Archivo de la categoría: Historia

Como dijo el sabio, quien desconoce su historia está obligado a repetirla.

“Travesías históricas. Viajeros andaluces que contaron el mundo”, de Eva Díaz Pérez

Diplomáticos, cosmógrafos, marinos, aventureros, exiliados, heterodoxos: una colección de biografías viajeras con aires de novela épica.
.

El Centro de Estudios Andaluces y la Fundación José Manuel Lara publican Travesías históricas de la escritora y periodista Eva Díaz Pérez, una obra que rescata el testimonio de viajeros, intelectuales, científicos y creadores andaluces de diversas épocas históricas que perseveraron en conocer horizontes ajenos.

 “¿Es que acaso no existe un relato del Norte hecho desde el Sur? ¿De verdad no existía un Sur que no se hubiese limitado a ser un simple objeto y que incluso se hubiera atrevido a analizar el mundo? ¿Nunca hubo andaluces que hubieran viajado para narrar lo que habían visto más allá de sus fronteras?

Cubierta de Travesías históricas

Cubierta de: ‘Travesías históricas’

La respuesta es un “Sí” mayúsculo. Lo que ocurre es que, como es sabido, la historia oficial, a menudo, no coincide con la real. La autora ha buscado hasta debajo de las alfombras a personajes andaluces que en diversas épocas hubieran mostrado una curiosidad por los horizontes ajenos. Andaluces más allá de Andalucía. El resultado fue una amplia galería de ilustres observadores que no sólo habían contado el mundo sino que además habían sido los primeros en hacerlo. Porque no deberíamos olvidar que los viajeros andaluces fueron pioneros a la hora de describir cómo eran las las tierras, los frutos o los animales jamás vistos en Europa; esa Europa que, a fin de cuentas y al menos en la Edad Moderna, fue el continente sobre el que giró el mundo.
Es esta saga de viajeros del Sur la que a veces denomina los lugares bautiza territorios e incorpora la nueva realidad a la civilización. Tenemos el ejemplo del malagueño Ruy López de Villalobos, que bautizó a las llamadas entonces Islas del Mar del Sur y de Poniente como Islas Filipinas en honor al rey Felipe II.
O el del jienense Pedro Ordóñez de Ceballos que recorrió más de treinta mil leguas viajando por toda Europa, el norte y el sur de África, Oriente Medio, América, Filipinas, Japón, China India o Persia sufriendo naufragios, abordajes, emboscadas, inundaciones, apresamientos, duelos a espada, enfermedades o prisiones. En su autobiografía, El viaje del mundo (1614), este Odiseo andaluz relataba que renunció a la mano de la reina de la Cochinchina ( zona meridional de Vietnam, al sur de Camboya, por si no lo recordabas), y por tanto al trono de aquel lejano lugar, a causa de sus votos religiosos.

Son muchos los andaluces que la autora retrata en el libro. Están Álvar Núñez Cabeza de Vaca; Esteban José Martínez, explorador de alaska; José Celestino Mutis, botánico gaditano; Juan Díaz, cronista de Yucatán. El granadino León el africano, al que Amín Maalouf recuerda en su fascinante novela, cuyo nombre era Juan león de Médicis –al que llamaron Hasan ben Muhammad al-Wazzan al-Fazi al-Garnati– que escribió un libro revelador, Descripción de África (1550).
Benito Arias Montano, que aunque nacido extremeño muy joven se trasladó a Andalucía. Fue un gran humanista, y Felipe II le encomendó la ingente obra de la Biblia Políglota de Amberes, conocida como «Biblia Regia».

Y así podríamos seguir, pues hasta treinta y ocho personajes importantísimos en la historia de España son analizados en este fascinante e ilustrador libro, que rescata al abate Marchena en la Revolución Francesa, a Alonso de Santa Cruz como el cosmógrafo que dibujó el mundo, al marino Antonio de Ulloa y la expedición del meridiano, aventuras científicas como la de Celestino Mutis por Nueva Granada, los recorridos del heterodoxo erasmista Antonio del Corro, la cruzada pacífica del marqués de Tarifa, las crónicas de Carmen de Burgos en la Gran Guerra, la estancia de diplomáticos como Juan Valera en las cortes extranjeras o Santaella salvando judíos del Holocausto,sin olvidar a pioneros de los viajes por aire como Emilio Herrera.

Muchas de las historias recogidas en este volumen, editado conjuntamente por la Fundación José Manuel Lara y el Centro de Estudios Andaluces, son muy poco conocidas.

Lee y disfruta de un fragmento del libro, que incluye el índice.

Eva Díaz Pérez (Foto José Belló Oliaga)

Eva Díaz Pérez (Foto: José Belló Oliaga)

La autora:
Eva Díaz Pérez (Sevilla, 1971) es autora de las novelas Adriático (Premio Málaga de Novela y Andalucía de la Crítica), El sonámbulo de Verdún, El club de la memoria (finalista del Premio Nadal 2008), Hijos del mediodía (Premio de Narrativa El Público de Canal Sur) y Memoria de cenizas (Premio Miguel de Unamuno). Ha publicado los ensayos La Andalucía del exilio; Sevilla, un retrato literario, o El polvo del camino, el libro maldito del Rocío. Es coautora de Salvador Távora, el sentimiento trágico de Andalucía y Semana Santa insólita, delirios y visiones heterodoxas. Colabora con los diarios ABC y El País, y las revistas Mercurio y Andalucía en la Historia. Ha recibido los premios periodísticos Unicaja, Francisco Valdés, Universidad de Sevilla, Ciudad de Málaga y Ciudad de Huelva.

El libro:
Travesías históricas. Viajeros andaluces que contaron el mundo ha sido publicado por El Centro de Estudios Andaluces y la Fundación José Manuel Lara. Encuadernado en tapa dura, tiene 302 páginas de ellas 16 de ilustraciones.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en el que Eva Díaz Pérez es entrevistada en Andalucía Tv por Jesús Vigorra.

Para saber más:
http://evadiazperez.blogspot.com.es/     (Blog personal de la autora)

 

Sentadas, de izquierda a derecha, Candela Mora, delegada de la Junta de Andalucía en Madrid; la autora Eva Díaz Pérez; Mercedes de Pablos, directora del Centro de Estudios Andaluces y

Sentadas, de izquierda a derecha, Candela Mora, delegada de la Junta de Andalucía en Madrid; la autora Eva Díaz Pérez; Mercedes de Pablos, directora del Centro de Estudios Andaluces y Ana Gavín, directora de la Fundación José Manuel Lara . En primer término, de pie, Ignacio Garmendia, editor de la Fundación José Manuel Lara. (Foto: José Belló Oliaga)

Deja un comentario

Archivado bajo Biografías, Ensayo - Crítica literaria, Historia, Literatura, Literatura, Narrativa, Viajes y tiempo libre

“El siglo de la revolución. Una historia del mundo desde 1914”, de Josep Fontana Lázaro

“He escogido como inicio 2014, cuando la Primera Guerra Mundial, conocida generalmente como la Gran guerra, dinamitó el viejo orden, y lo acabo en la proximidad de 2017, cuando se celebrará el primer centenario de una revolución que, con sus conquistas, sus errores y su fracaso final, sigue siendo un fantasma que atemoriza aún las noches de los poderosos.”
Josep Fontana

Cubierta de El siglo de la revolución

Cubierta de: ‘El siglo de la revolución’

La amenaza de subversión del orden establecido que implicaba el modelo revolucionario bolchevique determinó la evolución política de los demás, empeñados en combatirlo y, sobre todo, en impedir que su ejemplo se extendiera por el mundo. Fascismo y nazismo, por ejemplo, nacieron como respuestas a la amenaza comunista, proponiendo como alternativa modelos de revolución nacionalista que no pasaron de formulaciones retóricas. Respuestas más positivas a esta misma amenaza fueron los avances conseguidos en muchos países por el movimiento obrero en alianza con la socialdemocracia. La culminación de esta dinámica se produjo después de la segunda guerra mundial, cuando, tras la derrota del fascismo, los avances sociales del estado de bienestar cumplieron la función de servir como antídoto contra la penetración de las ideas del comunismo en las sociedades del mundo desarrollado. Fue así como se alcanzó aquella situación excepcional de los años que van de 1945 a 1975, cuando en los países desarrollados se registraron las mayores cotas de igualdad hasta entonces conocidas y se reforzó la ilusión de un mundo de progreso continuado en que los grandes objetivos sociales de los revolucionarios podrían alcanzarse pacíficamente por la vía de la negociación.

A partir de los años setenta del siglo pasado, sin embargo, al tiempo que se hundía el poder soviético y que el comunismo dejaba de ser una amenaza interna para las sociedades «occidentales», esa trayectoria cambió para dar paso a la reconquista del poder por las clases dominantes y a una fase de retroceso social que culminó después de la crisis final del «sistema socialista» en 1989, saludada por los intelectuales al servicio del sistema con augurios de que el triunfo de la democracia liberal y de la economía de mercado iban a significar el inicio de una nueva era de progreso e igualdad. No ha sido así, de modo que hoy, a los veinticinco años de la disolución definitiva de la URSS, resulta evidente que no ha habido los avances anunciados, sino que, por el contrario, nos encontramos en una situación de estancamiento económico y ante el panorama de una desigualdad creciente que se traduce en un empobrecimiento general.

Frente a las explicaciones de quienes sostienen que el estancamiento y las desigualdades actuales son el resultado inevitable de la evolución autónoma de las fuerzas económicas, obviando cualquier referencia a sus causas políticas, a Josep Fontana le parece conveniente revisar la historia de este «siglo de la revolución» para tratar de entender las causas que nos han llevado a la situación actual.
El autor ha escogido como inicio 1914, cuando la Primera guerra mundial, conocida generalmente como la Gran guerra, dinamitó el viejo orden, y lo acaba en la proximidad de 2017, cuando se celebrará el primer centenario de una revolución que, con sus conquistas, sus errores y su fracaso final, sigue siendo un fantasma que atemoriza aún las noches de los poderosos. Su intención ha sido recuperar la política, entendida como la acción colectiva de la «polis», como un factor histórico explicativo, para tratar de entender el mundo en que vivimos, a lo que se agrega la convicción de que tan sólo a partir de la política se puede aspirar a recuperar una dinámica que vuelva a hacer posibles los avances en la conquista de la libertad y la igualdad.

«Toda la historia de la sociedad humana, hasta la actualidad —escribían Karl Marx y Friedrich Engels en 1848— es una historia de luchas de clases. Libres y esclavos, patricios y plebeyos, barones y siervos de la gleba, maestros y oficiales; en una palabra, opresores y oprimidos, frente a frente siempre, empeñados en una lucha ininterrumpida, velada unas veces, y otras franca y abierta.»

Lee y disfruta del primer capítulo del libro.

Josep Fontana i Lázaro

Josep Fontana i Lázaro

El autor:
Josep Fontana i Lázaro (Barcelona, 1931) ha enseñado Historia contemporánea e Historia económica en las universidades de Barcelona, Valencia, Autónoma de Barcelona y Pompeu Fabra, de la que es catedrático emérito. Entre sus libros destacan La quiebra de la monarquía absoluta 1814-1920 (1971 y 2000), La historia después del fin de la historia (1992), Europa ante el espejo (1994 y 2000), Introducción al estudio de la historia (1999) y De en medio del tiempo (2006), todos ellos publicados por Crítica Sus últimas obras son Por el bien del imperio. Una historia del mundo desde 1945 (2011) y El futuro es un país extraño. Una reflexión sobre la crisis social de comienzos del siglo XXI (2013).

El libro:
El siglo de la revolución. Una historia del mundo desde 1914 ha sido publicado por el Sello Crítica en su Colección Serie Mayor. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 804 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en el que Josep Fontana habla sobre su libro El siglo de la revolución. Una historia del mundo desde 1914.

El siglo de la revolución

Fragmento de la cubierta de ‘El siglo de la revolución’

Deja un comentario

Archivado bajo Ensayo - Crítica literaria, Historia, Literatura