Archivo de la etiqueta: Literatura Random House

“La Ciudad Perdida del Dios Mono”, de Douglas Preston

«Un viaje de descubrimiento al corazón ignoto de la selva más densa del mundo»
.

Uno de los libros más fascinantes que nunca he leído es también un libro de búsqueda. A través de la selva amazónica está basado en los manuscritos escritos por el mítico coronel inglés Percy Harrison Fawcett que desapareció en las selvas de Brasil en pos de un sueño: encontrar una civilización perdida heredera de la Atlántida. Desde entonces, Fawcett se convirtió en una de las mayores leyendas del siglo XX  y Steven Spielberg se basó en él para crear el personaje de Indiana Jones

Cubierta de La Ciudad Perdida del Dios Mono

Cubierta de: ‘La Ciudad Perdida del Dios Mono’

La ciudad perdida del dios mono tiene mucho del espíritu que guió al coronel Fawcett, y que Douglas Preston ha plasmado en un magnífico libro de aventuras en el que narra la búsqueda y localización de la legendaria Ciudad Blanca como también era conocida, una aventura en el corazón ignoto de la selva más densa del mundo que propició uno de los grandes descubrimientos del siglo XXI.
Esta novela sobre una legendaria civilización precolombina combina lo mejor del periodismo, la novela histórica, el thriller y la investigación arqueológica.
Desde los días de Hernán Cortés han circulado rumores sobre una ciudad perdida con inmensas riquezas escondida en alguna parte de Honduras. Los pueblos indígenas hablan de ancestros que huyeron a ese lugar para escapar de los conquistadores españoles, y advierten que cualquiera que entre a esta ciudad sagrada enfermará y morirá. En 1940, el periodista estadounidense Theodore Morde regresó de la selva con cientos de objetos antiguos, asegurando haber encontrado la Ciudad Blanca. Sin embargo, se suicidó sin revelar su ubicación
.

Tres cuartos de siglo después, en 2015, Preston había formó parte de una expedición a Honduras que localizaba una ciudad inexplorada en lo profundo de las selvas tropicales del país, una que pertenecía a una civilización aún desconocida. A bordo de un viejo avión monomotor, y gracias a un avanzado dispositivo láser (el LIDAR), descubrieron la imagen inconfundible de una metrópoli entre el denso follaje selvático. Aventurándose en esta tierra salvaje, Preston y el equipo de investigadores se enfrentaron a lluvias torrenciales, arenas movedizas, insectos portadores de enfermedades, jaguares y serpientes, entre ellas la peligrosísima Barba amarilla.

UTL, LLC BENENSON Productions NCALM

UTL, LLC / BENENSON Productions NCALM

Pero no fue la única ciudad localizada, como se muestra en el libro, el LIDAR mostró no una sino dos ciudades perdidas, y la segunda, tan grande como el núcleo de Copan, no se ha explorado en absoluto.

“Oímos de escorpiones y arañas que entran en las botas por la noche, por lo que teníamos que ponerlas bocabajo en estacas clavadas en el suelo y sacudirlas cada mañana. Habló de feroces hormigas rojas que plagan el sotobosque y que, al menor roce de una rama, llueven a raudales y se te meten en el cabello, te bajan por el cuello y muerden como locas, inyectando una toxina que requiere evacuación inmediata. Miren con cautela, nos advirtió, antes de poner la mano sobre cualquier rama, tallo o tronco. No avancen sin cuidado por la vegetación densa. Además de los insectos escondidos y las serpientes trepadoras, muchas plantas tienen espinas y púas capaces de sacar sangre. Teníamos que usar guantes en la selva, de preferencia de los de buzo, que sirven mejor para prevenir la entrada de espinas.”  [Pág. 15-16]

Sin embargo, no fue sino hasta su regreso que la tragedia los golpeó: Preston y otros miembros de la expedición descubrieron que habían contraído en las ruinas una terrible enfermedad tropical incurable conocida como leishmaniasis mucocutánea que los jejenes (similares a los mosquitos comunes, pero de menor tamaño) les habían infectado,  por la cual recibió tratamiento en los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos.

Intrigante e impactante, plagada de aventuras estremecedoras y dramáticos giros de tuerca, La Ciudad Perdida del Dios Mono es el recuento verídico de uno de los grandes descubrimientos del siglo XXI.

Para terminar, la última frase del libro, que es como una premonición:
“Ninguna civilización ha sobrevivido por siempre. Todas avanzan hacia la disolución, una tras otra, como olas del mar contra la costa. Ninguna, incluyendo la nuestra, está exenta del destino universal.”

Lee y disfruta de un fragmento del libro.

Douglas Preston

Douglas Preston

El autor:
Douglas Jerome Preston (Cambridge, Massachusetts, 1956) trabajó como escritor y editor para el Museo Americano de Historia Natural y dio clases de escritura en la Universidad de Princeton. Ha colaborado con The New Yorker, Natural History, National Geographic, Harper’s, Smithsonian y The Atlantic. Es autor de varios aclamados libros de no ficción, entre los que destaca El monstruo de Florencia, y también, como coautor con Lincoln Child, de la exitosa serie de novelas del agente Pendergast, del FBI.

El libro:
La Ciudad Perdida del Dios Mono (título original: The Lost City of the Monkey God: A true Story, 2017) ha sido publicado por el Sello Literatura Random House del Grupo Penguin Random House. Traducción de Hugo López Araiza Bravo. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 390 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo titulado La ciudad perdida del Dios Mono.

.
Para saber más:
La Ciudad Blanca en Wikipedia.

El dios Mono

 

 

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Arte, Biografías, Curiosidades, Ensayo - Crítica literaria, Historia, Literatura, Literatura, Narrativa, Viajes y tiempo libre

“Siete cuentos morales”, de J.M. Coetzee

«¿Qué sería del arte de la ficción si no existiera el doble sentido?»

«J. M. Coetzee recupera a su ‘alter ego’ femenino Elizabeth Costello en Siete cuentos morales, obra que publica primero en español.»
.

Cubierta de Siete cuentos morales

Cubierta de: ‘Siete cuentos morales’

Siete cuentos morales, se acaba de publicar en español en versión de Elena Marengo para todo el mundo hispánico, publicada en una coedición entre Penguin Random House y el pequeño sello independiente argentino El Hilo de Ariadna. Pero lo más importante es que el Nobel sudafricano lanza en exclusiva la obra en lengua española, antes que su versión original inglesa, que de momento no tiene fecha de publicación, pero que se publicará primero en Australia a lo largo de este año.Soledad Constantini

Pero porqué primero en español. En la presentación del libro en Madrid Coetzee habló largo y tendido del tema. Detrás de esta decisión hay una historia que transcurre a lo largo de su carrera como escritor a través de cinco décadas. Se publicaban en Estados Unidos o en Inglaterra y pensaba en el porqué tenían que salir antes en inglés y después en otros idiomas. A esto contribuyó el progresivo desencanto con la cultura anglosajona y su idioma. Estaba harto del imperialismo estadounidense, de su política, de su obsesión por que todos copiemos su modo de vida, y ha perdido definitivamente el interés por esos centros culturales que para él una vez fueron Londres y Nueva York. “No me identifico ya con el inglés”, comentó en la presentación.  “Todo el mundo parece entusiasmado con la globalización del idioma, pero no se dan cuenta de lo que supone. Un idioma da la visión de la cultura en el que nace. Y lo que el inglés conlleva, no me interesa”. “Me empecé a interesar en como eran leídos y recibidos mis libros en otros países y comencé a trabajar con mis traductores a otros idiomas y en ese momento me vi realmente como un autor internacional en el sentido de que soy un escritor que no me encuentro localizado en ningún idioma en particular. ¿Porqué mis libros tienen que publicarse primero en inglés y después en otros idiomas? Y siempre en el hemisferio norte. ¿Y porqué no publicar primero en el hemisferio sur?”
Y encontró una editorial solidaria con esta idea: El hilo de Ariadna y a una editora: Soledad Constantini  y decidió publicar primero en español en Argentina, y después (sin fecha todavía) en inglés en Australia.

Los lectores de John M. Coetzee reconocemos a la feroz pensadora Elizabeth Costello, cuyas ocho conferencias nos llegaron a través del libro que lleva su nombre en 2003. Se trata de una ficción didáctica, pero a su vez los relatos sorprenden por su capacidad de convocarnos a reflexionar sobre los desafíos que compartimos y que van más allá de lo individual. En esa línea, Siete cuentos morales vuelve a presentarnos la voz de Elizabeth Costello, ahora en el papel de una vara rectora para una serie de relatos que, alrededor de temas como el sexo y el amor: Una historia, el deseo y la vejez: Vanidad y Una mujer que envejece; y la ecología: Matadero de cristal, por instantes rozan cierto espíritu de superioridad moral, como le reprocha al personaje uno de sus propios hijos, John.

“Escribo para ellos. Tuvieron una vida tan breve, tan fácil de olvidar. Dejando a Dios de lado, soy el único ser del universo que los recuerda. Y cuando yo ya no esté, solo habrá vacío. Será como si no hubieras existido. Por eso escribo sobre ellos y quería que leyeras lo que he escrito. Quería transmitirte a ti la memoria de esos seres. Nada más.”
[Matadero de cristal]

Cada uno de estos Siete cuentos morales funciona como un rompecabezas, un objeto hipnotizante que parece llevarnos a otra parte pero termina por reubicarnos frente a nuestra propia realidad. Nos proponen nada menos que repensar cómo interpretamos las consecuencias de nuestras decisiones cotidianas.
Elizabeth Costello lucha por asegurar la cristalización de pensamientos que pocos se esforzarían por comunicar. Dudas acerca de la moral de nuestra relación con el mundo, de nuestra capacidad de comprender otras formas de vida y de llevar con responsabilidad la convivencia con ellas.

Recomiendo ver el vídeo de la presentación del libro. Su intervención es extraordinaria, ¡claro, es un premio Nobel!

J. M. Coetzee

J. M. Coetzee (Foto: Maudy Ventosa)

El autor:
John Maxwell Coetzee nació en 1940 en Ciudad del Cabo, Sudáfrica. Allí se crió y más tarde cursó estudios universitarios para luego irse a la Universidad de Austin, Texas, y doctorarse en Literatura. En 1972 volvió a Sudáfrica, y desde entonces es profesor en la Universidad de Ciudad del Cabo, además de traductor, lingüista, crítico literario y, sin duda, uno de los escritores más importantes que ha dado Sudáfrica. Premio Nobel de Literatura en 2003, ha sido galardonado con numerosos premios, entre los que destaca el prestigioso premio Booker, que ganó en dos ocasiones, con Vida y época de Michael K (2006) y con Desgracia (2000). Otros títulos publicados en Literatura Random House incluyen Infancia (2001), Juventud (2002), Elizabeth Costello (2004), Hombre lento (2005), Diario de un mal año (2007), La infancia de Jesús (2013), Los días de Jesús en la escuela (2017) y Siete cuentos morales (2018). También ha publicado varios libros de ensayo, entre los que destacan Contra la censura (Debate, 2007), Costas extrañas (Debate, 2004), Mecanismos internos (2009), Las manos de los maestros (dos volúmenes, 2016), la correspondencia mantenida con Paul Auster, Aquí y ahora (2012), y una conversación con la terapeuta Arabella Kurtz, El buen relato (2015). Asimismo, fue galardonado en España con los premios Llibreter 2003 y Reino de Redonda (2001), creado por el escritor Javier Marías.

El libro:
Siete cuentos morales (título original en inglés: Moral Tales, 2018) ha sido publicado por el Sello Literatura Random House de Penguin Random House en coedición con la Editorial El Hilo de Ariadna. Traducido del inglés por Elena Marengo. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 123 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo el vídeo en el que J. M. Coetzee presenta el libro Siete cuentos morales junto a Soledad Constantini.

Para saber más:
J. M. Coetzee en Wikipedia.

1 comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa