Archivo de la etiqueta: Editorial Lumen

“El último apaga la luz. Obra selecta”, de Nicanor Parra

«Edición de Matías Rivas.»
«La edición definitiva de la obra poética de Nicanor Parra.»

Por Ricardo Martínez.

Cubierta de El último apaga la luz

Cubierta de: ‘El último apaga la luz’

Siempre se ha dicho que en lo distinto radica, o pudiera radicar, no solo una forma de revolución constructiva sino también de distinción, de evolución. Pues bien, este poeta disidente en el fondo y la forma de la poesía, podemos convenir que no solo nos ha dejado un legado sugerente, rico, incluso humorístico a la historia de la poesía sudamericana, sino que, por tal razón de su interpretar con criterios propios y distintos la realidad, ha renovado, ciertamente, el discurso poético, lo cual no puede entenderse sino como un bien.

Su disidencia natural, de actitud y comportamiento y escritura, le ha llevado a elaborar una obra que aquí queda fielmente recogida bajo el epígrafe de Obra selecta. Así, a modo de ejemplo podemos leer una especie de Oda a la soledad que resulta conmovedora. Es el caso de su poema Nadie, con algunos ‘pasajes’ en verdad relevantes: “No se puede dormir/ Alguien anda moviendo las cortinas/ Me levanto/ No hay nadie/ Probablemente rayos de luna” Más adelante: “Acomodo las sábanas/ Y doy una última mirada al reloj/ Pero oigo sollozos de mujer/ Abandonada por delitos de amor/ En el momento de cerrar los ojos” Y concluye, tan hermosamente: “Ahora cesan todos los ruidos/ Sólo se oyen las olas del mar/ Como si fueran los pasos de alguien/ que se acerca a nuestra choza desmantelada/ Y no termina  nunca de llegar” Ello expresado en una forma  muy personal, diferente, de lectura abierta, digamos. ¿Y no cabría entender este denso poema,  también, como un hermoso canto al amor? De ahí que lo nuevo sugerido con valentía e inteligencia sean esa esperanza cargada de futuro que, emulando las palabras del poeta, pudiera ser el mismo sentido interior de la Poesía.

Puesto que se trata de una compilación de la obra del longevo autor, la proximidad a uno u otro discurso está garantizado –el lector siempre cierra, a su modo, el poema- pero a la vez se amplía la gama de los posibles destinatarios.
De alguna manera toda su obra también podríamos decir que encierra una didáctica de lo poético,  y acaso el ejemplo siguiente sirva de colofón: “Resumiendo la cosa/ al tomar una hoja por una hoja/ al tomar una rama por una rama/ al confundir un bosque con un bosque/ nos estamos comportando frívolamente/ esta es la quinta esencia de mi doctrina/ felizmente ya comienzan a vislumbrarse/ los contornos exactos de las cosas/ y las nubes se ve que no son nubes/ y los ríos se ve que no son ríos/ y las rocas se ve que no son rocas/ son altares/ ¡son cúpulas!/ ¡son columnas!/ y nosotros debemos decir misa”

En fin: oremos, leamos

Nicanor Parra

Nicanor Parra

El autor:
Nicanor Segundo Parra Sandova nació en 1914 en San Fabián de Alico (Ñuble, Chile) y falleció en 2018 en La Reina (Santiago, Chile). Vivió en Santiago y en Chillán. En 1940 viajó a Estados Unidos, donde realizó estudios de Física y Mecánica Avanzada, y en 1945 regresó a Chile. En 1948 fue nombrado director interino de la Escuela de Ingeniería, y publicó sus primeros antipoemas en una antología. En 1952 realizó con Enrique Lihn y Alejandro Jodorowsky el diario mural El quebrantahuesos. En 1954 publicó su obra más influyente, Poemas y antipoemas. Recibió el premio Nacional de Literatura en 1969. El mismo año publicó sus primeros «artefactos». En 1972 fue postulado por primera vez al Premio Nobel de Literatura. Entre 1977 y 1981 publicó sus «sermones del Cristo de Elqui», nuevo cambio importante en la dirección de su poesía. En 1991 recibió en México el Premio Juan Rulfo y en 2001 el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana. En 2000 recibió el Honorary Fellow de la Universidad de Oxford y en 2011 el Premio Cervantes.

El libro:
El último apaga la luz. Obra selecta ha sido publicado por la Editorial Lumen en su Colección Poesía. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 464 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo Documental sobre Nicanor Parra realizado por 7mo Vicio Oficial.

Para saber más:
http://www.cervantesvirtual.com/portales/nicanor_parra/

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura. Poesía, Por Ricardo Martínez

“Poesía completa”, de Vicente Aleixandre

«Vicente Aleixandre,
premio Nobel de literatura 1977»

«Edición de Alejandro Sanz»
.

“Leyendo tu libro me siento un primitivo, Vicente, tan aplicada está tu sensibilidad poética y tan trabajado tu sentimiento en lo universal. He dicho a un amigo que tu libro es para una juventud venidera más que para la presente, sobre la que pesan y a la que enturbian un tradicionalismo lírico trasnochado y una existencia social totalmente fuera de los cauces naturales en los que tú discurres.”

Quién esto escribe es Miguel Hernández, deslumbrado tras la lectura en 1935 de uno de los poemarios más emblemáticos de toda la lírica de la generación del 27: La destrucción o el amor. en una carta fechada el 25 de junio de 1941.

«Cuerpo feliz que fluye entre mis manos,
rostro amado donde contemplo el mundo,
donde graciosos pájaros se copian fugitivos,
volando a la región donde nada se olvida
.

Cubierta de Poesía completa, Vicente Aleixandre

Cubierta de: ‘Poesía completa, Vicente Aleixandre’

Vicente Aleixandre fue, en esencia, el gran poeta del amor, no del amor ensoñado, sino del intensamente vivido, gozado y padecido. Su poesía es irreductible e incomparable y su lectura constituye una experiencia única, llena de iluminaciones.
Alejandro Sanz nos ofrece en este libro la disposición definitiva del canon de Aleixandre, que queda completado con material inédito. Tenemos así la oportunidad de calibrar la verdadera dimensión de uno de los poetas más originales e influyentes del siglo XX hispánico, miembro de la generación del 27 y mentor de varias generaciones de poetas.

En una cuidada edición de Alejandro Sanz, llega la poesía completa de Vicente Aleixandre, uno de los más extraordinarios e innovadores poetas en lengua española del siglo xx, y uno de los que más han influido en las generaciones que le sucedieron, desde la del 36 hasta la de los novísimos, no solo por la originalidad y grandeza cosmovisionaria de su obra, sino por su irradiante magisterio.  Toda su lírica es, haciendo uso de una expresión suya muy conocida, una aspiración a la luz, pero una aspiración, habría que matizar, desde el amor, a la naturaleza y al hombre, en sus dimensiones cósmica y humana, y una exaltación plena de la libertad y la dignidad. Todo lo que cantó es fruto de su más profunda experiencia vital. «A lo único a que no se puede obligar a la poesía es a mentir», afirmaba en uno de sus aforísticos «apuntes para una poética».
Amó con fiebre y necesidad durante toda su vida, y toda su obra lo refleja incuestionablemente, desde su más temprana poesía, ligada a cierta tradición esencialista, pero en la que ya se alumbran tímidamente sus rompedoras e inconfundibles señas de identidad poéticas, su voz, personalísima e inconfundible, hasta sus cartas más íntimas y confesionales —que afortunadamente van publicándose con el paso de los años—, donde queda el testimonio sincero y conmovedor de sus anhelos, de su felicidad, de su soledad y de su dolor y la explicación directa o implícita del porqué mismo de su poesía y su forma de sentir y respirar el amor. Por eso, nada más acertado quizá que aplicar a su vida uno de los versos de su poema «El moribundo»: “Amor. Sí, amé. He amado. Amé, amé mucho”.

El Premio Nobel de Literatura 1977 fue otorgado a Vicente Aleixandre “por una escritura poética creativa que ilumina la condición del hombre en el cosmos y en la sociedad actual, al tiempo que representa la gran renovación de las tradiciones de la poesía española entre las guerras”.

En pocos poetas de la generación del 27 como en Vicente Aleixandre se percibe una evolución tan sólida y ejemplar, tan consecuente y fértil, tan alumbradora. Una generación a la que, en sus palabras, “les unió una exigencia máxima en la visión de la poesía”, de la «expresión moderna de la poesía». Su obra, con los años, se renueva y enriquece, avanza y se eleva en un anhelo de conocimiento y comunicación, que le singularizan inconfundiblemente. La poesía para Aleixandre es, en su verdad comunicada, «una forma de conocimiento amoroso» y el amor que la nutre «un espíritu vivificador y difuso que penetra y exalta las formas todas de la común vida general, con la que se identifica, y que queda toda ella armoniosamente afectada».

La poesía de Vicente Aleixandre no solo ha cumplido con grandeza un ciclo, el de su propia vida, sino que abre otros en sus lectores. Cuando el 6 de octubre de 1977 se le concedió el Premio Nobel de Literatura, un periodista le preguntó qué significaba para él tal distinción. Y respondió: «Una respuesta. Considero el Premio Nobel como una respuesta. El poeta formula con su obra una pregunta. A veces, no la contesta nadie; a veces, solo un hombre: cada lector puede ser una respuesta al poeta. Pero la poesía es siempre multitudinaria en potencia. Yo he pretendido dirigirme a todos, incluso a los que no me leen. Y este premio es para mí como una gran respuesta colectiva».

Vicente Aleixandre

Vicente Aleixandre

El autor:
Vicente Pío Marcelino Cirilo Aleixandre y Merlo nació en Sevilla, el 26 de abril de 1898 y vivió casi toda su vida en Madrid. Miembro de la generación del 27, amigo de Lorca, Neruda o Jorge Guillén, tras la guerra civil decidió quedarse en España, donde se convirtió en el mentor de toda la poesía española contemporánea, desde la generación del 50 hasta los novísimos. Elegido académico en sesión del día 30 de junio de 1949, ingresó en la Real Academia Española el 22 de enero de 1950. Ocupó el sillón de la letra O mayúscula.
Obtuvo el Premio Nacional de Literatura en 1934 por La destrucción o el amor,​ el Premio de la Crítica en 1963 por En un vasto dominio, y en 1969, por Poemas de la consumación, y el Premio Nobel de Literatura en 1977.
Falleció en Madrid el 13 de diciembre de 1984.

El libro:
Poesía completa de Vicente Aleixandre con edición de Alejandro Sanz ha sido publicado por el Sello Lumen en su Colección Poesía. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 1506 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo titulado Vicente Aleixandre galardonado con el Premio Nobel de Literatura – Entrevista poeta español (1977)

Para saber más:
http://www.vicentealeixandre.es/
https://www.nobelprize.org/nobel_prizes/literature/laureates/1977/

 

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura. Poesía, Nombramientos y Premios