Archivo de la etiqueta: Ediciones Destino

“La noche que no paró de llover”, de Laura Castañón

«Una gran novela sobre los engaños de la memoria y la reconstrucción del pasado»
.

Cubierta de La noche que no paró de llover

Cubierta de: ‘La noche que no paró de llover’

Si con su primera obra Castañón desgranaba con maestría la historia de la familia Montañés, a través de la investigación de Aida, una periodista asturiana obsesionada por encontrar los restos de su abuelo; ahora da un paso más allá con la acomodada familia Santaclara, a través del íntimo relato de su única superviviente, la octogenaria Valeria Santaclara atormentada por el peso de la culpa. 
Valeria es una atildada y solitaria anciana que ocupa dos espaciosas habitaciones de una residencia geriátrica, donde a sus espaldas la llaman la Marquesa. Guarda un enigmático sobre en el que su hermana Gadea escribió “El perdón” antes de morir, hace 18 años, y que aún no se ha atrevido a abrir. Puede que ese sobre encierre la causa de sus pesadillas y sus problemas de insomnio o tal vez aquello que le roba desde hace tanto tiempo la sonrisa.
Para enfrentarse al contenido de esa carta, Valeria recurre a Laia Vallverdú, una psicóloga de origen catalán recién instalada en Gijón junto a Emma, su curvy y alegre pareja, compañera de profesión. A través de las sesiones de terapia de los martes por la tarde, en el céntrico consultorio de Laia ubicado casualmente en la misma habitación de infancia de Valeria en los tiempos de la II República, poco a poco se irá recomponiendo un puzle de una vieja historia tejida con las heridas de la Guerra Civil, la represalias de régimen, varias muertes trágicas a cuestas y, por encima de todo eso, la conflictiva relación de celos, envidia y rivalidad entre las dos hermanas.

A la manera de las capas de una cebolla el misterio contenido en el sobre se irá despojando de su espesor sesión a sesión hasta que finalmente la anciana se atreva a conocerlo. Un largo viaje al pasado, condensado en una primavera de Gijón, en la que ya nada volverá a ser igual. No sólo para la anciana protagonista que anhela reconciliarse con su historia íntima y la de su familia, además de arrojar algo de luz y asumir aquella traumática noche en la que no paró de llover, que la persigue desde hace años; sino también para la terapeuta, Laia, quien intenta dar cauce a su deseo de ser mamá y normalizar su relación con Emma, divorciada cuya familia a su vez desconoces su homosexualidad.

Pero no sólo en La noche que no paró de llover Laura Castañón consigue entrelazar con maestría estas dos tramas, sino que añade una tercera: la historia de Feli, la joven empleada de la limpieza la residencia encargada de asear las habitaciones de la Marquesa. Una muchacha con una trágica historia familiar a cuestas que cursa un taller literario y ansía convertirse en escritora. Feli encontrará en la historia oculta de la distinguida y discreta anciana un estímulo a su vocación que tal vez la permita superar el resentimiento y la frustración que la persiguen.

De profunda e inteligente sensibilidad femenina, La noche que no paró de llover entrelaza la visión de tres mujeres de generaciones, procedencias, actitudes y emociones diversas, en una trama única que recrea los episodios cruciales de los últimos cien años de historia española. Y ello lo consigue Laura Castañón con pericia intercalando cuatro voces narrativas en breves capítulos. En primer lugar, los sueños o pesadillas de la anciana protagonista en fragmentos en primera persona identificados gráficamente. En segundo lugar, la reconstrucción de las sesiones de terapia narradas en una tercera persona focalizada en la visión de la terapeuta. A su vez se intercalan las anotaciones del diario de Emma, la pareja de la psicóloga profundamente enamorada de ella. Y por último, el relato del difícil día a día de Feli, la empleada de la limpieza, junto con sus investigaciones literarias que, por cierto, también tienen mucho de fisgoneo en la intimidad ajena. 

Esas cuatro voces narrativas dan forma a una notable novela que explora sin contemplaciones los mecanismos del mal desde una triple vertiente: el mal que infligimos de manera deliberada, el que jamás imaginaríamos haber causado y el que creímos ocasionar sin ser del todo cierto. Tres enfoques superpuestos y complementarios trenzados en las vidas de una serie de personajes náufragos de su propia memoria y de los engaños que ésta les inflige. 

En suma, La noche que no paró de llover es una conmovedora novela sobre el mal, la culpa, el perdón y, a su vez, sobre la esperanzadora fuerza redentora de la palabra, tanto escrita como oral, que tal vez les permita a los personajes reconciliarse con el pasado. Algo que sin duda también le ocurrirá al lector con su propia historia. 

Lee y disfruta de las primeras páginas.

Laura Castañón

Laura Castañón

La autora:
Laura Castañón es una escritora asturiana nacida en Revallines (Santa Cruz de Mieres) en 1961. Desde mediados de los años ochenta dirige talleres literarios y programas de animación a la lectura, e imparte cursos de Creación Literaria, Literatura y Comunicación. También ha trabajado en radio y en televisión, ha sido jefa de prensa y ha desarrollado labores de programación cultural y comunicación empresarial. En 2013 publicó su primera novela, Dejar las cosas en sus días (Alfaguara, 2013), una historia que entrelaza las vidas e historias de varios personajes y se sitúa en la mejor tradición de las sagas familiares. La noche que no paró de llover es su segunda novela.

El libro:
La noche que no paró de llover ha sido publicado por la Editorial Destino en su Colección Áncora & Delfin. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 512 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Para saber más:
https://www.facebook.com/LauraCastanonPaginaOficial/

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa

“Un lugar a donde ir”, de María Oruña

«Después del éxito de Puerto escondido, vuelve una de las voces del género negro más reveladoras de los últimos tiempos.»
.

Cubierta de Un lugar a donde ir

Cubierta de: ‘Un lugar a donde ir’

Después de su irrupción meteórica con Puerto escondido, su primera novela en el género negro,  María Oruña regresa a Cantabria, su paisaje literario, con un thriller trepidante que se adentra en el fascinante mundo de las expediciones arqueológicas y la búsqueda del conocimiento llevado a extremos que pueden resultar peligrosos…
Como las mejores novelas negras, todas las piezas encajan a la perfección. No es casual que Oruña regrese a Cantabria con un thriller protagonizado por arqueólogos, científicos, historiadores y geólogos ya que es el territorio de mayor densidad de cavernas de la Tierra con cueva y media por kilómetro cuadrado. Curiosamente, en enero de este mismo año la prensa anunciaba el descubrimiento en Calseca (Cantabria) de una de las simas más hondas del planeta y la más profunda de España, con una longitud vertical similar a la de las Torres Gemelas de Nueva York.  Sin duda, un buen lugar a donde ir para quien sabe que las respuestas para los grandes enigmas de la ciencia y de la historia se encuentran podrían encontrarse en el interior de la Tierra    Los personajes de Un lugar a donde ir buscan una dirección en sus vidas, un motivo para levantarse por las mañanas. Todos ansían un lugar al que ir y una razón para continuar, cada cual tiene la suya propia: el amor, el conocimiento, la tranquilidad… Tener metas para no cuestionarnos por qué vivir: en esta novela veremos lo que ansía cada uno de los personajes y qué están dispuestos a sacrificar para lograr sus objetivos.
Construida con brío y al trepidante ritmo del thriller a partir de tres voces narrativas bien diferenciadas, Un lugar a donde ir es la contundente confirmación de una autora fuera de serie. Toda una revelación del género negro que no ha dejado de cosechar elogios en las redes y entusiastas lectores desde su debut al género. Una narradora como pocas que se ha convertido en poco tiempo en una de las autoras más recomendadas y una de las mejores valoradas en las redes.

“Aquí vienen muchas personas europeas con intención de ayudar, pero otras llegan buscando un rumbo, un lugar a donde ir… ”    [Pág. 456]

Han transcurrido varios meses desde que Suances, un pequeño pueblo de la costa cántabra, fuese testigo de varios asesinatos que sacudieron a sus habitantes. Sin embargo, cuando ya todo parecía haber vuelto a la normalidad, aparece el cadáver de una joven en La Mota de Trespalacios, un recóndito lugar donde se encuentran las ruinas de una inusual construcción medieval. Lo más sorprendente del asunto no es que la joven vaya ataviada como una exquisita princesa del medievo, sino el objeto que porta entre sus manos y el extraordinario resultado forense de la autopsia.
Cuando hasta los más escépticos comienzan a plantearse un imposible viaje en el tiempo, comienzan a ocurrir más asesinatos en la zona que parecen estar indisolublemente unidos a la muerte de la misteriosa dama medieval.
Mientras Valentina Redondo y su equipo investigan los hechos a contrarreloj, Oliver Gordon, ayudado por su viejo amigo de la infancia, el músico Michael Blake, buscará sin descanso el paradero de su hermano Guillermo, desaparecido desde hace ya dos años, y descubrirá que la verdad se dibuja con contornos punzantes e inesperados.

Un lugar a donde ir es una novela muy entretenida que no defraudará en absoluto a quienes hayan leído Puerto escondido. Me ha gustado, y espero que la espera del siguiente título no se haga esperar mucho.

Lee y disfruta del primer capítulo del libro.

María Oruña

La autora:
María Oruña (Vigo, 1976), gallega de padre cántabro, desde pequeña visita con frecuencia Cantabria. Allí ha ambientado Un lugar a donde ir y su novela anterior, Puerto escondido (Destino, 2015), un exitoso debut en el género negro que ha sido traducido al alemán, el francés y el catalán. En ambas novelas los protagonistas son los paisajes cántabros y el equipo de la teniente Valentina Redondo, que se ha ganado el cariño de miles de lectores. Oruña es abogada y actualmente compagina esta profesión con la escritura.
Ya está trabajando en su próxima novela.

El libro:
Un lugar a donde ir ha sido publicado por el Sello Destino en su Colección Áncora & Delfin. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 518 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en el que María Oruña nos habla de su libro.

Para saber más:
https://www.facebook.com/Maria.Oruna.Reinoso/

Con María Oruña

Con María Oruña

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura. Novela Negra