Archivo de la categoría: Historia

Como dijo el sabio, quien desconoce su historia está obligado a repetirla.

“Diario (1887-1910 y 1911-1925”, de André Gide

«DeBolsillo publica por primera vez en España la versión íntegra del monumental Diario de André Gide, considerada su obra cumbre»

Edición establecida y anotada por Éric Marty
Prólogo y adaptación de las notas Ignacio Echevarría
Traducción de Ignacio Vidal-Folch

Cubiertas de 'Diario' (1887-1910 y 1911-1925)

La editorial DeBolsillo publica, por primera vez en España, el texto completo de la obra más importante de André Gide: los cuatro volúmenes de su monumental Diario, considerado su obra cumbre. Esta edición supone la publicación integral de un monumento literario e histórico de la literatura francesa.
Configuran este proyecto editorial la publicación de cuatro volúmenes que corresponden a los distintos ciclos vitales del autor: Volumen I: 1887-1910; Volumen II: 1911-1925; Volumen III: 1926-1939; y Volumen IV: 1940-1950. Los dos primeros volúmenes, que llegan a las librerías este mes de marzo de 2021, comprenden su etapa de adolescencia y juventud (1887-1910), y su etapa en la primera vida adulta (1911-1925).

André Gide, figura central de la cultura francesa del siglo XX, además de Premio Nobel de Literatura en 1947, inició su Diario a los 18 años (4 de octubre de 1887) y lo concluyó seis días antes de fallecer (21 de noviembre de 1950) con la siguiente anotación: «No. No puedo afirmar que, al terminar este cuaderno, todo habrá de concluir… Tal vez tendré el deseo de agregar algo todavía… En el último instante, agregar algo todavía». Antes hay miles de entradas que en las que, además de narrar su día a día, Gide reflexiona sobre la importancia que tenían para él las obras inconclusas (como
inevitablemente lo son siempre los diarios).
Con la publicación de su Diario —que tuvo diversas versiones hasta que La Pleiade fijó la definitiva en 1996—, Gide transformó para siempre el género de los diarios íntimos del mismo modo que lo habían hecho personajes centrales de la cultura francesa como Stendhal, Vigny o Delacroix. De hecho, se dice que fue él quien convirtió el género en una expresión literaria con entidad propia y, en consecuencia, quien inspiró a autores como Virginia Woolf, Witold Gombrowicz y Julien Gracq. Afirma Ignacio Echevarría en la introducción:

«De Gide se llegó a decir en su momento que era el más grande de los escritores menores, y puede que sea verdad. Pero, si alguna vez lo tuvo, el veneno de la frase ha perdido con el tiempo todo su efecto. Un juicio así, en la actualidad más bien contribuye a atraer la atención sobre el autor que lo suscita. Lo que sin duda es cierto es que la obra de Gide consiste en una sucesión de obras «menores». Y que, paradójicamente, el Diario ha terminado por cobrar, en relación con todas ellas, la posición de obra mayor.»

André Gide fue uno de los exponentes más destacados de la literatura francesa de la primera mitad del siglo XX y, aunque su figura ha perdido hoy la importancia que tuvo para las generaciones inmediatamente posteriores a su muerte (incluso en España, cuya obra circulaba de un modo clandestino), su obra sigue teniendo una enorme transcendencia. Sin embargo, el tiempo ha hecho que sus libros hayan caído en el olvido —apenas siguen catalogados en el mercado español una docena del medio centenar que escribió— y que hoy se considere que su Diario es su trabajo más importante.

VOLUMEN I: 1887-1910
Este primer volumen que publica DeBolsillo incluye el diario de adolescencia que Gide descartó en la edición que publicó en 1939 en La Pléiade, además de contener el de juventud y el de la primera etapa de madurez. Así pues, arranca el 4 de octubre de 1887 y concluye el 5 de diciembre de 1910, momento en el que el autor tiene 41 años, está casado y ya ha adquirido una posición relevante dentro de la cultura francesa.
Nacido en el seno de un acaudalado matrimonio protestante, André Gide fue educado en una atmósfera rigurosamente puritana que le inculcó un sentido de la culpa y una necesidad de autojustificación que arrastró a lo largo de toda su vida. Fue un niño remilgado, huraño y hostil, y acabó siendo expulsado de la École Alsacienne por unas «malas prácticas» que podrían tener naturaleza sexual. Su padre falleció cuando él contaba once años, lo cual le dejó al cuidado de su madre, una mujer intransigente que censuraba su conducta. La aparición de su prima Madeleine, con quien establece un fuerte vínculo en la adolescencia y con quien posteriormente se casará, salvó a Gide de una juventud donde sólo imperaba el desconcierto.
En octubre de 1895, y pese a su homosexualidad desatada, Gide contrae matrimonio con esa especie de «convidada de piedra» en su vida que es Madeleine. En realidad, uno de los motivos por los que el Diario tuvo ediciones mutiladas fue por el deseo de su prima de no aparecer en las versiones públicas del mismo. A ella le horrorizaba que su vida privada estuviera al alcance de todo el mundo y Gide respetó este deseo en todas las ediciones que permitió.

Encuadernado en tapa dura tiene 928 páginas.
Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

VOLUMEN II: 1911-1925
Cuando arranca esta parte del Diario, André Gide ya ha cumplido 41 años y se encuentra a las puertas de la madurez, a la que ha tardado en llegar porque en su interior sigue habiendo una lucha entre el puritanismo y la libertad sexual. La gente le ve como un ciudadano respetable y acomodado, pero por dentro está en permanente estado de construcción. Aunque al principio su productividad literaria es pausada, a partir de 1914 empieza a publicar con asiduidad: Los sótanos del Vaticano, Lasinfonía pastoral, Corydon, Si la semilla no muere, Los falsificadores de moneda… Pero la recepción de su obra es discreta y la crítica no percibe, o al menos eso cree él, la profundidad que tiene en su conjunto. Por otra parte, en esta etapa empiezan las controversias respecto a su concepción del arte y a su alrededor surgen burlas respecto a sus pretensiones de posteridad. Es interesante, a este respecto, la tirante relación que siempre mantuvo con Jean Cocteau.
Evidentemente, este segundo volumen de su Diario deja constancia de la repercusión (escasa) que la I Guerra Mundial tuvo en su vida. Y, aunque la guerra no le afectó de un modo directo, sí que hizo que empezara a tomar conciencia política y que adoptara un rol cada vez más crítico hacia el papel desempeñado por Francia. Además, durante la guerra, Gide entra en una crisis espiritual que le lleva de vuelta a la fe católica.

Encuadernado en tapa dura, tiene 960 páginas.
Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

André Gide

André Gide

El autor:
André Gide (París, 1869-1951) fue autor de una amplia obra que abarca casi todos los géneros, incluidos el relato, la poesía, la novela, la crítica, el teatro, la literatura de viajes y la autobiografía. De austera formación protestante, en 1891 se dio a conocer con Los cuadernos de André Walter, una confesión afín al simbolismo de la época. En 1893, se sintió liberado al viajar por el Magreb y comenzó a asumir su homosexualidad. Aun así, se casó poco después con su prima Madeleine Rondeaux, un amor idealizado que supuso nuevos retos para su incesante práctica del autoanálisis.
Tras defender un vitalismo individual en Los alimentos terrenales (1897), volcó dudas y exámenes de conciencia en obras como El inmoralista (1902) y La puerta estrecha (1909). Estilista exquisito, ideó uno de los experimentos más sonados de la narrativa del siglo XX en su única novela, Los falsificadores de moneda (1925); pero no por ello dio la espalda a debates sociales y políticos. En Corydon (1924) reivindicó la homosexualidad, en Viaje al Congo (1927) atacó
el colonialismo y en Regreso de la URSS (1936) expresó su desilusión ante el comunismo que había apoyado en la estela de la Revolución rusa. Dejó constancia de su vida íntima en las minuciosas páginas de su Diario, a juicio de muchos su obra cumbre. En 1947, la Universidad de Oxford lo distinguió con un doctorado honoris causa, y ese mismo año la Academia Sueca le otorgó el Premio Nobel de Literatura.

Para saber más:
André Gide en Wikipedia.

2 comentarios

Archivado bajo Arte, Biografías, Ensayo - Crítica literaria, Historia, Literatura

“Calígula. El emperador loco de Roma”, de Stephen Dando-Collins

«En este libro sobre el emperador más tristemente célebre de Roma, Stephen Dando-Collins relata todas las intrigas palaciegas y los asesinatos que llevaron a la proclamación de Calígula como emperador, y detalla los horrores de su enloquecido reinado y sus homicidas consecuencias llegadas de mano de su hermana Agripina la Menor, su tío Claudio y su sobrino Nerón»

.

Cubierta de 'Calígula'

Cubierta de: ‘Calígula’

En Calígula. El emperador loco de Roma, Stephen Dando-Collins aborda las distorsiones, medias verdades y malentendidos para poder trazar un retrato más fiel de Calígula. Hoy, su nombre nos es familiar a la mayoría de las personas de cierta edad: aquellos que recordamos la adaptación televisiva británica de 1976 de las novelas de Robert Graves Yo, Claudio y Claudio el dios y su esposa Mesalina y la sangrienta película de 1979 Calígula. Muchos historiadores y biógrafos se contentaron con perpetuar la imagen de loco adicto al sexo de Calígula que nos había llegado por fuentes antiguas y modernas, aunque en 1989 y 2003 biógrafos académicos trataron de redimir a Calígula trazando un retrato de un joven emperador que ni estaba loco ni era un adicto al sexo. Aun así, algunos de los actos registrados de Calígula sí que parecen haber sido producto de una mente voluble, y piden exploración y análisis.

Dando-Collins plantea que algunos pasajes de la vida de Calígula han sido exagerados y son prejuiciosos. (…) Aun así, es posible reunir las piezas del rompecabezas y formar un retrato certero de la vida e influencia del joven emperador. (…) Además de evaluar fuentes antiguas y de su propia investigación, ha podido tener en cuenta las excelentes observaciones de historiadores modernos que estudiaron no solo la vida de Calígula, sino también el ejército y la marina romanos, y los hábitos y actitudes de los romanos del siglo I. También Dando-Collins ha podido extraer información de hallazgos arqueológicos modernos. (…) El estudio del ejército romano ayuda a explicar y aclarar muchos aspectos sobre su vida y sus decisiones.

¿Y qué hay de la acusación de que el emperador era mentalmente inestable? Suetonio escribe que, al principio de su gobierno, sufrió de una «enfermedad cerebral» que aparentemente transformó su personalidad de manera drástica. Tácito también se refiere a ella. (…) Pero durante los primeros meses de su reinado, Calígula actuó de modo correcto y era adorado por el populus, que alababa sus actos. Aparentemente de un día para otro, se volvió voluble, caprichoso y cruel. Sus síntomas, como han descrito autores romanos, han dado pie a numerosas teorías sobre la naturaleza de aquella enfermedad. Como explicaremos, existe un diagnóstico médico moderno que encaja con el comportamiento de Calígula.

¿Pero Calígula era de verdad Calígula? Calígula ni siquiera era el nombre del joven emperador. Comenzó su vida con el nombre de Cayo Julio César Germánico, y el mundo romano lo conoció como el emperador Cayo. «Calígula» era un mote cariñoso por el que sus padres lo llamaban cuando era pequeño. Pero cuando Cayo fue emperador, nadie lo llamaba Calígula, y menos después de que un centurión fuese disciplinado por atreverse a referirse a él por ese nombre en público. Y tras la muerte de Cayo, con su sucesor dispuesto a destruir deliberadamente su memoria, sus enemigos y críticos comenzaron a llamarlo Calígula para menospreciarlo.

El autor reúne, con gran habilidad, las piezas del rompecabezas que conforman la vida e influencias de Calígula y muestra en perspectiva su paranoico reinado al tiempo que examina las traiciones y muertes de las que fue testigo, así como la aparición de una enfermedad casi letal que se cree que afectó su salud mental.

Dicho esto, la historia de Calígula no es solamente la historia de un joven lanzado a la luz pública al que se le dio un poder absoluto. Su reinado no puede ser contemplado de forma aislada. El entorno de muerte y caos en el que creció lo condicionó para buscarse maneras de sobrevivir mientras numerosos miembros de su familia morían a su alrededor. Durante años, vivió aterrado de que el verdugo llamase a su puerta. Este aprendizaje de supervivencia conformó su paranoico reinado. Un autor del siglo I escribió que Calígula aprendió por su cuenta a leer las caras de los que lo rodeaban, de modo que desde temprana edad observaba cautelosamente a su alrededor para distinguir quién mentía y quién no, en quién podía confiar y en quién no.

«Una obra que sumerge de lleno al lector en los asesinatos,
la locura y el caos en la Antigua Roma»

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

Stephen Dando-Collins

Stephen Dando-Collins

El autor:
Stephen Dando-Collins (Bornes, Australia, 1950) autor de más de cuarenta libros entre los que se incluyen novelas infantiles y biografías históricas. La mayoría de sus trabajos versan sobre la Historia Militar, desde la época de griegos y romanos hasta las dos guerras mundiales pasando por la historia de los Estados Unidos del siglo XIX. Muchas de sus obras han sido traducidas a otros idiomas entre los que se encuentran el español, italiano, portugués, neerlandés, polaco, ruso, albano y coreano. Considerado una autoridad en las legiones de la antigua Roma, su más reciente obra sobre el tema, Legiones de Roma —publicada con gran éxito en La Esfera— fue la culminación de décadas de investigación sobre las mismas.

El libro:
Calígula. El emperador loco de Roma (título original: Caligula: The Mad Emperor of Rome, 2019) ha sido publicado por la Editorial La Esfera de los Libros en su Colección Historia. Traducción de Gonzalo Quesada. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 310 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en inglés en el que Stephen Dando-Collins hace una introducción a su libro Caligula: The Mad Emperor of Rome.

.
Para saber más:
https://stephendando-collins.com/
https://www.facebook.com/stephen.dandocollins

Deja un comentario

Archivado bajo Biografías, Ensayo - Crítica literaria, Historia, Literatura, Literatura, Narrativa