Archivo de la etiqueta: Tusquets Editores

“Los pacientes del doctor García”, de Almudena Grandes

«Grande’s es el libro, Grande’s es la novela y Grandes es la autora.»
.

Los pacientes del doctor García es la cuarta entrega de un vasto ciclo narrativo que Almudena Grandes ha constituido bajo el significativo título de “Episodios de una Guerra Interminable”. Se inauguró con Inés y la alegría, a la que siguieron El lector de Julio Verne, Las tres bodas de Manolita, la ahora publicada Los pacientes del doctor García, y se cerrará con La madre de Frankestein y Mariano en el Bidasoa.

Cubierta de Los pacientes del doctor García

Cubierta de: ‘Los pacientes del doctor García’

Thriller y novela de espías, Los pacientes del doctor García es tal vez la historia más internacional y trepidante de Almudena Grandes, su narración más ambiciosa, en la que conecta acontecimientos reales y desconocidos de la Segunda Guerra Mundial y el franquismo, para construir las vidas de unos personajes que no sólo comparten la suerte de España, sino también la de Argentina.
Una increíble historia de tres impostores infiltrados en la red internacional que permitió la fuga de miles de criminales nazis a América a través de una ruta secreta: el Madrid franquista de posguerra. Un relato asombroso, elaborado con mano maestra, basado en algunos de los hechos reales más siniestros de la Segunda Guerra Mundial y la posterior Guerra Fría.
Tras la victoria de Franco, el doctor Guillermo García Medina sigue viviendo en Madrid bajo una identidad falsa. La documentación que lo libró del paredón fue un regalo de su mejor amigo, Manuel Arroyo Benítez, un diplomático republicano al que salvó la vida en 1937. Cree que nunca volverá a verlo, pero en septiembre de 1946, Manuel vuelve del exilio con una misión secreta y peligrosa. Pretende infiltrarse en una organización clandestina, la red de evasión de criminales de guerra y prófugos del Tercer Reich que dirige desde el barrio de Argüelles una mujer alemana y española, nazi y falangista, llamada Clara Stauffer. Mientras el doctor García se deja reclutar por él, el nombre de otro español se cruza en el destino de los dos amigos. Adrián Gallardo Ortega, que tuvo su momento de gloria como boxeador profesional antes de alistarse en la División Azul, para seguir luchando como voluntario de las SS y participar en la última defensa de Berlín, malvive en Alemania, ignorando que alguien pretende suplantar su identidad para huir a la Argentina de Perón.

La historia comienza en Madrid en 1936. Guillermo García Medina es un joven médico tan apasionado por su profesión como por las ideas republicanas. Al estallar la Guerra Civil, sabe perfectamente de qué lado está. Amparo Priego Martínez también lo sabe: ella es falangista y está con los nacionales. Pero cuando Madrid se convierte en el más asediado bastión de la República, Amparo buscará refugio en casa de su amigo Guillermo, donde se instalará y se convertirá en lo que ha querido ser casi desde la infancia compartida: su amante. En 1939. Amparo se queda embarazada, se niega a abortar, se casa con el médico y da a luz a su hijo Guillermo. Cuando cae Madrid, Amparo desaparece con su hijo y Guillermo salva el pellejo con la identidad de Rafael Cuesta Sánchez, inscrito en el pasaporte que el misterioso portador anterior del nombre le ha dejado para que pueda sobrevivir, ya no como médico, en el Madrid feroz de los años 40.

La historia también comienza años antes en un pequeño pueblo de León, durante la paupérrima infancia de Manuel Arroyo Benítez, a quien su madre nunca ha querido, y al que envía a vivir como asistente del cura de la aldea. El avispado Manolín pide al cura no ir al seminario, sino a la escuela de la Fundación Sierra Pambley, que lo becará para estudiar en Madrid, y tras su paso por Derecho y la Escuela Diplomática, trabajará en la Sociedad de Naciones en Ginebra. En vísperas de la Guerra Civil, Manuel Arroyo se convierte en el enlace entre su amigo Pablo Azcárate, embajador de la República en Londres, y el futuro presidente Juan Negrín, quien le encargará la misión con la que se iniciará en el espionaje: indagar en el interior de las filas republicanas las diferencias entre sus distintas facciones, de anarquistas a comunistas de obediencia soviética. Ejecutado por quienes sospechan de él, es rescatado con una transfusión de sangre por el doctor Guillermo García Medina, a quien dejará su nombre falso cuando ambos deban transformarse en otros para sobrevivir en la posguerra.

Y, finalmente, la historia comienza también en plena guerra, cuando el soldado Adrián Gallardo Ortega se convierte en boxeador, el Tigre de Treviño, por orden de su superior, el capitán Antonio Ochoa Gorostiza, y gana un combate, amañado sin él saberlo, al rencoroso Alfonso Navarro López, soldado y boxeador como él. Ambos se reencontrarán en la famosa División Azul, participarán en la batalla de Stalingrado y se replegarán en Berlín antes de la entrada del Ejército Rojo. Adrián Gallardo Ortega acabará asesinando a Alfonso Navarro López y usurpando su identidad con el propósito de encubrir sus atroces crímenes de guerra en el infausto campo de concentración de Klooga, en Estonia.

«Como todos los libros de la serie Episodios de una Guerra Interminable, Los pacientes del doctor García es una novela de ficción edificada alrededor de hechos reales. Algunos de los hilos que tejieron la coyuntura histórica en la que se apoya mi relato se narran en las breves piezas de no-ficción intercaladas a lo largo de sus páginas. Estos textos, narrados en presente histórico, cuentan acontecimientos rigurosamente auténticos, pero no más que otros hechos y figuras que interactúan con mis personajes inventados en los capítulos de ficción. Entre ellas, la más relevante es, sin duda, Clara Stauffer.»
(Almudena Grandes, sobre Los pacientes del doctor García.)

Lee y disfruta del primer capítulo del libro.

Almudena Grandes (Foto Javier Oliaga)

Almudena Grandes (Foto: Javier Oliaga)

La autora:
Almudena Grandes Hernández (Madrid, 7 de mayo de 1960) se dio a conocer en 1989 con Las edades de Lulú, XI Premio La Sonrisa Vertical. Desde entonces el aplauso de los lectores y de la crítica no ha dejado de acompañarla. Sus novelas Te llamaré ViernesMalena es un nombre de tangoAtlas de geografía humanaLos aires difíciles, Castillos de cartónEl corazón helado y Los besos en el pan, junto con los volúmenes de cuentos Modelos de mujer y Estaciones de paso, la han convertido en uno de los nombres más consolidados y de mayor proyección internacional de la literatura española contemporánea. Varias de sus obras han sido llevadas al cine, y han merecido, entre otros, el Premio de la Fundación Lara, el Premio de los Libreros de Madrid y el de los de Sevilla, el Rapallo Carige y el Prix Méditerranée. En 2010 publicó Inés y la alegría (Premio de la Crítica de Madrid, el Premio Iberoamericano de Novela Elena Poniatowska y el Premio Sor Juana Inés de la Cruz), primer título de la serie Episodios de una Guerra Interminable, a la que siguieron El lector de Julio Verne (2012), Las tres bodas de Manolita (2014) y Los pacientes del doctor García (2017).

El libro:
Los pacientes del doctor García ha sido publicado por la Editorial Tusquets en su Colección Andanzas, Serie Episodios de una guerra interminable. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 768 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo el book trailer del libro Los pacientes del doctor García de Almudena Grandes.

Para saber más:
http://www.almudenagrandes.com/

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Novela Negra

“El bosque infinito”, de E. Annie Proulx

«Una trepidante epopeya que recorre tres siglos de aventuras, amores, odios y traiciones para contar la verdad de la explotación maderera en América.»
.

cubierta-de-el-bosque-infinito

Cubierta de: El bosque infinito

A fines del siglo XVII, dos jóvenes franceses, René Sel y Charles Duquet, llegan a Canadá, entonces Nueva Francia, para trabajar como leñadores en condiciones de semiesclavitud contratados por el ambicioso Claude Trépagny, un despótico colono dispuesto a todo para ascender socialmente. Duquet, enfermizo pero astuto, escapa y, contra todo pronóstico, logra sobrevivir para iniciarse en el comercio de pieles y luego de maderas, convirtiéndose así en el patriarca fundador de una gran dinastía de madereros conocida como Duquet et Fils o, más tarde, bajo bandera inglesa o norteamericana, Duke & Sons. Sel, a su vez, trabaja duramente para Trépagny a la espera de que éste le conceda las tierras que le prometió, pero su patrón lo obliga a casarse con su concubina india cuando éste, por su parte, logra casarse con una aristócrata francesa que lo hará noble. La unión de René con Mari, una india mi’kmaq, dará como fruto una descendencia mestiza que acabará estrechando lazos con los Duquet (o Duke).
El bosque infinito sigue a los intrépidos descendientes de René y Charles hasta la actualidad, en un viaje a través de Norteamérica, Europa, China y Nueva Zelanda: una aventura llena de peligros, venganzas, aniquilación cultural y amor por las tradiciones indias, en una novela que explora no sólo las relaciones entre los pueblos (indios y colonos; franceses, ingleses y norteamericanos; Oriente y Occidente), sino también la implacable destrucción de la naturaleza por el hombre. Desde la pérdida de sus tierras y su modo de vida, que obliga a los mi’qmak y otras tribus a humillarse para sobrevivir, hasta la consolidación de una empresa internacional nacida del implacable empeño por triunfar, la novela despliega la historia esencial de los últimos tres siglos: el duelo desigual entre una civilización predadora y una naturaleza cada vez más indefensa, cuya derrota sólo puede a la larga traer la ruina para sus vencedores.

Lo histórico y lo novelesco se combina de una manera admirablemente natural en esta obra. La ficción nunca entra en conflicto con la realidad. Aceptamos los episodios más novelescos como verdaderos por su significación histórica y su capacidad de representación de lo ocurrido en el mundo durante los siglos en que transcurre la acción. Pero, tal vez porque prefiere centrarse en individuos concretos antes que en grandes figuras, la autora no parece escribir lo que entendemos habitualmente por una novela histórica, aunque lo sea, sino un relato de aventuras, siempre vibrantes y cargadas de emoción.
Las generaciones se suceden con fluidez a lo largo de una trama que avanza como un poderoso río con muchas ramificaciones que, sin embargo, vuelven siempre al cauce central. Así, desde un comienzo René Sel y Charles Duquet eligen destinos tan opuestos como sus caracteres, pero sus descendientes, tanto franceses como indios mi’kmaq, mestizos, holandeses, ingleses y americanos, volverán a cruzarse. La novela sigue el ritmo de los encuentros y desencuentros de sus numerosos personajes, cada uno con perfil propio; y precisamente a través de sus diferencias se plantean los conflictos temáticos de la obra. Si es cierto que una novela trata de lo que ocurre cuando se encuentran aquellos que nunca deberían haberlo hecho, entonces nos hallamos ante una gran novela. Lo dramático de las escenas entre sus sucesivos protagonistas a lo largo del tiempo garantiza el dinamismo del relato, además de presentar los temas principales de la obra con una amplitud de miras que permite a cada punto de vista encontrar expresión.

“El barro, la lluvia, las picaduras de insectos y el aroma de los sauces determinaron su primera impresión de Nueva Francia. La segunda impresión fue que alrededor se extendía un bosque inmenso y oscuro, una naturaleza hostil.”

El choque entre naturaleza y civilización, el enfrentamiento entre el crecimiento económico y la necesidad de un desarrollo sostenible, las diferencias entre razas y culturas que se «topan» unas con otras por primera vez en la historia, los intereses y métodos diversos de las potencias internacionales en su lucha por la hegemonía, y las relaciones cambiantes entre hombres y mujeres, son sólo algunos de los variados contrapuntos a través de los que el relato avanza y se desarrolla. La viveza de las situaciones y lo ineludible de los conflictos imprimen un ritmo imparable a la aguda descripción de los escenarios y la potente visión de conjunto.

“El bosque infinito es un libro a la antigua. Es largo, tiene un montón de personajes y trata un gran tema. No es el tipo de obra “ombliguista” sobre una familia disfuncional, tan cara a la mayoría de los escritores norteamericanos. Es distinto, pero creo que la gente quizás echa de menos esos libros que fueron escritos hace algún tiempo: el libro grueso cuidadosamente escrito.”

annie-proulx

Annie Proulx

La autora:
Edna Annie Proulx nació en Norwich, Connecticut, Estados Unidos, el 22 de agosto de 1935; irrumpió en el mundo literario ya en la cincuentena, pero lo hizo brillantemente. Su segunda novela, Atando cabos, fue llevada al cine, mereció el Pulitzer 1993 y el National Book Award, y cosechó un rotundo éxito de lectores. Le siguieron un volumen de cuentos, Canciones del corazón (1988), y dos novelas, Los crímenes del acordeón (1996) y Un as en la manga (2002). El relato Brokeback Mountain, convertido en película, volvió a llevarla a la actualidad. Hoy vuelve a la novela con El bosque infinito, una monumental y ágil saga que abarca tres siglos de historia y que representa, para muchos autores, críticos y lectores, la culminación de su obra.

El libro:
El bosque infinito (título original: Barkskins, 2016) ha sido publicado por la Editorial Tusquets en su Colección Andanzas. Traducido del inglés por Carlos Milla Soler. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 848 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo relacionado con el libro titulado Elogios para Barkskins de Annie Proulx.

Para saber más:
Annie Proulx en Wikipedia en inglés.

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa