Archivo de la etiqueta: Editorial Crítica

“Agujeros negros”, de Stephen Hawking

«Las conferencias Reith de la BBC»
Introducción de David Shukman
.

“Se dice que los hechos son a veces más extraños que la ficción, y esto nunca es más cierto que en el caso de los agujeros negros. Los agujeros negros son más extraños que cualquier cosa que hayan imaginado los escritores de ciencia ficción, pero están establecidos firmemente como hechos científicos.”

Cubierta de Agujeros negros

Cubierta de: ‘Agujeros negros’

Con estas frases comienza la primera de las conferencias Reith que Stephen Hawking pronunció para el canal 4 de la BBC.
¿Pero que son las conferencias Reith? Tengo que reconocer que desconocía de su existencia hasta que la Editorial Crítica puso en mis manos este magnífico libro. Estas conferencias se imparten una vez al año desde 1948, para marcar la contribución histórica al servicio público de radiodifusión por Sir John Reith, primer director general de la corporación; y el primer conferenciante Reith fue el filósofo y premio Nobel , Bertrand Russell. En el año 2016 el conferenciante fue Stephen Hawking y pronunció dos conferencias tituladas: ¿Son calvos los agujeros negros?, la primera el 26 de enero, y Los agujeros negros no son tan negros como los pintan, el 2 de febrero la segunda. Al final de la reseña pondré los videos, en inglés, pero que no tienen desperdicio, ni la charla ni las ilustraciones.

¿Pero de dónde viene el título de la primera conferencia que hace referencia a que son calvos los agujeros negros? La culpa de esta expresión la tiene el físico teórico estadounidense  John Archibald Wheeler (1911-2008) quien dijo que a un agujero negro puedes tirar cualquier cosa, incluso a tus peores enemigos, y todo lo que un agujero negro recordará es la masa total, el estado de rotación  y la carga eléctrica. Este principio lo expresó como «un agujero negro no tiene pelo».

“En el espacio, nadie te puede oír gritar; y en un agujero negro, nadie puede verte desaparecer”      [Pág. 41]

La mecánica cuántica es la ciencia de lo extremadamente pequeño, y persigue explicar el comportamiento de las partículas más minúsculas. Estas partículas no obedecen las leyes que gobiernan el movimiento de objetos mucho mayores como los planetas, formuladas por Isaac Newton.
Utilizar la ciencia de lo muy pequeño para estudiar lo muy grande ha sido uno de los logros de Stephen Hawking. Sus cálculos predecían que un agujero negro crea y emite partículas y radiación exáctamente como si fuera un cuerpo caliente ordinario, con una temperatura que es proporcional a la gravedad en su superficie e inversamente proporcional a su masa. Las emisiones propuestas por esa teoría se llaman ahora Radiación de Hawking.
Gracias a este libro, creo que el mejor que he leído sobre agujeros negros, se aclaran multitud de conceptos como Singularidad, Horizonte de Sucesos, Quásares y varios más.

La segunda conferencia Los agujeros negros no son tan negros como los pintan nos aclaran muchos conceptos  más entre ellos la Radiación de Hawking. Pero también conoceremos el término «dimensiones extra» que se refiere a algo que está más allá de las tres dimensiones, las que todos conocemos, más la cuarta dimensión del tiempo. La idea surgió como parte de un esfuerzo para explicar por qué la gravedad es mucho más débil que otras fuerzas como el electromagnetismo: puede que la gravedad tenga que funcionar también en dimensiones paralelas. Según algunas teorías, el universo que experimentamos no es más que una superficie tetra-dimensional en un espacio de diez u once dimensiones.
El libro nos propone una idea matemática llamada «de supertraslaciones» con el objetivo de explicar el mecanismo por el que la información se recupera de un agujero negro. Según la teoría de Hawking con su colega de Cambridge Malcolm Perry y con Andrew Strominger de Harward, la información se codifica en el horizonte del agujero negro.

Quiero terminar con un mensaje del propio Hawking:
“Los agujeros negros no son tan negros como los pintan. No son las prisiones eternas que habíamos imaginado. Las cosas pueden salir de un agujero negro, tanto en este universo como, posiblemente,en otro distinto. De modo que si crees que estás en un agujero negro, no desesperes: ¡hay una salida!”      [Pág. 95]

Lee y disfruta de las primeras páginas.

Stephen Hawking

Stephen Hawking

El autor:
Stephen Hawking nació en Oxford, Reino Unido , el 8 de Enero de 1942. Ocupó, hasta 2009, la cátedra Lucasiana de Matemáticas que en otro tiempo ocupó Newton en la Universidad de Cambridge, y fue condecorado con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 1989. Reconocido universalmente como uno de los más grandes físicos teóricos del mundo, el profesor Hawking ha escrito, pese a sus enormes limitaciones físicas, docenas de artículos que significan en conjunto una aportación a la ciencia que aún no somos capaces de evaluar adecuadamente. A su primera obra de divulgación, Historia del tiempo. Del big bang a los agujeros negros (Crítica, 1988) y El universo en una cáscara de nuez (Crítica, 2002), se le suman Brevísima historia del tiempo -escrita con Leonard Mlodinow– y las antologías A hombros de gigantes. Las grandes obras de la Física y la Astronomía (Crítica 2003), la edición ilustrada de esta última obra (Crítica 2004), Dios creó los números. Los descubrimientos matemáticos que cambiaron la Historia (Crítica 2006) y La gran ilusión. Las grandes obras de Albert Einstein (Crítica, 2008).

El libro:
Agujeros negros (Título original: Black holes. The BBC Reith Lectures, 2016) que incluye ¿Do Black Holes Have No Hair?Black Holes Ain’t As Black As They Are Painted ha sido publicado por la Editorial Crítica en su Colección DrakontosTraducción de  Javier Sampedro, 2017. Encuadernado en tapa dura, tiene 107 páginas.

Como complemento, pongo el siguiente vídeo

“Do Black Holes Have No Hair” Stephen Hawking Part 1

Para saber más:
http://www.hawking.org.uk/

Deja un comentario

Archivado bajo Ciencia y tecnología, Ensayo - Crítica literaria, Literatura

“El siglo de la revolución. Una historia del mundo desde 1914”, de Josep Fontana Lázaro

“He escogido como inicio 2014, cuando la Primera Guerra Mundial, conocida generalmente como la Gran guerra, dinamitó el viejo orden, y lo acabo en la proximidad de 2017, cuando se celebrará el primer centenario de una revolución que, con sus conquistas, sus errores y su fracaso final, sigue siendo un fantasma que atemoriza aún las noches de los poderosos.”
Josep Fontana

Cubierta de El siglo de la revolución

Cubierta de: ‘El siglo de la revolución’

La amenaza de subversión del orden establecido que implicaba el modelo revolucionario bolchevique determinó la evolución política de los demás, empeñados en combatirlo y, sobre todo, en impedir que su ejemplo se extendiera por el mundo. Fascismo y nazismo, por ejemplo, nacieron como respuestas a la amenaza comunista, proponiendo como alternativa modelos de revolución nacionalista que no pasaron de formulaciones retóricas. Respuestas más positivas a esta misma amenaza fueron los avances conseguidos en muchos países por el movimiento obrero en alianza con la socialdemocracia. La culminación de esta dinámica se produjo después de la segunda guerra mundial, cuando, tras la derrota del fascismo, los avances sociales del estado de bienestar cumplieron la función de servir como antídoto contra la penetración de las ideas del comunismo en las sociedades del mundo desarrollado. Fue así como se alcanzó aquella situación excepcional de los años que van de 1945 a 1975, cuando en los países desarrollados se registraron las mayores cotas de igualdad hasta entonces conocidas y se reforzó la ilusión de un mundo de progreso continuado en que los grandes objetivos sociales de los revolucionarios podrían alcanzarse pacíficamente por la vía de la negociación.

A partir de los años setenta del siglo pasado, sin embargo, al tiempo que se hundía el poder soviético y que el comunismo dejaba de ser una amenaza interna para las sociedades «occidentales», esa trayectoria cambió para dar paso a la reconquista del poder por las clases dominantes y a una fase de retroceso social que culminó después de la crisis final del «sistema socialista» en 1989, saludada por los intelectuales al servicio del sistema con augurios de que el triunfo de la democracia liberal y de la economía de mercado iban a significar el inicio de una nueva era de progreso e igualdad. No ha sido así, de modo que hoy, a los veinticinco años de la disolución definitiva de la URSS, resulta evidente que no ha habido los avances anunciados, sino que, por el contrario, nos encontramos en una situación de estancamiento económico y ante el panorama de una desigualdad creciente que se traduce en un empobrecimiento general.

Frente a las explicaciones de quienes sostienen que el estancamiento y las desigualdades actuales son el resultado inevitable de la evolución autónoma de las fuerzas económicas, obviando cualquier referencia a sus causas políticas, a Josep Fontana le parece conveniente revisar la historia de este «siglo de la revolución» para tratar de entender las causas que nos han llevado a la situación actual.
El autor ha escogido como inicio 1914, cuando la Primera guerra mundial, conocida generalmente como la Gran guerra, dinamitó el viejo orden, y lo acaba en la proximidad de 2017, cuando se celebrará el primer centenario de una revolución que, con sus conquistas, sus errores y su fracaso final, sigue siendo un fantasma que atemoriza aún las noches de los poderosos. Su intención ha sido recuperar la política, entendida como la acción colectiva de la «polis», como un factor histórico explicativo, para tratar de entender el mundo en que vivimos, a lo que se agrega la convicción de que tan sólo a partir de la política se puede aspirar a recuperar una dinámica que vuelva a hacer posibles los avances en la conquista de la libertad y la igualdad.

«Toda la historia de la sociedad humana, hasta la actualidad —escribían Karl Marx y Friedrich Engels en 1848— es una historia de luchas de clases. Libres y esclavos, patricios y plebeyos, barones y siervos de la gleba, maestros y oficiales; en una palabra, opresores y oprimidos, frente a frente siempre, empeñados en una lucha ininterrumpida, velada unas veces, y otras franca y abierta.»

Lee y disfruta del primer capítulo del libro.

Josep Fontana i Lázaro

Josep Fontana i Lázaro

El autor:
Josep Fontana i Lázaro (Barcelona, 1931) ha enseñado Historia contemporánea e Historia económica en las universidades de Barcelona, Valencia, Autónoma de Barcelona y Pompeu Fabra, de la que es catedrático emérito. Entre sus libros destacan La quiebra de la monarquía absoluta 1814-1920 (1971 y 2000), La historia después del fin de la historia (1992), Europa ante el espejo (1994 y 2000), Introducción al estudio de la historia (1999) y De en medio del tiempo (2006), todos ellos publicados por Crítica Sus últimas obras son Por el bien del imperio. Una historia del mundo desde 1945 (2011) y El futuro es un país extraño. Una reflexión sobre la crisis social de comienzos del siglo XXI (2013).

El libro:
El siglo de la revolución. Una historia del mundo desde 1914 ha sido publicado por el Sello Crítica en su Colección Serie Mayor. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 804 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en el que Josep Fontana habla sobre su libro El siglo de la revolución. Una historia del mundo desde 1914.

El siglo de la revolución

Fragmento de la cubierta de ‘El siglo de la revolución’

Deja un comentario

Archivado bajo Ensayo - Crítica literaria, Historia, Literatura