Archivo de la etiqueta: Suma de Letras

“Una familia decente”, de Rosa Ventrella

«En un decadente barrio italiano, un amor inesperado crece como una flor en una tierra yerma.»

Maudy VentosaReseña escrita por Maudy Ventosa.

Hace tiempo que no caía en mis manos una historia que me impresionara tanto, y aunque soy de naturaleza sensible, no he vuelto a llorar ni en el cine. Por eso quiero destacar que este libro me arrancó más de una lágrima al final.

Cubierta de Una familia decente

Cubierta de: ‘Una familia decente’

Maravillosamente bien escrito, con un lenguaje directo y preciso, descripciones claras, que expresan bien las imágenes que la autora quiere recrear en la mente del lector, y sobre todo, las emociones que quiere provocar desde la primera línea. El relato va creciendo poco a poco hasta que eres capaz de sentir como María, la pequeña Malacarne, que sueña con ser escritora y dejar el sucio barrio de Bari, en la Italia del sur. Solo se salvará a través de la educación. Lo sabe ella, y lo saben sus padres también.
En este barrio creen que quien es feo por fuera, lo es también por dentro. De alguna manera, eso condiciona y marca la vida de todos. No puedes renunciar a tu familia. Si está maldita, tú no puedes escapar de esa maldición. Eres uno de ellos.

Narrado en primera persona por la protagonista, nos traslada a los años ochenta, a un barrio sucio de cucarachas y ratas, pobre, cercano al barrizal en el que se convierte el puerto cuando llueve y en el que amarran sus barcas pescadores, como el guapo “Tony Curtis” que tiene un hoyuelo en la barbilla cuando sonríe… cuando sus ojos no están melancólicos y añorantes. Barrio en el que, si no tienes un buen apodo, no eres nadie. Allí tejen sus sueños niños que quieren crecer y abandonar la miseria; van a la escuela con el alto y flaco maestro Caggiano que llama gordinflón a Michele y pequeña bestezuela a Marì, pero que es un enamorado de los clásicos y lee a Horacio y a Catulo… y sabe detectar potencial en los alumnos que merecen la pena y hablan bien el italiano, no solo el dialecto que utilizan en sus casas. Niños condenados a seguir los pasos de unos padres que no han salido del barrio; a mantener sus odios ancestrales, a no tener aspiraciones, a dejar de creer que pueden cambiar su destino.

Pero la pequeña María no se resigna. Es lista y sus notas son excelentes. Cree en ella. En un mar de contradicciones, se debate entre el odio y el amor, entre lo que la ordenan y lo que ella quiere hacer, entre la justicia y la injusticia. La cuesta controlar sus impulsos que tantos problemas le han dado, pero conoce el camino y no va a dejar pasar la oportunidad… se esforzará porque su mundo no sea el barrio miserable en el que ha nacido, porque su vida no sea como la de su madre, o la de la guapa Maddalena… La única salida está en el conocimiento, en la educación. Ella no encaja en este barrio, se niega a obedecer, a aceptar lo que no comprende, y no tiene con quién compartirlo, porque no es popular y es rara. Solo con su amigo prohibido.

Injusticia, dolor, violencia, droga, delincuencia, necesidad, desesperanza marcan la vida de Bari, y ahí van creciendo estos niños con su infancia rota en la mochila, junto a unos padres que festejan con el traje de los domingos las bodas y reuniones familiares, y se reúnen en torno a una mesa en la que comen y beben vino, y se hacen fotos y bailan al son de una orquesta que desafina…
Mantener la privacidad es imposible cuando se hace tanta vida en la calle, cuando los vecinos saben donde vas y cuando vienes, cuando escuchan las discusiones en las cocinas. Anula el individualismo, pero lo compensa con fraternidad. Todos son una familia y sufren con tu desgracia, con tus pérdidas, y velan juntos los cadáveres de los muertos mientras las mujeres cosen o pelan las judías verdes… Grandes familias unidas en la pobreza, en el no futuro.

Pero también hay mucho amor a pesar de estar ajado por la costumbre y los golpes, y se sueña con otras épocas no muy lejanas, antes de que el tiempo y el desánimo nos cambiara… y jóvenes que se enamoran. Con eso no contaba María, con el amor.

PERSONAJES:

  • María De Santis, Malacarne, nació pequeña y morena como una ciruela madura. Sus rasgos siempre la diferenciaron de las demás, su boca grande, sus ojos rasgados como alfileres… y su modo de ser rencoroso e insolente heredado de su padre. Marì también es valiente e inteligente, y escribe muy bien historias. Es rebelde y sueña con estudiar, quiere ir a la universidad.
  • Antonio De Santis, Tony Curtis, es pescador y soñador. También gélido y vulgar que expresa sus frustraciones golpeando a su mujer y a uno de sus hijos. Cruel y brutal. Sus ojos pueden transmitir fuego y frialdad…Su madre era muy dominante, y él solo encontraba paz en el mar.
  • Teresa es la madre de María y de joven era una belleza, hasta tenía clase. Todavía sueña y dice que su marido no era así…se lo cuenta a la pequeña con ojos que añoran otros tiempos.
  • Giuseppe es el mayor de los hermanos, robusto y guapo como su padre, y es el mejor de todos.
  • Vincenzo De Santis no está interesado en estudiar ni en ser un buen hijo. Desconoce lo que es el remordimiento. Era flaco y espigado. Malo de niño y de joven. Se creía más listo que nadie
  • La abuela Antonieta, Pozizz, sabía desde el principio como era su yerno. Tiene hijos que emigraron a Venezuela y pone a María el apodo de Malacarne una noche de tormenta.
  • Michele Straziota, Lino, pertenece al clan de los Sinsangre. Era gordo y torpe, pero con unos preciosos ojos verdes. Marcado por la familia en la que nació.

Personajes del barrio:

  • La madre de Mediahembra había sido guapa de joven, ahora estaba ajada y reseca… de pena. Desde que descubrió que su hijo era media mujer.
  • Pinuccio Cagaiglesia es el padre del clan, y reciben el nombre por hacer lo propio en la iglesia del Buen Consejo
  • Los Comeveneno, la familia de Maddalena, una belleza ya desde pequeña, frívola y destrozacorazones con los hombre e hiriente con las mujeres. La abuela paterna era la masciara del barrio
  • Nannina, la caballo por su fealdad; Sinpelotas, Capullo, Músculos, Zángano y tantos otros…

SINOPSIS DE LA EDITORIAL:
En la década de 1980 los veranos en el barrio viejo de Bari transcurren en callejones blancos donde los niños juegan a perseguirse por laberintos de sábanas tendidas entre el aroma de las salsas. Maria, de doce años, es pequeña, morena y de rasgos salvajes, y su actitud insolente le ha valido el apodo de Malacarne. Vive en una tierra sin tiempo, en un barrio donde los abusos se sufren y se infligen y de donde es muy difícil escapar. Y, pese a todo, no está dispuesta a someterse a unas normas que no respeta. Su único apoyo es Michele, el hijo menor del clan de los Sinsangre y, pese a la hostilidad entre ambas familias, entre ellos surge un sentimiento de amistad delicado, casi fraternal, que el tiempo convierte en amor. Un amor que, aunque imposible, les preserva del rencor del resto del mundo.

Rosa ventrella

Rosa ventrella

La autora:
Rosa ventrella nació en Bari, pero vive en Cremona. Es licenciada en historia contemporánea y tiene un máster en gestión escolar. Durante mucho tiempo escribió en revistas históricas especializadas y dio conferencias sobre el estado de la mujer en la historia. Ha trabajado como editor de una editorial y durante años ha participado en talleres de escritura creativa para niños y adultos en el CPIA en Cremona. En Newton Compton publicó Il giardino degli oleandri, Enamorándose de París e Storia di una famiglia perbene.

El libro:
Una familia decente (título original: Storia di una famiglia perbene, 2018) ha sido publicado por el Sello Suma de Letras. Traducción de Mercedes Fernández Cuesta. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 360 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Para saber más:
https://rosaventrella.jimdofree.com/

@rosaventrellascrittrice

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Por Maudy Ventosa

“Papel y tinta”, de María Reig

«La apasionante historia de una inconformista en el Madrid anterior a la Segunda República.»
.

“La historia de Papel y tinta es muy especial. Cuando María terminó su novela pensó en autopublicarse, y para ello puso en marcha un crowdfunding en redes sociales con el objetivo de tratar de reunir los 2.000 euros necesarios. Su iniciativa provocó que 125 mecenas se entusiasmaran con su historia y entre todos aportaran más de 4.500 euros. De este gesto se hicieron eco varios medios de comunicación. Cuando ella anunció que la novela saldría publicada en Suma de Letras y ofreció la posibilidad de recuperar su aportación a quien lo deseara, nadie quiso hacerlo; todos prefirieron que ese dinero se invirtiera en el lanzamiento de su primera novela.”

Cubierta de Papel y tinta

Cubierta de: ‘Papel y tinta’

Papel y tinta se sitúa en Madrid en las primeras décadas del siglo pasado. Elisa Montero, aunque de origen humilde, es criada desde niña por su madrina, una adinerada y misteriosa mujer perteneciente a la alta burguesía madrileña. Elisa no solo buscará liberarse de las limitaciones que le imponen su condición de mujer y su posición social para lograr convertirse en periodista, sino que intentará tomar las riendas de su destino y entregarse al verdadero amor. Como testigo, la rabiosa y convulsa actualidad de una España entre guerras que la acompañará en su lucha por conocerse a sí misma y sobreponerse a sus propios prejuicios.

La protagonista de esta historia, Elisa Montero, nace en un pueblo de Badajoz, Fuente de Cantos, pero a los pocos años es separada de su familia natural y obligada a vivir en Madrid con su madrina, Manuela, una viuda perteneciente por matrimonio a la alta sociedad que será la encargada de educarla desde ese momento y que lo hará con una severidad y una falta de cariño que a la niña le costará entender casi tanto como los rituales de su nueva posición social.
Mientras Elisa trata de ir adaptándose a su nueva vida en el palacete y a las amistades de su madrina, ocurre algo que inicialmente afectará la rutina de la niña y, años después, muchas más cosas. De forma secreta, su madrina introducirá a un muchacho malherido en el sótano de la vivienda, donde a Elisa se le prohibirá el paso sin que nadie le explique los motivos. La niña acabará enterándose de la historia, relacionada con los secretos que guarda su madrina, e incluso bajando con regularidad a visitar al enfermo, con quien irá trabando una relación especial. Un día, de forma repentina, el muchacho ha de ser evacuado del palacete, antes de lo cual logra confesarle su nombre a Elisa: Pedro Liébana.
Con el paso de los años Elisa crecerá protegida por una red de amistades y conocidos, en gran parte heredados de las relaciones de su madrina. No obstante, el carácter de la joven se irá mostrando también algo rebelde e inconformista ante las imposiciones de la época y las decisiones que otros quieren tomar por ella. Este rasgo se manifestará en la búsqueda de un amor idealizado, en contraste con los matrimonios de conveniencia por los que van optando algunas de sus amigas, y sobre todo en su deseo de ejercer el periodismo, una profesión hasta entonces reservada casi exclusivamente a los varones.

La desbordante imaginación de Elisa y la inestimable ayuda de sus amigas más cercanas harán posible que esta cumpla su sueño mediante un truco: la joven se disfrazará de reportero masculino, para lo que se verá obligada a imitar el atuendo, los modales e incluso los horarios de estos. Tras las gafas de su nuevo personaje —al que bautizará «Pedro Liébana», en recuerdo de aquel chiquillo—, Elisa se dará cuenta en sus propias carnes de lo distinto que es el mundo de la época en función del sexo de nacimiento de una persona. Su creciente relación con las alumnas de la Residencia de Señoritas de María de Maeztu pondrá además a la joven en contacto con las novedosas ideas feministas, lo que acentuará aún más sus convicciones.
El desdoblamiento exigirá a Elisa multiplicarse hasta el punto de casi tener que encontrarse en dos lugares distintos al tiempo, pero además la joven se verá obligada a hacer equilibrismos entre dos mentalidades opuestas en aquella época: la sumisa de la Elisa Montero de familia burguesa, en edad de casarse con un buen marido y dedicarse a sus labores y a recibir visitas; y la audaz de un Pedro Liébana reportero que debe mostrarse independiente, atrevido y dispuesto a todo por firmar un buen artículo o dar una exclusiva. Para mayor complicación, parte de los conocidos de ambos personajes son comunes, y el seudónimo que ella escogió como inocente homenaje le traerá más de un peligro a su vida. Por todo ello, la joven vivirá permanentemente en el riesgo de ser descubierta, si no expuesta a peligros mayores.

La falta de entendimiento y cariño de su madrina, así como la amargura de su matrimonio con Francisco de las Heras —propietario de la Banca Rosales, y que con el tiempo se ha revelado muy distinto de como fue durante el noviazgo—, va haciendo oscilar la balanza de Elisa a favor de su verdadera pasión, el periodismo, y de la búsqueda de ese amor romántico e idealizado que ella está segura de que existe. La permanente compañía de su colega, el corresponsal francés Olivier Pascal, irá creando unos vínculos de confianza entre ambos que acabarán desvelando no uno, sino dos secretos: Pedro Liébana es en realidad una mujer, Elisa Montero; y Olivier Pascal es a su vez el Pedro Liébana verdadero, quien debió ocultar su nombre para no verse involucrado en los delitos cometidos por su padre.
La aparición del amor imposible entre ambos jóvenes, así como la persecución a la que se verán sometidos por parte de las autoridades, complicará las vidas de los dos periodistas en un ya de por sí difícil Madrid de entreguerras. Otras tensiones, como la siempre tirante relación de Elisa con su madrina, el naufragio de su matrimonio, la entrañable recuperación del contacto con su padre y hermanos o la repentina desaparición de Pascal, añadirán más matices y dramatismo a la historia a medida que esta se acerque a su gran final. La proclamación de la II República, como telón de fondo del reencuentro de ambos jóvenes enamorados, sirve de inmejorable colofón a una historia que tanto esfuerzo dedica a la lucha por la igualdad y las libertades.

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

María Reig

María Reig

La autora:
María Reig nació en Barcelona en 1992. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y máster en Dirección de Comunicación Corporativa por la EAE Business School.
Sin embargo, desde niña, su verdadera pasión es la literatura, fruto de la cual es su primera obra: Papel y tinta.

El libro:
Papel y tinta ha sido publicado por el Sello Suma de Letras en su Colección Nuevas Voces. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 784 páginas.

Cómpralo a partir de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo este este vídeo en el que descubrirás la historia de Elisa Montero, la protagonista de Papel y tinta y la historia de María Reig, su escritora.

.
Para saber más:
https://mariareig.es/

Como he comentado al principio todo comenzó de una manera muy especial. Este  es el vídeo de presentación de la campaña de financiación de la novela de ficción histórica ‘Papel y Tinta’, de María Reig.

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa