Archivo de la etiqueta: Leonardo da Vinci

«El último secreto de Leonardo», de David Zurdo y Ángel Gutiérrez

«Una novela apasionante que describe la relación entre
Leonardo da Vinci y la Sábana Santa,
la más inquietante reliquia de la Cristiandad.»

.

Cubierta de 'El último secreto de Leonardo'

Cubierta de: ‘El último secreto de Leonardo’

Algaida Editores publica El último secreto de Leonardo escrito por David Zurdo y Ángel Gutiérrez, aunque no es primera vez que esta novela ve la luz, pues Robinbook, entre otras editoriales, lo publicó en 2000 con el título de El último secreto de Da Vinci. La ventaja es que los lectores se reencuentran con una novela agotada en sus ediciones anteriores y que si la hubiera firmado Dan Brown sería un best sellers a nivel mundial. 
El tema de la relación de Leonardo Da Vinci y la Sábana Santa no es nuevo, y en 2019 Lynn Picknett y Clive Prince escribieron un libro muy interesante titulado «El gran secreto de Leonardo da Vinci» en el que explican como Da Vinci pudo fabricar una copia de la Síndone (ver las fotos en la reseña).

La historia comienza con un hecho real como es el descubrimiento en el río Sena, debajo del puente “Pont-au-Change”, en 1855 del llamado medallón de Lirey, en el que la reproducción de la Sábana Santa es inconfundible, ya que podemos ver claramente el frontal y el dorso de un cuerpo muy similar a la Sábana Santa de Turín a lo largo de los escudos de las familias (es decir, de Charny, de Vergy) propietarias de la Sábana Santa en Francia alrededor de 1350-1450. Es difícil fechar el medallón con precisión, pero según los escudos de armas, probablemente se produjo entre 1350 y 1418, el período en que la Sábana Santa estuvo en Lirey. Es uno de los medallones más grandes de la colección del museo de Cluny. Quizás esta gran dimensión atestigua la importancia que sus dueños le dieron a la reliquia.

Medallón

El último secreto de Leonardo es una novela de indagación histórica, con varios cruces temporales (tiempos en relación: siglo I, Edad Media, Primera década del siglo XVI, 1888, 1997).
La acción se desarrolla en 1502, cuando Leonardo da Vinci debe enfrentarse a su mayor reto: realizar una copia de la Sábana Santa para los Borgia, que la han sustraído a los Saboya mediante oscuros engaños.
La Síndone, llevada a Edesa por Labeo, fue conservada por los edesenos hasta que en el año 944 pasó a Bizancio, tras el asedio ordenado por Romano Lecapeno. En 1204, durante el saqueo de Constantinopla, Godofredo de Charny puso la reliquia bajo la custodia de la Orden del Temple, y su familia, tras la disolución de los templarios, la guardó hasta que, por hábiles extorsiones, pasó a los Saboya.
César Borgia pretende quedarse con la verdadera Síndone y entregar a los Saboya la copia realizada por Leonardo, pero tampoco él la podrá retener. Pronto será derrotado por el Gran Capitán, que enviará la reliquia al monasterio de Poblet, donde será custodiada por los continuadores templarios que sobrevivieron a la persecución de Felipe IV.
Mucho más tarde, a finales del siglo XIX, en 1888, un pescadero descubrirá en el Sena un extraño medallón que llega a las manos de Gilles Bossuet, que tras estudiarlo se embarca en la búsqueda de la Sábana Santa. El profesor francés seguirá la pista de la reliquia hasta Poblet, y ya nunca regresará a Francia. En 1997, Enrique Castro halla en la Biblioteca Nacional de Madrid una carta dirigida a Bossuet y sigue sus pasos hasta el monasterio de Poblet, donde logrará descifrar las pistas dejadas por Bossuet, que ocultó la Síndone para protegerla durante la Guerra Civil. Aconsejado por Arranz, Castro retornará la Sábana a su legítimo dueño: el Vaticano.

Personajes:

  • Leonardo da Vinci de naturaleza cordial y afable, cuenta con la confianza de los Borgia por las obras defensivas proyectadas en la Romaña. Amante de los saberes prohibidos e iniciáticos, sentirá un profunda veneración por el Santo Sudario, a pesar de su agnosticismo. Aunque tenga dudas sobre si una mano humana podrá copiar tal prodigio, volcará su genio en conseguirlo, aunque lamentará tener que entregarla a los Borgia.
  • César Borgia, enérgico y autoritario, su personalidad queda lastrada por la multitud de crímenes cometidos. En su infinito anhelo de poder, cree que la Sábana Santa será la llave de sus futuros triunfos, aunque su decadencia está cerca. Para perpetrar sus planes, no sólo engañará a los Saboya, sino que hará decapitar a la joven de la que se servirá para sus planes, habiéndola gozado carnalmente.
  • Gilles Bossuet es profesor de matemáticas en la Universidad de la Sórbona y amigo de Jacques, párroco de Sanit Germain. Siguiendo los pasos del extraño medallón que le ha sido confiado, Gilles llegará a Poblet, donde, tras la contemplación del Sudario, y a pesar de ser ateo, se ordenará sacerdote. Llegará a ser el abad del monasterio, y será asesinado por los milicianos durante la Guerra Civil, pero logrará proteger el Sudario.
  • Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán, es presentado como miembro y partícipe de los saberes ocultos del Temple secreto que sobrevivió a la extinción de la Orden. Adorado por el pueblo y los soldados, no podrá evitar los celos del rey Fernando. Tras acabar con César Borgia, ocultará a las autoridades el descubrimiento de la Síndone y la hará llegar a Poblet, por lo que tendrá que enfrentarse al cardenal Cisneros.
  • Labeo, embajador de Edesa enviado para invitar a Jesús a abandonar Judea y a predicar en su reino. Tras conocer a Jesucristo, Labeo quedará maravillado y convencido de la santidad, aunque no podrá cumplir su misión, y se quedará en Judea hasta la muerte de Cristo. Será bautizado por Judas como Tadeo, y los discípulos de Jesús, atendiendo sus peticiones y confiando en sus piadosas intenciones, le entregarán el Sudario.
  • Guillermo de Charny, Caballero de la suprema Orden de Saboya emparentado con los duques de Borgoña y capitán de los templarios enviados por el maestre Felipe de Plaissiez al asedio de Constantinopla. Hombre valeroso que había dado prueba de sus capacidades en Tierra Santa, será el único conocedor de que la verdadera intención de los templarios durante el asalto a Constantinopla es hacerse con la Sábana Santa.
  • A Pedro de Charny, entregado a una vida ociosa y mundana, se le aparecerá en sueños su hermano Godofredo, víctima de la persecución de la Orden, para revelarle que debe recuperar en París la arqueta donde se encuentra la Sábana Santa. Unos estigmas en las manos le confirmarán la relevancia de su misión, pero Godofredo no llegará a ver el contenido de la misma, pues morirá el día de la boda de su hijo.
  • Enrique Castro licenciado en Filosofía y Letras por la UNAM, se doctoró en la Universidad Complutense de Madrid con una tesis sobre el «Auge y caída de los caballeros templarios», tema al que luego consagró sus estudios. Mientras ocupa la plaza de profesor en la cátedra de Filosofía y Letras de la UNAM, viajará a Madrid y de allí a Poblet, donde logrará descifrar las pistas dejadas por Bossuet para llegar hasta el Sudario.
  • Germán Arranz, antiguo profesor de Historia Medieval en la Universidad Complutense de Madrid y miembro de los Sacerdotes del Corazón de Jesús. Arranz, que conoció a Castro en un congreso dedicado al Temple, fue defenestrado por sus opiniones poco ortodoxas, a pesar de ser una autoridad en los estudios sobre la Orden. Animará a Castro a seguir con sus investigaciones y entre los dos decidirán enviar la Síndone al Vaticano.

Lee y disfruta de as primeras páginas de la novela.

Los autores:
David Zurdo y Ángel Gutiérrez nacieron en Madrid, donde ambos residen. Juntos han escrito más de veinte libros, entre los que se cuentan las novelas: El mensajero de las sombras, La torre prohibida (Premio Minotauro), El techo del mundo, 97 segundos, El sótano, La señal, 616 todo es infierno, El legado de Jesús y El último secreto de Da Vinci (Premio Hermética). David Zurdo es un escritor, periodista y guionista de televisión y cine español. Ha sido director de la revista Qué leer. Actualmente dirige y presenta el programa El pasado ya no es lo que era en Radio 5 de RNE. También colabora en No es un día cualquiera y Memoria de delfín (ambos en RNE). Durante tres años se encargó de El ojo de la aguja (Radio 5), colaboró en Gente despierta (RNE), La noche (COPE) y Hoy por hoy Madrid (SER). Ha sido guionista de varios programas de televisión de Telemadrid, Antena 3, Televisión Española y Movistar Plus; y de series y documentales de éxito.

David Zurdo y Ángel Gutiérrez

El libro:
El último secreto de Leonardo ha sido publicado por Algaida Editores en su Colección Algaida Histórica. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 360 páginas.

Como complemento pongo un vídeo titulado Descubre la cara oculta de Leonardo da Vinci | Da Vinci, el último hereje.

.
Para saber más:
David Zurdo en Wikipedia.
https://www.angelgutierrezlibros.com/index.html

Deja un comentario

Archivado bajo Arte, Biografías, Curiosidades, Historia, Literatura, Literatura, Narrativa

«El gran secreto de Leonardo da Vinci», de Lynn Picknett y Clive Prince

«Como el genio del renacimiento fabricó la Sábana Santa»

“Una persona que afirmaba pertenecer a la misma sociedad secreta que el maestro nos señaló que solo podía ser obra de Leonardo da Vinci. Ante lo que, en primera instancia, nos manifestamos escépticos. Sin embargo, tras una intensa búsqueda —y obviando las frustrantes ocasiones en que nos hallamos en vía muerta—, descubrimos que nuestro informante estaba en lo cierto. ¡La falsificación más famosa del mundo resultaba ser el Leonardo menos conocido!”.    [Introducción. Pág. 18]

Cubierta de El gran secreto de Leonardo da Vinci

Cubierta de: ‘El gran secreto de Leonardo da Vinci’

Lynn Picknett y Clive Prince no son nuevos en estas investigaciones pues en 1994 publicaron Turin Shroud, que en 1996 la editorial Martínez Roca publicó con el título El enigma de la Sábana Santa y que fue el comienzo de su carrera como escritores a cuatro manos. Desde entonces la historia y la tecnología han evolucionado considerablemente y  en esta nueva edición, El gran secreto de Leonardo da Vinci incluye la información más reciente y las —según ellos— pruebas determinantes de la relación entre Leonardo y el sudario de Turín.

En octubre de 1986, el papa Juan Pablo II aprobó la realización de pruebas de datación de la Sábana Santa a la que concurrieron tres laboratorios: la Universidad de Arizona (Tucson), el Oxford Research Institute y el Swiss Federal Institute of Technology de Zúrich. El secretismo típico de la Iglesia rodeó la toma de muestras. Pese a que oficialmente fijaron la fecha en el 23 de abril de 1988, se aprovechó la presencia del presidente de la República Italiana en Turín y evitaron la expectación de la prensa cambiando el evento al 21 de abril a las cuatro de la madrugada sin previo aviso. Estaban presentes los presidentes de cada uno de los laboratorios, incluido Teddy Hall, y la operación fue supervisada por Michael Tite, del British Museum Research Laboratory.
Cortaron un fragmento de unos 25 cm2 de uno de los extremos, del que se extrajeron tres muestras que fueron selladas en contenedores especiales y, junto a unas muestras de control, entregadas a cada uno de los representantes de los laboratorios. Asimismo, se realizó una grabación en vídeo de todo el proceso.
Los resultados de la prueba del carbono se hicieron públicos el 13 de octubre de 1988, aunque ya se habían «filtrado» previamente. La determinación del carbono probó con un 99,9 por ciento de certeza que el sudario se remonta al periodo entre el año 1000 y el 1500, y con un 95 por ciento de certeza que la tela era de entre el 1260 y el 1390.

«La Sábana Santa de Turín era falsa.»

El falsario tenía que ser alguien con dones espectaculares, y cuyo método en este caso era único y tan avanzado a su tiempo que sigue guardando secretos para los especialistas en arte y los científicos. Tenía que ser una figura innovadora, alguien que viera más allá de la metodología obvia y convencional. Así como un investigador realmente experimentado, que hubiera comprobado de primera mano cómo funcionaba el método de la crucifixión, por ejemplo. Por la misma razón, el falsificador debía poseer conocimientos directos de anatomía.
Leonardo es el candidato perfecto, acaso también el único, al título de creador del sudario. Pierre Barbet intentó demostrar lo improbable que resultaba que la imagen fuera obra de un hombre y detalló los atributos que hubiera debido reunir este con las siguientes palabras: «Si es obra de un falsificador, tuvo que ser un anatomista, fisiólogo y artista excelente, de una genialidad tan difícil de mejorar que tuvo que estar hecho a medida».

Pruebas realizadas por los autores

Pruebas realizadas por los autores

Lynn Picknett y Clive Prince emprendieron una ardua labor de investigación e intentaron reproducir todas las características del sudario de Turín, usando los procedimientos químicos y los instrumentos con los que hubiera contado Leonardo en su época. Manos a la obra, con más entusiasmo que pericia al comienzo, lograron conseguirlo; ¡lo tenían! A pesar de lo específico de sus experimentos y su condición de amateurs absolutos, los resultados obtenidos fueron complacientes: probablemente, no fueron los primeros en reproducir una imagen del sudario en tela usando procesos básicos de fotografía, pero sí fueron los primeros en copiar todas y cada una de sus características.
Algunas de sus conclusiones originales han ido experimentando matices y modificaciones fruto de las subsecuentes búsquedas en áreas más esotéricas, como la red de sociedades secretas heréticas, que incluye a los caballeros templarios, así como algunas formas de francmasonería ocultista.
El propósito de la investigación era mostrar que la alquimia proveyó a Leonardo de los medios. Tal vez, sin embargo, sus medios y sus motivos eran inseparables. Quizás la alquimia no solo le proporcionó los conocimientos con los que fabricar una falsificación ingeniosa e intrépida —cuya falsedad, en definitiva, no pudiera ser detectada en su tiempo—, sino que también pudo ponerle en contacto con una red amplia y secreta de mentes heréticas como la suya.
¿Existen pruebas positivas de que se produjera una sustitución alrededor del año crucial de 1492? Obviamente, cuando se trata de analizar una conspiración en la que pudo estar implicada gente de altísimo nivel, resultaría de lo más improbable que hubiera sobrevivido alguna prueba documental directa —y, evidentemente, no de dominio público—, aunque las hubiera en la época.
Si ocurrió en algún momento, los primeros años de la década de 1490 son el periodo de tiempo más probable en que pudo darse el cambio del sudario. El año 1464 es significativo porque fue entonces cuando los religiosos realizaron los primeros alegatos sobre la autenticidad de la tela. Antes, todo cuanto el sudario había cosechado era un ligero interés y mucha hostilidad. La nueva reivindicación fue obra de un franciscano, Francesco della Rovere —quien posteriormente ascendió hasta convertirse en el papa Sixto IV—, aunque nada certifica que tuviera jamás la ocasión de ver el sudario. En el tratado ‘La sangre de Cristo’ solo menciona brevemente la reliquia, pero dado que su supuesta autenticidad corroboraba sus argumentos teológicos, abrazó la causa entusiasmado. No obstante, el papel que desempeñó en el cambio de suerte del sudario revela indicios de lo más significativos. Se estaba fraguando una conspiración.

A día de hoy, las investigaciones sobre el sudario no cesan. A los autores de este volumen, el destino les puso en sus manos la primera prueba concreta que vinculaba a Leonardo con el sudario turinés. Lo más increíble es que esa prueba llevaba ante sus ojos más de una década hasta que tuvieron conciencia de ella…

“Este libro representa el inicio de lo que para los autores
fue toda una aventura”.

El libro se complementa con una amplia bibliografía y un práctico Indicé analítico.

Lee y disfruta de las primeras páginas del libro.

Con Clive Prince

Con Clive Prince

Los autores:
Clive Prince es un escritor inglés de temática ocultista, conocido por libros como Descifrando el Código Da Vinci (2004).
Lynn Picknett es escritora especializada en fenómenos paranormales, lo sobrenatural, los misterios religiosos e históricos, las teorías conspirativas y la pseudohisotria. Ambos escritores británicos han colaborado en una serie de investigaciones de las que han nacido varios bestsellers, entre ellos El enigma de la Sábana Santa y La revelación de los templarios, un libro que el propio Dan Brown reconoció que había sido una de las principales fuentes de inspiración para su novela El código Da Vinci.
Son autores de El universo prohibido. Los orígenes ocultos de la ciencia moderna, también publicado por Ediciones Luciérnaga en su Colección Ocultura.

Lynn Picknet y Clive Prince

Lynn Picknet y Clive Prince

El libro:
El gran secreto de Leonardo da Vinci (título original: Turin Shroud: In Whose Image?, 2006) ha sido publicado por Ediciones Luciérnaga en su Colección Ocultura. Traducción de Núria Pujol Valls. Encuadernado en tapa dura sin sobrecubierta, tiene 373 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en inglés titulado: Turin Shroud: The New Evidence (Shroud of Turin) | History Documentary | Reel Truth History.

.
Para saber más:
http://www.picknettprince.com/

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Biografías, Curiosidades, Ensayo - Crítica literaria, Historia, Literatura