Archivo de la etiqueta: Fundación José Manuel Lara

“Prender con Keroseno el pasado. Una biografía de Carlos Edmundo de Ory”, de José Manuel García

Premio Antonio Domínguez Ortiz de Biografías 2018

«Documentado recuento del itinerario personal y creativo de uno de los autores más rompedores de la literatura española contemporánea.»
.

Cubierta de Prender con Keroseno el pasado

Cubierta de: ‘Prender con Keroseno el pasado’

El Premio Antonio Domínguez Ortiz de Biografías 2018, que conceden la Fundación Cajasol y la Fundación José Manuel Lara, recupera en esta ocasión a una de las grandes figuras de la literatura española contemporánea: Carlos Edmundo de Ory. (1923-2010), una de las personalidades más heterodoxas de la cultura española. Su vida fue una galaxia de biografías: no sólo su obra puede leerse como una biografía, sino que su biografía es la historia de muchas vidas. Basta recordar que para Caballero Bonald, la obra del gaditano “supone un notable ejemplo de vitalidad creadora, de estrategia independiente frente a cualquier precepto de curso legal, defendiendo lo que el ejercicio de la literatura tiene de aventura”

Carlos Edmundo de Ory junto a José Manuel Caballero Bonald en un congreso celebrado en Segovia en 1952.

Carlos Edmundo de Ory junto a José Manuel Caballero Bonald en un congreso celebrado en Segovia en 1952.

En una entrevista a José Manuel García comentó que  la figura de este casi desconocido poeta gaditano, con una vida legendaria como fundador de escuelas y expatriado, me tenía, casi tanto como su poesía, fascinado. Ory se me aparecía como un rebelde de lo más llamativo y -me habían confesado sus más cercanos- como un ser caprichoso e ingobernable enemistado con toda clase de convencionalismos. Eso acrecentó mi interés por aquel personaje tan a contracorriente de los escritores que había estudiado y leído. El caso fue que cuando lo conocí ya tenía yo formada una idea previa sobre algún rasgo de su personalidad. Sabía, por lo pronto, que la obra y la vida de Ory iban juntas y que su condición de desarraigado de la oficialidad literaria lo dotaba de un cierto prestigio. Luego, cuando lo traté, no me defraudó en absoluto, antes bien me completaron esa imagen su inocencia, su inteligencia y su capacidad para el disparate. Pero el culto a la figura de Ory en España le hizo daño -tenía fama de loco- y ocultó al ser humano que había detrás del personaje.
No es fácil presentar a Ory ante un hipotético lector español. Tal vez no valga la pena atribuir a nadie en particular la relativa desconsideración con que se ha tratado en España la obra del poeta gaditano, y que ésta se deba solamente a la escualidez generalizada del medio crítico, reflexivo y literario nacional. Ni siquiera en el momento de su muerte dedicaron los telediarios españoles, los boletines de radio, las ediciones digitales de los periódicos grandes espacios a la muerte de un escritor que murió, además, sin un reconocimiento oficial de primer nivel a su trayectoria literaria. Su paso por el mundo y por las letras españolas fue todo, menos amable. Bien es verdad que Ory escribió la mayor parte de su obra encerrado, de espaldas a los premios y festivales literarios, a los aplausos y las veleidades de la fama, de espaldas a sus lectores (escasos o por lo menos no en una cantidad proporcional a su importancia para las letras hispanas) y de espaldas incluso a las grandezas y miserias de la vida cotidiana. No obstante, su participación en la fundación del postismo y el introrrealismo lo sitúan en un lugar destacado de las vanguardias españolas del siglo XX. Si a ello unimos su obra poética, rica y diversa, sus aforismos deslumbrantes, el misterio de sus cuentos y su imprescindible Diario, tenemos una producción que merecería figurar en un lugar más destacado que el que, a día de hoy, ocupa.

El jurado, compuesto por Nativel Preciado, Antonio Cáceres, Jacobo Cortines, Alberto González Troyano, Ignacio Fernández Garmendia, Joaquín Pérez Azaústre y Rafael Valencia, reconoció el rigor y el ritmo narrativo de este trabajo de José Manuel García Gil que ilumina tanto la original figura de un creador tan excepcional como Ory como el contexto de su época.

Lee y disfruta de las primeras páginas del libro.

José Manuel García Gil. Foto: de José Belló Aliaga

José Manuel García. Foto: José Belló Aliaga

El autor:
José Manuel García Gil es profesor de Lengua y Literatura, director de la revista Caleta. Literatura y pensamiento y de la colección Calembé de libros de relatos. Ha publicado los libros de poemas Verdades a medias (1998), Las veces del río (2003), El salón de los eclipses (2005), Aguas prohibidas (Premio Ateneo de Sevilla, 2009) y Una hora sin cámaras (2011). Ha editado y prologado las antologías Cuentos del paraíso desconocido. Antología última del cuento en Costa Rica (2008), El corazón deshabitado. Últimos cuentos de amor en Colombia (2010) y República de los lobos. Antología del cuento mexicano actual (2015). También ha editado la antología Cuentos sin hadas (2017) de Carlos Edmundo de Ory.

El libro:
Prender con Keroseno el pasado. Una biografía de Carlos Edmundo de Ory ha sido publicado por la Fundación José Manuel Lara en su Colección Biografías. Encuadernado en tapa dura, tiene 570 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo el vídeo de la presentación de Prender con Keroseno el pasado de José Manuel García Gil. Vídeo grabado por José Belló Aliaga.

Para saber más:
Fundación Carlos Edmundo de Ory.
Carlos Edmundo de Ory en el Instituto Cervantes.
Carlos Edmundo de Ory en Wikipedia.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Biografías, Ensayo - Crítica literaria, Historia, Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Poesía, Nombramientos y Premios

“Días felices. Aproximaciones a ‘El jardín de las delicias’ de Francisco Ayala”, de Carolyn Richmond

Premio Manuel Alvar de Estudios Humanísticos 2018

“Este libro es un acto de amor”
.

«Cuenta Richmond que, al final de su dilatada vida, Francisco Ayala solía repetirle: “Cuando yo muera, tú serás libre”. Este libro es un emocionante ejercicio de lealtad, de compromiso con la salvaguarda de un precioso legado, y a la vez la obra de una lectora rigurosa, gozosamente libre.»

Cubierta de Días felices

Cubierta de: ‘Días felices’

“Realmente, esto ha sido un acto de amor. Cuando yo empecé a hacer este trabajo, escribiendo la crítica, él se sentaba a mi lado y leía mi pantalla, le gustaba hacerlo al final del día. A pesar de que yo le decía que esto no funcionaba, que no era una crítica, él estaba contento. Era una relación curiosa la nuestra”, confiesa Richmond. Ayala falleció mucho antes de que la obra estuviese terminada, un hecho que, según la autora, se nota en el texto, ya que hubo un espacio de varios años donde no pudo hacer nada, reconoció. “Me ha costado muchas horas de trabajo mezcladas con muchas emociones, una contraposición de lágrimas y alegría; por suerte, he podido ponerle fin”.

La catedrática de Literatura Española (Nueva Inglaterra, 1938), viuda del autor granadino, ha tratado de desentrañar cada uno de los detalles de esa “arca de las palabras” que es El jardín de las delicias. “He estado encerrada durante 15 años en esto. Se puede decir que he vivido en el libro y que ahora presento un bebé mío. Saber que muchas personas van a leerlo y comentarlo me llena de emoción. Estoy muy agradecida al premio y al mundo”, afirmó la crítica, escritora y profesora norteamericana, a la que el Gobierno concedió hace diez años la nacionalidad española.
Richmond describe este libro como una “indagación” de una de las obras más destacadas de Ayala. En ella realiza un análisis de corte tradicional y personal con el objetivo de dialogar sobre el arte, el tiempo y la relación entre literatura y realidad que tanto abarcó el autor granadino con su “profundo simbolismo”. “Es muy interesante porque, cuando lees El jardín de las delicias, puedes pensar que es un libro sin más. No obstante, como todo un buen clásico, hay muchas maneras diferentes de leerlo y no hay nada sencillo. Cuanto más lees, más riqueza tiene el libro y más cambia, al igual que pasa con las personas”.

En Días felices. Aproximaciones a ‘El jardín de las delicias’ de Francisco Ayalael jurado valoró el impecable análisis de una de las obras mayores de Ayala, interpretada en toda su vasta riqueza de significaciones; este ensayo pone de manifiesto su carácter abierto, heterogéneo y fragmentario, su relación con la obra anterior del escritor y el universo de referencias culturales o autobiográficas en el que adquiere pleno sentido. El jurado estuvo integrado por Dª Nativel Preciado, D. Jacobo Cortines Torres, D. Ignacio Fernández Garmendia, D. Alberto González Troyano, D. Antonio Cáceres, D. Rafael Valencia y D. Joaquín Pérez-Azaústre.

El libro se complementa con una relación de obras de Francisco Ayala citadas.

Lee y disfruta de las primeras páginas del libro.

Carolyn Richmond

Carolyn Richmond

La autora:
Carolyn Richmond es crítica literaria, escritora y catedrática emérita de LiteraturaEspañola de la City University of New York. Desde su jubilación de la enseñanza, en 2000, reside en Madrid, donde dedica su tiempo a la investigación, a la escritura y a la Fundación Francisco Ayala (con sede en Granada), de la que es presidenta de honor y directora académica. Sus estudios se han centrado en la obra narrativa de tres autores españoles: Leopoldo Alas, Ramón Gómez de la Serna y Francisco Ayala, de cuyas Obras completas, publicadas en siete volúmenes, es editora. En 2016 fue elegida miembro correspondiente de la Real Academia Española.

El libro:
Días felices. Aproximaciones a ‘El jardín de las delicias’ de Francisco Ayala ha sido publicado por la Editorial Fundación José Manuel Lara fuera de colección. Encuadernado en tapa dura, tiene 270 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo es es una pequeña joya. La vida y obra del escritor Francisco Ayala es analizada en el programa “A Fondo” dirigido por Joaquín Soler Serrano de TVE. Esta entrevista fue emitida el 11/12/1977.

Para saber más:
Obras Completas de Francisco Ayala.
http://www.ffayala.es/

Francisco Ayala en Wikipedia.
Carolyn Richmond en la RAE.

Francisco Ayala y Carolyn Richmond

Francisco Ayala y Carolyn Richmond

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Biografías, Ensayo - Crítica literaria, Literatura, Literatura, Narrativa