dos estrictamente inéditos: «Dos buenos libros de poesía: José Agustín Goytisolo y Claudio Rodríguez» y «Presentación de La muchacha de las bragas de oro». Como curiosidad se incluye también la carta, nunca publicada hasta ahora, que T. S. Eliot envió a Gil de Biedma en 1956, después de recibir el ejemplar de la traducción de Función de la poesía, función de la crítica.
Andreu Jaume continua diciendo. nuestra edición incorpora un aparato de notas en el que se ha dado referencia de las citas y se han aclarado oscuras alusiones, poniéndolo todo en relación con el resto de la obra del autor. Las notas del poeta van en asterisco, y las del autor, numeradas. Hemos traducido asimismo las citas en inglés, francés y catalán. Al final del volumen se incluye también una lista con la procedencia de los textos.

Jaime Gil de Biedma

Jaime Gil de Biedma

El autor:
Jaime Gil de Biedma y Alba (Barcelona, 13 de noviembre de 1929 – Barcelona, 8 de enero de 1990) es uno de los grandes poetas españoles del siglo XX y de la Generación del 50, autor de una obra breve y muy exigente concentrada en Las personas del verbo, que reúne su poesía y El pie de la letra, que agrupa sus ensayos. Recientemente se ha publicado también su correspondencia en un volumen titulado El argumento de la obra.

El libro:
El pie de la letra. Ensayos completos ha sido publicado por la Editorial Lumen en su Colección Ensayo. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 704 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo grabado dos décadas después de su muerte, en el que su familia y amigos recuerdan la figura del poeta en un documental dirigido por Inés García-Albi.

Para saber más:
Jaime Gil de Biedma en Wikipedia.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Biografías, Ensayo - Crítica literaria, Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Poesía

“Los poderes de la oscuridad”, de Bram Stoker y Valdimar Asmundsson

«La versión perdida de Drácula, que Bram Stoker reescribió con el primer traductor de la obra y a la vez editor en Islandia.»
.

El pasado lunes, 20 de noviembre reseñé uno de los libros más entretenidos que he leído últimamente. Me refiero a Vampiros, una recopilación excelente en edición de Rosa Samper y Óscar Sáenz. Pues bien, esta vez le toca el turno al vampiro más conocido, el creado por Bram Stoker.
Lo que no mucha gente sabe es que Stoker pudo inspirarse en un relato anónimo titulado El extraño misterioso publicado en Inglaterra (The Mysterious Stranger) en 1860. Se trata de una traducción de una obra alemana igualmente anónima publicada en Prusia en 1855. En este relato se reflejan muchos elementos folklóricos de los vampiros, y algunos de ellos, como el control del vampiro del relato sobre los lobos o su capacidad de convertirse en niebla para introducirse en la habitación de su víctima parecen haber sido adaptados por Stoker para su novela Drácula.
Bueno, ya que estoy con historias desconocidas para mucha gente comentaré que hay un relato El invitado de Drácula un relato corto de la colección El invitado de Drácula y otras historias de terror publicada por primera vez en 1914, dos años después de la muerte de su autor, Bram Stoker del que Florence Stoker, viuda de Bram Stoker, declaró que El invitado de Drácula era un episodio del diario de Jonathan Harker y el primer capítulo del manuscrito original de Drácula, pero que los editores consideraron superfluo para la historia.

Cubierta de Los poderes de la oscuridad

Cubierta de: ‘Los poderes de la oscuridad’

Bueno, después de esta introducción, vamos a lo que nos interesa en el día de hoy: Los poderes de la oscuridad.
Tres años después de que el irlandés Bram Stoker escribiera Drácula, (publicado el 26 de mayo de 1897), en 1900 el editor y escritor Valdimar Ásmundsson se propuso traducir, por primera vez en la historia, la que se convertiría en la gran obra de la literatura gótica: Drácula, de Bram Stoker. Sin embargo, Ásmundsson no solo tradujo Drácula sino que, con la ayuda del propio autor, escribió una versión distinta de la historia, con nuevos personajes y una trama totalmente reconstruida. Más corta, más oscura y más erótica, esta obra escrita 
a cuatro manos se tituló Makt Myrkranna (Los poderes de la oscuridad).
Makt Myrkranna se publicó en Islandia en 1901 y contó con un prefacio de Bram Stoker, pero el texto permaneció perdido hasta que, en 2014, fue descubierto por el investigador Hans Corneel de Roos.

“Existen misterios cuya solución los hombres solo pueden vislumbrar, misterios que, por mucho tiempo que pase, solo resolverán a medias.”
BRAM STOKER, Drácula, 1897

Los poderes de la oscuridad es la apasionante versión de Drácula que imaginaron Stoker y Ásmundsson, y en ella aparecen personajes nunca antes conocidos que dotan a la historia de una nueva dimensión donde todo tiene cabida: desde rituales hasta sacrificios humanos. El erotismo está encarnado por un nuevo personaje: la Condesa, una vampira tan o más poderosa que el conde Drácula. Además, algunos de los personajes más conocidos de la historia desaparecen de la trama o se integran en ella en nuevos contextos y ante nuevos desafíos.
Abandonando la estructura epistolar de Drácula, Los poderes de la oscuridad se divide en dos partes claramente diferenciadas: la primera, narrada en primera persona en forma de diario, y la segunda en tercera persona, lo cual dota de la obra de una nueva y más profunda perspectiva. El resultado es un increíble hallazgo literario.

Esta edición se convierte en una publicación única no solo por la obra en sí, sino también por todo lo que le acompaña. Con un apasionante estudio filológico entorno al texto y ampliamente anotada por De Ross, la presente edición proporciona al lector el fascinante contexto histórico, cultural y literario de uno de los clásicos indiscutibles de la literatura universal. Cuenta, además, con un prefacio de Dacre Stoker, descendiente de Bram Stoker, y con un epílogo de John Edgar Browning, especialista internacionalmente reconocido en literatura de terror y vampirismo.
Esta podría la versión más cercana a lo que Bram Stoker escribió originalmente, antes de ser censurado por la moral victoriana. El descubrimiento de esta obra ha abierto un debate en el mundo de la literatura de terror, ante el cual los medios no han podido mostrarse indiferentes.
Los poderes de la oscuridad es un texto que puede cambiar las claves del gran clásico de la literatura gótica.

No quiero terminar esta reseña sin elogiar la labor del traductor Daniel Hernández Chambers, que en una nota al final del libro nos cuenta las vicisitudes que tuvo que pasar para la correcta traducción del texto.

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

Los autores:
Abraham “Bram” Stoker nació en Clontarf, al norte de Dublín el 8 de noviembre de 1847. Tras realizar sus estudios en la universidad de dicha ciudad, trabajó durante diez años como funcionario y crítico teatral hasta que se marchó a Inglaterra en 1876. Allí trabajó como secretario y representante del actor sir Henry Irving, con quien dirigió el Lyceum Theatre de Londres. Escribió numerosos libros, entre los que se cuenta sus novelas La dama del sudario (1909) y La guarida del Gusano Blanco (1911), así como varios relatos. Drácula (1897), su clásica novela de terror, creó el personaje del vampiro de Transilvania, que al día de hoy ha inspirado incontables versiones, continuaciones y películas. Bram Stoker falleció en 1912.

Bram Stoker y Valdimar Asmundsson

Bram Stoker y Valdimar Asmundsson

Valdimar Ásmundsson (nombre completo Jóhann Valdimar Ásmundsson) (10 de julio de 1852 – 17 de abril de 1902) fue el fundador y editor de FjallkonanValdimar nació en Hvarfi, en Bardardard, y creció con sus padres en Þistilfjörður. Entre los veinte y treinta años viajó a Reykjavik donde fundó la revista Fjallkonuna en 1884 . Su segundo trabajo principal fue preparar la edición de Sigurður Kristjánsson de las sagas islandesas impresas y dibujar una muestra representativa de las historias. También escribió un libro sobre literatura islandesa que pronto se hizo popular. Valdimar conocía bien el  alemán , inglés y francés , así como el danés y también estaba atento al islandés. Valdimar tradujo Dracula de Bram Stoker, publicado bajo el título de Makt Myrkranna en 1900.

El libro:
Los poderes de la oscuridad. La versión perdida de Drácula (título original: Powers of Darkness. The Lost Version of Dracula, 1916) ha sido publicado por el Sello Ediciones B en su Colección La trama. Traducido del inglés por Daniel Hernández Chambers, 2016. Encuadernado en tapa dura, tiene 381 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Para quitar un poco de “sangre” al asunto pongo el vídeo realizado por José Mota en el que Cristóbal Montoro realiza una peculiar visita al ilustre conde Drácula para hacerle una inspección de hacienda. ¿Conseguirá Montoro que Drácula se ponga al día con el IBI, el IVA y el impuesto de patrimonio? Al final no sabemos quién chupa la sangre a quién.

Para saber más:
El Vampiro como criatura mítica en Wikipedia.

Primera edición de 'Makt Myrkranna'

Primera edición de ‘Makt Myrkranna’

 

1 comentario

Archivado bajo Ensayo - Crítica literaria, Historia, Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Fantasía y Ciencia Ficción