Archivo de la etiqueta: Ediciones Luciérnaga

“El gran secreto de Leonardo da Vinci”, de Lynn Picknett y Clive Prince

«Como el genio del renacimiento fabricó la Sábana Santa»

“Una persona que afirmaba pertenecer a la misma sociedad secreta que el maestro nos señaló que solo podía ser obra de Leonardo da Vinci. Ante lo que, en primera instancia, nos manifestamos escépticos. Sin embargo, tras una intensa búsqueda —y obviando las frustrantes ocasiones en que nos hallamos en vía muerta—, descubrimos que nuestro informante estaba en lo cierto. ¡La falsificación más famosa del mundo resultaba ser el Leonardo menos conocido!”.    [Introducción. Pág. 18]

Cubierta de El gran secreto de Leonardo da Vinci

Cubierta de: ‘El gran secreto de Leonardo da Vinci’

Lynn Picknett y Clive Prince no son nuevos en estas investigaciones pues en 1994 publicaron Turin Shroud, que en 1996 la editorial Martínez Roca publicó con el título El enigma de la Sábana Santa y que fue el comienzo de su carrera como escritores a cuatro manos. Desde entonces la historia y la tecnología han evolucionado considerablemente y  en esta nueva edición, El gran secreto de Leonardo da Vinci incluye la información más reciente y las —según ellos— pruebas determinantes de la relación entre Leonardo y el sudario de Turín.

En octubre de 1986, el papa Juan Pablo II aprobó la realización de pruebas de datación de la Sábana Santa a la que concurrieron tres laboratorios: la Universidad de Arizona (Tucson), el Oxford Research Institute y el Swiss Federal Institute of Technology de Zúrich. El secretismo típico de la Iglesia rodeó la toma de muestras. Pese a que oficialmente fijaron la fecha en el 23 de abril de 1988, se aprovechó la presencia del presidente de la República Italiana en Turín y evitaron la expectación de la prensa cambiando el evento al 21 de abril a las cuatro de la madrugada sin previo aviso. Estaban presentes los presidentes de cada uno de los laboratorios, incluido Teddy Hall, y la operación fue supervisada por Michael Tite, del British Museum Research Laboratory.
Cortaron un fragmento de unos 25 cm2 de uno de los extremos, del que se extrajeron tres muestras que fueron selladas en contenedores especiales y, junto a unas muestras de control, entregadas a cada uno de los representantes de los laboratorios. Asimismo, se realizó una grabación en vídeo de todo el proceso.
Los resultados de la prueba del carbono se hicieron públicos el 13 de octubre de 1988, aunque ya se habían «filtrado» previamente. La determinación del carbono probó con un 99,9 por ciento de certeza que el sudario se remonta al periodo entre el año 1000 y el 1500, y con un 95 por ciento de certeza que la tela era de entre el 1260 y el 1390.

«La Sábana Santa de Turín era falsa.»

El falsario tenía que ser alguien con dones espectaculares, y cuyo método en este caso era único y tan avanzado a su tiempo que sigue guardando secretos para los especialistas en arte y los científicos. Tenía que ser una figura innovadora, alguien que viera más allá de la metodología obvia y convencional. Así como un investigador realmente experimentado, que hubiera comprobado de primera mano cómo funcionaba el método de la crucifixión, por ejemplo. Por la misma razón, el falsificador debía poseer conocimientos directos de anatomía.
Leonardo es el candidato perfecto, acaso también el único, al título de creador del sudario. Pierre Barbet intentó demostrar lo improbable que resultaba que la imagen fuera obra de un hombre y detalló los atributos que hubiera debido reunir este con las siguientes palabras: «Si es obra de un falsificador, tuvo que ser un anatomista, fisiólogo y artista excelente, de una genialidad tan difícil de mejorar que tuvo que estar hecho a medida».

Pruebas realizadas por los autores

Pruebas realizadas por los autores

Lynn Picknett y Clive Prince emprendieron una ardua labor de investigación e intentaron reproducir todas las características del sudario de Turín, usando los procedimientos químicos y los instrumentos con los que hubiera contado Leonardo en su época. Manos a la obra, con más entusiasmo que pericia al comienzo, lograron conseguirlo; ¡lo tenían! A pesar de lo específico de sus experimentos y su condición de amateurs absolutos, los resultados obtenidos fueron complacientes: probablemente, no fueron los primeros en reproducir una imagen del sudario en tela usando procesos básicos de fotografía, pero sí fueron los primeros en copiar todas y cada una de sus características.
Algunas de sus conclusiones originales han ido experimentando matices y modificaciones fruto de las subsecuentes búsquedas en áreas más esotéricas, como la red de sociedades secretas heréticas, que incluye a los caballeros templarios, así como algunas formas de francmasonería ocultista.
El propósito de la investigación era mostrar que la alquimia proveyó a Leonardo de los medios. Tal vez, sin embargo, sus medios y sus motivos eran inseparables. Quizás la alquimia no solo le proporcionó los conocimientos con los que fabricar una falsificación ingeniosa e intrépida —cuya falsedad, en definitiva, no pudiera ser detectada en su tiempo—, sino que también pudo ponerle en contacto con una red amplia y secreta de mentes heréticas como la suya.
¿Existen pruebas positivas de que se produjera una sustitución alrededor del año crucial de 1492? Obviamente, cuando se trata de analizar una conspiración en la que pudo estar implicada gente de altísimo nivel, resultaría de lo más improbable que hubiera sobrevivido alguna prueba documental directa —y, evidentemente, no de dominio público—, aunque las hubiera en la época.
Si ocurrió en algún momento, los primeros años de la década de 1490 son el periodo de tiempo más probable en que pudo darse el cambio del sudario. El año 1464 es significativo porque fue entonces cuando los religiosos realizaron los primeros alegatos sobre la autenticidad de la tela. Antes, todo cuanto el sudario había cosechado era un ligero interés y mucha hostilidad. La nueva reivindicación fue obra de un franciscano, Francesco della Rovere —quien posteriormente ascendió hasta convertirse en el papa Sixto IV—, aunque nada certifica que tuviera jamás la ocasión de ver el sudario. En el tratado ‘La sangre de Cristo’ solo menciona brevemente la reliquia, pero dado que su supuesta autenticidad corroboraba sus argumentos teológicos, abrazó la causa entusiasmado. No obstante, el papel que desempeñó en el cambio de suerte del sudario revela indicios de lo más significativos. Se estaba fraguando una conspiración.

A día de hoy, las investigaciones sobre el sudario no cesan. A los autores de este volumen, el destino les puso en sus manos la primera prueba concreta que vinculaba a Leonardo con el sudario turinés. Lo más increíble es que esa prueba llevaba ante sus ojos más de una década hasta que tuvieron conciencia de ella…

“Este libro representa el inicio de lo que para los autores
fue toda una aventura”.

El libro se complementa con una amplia bibliografía y un práctico Indicé analítico.

Lee y disfruta de las primeras páginas del libro.

Con Clive Prince

Con Clive Prince

Los autores:
Clive Prince es un escritor inglés de temática ocultista, conocido por libros como Descifrando el Código Da Vinci (2004).
Lynn Picknett es escritora especializada en fenómenos paranormales, lo sobrenatural, los misterios religiosos e históricos, las teorías conspirativas y la pseudohisotria. Ambos escritores británicos han colaborado en una serie de investigaciones de las que han nacido varios bestsellers, entre ellos El enigma de la Sábana Santa y La revelación de los templarios, un libro que el propio Dan Brown reconoció que había sido una de las principales fuentes de inspiración para su novela El código Da Vinci.
Son autores de El universo prohibido. Los orígenes ocultos de la ciencia moderna, también publicado por Ediciones Luciérnaga en su Colección Ocultura.

Lynn Picknet y Clive Prince

Lynn Picknet y Clive Prince

El libro:
El gran secreto de Leonardo da Vinci (título original: Turin Shroud: In Whose Image?, 2006) ha sido publicado por Ediciones Luciérnaga en su Colección Ocultura. Traducción de Núria Pujol Valls. Encuadernado en tapa dura sin sobrecubierta, tiene 373 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en inglés titulado: Turin Shroud: The New Evidence (Shroud of Turin) | History Documentary | Reel Truth History.

.
Para saber más:
http://www.picknettprince.com/

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Biografías, Curiosidades, Ensayo - Crítica literaria, Historia, Literatura

“El viaje de las mujeres”, de Elena García Quevedo

«Los secretos de grandes mujeres que fueron extraordinarias guías y líderes, herederas de la sabiduría milenaria femenina.»

Reseña escrita por Maudy Ventosa.

La clave es respetarse nutriéndose…
Veo aparecer a Elena en el espacio que Pangea tiene preparado para la presentación de libros, y aunque no la conozco, sé que es ella. Transmite tranquilidad, mucha paz, y eso que aún no ha sonado el violín que da inicio a la sesión. Con los ojos cerrados, nos preparamos para lo que nos va a contar…

Cubierta de El viaje de las mujeres

Cubierta de: ‘El viaje de las mujeres’

El despertar femenino es ir de la cabeza al corazón y parece que solo tiene 24 centímetros, y es tanto para hombres como para mujeres. Esto se lo han enseñado  las “abuelas sabias” que Elena ha visitado viajando de Oriente a Occidente cuando buscaba respuestas su mente inquieta tras trabajar en Oriente Próximo y ver el sufrimiento atroz que padecía la población, y en especial las mujeres, en guerras sin sentido que solo dejaban horror y muerte.

He ido buscando mujeres fuertes… abrimos los ojos y los oídos para ir abriendo el corazón…
Y en ese viaje encontró esas mujeres que buscaba, esas abuelas que transmiten a sus nietas el secreto de su cuerpo y el amor. Afirma que este libro es una lección de igualdad y de fraternidad, que el amor es lo único que arregla todo. Cita Federico Mayor Zaragoza, exdirector General de la Unesco, que acompaña a Elena en esa presentación y que es autor del prólogo del libro, al poeta Miguel Hernández, que afirma que la mujer viaja con el amor a cuestas. Y continúa recordando una entrevista con el inolvidable Nelson Mandela donde le dijo que la mujer es la piedra angular de la nueva era, y que solo habrá paz cuando éstas alcancen cotas importantes de poder, porque “las mujeres solo excepcionalmente utilizan la fuerza, cuando los hombres solo excepcionalmente no la utilizan…”

Elena buscaba cómo hacerse fuerte y lo ha conseguido, porque ha encontrado las respuestas que buscaba en esas abuelas sabias que habitan nuestra tierra, que se encuentran en lugares recónditos del planeta, o que están a nuestro lado… pero hay que pararse y escuchar. Con los oídos y con el corazón. Ellas han aprendido a través de la luna, de la tierra, de su cuerpo de mujer. Algo que el mundo no tenía en cuenta, porque era tabú. Los ciclos lunares tienen que ver con la maternidad. La luna, el agua… y la tierra como gran maestra, porque renace. Como la cuenta una abuela de Colombia “lo importante es mi credo heredado: la tierra. Mi formación es hacia dentro…”

El libro puede leerse como un cuento lleno de verdades y está dividido en tres partes. La primera parte se titula “El viaje de las mujeres” que incluye EGIPTO: el poder del corazón, TURQUÍA: el poder de la libertad; COLOMBIA: la fuerza de la Madre Tierra; LA INDIA Y NEPAL: los colores del Ganges. El rojo de las mujeres y CELTIBERIA: el don de nutrirse.
La segunda parte es “Herramientas para una vida plena” que hablan de CUERPO: un círculo, una vida; MENTE: mitos femeninos, el viaje de la heroína y EMOCIONES: tecnología de felicidad, claves de homeostasis para las abuelas sabias.
La tercera parte trata de El despertar femenino en el nuevo paradigma. Herramientas para hombres y mujeres.

«No se trata de hacer grandes cosas, tan solo escuchar, sentir, amar, aprender, nutrirse. Porque, según la autora, no hay que cambiar el mundo, hay que rescatar lo que tenemos.”

Sinopsis de El viaje de las mujeres:
La autora buscó los secretos que guardan mujeres reconocidas por su sabiduría en zonas de raíz matrifocal, que les hace sentirse cada vez mejor, vivir más años y ser cada vez más poderosas. El periplo le llevó por los hogares de mujeres reconocidas por su poder y alegría que eran –son– guías para su gente: antiguas kumaris en Nepal, viudas en India, campesinas en Turquía, indígenas líderes en Colombia, herederas de los saberes ancestrales en la Península Ibérica, matriarcas en Egipto o tejedoras de los hilos del alma o chamanas indias en Estados Unidos; Al final del viaje encontró a las ancianas herederas de los saberes milenarios femeninos que hoy recorren pueblos y países para recordar a las mujeres –y cada vez más a los hombres– donde reside su propio poder y como rescatarlo; como convertirse en oro a medida que envejecen y despertar entre todas el femenino global para enfrentar los grandes retos actuales de la humanidad. Dicen que el despertar femenino se trata del tránsito que va de la cabeza al corazón y esa es el telón de fondo de este viaje

Lee y disfruta de un fragmento del libro.

Elena García Quevedo con Maudy Ventosa

Elena García Quevedo con Maudy Ventosa

La autora:
Elena García Quevedo (Nava de Roa, Burgos, 1970). Trabajó como corresponsal en Oriente Próximo para la Cadena Ser y es coguionista de películas como Invierno en Bagdad (Biznaga de Plata en el Festival de Málaga y ganadora del Festival de Cine Latino de NuevaYork), Invisibles (Premio Goya al mejor documental) y ¿Generación perdida? Autora de la obra de teatro El olor del café y de las novelas y ensayos La voz de la tierra (2010); Viajes que despertaron mis 5 sentidos (2011); La voz de los sabios (2013); Luz, la niña chamán (2014), y La tejedora de vidas (2015). Durante años ha colaborado con medios como la revista Geo, El País o Yo Dona. Doctora en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid, tras rodar en distintos países en guerra comenzó a buscar personas reconocidas por su sabiduría y experiencias que respondieran a la agresión con las herramientas de la paz, claves para el tiempo de cambio que vivimos.

El libro:
El viaje de las mujeres ha sido publicado por la Ediciones Luciérnaga en su Colección Testimonios y Vivencias. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 336 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo grabado en Casa de América (Madrid) en el que Elena García Quevedo nos habla de su libro El viaje de las mujeres.

.
Para saber más:
https://www.elenagarciaquevedo.es/

Deja un comentario

Archivado bajo Biografías, Ensayo - Crítica literaria, Historia, Literatura, Literatura, Narrativa, Por Maudy Ventosa, Viajes y tiempo libre