Archivo de la etiqueta: La esfera de los libros

«Las hijas de Carlos V. María y Juana de Austria», de Magdalena Velasco Kindelán

«María y Juana de Austria, hijas del emperador Carlos y de su esposa Isabel, fueron dos mujeres poderosas y ricas que tuvieron responsabilidades de gobierno y continua influencia en la política de su tiempo.»

.

Cubierta de 'Las hijas de Carlos V'

Cubierta de: ‘Las hijas de Carlos V’

María fue emperatriz de Austria con su esposo Maximiliano II, y Juana princesa de Portugal por su matrimonio con el príncipe don Juan Manuel. María fue madre de los emperadores Rodolfo y Matías, así como de las reinas Ana e Isabel, y Juana madre del rey don Sebastián de Portugal. Ambas vivieron a la sombra de su poderoso padre, el emperador, y después a la del hermano mayor de ambas, el rey Felipe II de España (1527-1598).
Las dos hermanas vivieron juntas el principio y el final de sus vidas, con la salvedad de que la unión final fue solamente espiritual, su encuentro en el monasterio fundado por Juana y habitado por María. Durante el tiempo intermedio su unión fraternal dependió del correo y de los múltiples regalos que se intercambiaron.

Otro fuerte vínculo entre las hermanas fueron los cuatro hijos de María y Maximiliano que se educaron en la corte española. Su gran mentor fue el rey Felipe, pero, sin duda, los jóvenes archiduques estuvieron bajo la mirada protectora de doña Juana, que también se ocupó maternalmente de su sobrina y nueva reina doña Ana de Austria, hija de María.
La bibliografía acerca de las hijas del emperador Carlos V, María y Juana de Austria es escasa, aunque debido a la altísima posición que ocuparon y el destacado papel histórico que jugaron, se conserva de ellas noticias en cartas, documentos, libros y pinturas.
No hay aún biografías definitivas de ambas damas, aunque es de apreciar el meritorio y encomiástico intento de Rodrigo Méndez Silva, que en el siglo XVII hizo una breve biografía —casi hagiografía— de la emperatriz María. El jesuita Rafael Ceñal dedicó a doña María en los últimos años del siglo XX una extensa y algo prolija tesis doctoral inédita. Luis Fernández de Retana publicó en 1955 una breve biografía de doña Juana, y Antonio Villacorta lo logró con mayor éxito en 2005 en una interesante obra que tituló La jesuita. Todos estos trabajos aparecen reseñados en la bibliografía de Las hijas de Carlos V.

La historicidad de esta narración, que va alternando sin orden fijo las vidas de ambas hermanas, está respetada en las grandes líneas, pero no siempre en los pequeños detalles. He querido imaginar escenas y conversaciones, buscando siempre la verosimilitud. El lector no debe olvidar que se trata de una creación literaria con base real.

María y Juana de Austria, hijas de Carlos V y de su esposa Isabel, fueron dos mujeres poderosas en pleno siglo XVI. Tanto su padre como su hermano, Felipe II, les dieron responsabilidades de gobierno. Por matrimonio, María llegó a ser emperatriz de Austria y Juana, princesa de Portugal y madre del rey don Sebastián. Hoy, el recuerdo de estas dos princesas se ha perdido en la bruma de la historia. Sin embargo, su memoria se ha conservado casi intacta hasta nosotros gracias a una cápsula del tiempo: el monasterio madrileño de las Descalzas Reales, la comunidad de religiosas clarisas que fundó Juana y habitó María, y donde ambas están enterradas. Esta novela recrea la vida, los pensamientos y sentimientos de estas dos mujeres, cultas, hermosas y cercanas al poder y a la riqueza.

Lee y disfruta de las primeras páginas de la novela.

La autora:Magdalena Velasco Kindelán
Magdalena Velasco Kindelán es doctora en Filología Románica por la Universidad Complutense. Ha sido catedrática de Lengua Española y Literatura en varios institutos madrileños y en centros privados. Ha sido miembro de la Junta de Gobierno del Colegio de Doctores y Licenciados, y secretaria general de la Federación de Asociaciones de Profesores de Español. Ha publicado varios libros sobre autores del Siglo de Oro español, y también sobre Mariano José de Larra. Ha participado como ponente en numerosas actividades para profesores, y publicado artículos en la Revista de Filología Española del CSIC, en la revista Cálamo y otras publicaciones especializadas.
Tiene un blog de literatura y cine: magvelkin.blogspot.com. Experta en literatura del Siglo de Oro y muy aficionada a la historia, esta es su primera novela.

El libro:
Las hijas de Carlos V. María y Juana de Austria ha sido publicado por la Editorial La Esfera de los Libros en su Colección Historia. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 272 página.

.
Para saber más:
https://magvelkin.blogspot.com/
https://www.facebook.com/magdalenavk/

Deja un comentario

Archivado bajo Biografías, Historia, Literatura, Literatura, Narrativa

«El secreto de la vida», de Howard Markel

«Rosalind Franklin, James Watson, Francis Crick
y el descubrimiento de la doble hélice del ADN»

Una historia de genialidad y perseverancia,
de misoginia y antisemitismo

Cubierta de 'El secreto de la vida'

Cubierta de: ‘El secreto de la vida’

El 28 de febrero de 1953, poco después de que las campanas de la capilla dieran las doce del mediodía, dos hombres bajaban apresuradamente por la escalera del laboratorio de física Cavendish, de la Universidad de Cambridge. Rebosantes de alegría, acababan de hacer el descubrimiento científico de sus vidas y querían contárselo a todos sus compañeros. El primero que llegó al descansillo, con un gran estrépito, fue James D. Watson, un biólogo de veinticinco años, con el pelo enmarañado, procedente de Chicago (Illinois). Pegado a sus talones, pero bajando los escalones con más prudencia, iba Francis H. C. Crick, un físico británico de treinta y siete años, nacido en la aldea de Weston Favell, en Northampton. El destino de aquellos dos jóvenes, esa tarde ventosa y excepcionalmente soleada, era el pub Eagle.” [Pág. 13]
Hasta la década de 1950, ni siquiera las mentes más brillantes de la ciencia sabían cómo los genes transmitían la información esencial para la vida desde un organismo a su descendencia. Cuando el 28 de febrero de 1953 los científicos James Watson y Francis Crick irrumpieron en un pub de Cambridge para proclamar el descubrimiento de la estructura de doble hélice del ácido desoxirribonucleico —el ADN—, nada volvió a ser igual en la historia de la ciencia y de la humanidad.

Lo que acabo de contar parece el comienzo de una película de Hollywood, pero es la realidad de aquel día. Y como toda película, esta necesita un héroe y un villano, y en esta historia son Rosalind Franklin (brillante, mujer, judía, incomprendida) y James Watson, cuyas memorias de 1968 La doble hélice «se apoderaron del registro histórico con una astucia ilimitada». Esta es la historia de cómo se recordó a Watson y Crick por su trabajo y se minimizó la contribución de Rosalind Franklin.

Fotografía 51. Imagen de la estructura del ADN obtenida mediante diracción de rayos X en 1952. Foto Rosalind Franklin - Raymond G. Gosling

Fotografía 51. Imagen de la estructura del ADN obtenida mediante difracción de rayos X en 1952. Foto Rosalind Franklin – Raymond G. Gosling

El descubrimiento de la estructura del ADN es la historia de cinco mentes imponentes que buscan el avance de la ciencia y, para casi todas ellas, la perspectiva de la fama y la inmortalidad: Watson, Crick, Rosalind Franklin, Maurice Wilkins y Linus Pauling. Cada uno era fascinante y brillante, con personalidades fuertes que a menudo chocaban. Howard Markel recrea hábilmente el intenso viaje intelectual y las tensas relaciones personales que finalmente llevaron a un avance espectacular. Pero es Rosalind Franklin, ferozmente decidida, implacable y una extraña en Cambridge y la Universidad de Londres en la década de 1950, como la única mujer judía entre los jóvenes científicos masculinos, quien se convierte en un punto focal para Markel.

El secreto de la vida es una historia de genialidad y perseverancia, pero también una saga de amiguismo, misoginia, antisemitismo y mala conducta. Basándose en una voluminosa investigación de archivo, incluidas entrevistas con James Watson (Tenía 90 años en 2018) y con la hermana de Franklin, Jenifer Glynn, Markel ofrece una mirada fascinante sobre cómo se hace ciencia, cómo se deshacen las reputaciones y cómo se escribe y revisa la historia.
Con una vibrante evocación de Cambridge en la década de 1950, Markel ofrece representaciones coloridas de Watson y Crick, su competitividad, idiosincrasia e inmadurez juvenil, y retratos convincentes de Wilkins, Pauling y, lo que es más convincente, Rosalind Franklin

‘El secreto de la vida’ es una narración viva y amplia de este descubrimiento histórico, uno que finalmente le da a la mujer en el centro de este drama lo que le corresponde.

Lee y disfruta de las primeras páginas del libro.

El autor:Howard Markel
Howard Markel (Detroit, Michigan, 1960) es doctor en Medicina, profesor distinguido George E. Wantz de Historia de la Medicina y director del Centro para la Historia de la Medicina en la Universidad de Michigan. Asimismo, profesor de Psiquiatría, Pediatría, Enfermedades Transmisibles y de Gestión y Políticas Sanitarias, y colabora habitualmente en medios como The New York Times o The New Yorker.

El libro:
El secreto de la vida. Rosalind Franklin, James Watson, Francis Crick y el descubrimiento de la doble hélice del ADN (título original: The Secret of Life: Rosalind Franklin, James Watson, Francis Crick and the Discovery of DNA’s Double Helix, 2021) ha sido publicado por la Editorial La Esfera de los Libros en su Colección Historia. Traducción de José C. Vales. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 564 páginas.

Como complemento pongo un vídeo en inglés titulado Howard Markel: Rosalind Franklin, James Watson, Francis Crick and the Discovery of DNAs Double Helix realizado en el Churchill College, University of Cambridge.

.
Para saber más:
Howard Markel en Wikipedia.

Deja un comentario

Archivado bajo Biografías, Ciencia y tecnología, Efemérides, Ensayo - Crítica literaria, Historia, Literatura