Archivo de la etiqueta: Editorial Lunwerg

“La vida en el límite de la vida”, de Sebastián Álvaro y Jose Mari Azpiazu

«Experiencias de alpinistas para inspirar nuestro día a día»

“La historia del montañismo no es tan solo la historia del triunfo sobre las montañas, sino del triunfo sobre el miedo. No es meramente la crónica de unas proezas emocionantes, sino de una gran aventura del espíritu humano.”
James Ramsey Ullman (1907-1971)

.

Cubierta de La vida en el límite de la vida

Cubierta de: ‘La vida en el límite de la vida’

La montaña es una inigualable escuela de vida. En este libro, Sebastián Álvaro y Jose Mari Azpiazu recogen las mejores reflexiones de reconocidos alpinistas, nacidas de situaciones favorables o adversas, a menudo extremas pero siempre inolvidables, que nos permiten entender la existencia tal y como es: llena de alegrías y dificultades, de pasión y fracasos.
Las vivencias aquí compartidas, acompañadas de las fotografías más conmovedoras de las montañas del planeta, nos impulsan a despertar de la apatía y la tristeza, a desarrollar la fortaleza del espíritu, a confiar en nuestros valores, a afrontar los obstáculos sin desfallecer; en definitiva, a vivir la aventura de la vida en toda su amplitud e intensidad.
Una historia del montañismo a través de sus principales protagonistas y sus gestas, pero sobre todo, de los valores que se extraen de cada una de ellas. Incluye más de 100 fotografías y los testimonios de Reinhold Messner, Walter Bonatti, Maurice Herzog, Junko Tabei y muchos otros alpinistas.Foto 1

Como montañeros con una larga trayectoria a sus espaldas, Sebastián Álvaro y Jose Mari Azpiazu saben muy bien que la montaña puede ser la mejor escuela de vida; en realidad, es la vida misma. La montaña nos enseña a respetar y amar el medio ambiente; que todo lo importante exige de nosotros esfuerzo y trabajo; a superar los miedos que nos impiden avanzar; a acercarnos a nuestros límites; a saber disfrutar de las victorias, sabiendo que siempre son efímeras, pero que esos instantes perduraran en nuestras vidas; a obtener conclusiones de las derrotas, pues el fracaso siempre forma parte del aprendizaje; a superar las perdidas, y a convivir con las ausencias y el dolor por el mazazo de nuestros dramas y tragedias.
La montaña nos enseña a vivir con pasión y a saborear con intensidad cada día de la vida, y nos enseña a afrontar las adversidades de la vida plantándoles cara. La montaña nos facilita ser mejores personas y nos ayuda conocernos, a admitir nuestra fragilidad y a ser solidarios ante el infortunio.
El libro es también una historia del alpinismo a través de sus grandes nombres y de sus principales logros, tras los cuales hay siempre historias de coraje, esfuerzo, compañerismo y pasión.

Los valores del alpinismo clásico
Los valores que impulsaron el alpinismo clásico son pilares fuertes como escuela de vida. Desde la inteligencia, la curiosidad o la ciencia, que alentaron los pasos del sabio ginebrino Horace-Benedict de Saussure, al que podríamos calificar como el «inventor» del alpinismo y del sentimiento de la montaña, pasando por el atrevimiento y la tenacidad del joven Edward Whymper, vencedor del Cervino ―«la montaña imposible»―, hasta la innovación y la osadía del británico Albert Mummery, el padre del alpinismo moderno, que nos enseñó que «quienes realmente desean gustar las alegrías y los placeres de la montaña deben saber desenvolverse en las nieves de la altura confiando solo en sus dotes y en sus conocimientos», y lo hizo realidad desafiando riesgos inherentes a un hombre adelantado a su tiempo. Mummery fue el primer alpinista en acometer la escalada de una montaña que supera los ocho mil metros. La evolución técnica y de mentalidad llevaría a Luis de Saboya muy cerca del Polo Norte y a George Mallory a las cercanías de la cima del Everest a principios del siglo pasado. ¿O quizá a la misma cumbre? Fueron hombres y mujeres de una generación irrepetible.

Sebastián Álvaro y Jose Mari Azpiazu nos traen otras muchas lecciones de vida de los grandes del alpinismo, como la valentía de Terray en el Jannu o de Bonatti en el Gasherbrum IV, la solidaridad del grupo francés en el Annapurna y la de los británicos en el Ogro, y la inteligencia y la capacidad de liderazgo de Bonington en la cara sur del Annapurna o la sudoeste del Everest. Todos ellos vencieron los miedos que todos llevamos dentro y lograron superar retos que parecían imposibles. Tanto, que se creía que ya no podía llegarse más lejos ni más alto… Hasta que aparecieron Reinhold Messner y Jerzy Kukuczka, que conquistaron los catorce ochomiles ―sin botellas de oxígeno, en invierno, en solitario y por rutas nuevas― derrochando coraje, inteligencia y esfuerzo sin límites. Son la prueba de que no tenemos más barreras que las que nosotros nos imponemos.

En el libro figuran muchas aventuras increíbles y como de muestra vale un botón, os traigo una:
El Annapurna, primer ochomil.Annapurna
El 3 de junio de 1950, Maurice Herzog y Louis Lachenal coronaron la cima del Annapurna; se convertían así en los primeros en alzarse sobre una cima de más de ocho mil metros. La victoria en el Annapurna era la recompensa por los infatigables esfuerzos de varias generaciones de grandes alpinistas, empezando por Albert Mummery en 1895, pero también era el fruto de una expedición perfectamente planificada, desarrollada con gran entusiasmo y ejecutada de manera eficaz. Aquella expedición francesa reunía a un grupo humano unido y bien liderado, con un objetivo compartido y una solidaridad sin límites. Pero aquel triunfo se convertiría en un drama de enormes proporciones cuando cuatro alpinistas se vieron atrapados en una de las montañas más peligrosas del planeta y tuvieron que luchar al límite por su supervivencia. Los dos vencedores de la cima, Herzog y Lachenal, sufrirían graves congelaciones, como si el Annapurna, la Diosa de la Abundancia, hubiera querido castigarlos por su atrevimiento, aunque los dejó escapar milagrosamente de la muerte. La intervención de Terray, que renuncio a la cumbre para descender a sus compañeros heridos, como también de Gaston Rebuffat, fue decisiva para salvar sus vidas. Su solidaridad se sitúa muy lejos del individualismo pragmático que hoy se ha instalado en ciertos ámbitos del alpinismo. Después de haberle sido amputados todos los dedos de pies y manos, Maurice Herzog escribiría el libro Annapurna primer ochomil, un relato cautivador sobre la primera ascensión de una montaña de más de ocho mil metros.

Y como extracto del prólogo:
«Y todo ello hemos pretendido transmitirlo como mejor sabemos: con imágenes y con palabras. Las palabras nos permiten expresar ideas y sentimientos; las imágenes, capturar emociones. Las palabras nos llevan al lugar, los paisajes nos trasladan al momento.»

Los autores:
Sebastián Álvaro Lomba (Madrid, 1950) fue el creador y director de los documentales de aventura Al filo de lo imposible, una de las series de mayor prestigio de la televisión española. Durante los últimos treinta años ha dirigido más de doscientas expediciones y realizado más de trescientos documentales, lo que lo convierte en una de las personas que más aventuras, viajes y exploraciones han realizado. Por su trabajo ha recibido tres medallas al Mérito
Militar, el Premio Nacional del Deporte, dos premios Ondas, nueve premios de la ATV y dos medallas en el Festival de Nueva York. Escritor, periodista y fotógrafo, es autor de diecisiete libros y colabora habitualmente en algunos de los medios de comunicación más prestigiosos de España, como El País, Marca, El Semanal, El Mundo, Onda Cero y RNE.

Jose Mari Azpiazu es alpinista, expedicionario y escritor. Se inició en la montaña a edad temprana y cuenta en su haber con importantes ascensiones y escaladas en los Pirineos, los Picos de Europa y los Alpes. También ha organizado y participado en expediciones a los Andes y al Himalaya. Es autor de numerosos artículos y autor y coautor de seis libros de montaña, entre ellos Alpinismo español en el mundo, el tomo VI de la colección Mendiak, Nuestras montañas, Montañas de mi interior y Nire Barneko Mendiak. Como profesional de la comunicación y el marketing ha participado en la realización de más de un centenar de libros de temas diversos: sociales, culturales, festivos, históricos, empresariales… y de montaña.

El libro:
La vida en el límite de la vida. Experiencias de alpinistas para inspirar nuestro día a día ha sido publicado por Lunwerg Editores en su Colección Bienestar, estilo de vida, salud. Encuadernado en tapa dura, tiene 224 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo el booktrailer realizado por la editorial.

.
Para saber más:

Índice del libro:

  • Introducción
  • VALOR Y CORAJE. Miedo a lo desconocido
  • VICTORIAS Y DERROTAS. Lo contrario de vivir es no arriesgarse
  • DRAMAS Y TRAGEDIAS. Grandeza ante la derrota
  • SENTIMIENTOS Y PASIONES. El corazón nos impulsa, la razón nos guía
  • RAZON Y EMOCION. Nunca lo uno sin lo otro
  • COMPANERISMO Y SOLIDARIDAD. Nunca dejamos a ningún herido en el campo de batalla
  • AFRONTAR LA ADVERSIDAD. Jamás se rindieron… Sobrevivieron!
  • LA MONTANA, ESCUELA DE VIDA. El sentimiento de la montaña
El libro por dentro

El libro por dentro

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Viajes y tiempo libre

“Supermujeres, superinventoras”, de Sandra Uve

«Ideas brillantes que transformaron nuestra vida»
«Un homenaje a más de 90 inventoras imprescindibles de nuestra historia.»
.

Supermujeres, superinventoras es un homenaje a más de 90 mujeres científicas e inventoras que han destacado en la historia. Muchas de ellas no son conocidas, pero sus ideas brillantes transformaron nuestra vida. Mujeres de todos los tiempos que, a contracorriente, lograron no sólo patentar un invento, sino también conquistar su libertad física e intelectual.

Cubierta de Supermujeres, superinventoras

Cubierta de: ‘Supermujeres, superinventoras’

El mundo de la invención parece estar escrito siempre en masculino pero buceando en la historia de las patentes e inventos que han transformado nuestras vidas, podemos encontrar algunos sorprendentes inventos que fueron ideados y creados por mujeres. Fue una mujer quien inventó la programación informática: lo hizo Ada Lovelace a mediados del siglo XIX. También fue una mujer la inventora del lavaplatos automático, Josephine Cochran, en la misma época. Margaret E. Knight inventó la bolsa de papel, Hedy Lamarr inventó el primer sistema de comunicaciones inalámbricas, Angela Ruíz Robles el primer e-book de la historia y Gertrude Elion desarrolló el primer tratamiento contra la leucemia.
Ingenieras, diseñadoras textiles, científicas… Sandra Uve ha querido dar a conocer la tarea encomiable y el cambio significativo que supuso cada uno de estos inventos en nuestra historia. Mujeres como Martha Coston, Marie Curie, Mary Phelps, Elsa Schiaparelli, Ada Lovelace o Margarita Salas, protagonizan Supermujeres, superinventoras.

Sandra Uve hace un trabajo titánico de investigación para llegar a conocer a fondo y contrastar la información sobre las vidas de estas mujeres. Ha llegado a tener más de tres mil mujeres en su lista, de las que seleccionó veinticinco para una exposición itinerante en Barcelona, y noventa para este libro.
Llegar a ellas no ha sido fácil, pues no se encuentra mucha información sobre su obra ni en Internet ni en los libros. No hay que olvidar que había leyes que prohibían a las mujeres registrar patentes a su nombre, por lo que muchas están registradas a nombre de sus maridos. La mayoría de mujeres hasta casi el primer cuarto del siglo XX no tenían derechos ante la ley, y en muy pocos casos sus cónyuges fueron lo suficientemente generosos como para poner la patente a nombre de ellas.

Este libro quiere rendir homenaje a todas esas mujeres, y quiere hacerlo a través de las historias de más de noventa de ellas. Cada doble página está dedicada a una mujer inventora y consta de un texto breve, comprensible y ameno sobre la historia de la inventora, una reproducción de la patente original y un retrato en tinta china y acuarela.

Ilustraciones de Sandra Uve

Ilustraciones de Sandra Uve

5 MUJERES QUE ROMPIERON LA NORMA
1. Ada Lovelace (Reino Unido, 1815-1852). Augusta Ada Byron, la que después sería condesa de Lovelace, matemática y poeta, era hija del también poeta Lord Byron. En sus Notas de 1843 sobre la máquina analítica de Charles Babbage se halla el primer algoritmo destinado a ser procesado por una máquina, por lo que se la considera la primera programadora informática de la historia. En 1979 el Departamento de Defensa de los Estados Unidos bautizó con su nombre, ADA, un lenguaje de programación.

2. Josephine Cochran (Estados Unidos, 1839-1913). Su casa de Shelbyville (Illinois) fue centro de vida social y lugar de celebración de numerosas fiestas. La hermosa vajilla familiar de porcelana china sufría roturas cuando la lavaban los sirvientes, y Josephine pensó que era necesario buscar otro sistema. Cuando se quedó viuda, sin recursos económicos y llena de deudas, se puso manos a la obra para llevar a cabo su revolucionaria idea: el primer lavavajillas de la historia.

3. Julie Newmar (Estados Unidos, 1933). Actriz, bailarina y cantante, Julie se hizo famosa por su papel de Catwoman en la serie Batman para televisión. El vestuario que tenía que llevar le hizo pensar que necesitaba unos leotardos que estilizaran aún más su silueta, así que inventó y comercializó su propia marca, Nudemar, unos pantis push up.

4. Stephanie Kwolek (Estados Unidos, 1923-2014). Graduada en Química, Stephanie descubrió un polímero líquido que bautizó como Kevlar®. Se trata de una fibra cinco veces más resistente que el acero, rígida e ignífuga. Se usa en la fabricación de artículos espaciales, cables submarinos, cascos y frenos de automóviles, prendas ignífugas y para resistir el frío en deportes de la alta montaña o la navegación. Además, el uso más común es en la fabricación de chalecos antibalas para policías y militares.

5. Sybilla Masters (Bermudas, 1675-1720). Sybilla fue una mujer adelantada a su tiempo. En 1712 Sybilla viajó a Gran Bretaña con la idea de registrar la de un molino para obtener harina a partir de un tipo de maíz de origen indígena. Tres años más tarde consiguió su propósito: se convirtió en la primera mujer americana inventora poseedora de una patente inglesa. El documento, que legalmente debía ir a nombre de su esposo, cita a Sybilla como la dueña de la idea.

Lee y disfruta de las primeras páginas del libro.

RICOH IMAGING

Sandra Uve

La autora:
Sandra Uve (Barcelona, 1972) Graduada en Artes y Oficios Artísticos por la Escola Superior de Disseny Llotja de Barcelona. Ilustradora, dibujante de cómics, escritora y guionista. Es autora de las novelas gráficas 621Km (Dobledosis, 2005), Los Juncos (Astiberri, 2006), Hora Zulú (FrigoFingers, 2013), y del libro Ponme la mano aquí (Aguilar, 2009). Ha trabajado, escrito e ilustrado para decenas de medios de comunicación: prensa escrita, radio y televisión. Su medio natural es el mar, y por lo tanto su técnica es la acuarela. Navega en ella y nada entre sus aguadas. Le encanta el lápiz, su grafito y sencillez. Y no puede vivir sin su pluma pentel negra. Sandra dibuja y escribe, combina las dos cosas y le gusta mucho ser exploradora.
Investigando hace 3 años, inició su cuenta Instagram, con un retrato diario sobre inventoras desconocidas en la historia. Y de allí, al libro que ahora se publica, ya lleva más de un millar catalogadas. Su obra ha sido expuesta en Barcelona, San Sebastián y Madrid. Formó parte de la muestra Quadróptica, en el Museu Arts Santa Mónica (Barcelona, 2014). Su exposición itinerante Super Women, Super Inventors, producida por la Gerència de Serveis de Biblioteques de la Diputació de Barcelona, se exhibe por toda la provincia de Barcelona (2017 – 2019). Y en 2017, con la colectiva Presentes: autoras de tebeo de ayer y hoy, de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), ha visitado Roma, Bangkok, Lima, El Salvador, Honduras y Berlín. Da clases e imparte talleres de expresión artística (gráfica y escrita) y cómic autobiográfico, y ayuda a chicos y chicas a encontrar el formato adecuado con el cual puedan expresarse libremente.

El libro:
Supermujeres, superinventoras. Ideas brillantes que transformaron nuestra vida ha sido publicado por Lunwerg Editores en su Colección Ilustrados. Encuadernado en tapa dura sin sobrecubierta, tiene 216 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo titulado Las más destacadas mujeres inventoras.

Para saber más:
https://sandrauve.wordpress.com/

 

Deja un comentario

Archivado bajo Biografías, Ciencia y tecnología, Curiosidades, Historia, Literatura, Literatura, Narrativa