Archivo de la categoría: Literatura

“Cenicienta liberada”, de Rebecca Solnit

Hermosas siluetas de Arthur Rackham en cada página

«Nadie podría darte una mejor versión de Cenicienta para contar a tus hijos que Solnit, la gran pensadora feminista»

.

Cubierta de 'Cenicienta liberada'

Cubierta de: ‘Cenicienta liberada’

Un cuento de hadas es, por definición, la historia de una transformación. Y con ese mismo espíritu, Rebecca Solnit revisita el cuento clásico de La Cenicienta liberándolo de lugares tópicos y finales típicos. Una historia tradicional, contada de padres a hijos, de madres a hijas, un cuento mágico y romántico, pero también repleto de esquemas encorsetados que han creado un imaginario en el que las mujeres se realizan a través de la vida de los otros, ya sea un príncipe-marido, una madrastra o un hada madrina… Así que la autora ha decidido reinventar la historia dotándola de una nueva dimensión, mucho más abierta, más libre, más moderna e igualitaria. Porque Cenicienta liberada habla del poder liberador de la autodeterminación, de las elecciones, de la empatía y la solidaridad, de la generosidad y de las segundas oportunidades.

«Cenicienta vio al príncipe cuando llevó al salón el té y el pastel que acababa de sacar del horno. De pronto se sintió harta de muchas cosas: de estar en la cocina, de no sentarse a la mesa, de tener la sensación de que era menos importante que sus hermanastras, de que no la invitaran a las fiestas. —El zapato es mío —dijo.» [Pág. 43]

El cuento arranca con el mismo planteamiento del original: Cenicienta es una joven que se siente sola y que trabaja duro, privada de comodidades, amor e incluso de su propio nombre. Ella anhela otra vida y otras posibilidades de futuro, aunque en esta versión lo que ella desea es tener su propia pastelería…
Un día se celebra una fiesta en el castillo. Y aquí también hay un príncipe: el príncipe Daigual –un nombre genial en esta maravillosa traducción de Antonia Martín Martín, porque en el fondo da igual que sea un príncipe o un obrero de la construcción–, que invita a un baile a las damas solteras del reino. Una fiesta a la que, por supuesto, Cenicienta no está invitada. Así que se queda sola en casa hasta que aparece el hada madrina. En esta revisión, esta mujer menuda y azul, con manos nudosas, es la que obra su primera transformación. La primera, pero no la única. El hada no sólo convierte unos harapos en un vestido maravilloso, sino que también transmuta una calabaza, una rata, y algunos ratones y lagartijas. Y, hasta aquí, casi todo es igual.

«—No me vendría mal una amiga —respondió el príncipe tímidamente, aunque con valentía—.
¿Te gustaría que fuéramos amigos? —Y se sintió fatal porque temió que ella dijera que no.
Ella no dijo que no.
—Sí —contestó—, siempre que tú también quieras. Y así, los dos dejaron de ser personas que no tenían amigos.» [Pág. 47]

A partir de ese primer cambio, con baile incluido y escapada a medianoche –más bien huida–, la historia cobra una nueva dimensión: en Cenicienta liberada ni el príncipe está contento en su papel, ni las hermanastras –Perlita y Paloma– son tan malas, ni los ratones son idiotas. Cada uno de los personajes comienza a decidir de una manera libre lo que quiere ser. El hada madrina también tiene su carácter y reprende sutilmente a Cenicienta porque, si alguien necesita ayuda, también tiene que saber pedirla. De modo que el hechizo se convierte en una metáfora de la capacidad liberadora de la autodeterminación, porque ser princesa no está mal, pero sólo si así lo decides. Porque el cambio no sólo se consigue deseando un futuro distinto, sino también consolidándolo. Porque cada quien decide el tamaño de sus sueños, y no hace falta que sean absurdos o inalcanzables, sino pequeños y manejables.
Así, en ese nuevo escenario, planean estas y otras cuestiones sobre la identidad, la libertad y el miedo, sobre las inseguridades o las posesiones. Rebecca Solnit juega con el lenguaje y los símbolos, redibujando referentes para nuevas generaciones, para pequeños y mayores. Y también, a pesar de los guiños feministas, el relato va más allá de las cuestiones de género.

«La liberación de Cenicienta se extiende a sus hermanastras, al príncipe, al resto de habitantes de la comarca. Incluso también hay cierta justicia poética en forma de aullido, y una capitana de barco y un juez y un zapatito destelleante en un escaparate… Pero no haremos más spoilers, porque hay que leerlo.»

Durante más de dos décadas, Rebecca Solnit ha escrito una veintena de libros e innumerables artículos de opinión que la han convertido no sólo en una autora rigurosa y comprometida, respetada en los círculos literarios y aclamada por el público, sino también en una de las voces más afiladas y contundentes del feminismo actual. Sus exquisitos ensayos, que cabalgan entre lo político y lo personal, lo intelectual y lo cotidiano, entre la filosofía y la cultura pop, despertaron un interés global a raíz de la publicación del libro Los hombres me explican cosas, una especie de manifiesto sobre un nuevo feminismo. Toda la obra de Solnit invita a una profunda reflexión sobre la desigualdad entre mujeres y hombres, la violencia basada en el género, la fuerza del lenguaje en la deconstrucción de clichés y los retos ante el futuro de las nuevas generaciones.

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

Rebecca Solnit

Rebecca Solnit

La autora:
Rebecca Solnit nació en 1961 en Bridgeport, Connecticut. Es escritora, historiadora y autora de veinte libros sobre feminismo, la historia de la cultura occidental y los indígenas de Estados Unidos, el poder popular, los cambios sociales y los movimientos de insurrección, y la esperanza y los desastres naturales, entre otros temas. Sus obras la han hecho merecedora de la beca Guggenheim, el National Book Critics Circle Award y el Lannan Literary Award. En España se han publicado Los hombres me explican cosas, su gran éxito de público y crítica; Wanderlust. Una historia de caminarEsperanza en la oscuridadUna guía sobre el arte de perderseUn paraíso en el infierno y La madre de todas las preguntas. Con Recuerdos de mi inexistencia, elegido por la revista Time como uno de los cien libros que hay que leer en 2020, Lumen comenzó la publicación de su obra, que continúa con Cenicienta liberada y, próximamente, con De quién es esta historia.

El ilustrador:
Arthur Rackham (1867-1939) fue descrito por The London Times como “uno de los ilustradores de libros más eminentes de su época” con “un lugar especial en el corazón de los niños“. Fue un destacado ilustrador británico de muchos libros infantiles clásicos, desde Los cuentos de hadas de los hermanos Grimm hasta La bella durmiente y Cuentos de hadas de Hans Andersen y muchos más. Sus ilustraciones de la edición de 1919 de Cenicienta son ejemplos atemporales de sus exclusivas y hermosas sillouettes en acuarela.

El libro:
Cenicienta liberada (título original: Cinderella Liberator, 2019) ha sido publicado por la Editorial Lumen en su Colección Lumen Gráfica. Traducción de Antonia Martín Martín. Ilustraciones de Arthur Rackham. Encuadernado en tapa dura, tiene 72 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en inglés con una curiosa lectura del libro.

.
Para saber más:
http://rebeccasolnit.net/

Deja un comentario

Archivado bajo Cómics, libros ilustrados con viñetas, Literatura, Literatura infantil y Juvenil, Literatura, Narrativa

“La travesía final”, de José Calvo Poyato (con entrevista al autor)

«La aventura de Juan Sebastián Elcano después
de la primera vuelta al mundo»

.

Cubierta de 'La travesía final'

Cubierta de: ‘La travesía final’

Elcano recibía, en 1522, el derecho a usar un escudo de armas con el lema «Primus circumdedisti me». Carlos I se lo otorgaba tras culminar la primera circunnavegación a la tierra. Esa gesta, que generó no pocas tensiones con Portugal, lo convirtió en uno de los marinos más respetados del reino. Recompensado también con una generosa pensión, no iba, sin embargo, a quedarse en tierra tan fácilmente. Era un marino de raza y todos sus esfuerzos se encaminaron al apresto de una nueva expedición que, navegando por la ruta abierta hasta las islas de las Especias, las incorporase a los dominios del rey de España. Elcano soñó con ser su capitán general y lo conseguirá… pero, ¿a qué precio?

Una nueva novela donde se dan la mano acontecimientos y personajes históricos de una época clave de nuestra historia en la que discurre la vida de Elcano después de haber dado la primera vuelta al mundo. Unos años en los que Carlos I acarició el proyecto de incorporar las islas de las Especias al imperio español y en los que llegó a fundarse, en La Coruña, la Casa de la Contratación de la Especiería. Fue aquel un tiempo en que menudearon los desencuentros con los portugueses y también los acuerdos para cerrar matrimonios reales, y hubo además fuertes tensiones en la corte y guerra contra la Francia de Francisco I, que acabará preso en Madrid. Elcano será testigo de todos estos acontecimientos y protagonista de otros, como las Juntas de Badajoz-Elvas, donde la cartografía, uno de los grandes secretos de Estado, será de gran importancia.

«La historia que se cuenta en La travesía final se desarrolla entre los años 1522 y 1526, si bien el Epílogo la prolonga hasta 1529»

P.-¿Cómo surge La Travesía Final?
R.- El planteamiento inicial surge de una pregunta ¿qué fue de Juan Sebastián Elcano después de que hubiera dado la primera vuelta al mundo? Una vez que había terminado La Ruta Infinita, decidí indagar más sobre su vida. Elcano no podía desaparecer sin más. El resultado de esas indagaciones sobre su vida forma parte de La Travesía Final. A ella muy pronto se añadieron otros elementos porque en aquellos años ocurrieron acontecimientos de gran transcendencia en España y Elcano tuvo un papel importante en algunos de ellos.

P.- Elcano es el gran protagonista de su novela, protagonismo que en La Ruta Infinita no toma hasta el último tercio ¿Ha sido difícil adentrarse en la vida del marinero de Guetaria después de dejarle en su momento de máxima gloria?¿Cómo es este nuevo Elcano?
R.-La documentación que hay sobre Elcano a partir de 1522 no es muy abundante, pero suficiente como para poder trazar un buen perfil del personaje. Nos permite acercarnos a aspectos de su vida cotidiana. También, al participar en hechos importantes de los que acontecieron aquellos años, nos ayudan a saber qué papel jugó. Por ejemplo, tenemos su testamento y los de aquella época hablan mucho de la personalidad de quien testaba. Los testamentos de entonces iban mucho más allá de los bienes que poseía. Nos indican sus creencias. Sus preferencias. Sus arrepentimientos…Hay también una Real Cédula por la que pide Carlos I que lo autorice a llevar escolta. ¿Porqué solicita eso? ¿Qué temía?¿Lo habían amenazado?
Por otro lado, he buscado que el lector se encuentre con un personaje de carne y hueso. Desde el marino que ambiciona el mando de una armada real, al hombre que tiene relaciones con dos mujeres sin casarse con ninguna de ellas. Eso, por ejemplo, lo sabemos por el testamento al que me refería antes.

P.- La novela es mucho más que una novela de aventuras en el mar e incluso podríamos decir que Carlos I es un personaje principal en la novela ¿cómo fueron estos años de después de la primera circunnavegación para la historia de España?
R.- La Travesía Final discurre entre los años 1522 y 1526, con un epílogo que se prolonga hasta 1529. En esos años nuestra historia está preñada de grandes acontecimientos. Desde las tensiones con Portugal por el dominio de las rutas marítimas y el control de las islas de las Especias, hasta el matrimonio de Carlos I con Isabel de Portugal. Lo digo porque la reina fue una mujer extraordinaria que va mucho más allá de la belleza con que la retrató Tiziano. ¿Sabe que los primeros claveles que se plantaron en España fue en la Alhambra a donde Carlos e Isabel pasaron parte de su luna de miel? Es un tiempo en que se cierne la amenaza de los turcos o de guerra contra Francia. En1524 se libró la batalla de Pavía y… Francisco I estuvo preso en Madrid. En la casa de los Lujanes.

P.-Todo el mundo conoce la Casa de la Contratación de Sevilla, pero poca conoce la de La Coruña que usted recupera en esta novela ¿Cuáles eran sus funciones?
R.-La creación de la Casa de la Contratación de la Coruña, conocida como Casa de la Especiería, fue una decisión política. Una forma de pagarle a los Andrade y al arzobispo de Santiago haber mantenido tranquila Galicia durante la guerra de las Comunidades. Se fundó porque se tenía el convencimiento de que las islas de las Especias quedaban en el hemisferio hispano, según lo acordado en el tratado de Tordesillas. Sería allí, respetando a Sevilla el monopolio de todo lo relacionado con las Indias, donde se concentraría el tráfico de las Especias cuyo valor era tan extraordinario que hoy nos cuesta trabajo entenderlo.

P.- Elcano está obsesionado con volver a navegar y llegar a la Especiería ¿qué pretende?
R.- Elcano es un marino de raza. Su vida está en la mar y su mayor anhelo, como ya he dicho, es ser capitán general de una armada real. Ese es uno de los ejes de La Travesía Final. Tenía a su favor el prestigio de haber dado por primera vez la vuelta al mundo. También valiosas conexiones con gentes del mar en su tierra natal. Parte importante de los barcos y de las tripulaciones que configuraron una nueva escuadra a la Especiaría eran vascongados. Pero tenía también serios obstáculos, muy importantes en la época, para realizar sus sueños. Los vamos desgranado a lo largo de la novela.

P.- ¿Quién es García de Loaysa, que da nombre a la expedición?
Era un frey de la Orden de San Juan del Hospital, conocidos como hospitalarios. En estos años fueron sido expulsados de Rodas por los turcos y Carlos I les entregará Malta —eso hará que también sean conocidos a partir de ahora como caballeros de Malta—. Por cierto, es curiosa la renta que el rey de España puso a los caballeros por entregarles Malta. A esa orden pertenece Jofré García de Loaysa, quien además tiene valedores importantes en la corte. Su hermano es el confesor del rey y presidente del Consejo de Indias que se ha creado en 1524. Puede adivinar porqué la expedición se conoce con su nombre. Pero le diré algo más: Elcano al final será el capitán general.

P.- ¿Sin destripar la novela cuáles son las claves centrales, los temas que mueven La Travesía Final?
Hay, más allá de que la novela gira entorno a Elcano, que es el protagonista, una serie de personajes que dan vida a las tramas de la novela. Sin que sea coral, tienen varios personajes de mucha importancia. Carlos I, la emperatriz Isabel, el secretario de Indias, Rodríguez de Fonseca, un enano llamado Matías. El lector va a encontrarse con los entresijos de la pugna entre españoles y portugueses por el control las especias. Las tensiones en la corte entre personajes como Francisco de los Cobos y el canciller Mercurio Gattinara sobre la política a seguir. Una expedición que zarpará de La Coruña en 1525 con el objetivo de apoderarse de la Especiería, en la que ocurrieron muchas cosas. Por último, le diré que hay una trama en la que se pone de manifiesto la importancia de los mapas y los conocimientos que proporcionaban los nuevos descubrimientos geográficos. Eran secretos de Estado tan importantes que por conseguirlos se asesinaba. Hay algún que otro asesinato.

El libro concluye con un Epílogo muy interesante donde nos da razón del destino de cada una de las naves que constituían la flota. Una sucinta Bibliografía muy completa y una Nota del autor en la que concluye la historia.

José Calvo Poyato. Foto cortesía del autor

José Calvo Poyato (Foto cortesía del autor)

El autor:
José Calvo Poyato (Cabra, 1951) es doctor en Historia Moderna. Como historiador, ha trabajado sobre el tránsito de los Austrias a los Borbones y la configuración del nuevo modelo de Estado en el siglo XVIII. Comenzó a cultivar la novela histórica hace más de dos décadas con El hechizo del rey, a la que siguieron Conjura en Madrid y La Biblia Negra. Todas ellas tuvieron una excelente acogida, consagrándolo como uno de los más importantes autores del género histórico en España.
En sus últimas obras, Sangre en la calle del Turco, El Gran Capitán y El Espía del Rey, ha abordado personajes clave en la historia de España, como son el general Prim, presidente de gobierno asesinado en 1870, Gonzalo Fernández de Córdoba, conquistador de Nápoles en el reinado de los Reyes Católicos, o Jorge Juan, el gran marino de la época ilustrada.
Sus novelas han sido traducidas en numerosos países, entre ellos Alemania, Italia, Portugal, Francia, Polonia o Rusia.

El libro:
La travesía final ha sido publicado por la Editorial HarperCollins en su Colección de Novela Histórica. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 670 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo el booktrailer de la editorial.

.
Para saber más:
http://www.josecalvopoyato.com/Inicio/
José Calvo Poyato en Wikipedia.
https://www.facebook.com/josecalvopoyatooficial

 

Deja un comentario

Archivado bajo Biografías, Historia, Literatura, Literatura, Narrativa