Archivo de la categoría: Literatura

“Complot en Estambul”, de Charles Cumming

«No hay arte que descubra la condición de la mente en una cara.»  [Pág. 171]
.

Cubierta de Complot en Estambul

Cubierta de: ‘Complot en Estambul’

A día de hoy Charles Cumming tiene publicadas ocho novelas de las que tres tienen como personaje central al agente del MI6 Thomas Kell. En español, el sello Salamandra Black ha publicado por ahora En un país extraño y la que nos ocupa Complot en Estambul, la cual es tanto un guiño a las cómodas polaridades de la Guerra Fría como un recordatorio de que nuestro mundo moderno es, en cierto modo, incluso más frío y menos estable que el que reemplazó.
La tercera novela que tiene como personaje central al agente Thomas Kell se titula A Divided Spy pero todavía no se ha publicado en español y espero que no tarde mucho Salamandra Black en publicarla.

Dos espías, uno de la CIA y otro del Servicio Secreto de Inteligencia británico (SIS), comparten una vigilancia en una ventana en un pequeño pueblo de Turquía, cerca de la frontera con Irán. Están esperando ansiosamente un Mercedes que supuestamente llevará a un científico iraní, un valioso informante, a través de la frontera para el trasladarlo a Londres. Al inglés, Paul Wallinger, no le gusta el colega estadounidense y no le gustan estas operaciones conjuntas con la CIA, a cuyos miembros él y sus colegas llaman, sin afecto, los Primos. Finalmente, el Mercedes aparece a la vista, “apenas visible en medio del paisaje marrón y cuarteado”. La misión está a su alcance hasta que, sin previo aviso, una explosión de fuego destruye el Mercedes.
“¿Qué coño ha pasado?”, dijo el estadounidense.
Wallinger se volvió desde la ventana. “Dímelo tú”, responde.
.
Así comienza la nueva novela de espías de Charles Cumming, Complot en Estambul.

Ahora, Kell tiene licencia no remunerada, lo que, aunque molesto para él, es conveniente para Amelia Levene, la actual ‘C’. Son viejos colegas y, hasta cierto punto, amigos, y ella lo conoce por lo que es: un excelente oficial de inteligencia atrapado entre sus propios demonios y los cambiantes, a menudo despiadados expedientes de su trabajo. Su profesión tiene un precio privado para ambos, que en el caso de Kell incluye un hábito de fumar y una vida amorosa dolorosamente ambulante.
La historia se desencadena por la muerte inexplicable en un accidente aéreo de un colega: Paul Wallinger, amigo de Kell y durante muchos años amante de Amelia. Es la culminación de una serie de operaciones fallidas de MI6 en el Medio Oriente, lo que sugiere que la seguridad de sus estaciones turcas se ha visto gravemente comprometida. Rehabilitado temporalmente, Kell es enviado a Ankara y Estambul para investigar la muerte de Wallinger y, en el proceso, descubrir la fuente de las filtraciones.
¿Se estrelló el avión en un accidente o fue saboteado? ¿Estaba relacionado con el fracaso de la misión de sacar al desertor iraní? Si es así, SIS puede estar tratando con un topo, un traidor, ya sea en sus propias filas o en la CIA. Esta posibilidad aterroriza al SIS, que nunca ha olvidado el daño causado por Kim Philby, Guy Burgess y los otros “Cambridge Spies” en la posguerra.

En otras palabras, estamos en el territorio familiar de la caza al espía, aunque con un toque claramente contemporáneo. El agente de la CIA que fue responsable de la desgracia de Kell también está en Turquía. Está claro desde el principio que no se puede confiar en los estadounidenses, ni tampoco en nadie más. El SVR, el servicio de inteligencia extranjero ruso, está activo en la región. Wallinger tenía sus propios secretos, incluido una amante que trabaja para el servicio secreto húngaro. Pronto hay un elemento personal que complica aún más el trabajo de Kell: se enamora de Rachel, la encantadora hija de Wallinger.

En un nivel, la novela maneja muy bien los adornos tradicionales del género. El ambiente es febril y melancólico, con repentinos e impactantes brotes de violencia. Hay un gran elenco de personajes, descritos con el ojo de un periodista por los detalles reveladores. Cumming se esfuerza por dar una impresión plausible de las rutinas y la jerga de la comunidad de inteligencia. De manera similar, él conoce el valor de los alias  para otorgar autenticidad, tal como lo hizo Ian Fleming, y los utiliza con generosidad. La narrativa está anclada en el mundo de hoy, o más bien en el mundo como lo fue en las noticias del año pasado. Nunca se sabe muy bien adónde le llevará el próximo capítulo, desde el vecindario del Monte Ararat hasta Cumbria, desde Chios hasta Odessa.

Pero Cumming también está haciendo otra cosa. Está utilizando la novela de espías para analizar la mecánica de la traición y reflexionar sobre la lógica errónea de aquellos que traicionan por razones ideológicas. Complot en Estambul es más que un excelente thriller: también es una novela que nos obliga a mirar detrás de los titulares y cuestionar algunas de nuestras propias suposiciones cómodas.

Lee y disfruta de las primeras páginas del libro.

Charles Cumming

Charles Cumming

El autor:
Charles Cumming nació en Ayr (Escocia) en 1971 y se licenció en literatura inglesa por la Universidad de Edimburgo. En 1995 fue tentado por el Servicio Secreto Británico (MI6) para unirse a sus filas, una experiencia que le sirvió de base para su debut en la ficción con A Spy by Nature. A ésta siguieron The Hidden Man The Spanish Game, escogida por The Times la sexta mejor novela de espías de todos los tiempos. Luego vinieron TyphoonEl sexto hombreEn un país extraño (Salamandra, 2017), la primera entrega de la serie protagonizada por Thomas Kell, ganadora del prestigioso Ian Fleming Steel Dagger Award, y Complot en Estambul. Traducido a catorce idiomas, Charles Cumming se ha afianzado como uno de los autores de más talento y proyección de la nueva novela de espionaje británica.

El libro:
Complot en Estambul (título original: A Colder War, 2014) ha sido publicado por el Sello Salamandra Black en su Colección Novela Negra. Traducción del inglés de Javier Guerrero. Encuadernado en rústica con sobrecubierta, tiene 414 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en el que Charles Cumming presenta Complot en Estambul.

.
Para saber más:
http://www.charlescumming.co.uk/
https://salamandra.info/libro/complot-estambul

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Novela Negra

“El miedo en Occidente”, de Jean Delumeau

«Una monumental obra sobre nuestro constante diálogo
con el temor y la amenaza.»

Reseña escrita por Ricardo Martínez
http://www.ricardomartinez-conde.es/

Cubierta de El miedo en Occidente

Cubierta de: ‘El miedo en Occidente’

Una reedición podríamos decir que equivale a una invitación implícita hacia ese ejercicio sabio y prudente de la re-lectura. Así, pues, habría que tomar la segunda reimpresión de este título fundamental en la historiografía europea por cuanto equivale, en esencia, a una lectura de la historia desde dentro, esto es, desde la consideración del hombre –y sus tribulaciones- como protagonista principal de una historia cuajada de avatares desiguales, de desventuras, de guerras, de enfermedades…
Una historia vivida o sufrida directamente por el europeo que, de camino hacia el progreso y la modernidad, hubo de ser causante y sufriente de situaciones como la guerra de los 100 años, de la aterradora Peste Negra, de la inacabable amenaza del Infierno por parte de una Iglesia dominante e inmisericorde con sus promesas de castigo si no guardaba los principios que la redención después de la muerte le otorgaría en caso de rebeldía espiritual…

Era esa una Europa, pues, abatida por la ignorancia –no se puede obviar el altísimo porcentaje de analfabetos; por lo tanto, en buena medida, de mentes sin criterio formado en un racionalismo más o menos liberador-, por la indefensión para paliar el efecto de las enfermedades y las tragedias, por el yugo de un futuro perversamente malo después de la muerte. Las renovadas alusiones a los efectos del Apocalipsis, la esperanza de vida mermada por las dificultades, las repetidas guerras de poder sembraban en el ánimo del europeo un ánimo triste, de Miedo (tal es el marchamo genérico que engloba el título, el Miedo, en una especie que por naturaleza, está diseñada por la lucha permanente de sobrevivir) Miedo que debilitaba su voluntad y, como un efecto acaso peor, le privaban de disfrutar del bien de la libertad, de una conciencia que le ayudase a entender los acontecimientos no tanto como plagas sino como hechos susceptibles de cambio en cuanto su inteligencia y su conciencia crítica le permitiesen intervenir en un futuro que les correspondía por derecho propio, por derecho de vida.

En consideración a este planteamiento me parece extraordinariamente oportuno y pertinente la exposición que hace el autor respecto de esta definición social: “Las llamaradas periódicas de miedo suscitadas por las pestes hasta mediados del siglo XVIII, las frecuentes revueltas provocadas, en gran medida, unas veces por el miedo a los soldados o a los bandidos, otras por la amenaza del hambre o del fisco, han marcado una larga historia europea que se extiende desde finales del siglo XIII hasta los inicios de la era industrial” Y, más adelante, aporta, a mi entender,  una consideración clave para entender el proceso: “Franqueando un nuevo escalón, desembocamos en el nivel de la reflexión –teológica sobre todo- que la época ejercita sobre sus propios miedos. Esta misma reflexión estuvo en el origen de nuevos miedos más amplios y más envolventes que los miedos identificados hasta ahora. Pero el milagro de la civilización occidental es que ha vivido todos esos miedos sin dejarse paralizar por ellos. Porque no se ha subrayado con fuerza suficiente que hubo al mismo tiempo angustia y dinamismo: a este se le ha designado, generalmente, con el término de ‘Renacimiento’ El miedo, así, suscitó sus propios antídotos” Es decir, el hombre había de ser liberado, como no podría ser menos, por sus propios medios de hombre: por su inteligencia, por su voluntad, por su asunción del riesgo y la aventura

Al fin, el hombre es –o ha de ser libre- porque necesita serlo, porque ha nacido como tal y tal será su destino. Es así que con la asunción de la predominancia, en un momento dado, de ese principio platónico cual es la curiosidad, hacia el Renacimiento nacieron los viajes fuera de las fronteras, se sentaron los principios impulsores de la ciencia y de la investigación, se derribaron los aherrojadores principios condenatorios de las Iglesia dando lugar a una creencia crítica, al margen del sometimiento por el miedo y la amenaza…

El predicador Geiler lanzó en 1508, en la catedral de Estrasburgo su ‘sálvese quien pueda’: “Lo mejor que se puede hacer, es mantenerse quieto en su rincón y meter la cabeza en un agujero tratando de seguir los mandamientos de Dios y practicando el bien para ganar la salvación eterna”. Más afortunadamente el futuro no había de hacerle caso, y es que por esos años había comenzado ya a ejercer el hombre nuevo, el hombre que, gracias al invento de Gutenberg, empezaba a leer y a pensar y a querer construir un futuro distinto. Iba naciendo el hombre distinto y libre, el hombre crítico y renovador: en las artes, en las ciencias, en la política…
El miedo, el gran atenazador, la gran amenaza habría de ser derribada para que hubiese futuro y esperanza, futuro y libertad. Una premisa de comportamiento en la que todavía estamos y que, acaso, no haya de terminar nunca. Digamos que por esos momentos llegó de una manera evidente el hombre que quiere mirar a un futuro abierto, ilusionante para sí y sus herederos, no un futuro cerrado, siempre amenazante

Escrito con una prosa sencilla, clara, el libro está dividido en una serie de apartados que comprende con precisa didáctica el tema esencial de que se trata. Así, en una primera parte, se abordan temas como ‘Omnipresencia del miedo’, ‘Tipología de los comportamientos del miedo en tiempos de peste’ o ‘Miedo y sediciones’ para abordar, en una segunda parte, otros temas como ‘La espera de Dios’, ‘Los agentes de Satán’ (siempre el peso, teórico y real, de una Iglesia dominante en las conciencias) o ‘Un enigma histórico: la gran repercusión de la brujería’.

Traducido por Mauro Armiño y revisado por Francisco Gutiérrez, resulta un texto necesario y perfectamente actual por su invitación a la conciencia crítica. Por la defensa del valor del libre albedrío como factor de futuro.

Lee y disfruta de un fragmento del libro.

Jean Delumeau

Jean Delumeau

El autor:
Jean Delumeau (Nantes, 18 de junio de 1923) es un historiador francés especialista en cristianismo, especialmente en el periodo del Renacimiento. Catedrático de Historia, miembro de la Escuela francesa de Roma y doctor en letras, ha ejercido la enseñanza de la historia en la Escuela Politécnica, en la Universidad de Rennes, en la École des hautes études en sciences sociales y en la Universidad Paris I – Panthéon-Sorbonne. Ejerció también la docencia en el Collège de France, donde fue elegido en 1975 para una cátedra de historia de las mentalidades religiosas en el Occidente moderno. Es miembro de la Académie des inscriptions et belles-lettres y del comité de patronaje de la Coordinación francesa para el Decenio de la cultura de paz y la no violencia.

El libro:
El miedo en Occidente (Siglos XIV-XVIII). Una ciudad sitiada (título original: La Peur en Occident. XIVe-XVIIIe siècles, 1978) ha sido publicado por la Editorial Taurus (2012) en su Colección Pensamiento. Traducción de Mauro Armiño y revisado por Francisco Gutiérrez. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 600 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Para saber más:
Jean Delumeau en Wikipedia.

Deja un comentario

Archivado bajo Biografías, Ensayo - Crítica literaria, Historia, Literatura, Por Ricardo Martínez