Archivo de la etiqueta: Editorial Lunwerg

“La persona incorrecta” de Sara Herranz

«Vuelve Sara Herranz con una historia sorprendente y personajes más sofisticados.»
.

Cubierta de La persona incorrecta

Cubierta de: ‘La persona incorrecta’

La persona incorrecta es el segundo libro de Sara Herranz, una de las ilustradoras más relevantes del panorama español. Una nueva y sorprendente historia en la que el amor vuelve a ser protagonista, con personajes más sofisticados y una historia más madura.
Su primer libro, Todo lo que nunca te dije lo guardo aquí (Lunwerg 2015) resultó una auténtica revelación: un superventas que cuenta ya con varias reediciones y que también se ha publicado con éxito en Italia.
Este nuevo proyecto, La persona incorrecta, es la evolución natural de su estilo, con una trama más elaborada, reflexiones cargadas de madurez, y la incorporación de nuevas técnicas narrativas y elementos gráficos.

Los temas recurrentes de la obra de Sara Herranz vuelven a cautivar al público en una historia de pareja contada a través de dos puntos de vista. ¿Qué tienen en común estos dos personajes con vidas aparentemente diferentes? Tras separarse hace años, ambos siguen anhelando lo mismo: amar y ser amados.
“¿Crees que la nostalgia solo sirve para romantizar el pasado?”, se preguntan los personajes del nuevo libro de Sara Herranz. Cuando pasa el tiempo, los recuerdos se vuelven difusos, maduramos, anhelamos aquello que fuimos hace tiempo, y nos preguntamos “qué hubiese pasado si…”. Pero, ¿qué pasaría si años más tarde volvemos atrás?
Un viaje, la vuelta a la casa familiar, a los lugares que fueron abandonados. Todo sigue igual, pero nada es igual. Tú no eres igual. El tiempo ha pasado y, aunque los espacios parezcan los mismos, las personas han cambiado. Se producen los reencuentros y te cruzas con él. Las fiestas y las copas han dado paso a las responsabilidades y al trabajo. Todo es diferente… ¿o no?

Ilustración

Como suele ser habitual en el trabajo de Sara Herranz los protagonistas de esta historia podrían ser cualquiera de nosotros. Una ex pareja en la treintena que tras años sin verse se reencuentra y surgen los temas de siempre; reflexionan sobre su generación, sobre la tristeza, la felicidad, el amor o el sexo.
“Cumplir años me ha hecho reflexionar sobre el paso del tiempo. Con veinte no tienes pasado. Acabas de llegar. Cuando cruzas la barrera de los treinta comienzas a fijar la mirada en el retrovisor. Dentro de diez años tendremos más de cuarenta… ¿dónde estaremos entonces?”, se pregunta la protagonista. La persona incorrecta es un libro lleno de preguntas que van directas al lector y se clavan en su mente para hacerle reflexionar. 

Ilustración 2

En La persona incorrecta, la autora nos presenta ahora personajes que han crecido y cuyos recuerdos y heridas del pasado pesan en su memoria. Al igual que sus personajes han evolucionado y ganado profundidad, también lo ha hecho su estilo artístico. Aparecen las sombras y los volúmenes, en un giro que se acerca al realismo. Hay algo que sigue inamovible: su trazo negro, los jersey de rayas y las notas de color en rojo. Pero
ahora esas líneas ya no son tan gruesas y contundentes, sino que han dado lugar a líneas más finas y un dibujo a menudo abocetado.
Siguen presentes elementos habituales de la artista, como las escenas cotidianas, el entorno de la ciudad como un personaje más, los vagones de metro, el amor, el sexo… pero ahora representados de una forma más adulta, atrevida y cargada de erotismo.
La narrativa se vuelve algo más compleja y en ocasiones es puramente visual. La persona incorrecta bebe de diferentes géneros: páginas con clara influencia japonesa, superposiciones que nos sorprenden o detalles de elementos aislados son algunos de los recursos creativos al servicio de esta historia que habla del amor en la actualidad, de mensajes no respondidos y conversaciones leídas mil veces.

©Pablo Curto

©Pablo Curto

La autora:
Sara Herranz Millares, natural de Tenerife, estudió Comunicación Audiovisual en Santiago de Compostela. Continuó su camino en Madrid donde se especializó en realización televisiva. Tras acabar los estudios tuvo una crisis de identidad que sufrió al no encontrar empleo y no saber muy bien cómo encauzar su vida. A esto se sumó una dolorosa ruptura amorosa.
A raíz de esta mala etapa personal comenzó a dedicar tiempo a una de sus pasiones: dibujar. Decidió usar su afición al dibujo como salida de emergencia y así creó un blog personal donde volcar sus sentimientos. A partir de ese momento empezó con su página en tumblr a modo de diario. Su popularidad fue creciendo rápidamente en Internet casi sin darse cuenta.
Sara ha expuesto en Madrid, Barcelona y Tenerife, ha trabajado para marcas como Oysho, Ron Barceló, Vermut Yzaguirre, Loreak Mendian y diseñado portadas para editoriales como Mondadori o Alfaguara. Junto a una amiga, Sara Prieto, fue creativa de Brackets T-Shirts, una marca de camisetas y bolsos diferentes y con mensaje. Actualmente se dedica a la ilustración, el diseño gráfico y motion graphics. Vende láminas y originales en formato papel a través de su página web, aunque también ha participado en ferias como el Mercado Central de Diseño de Matadero Madrid.

El libro:
La persona incorrecta ha sido publicado por la Editorial Lunwerg en su Colección Ilustración. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 224 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo titulado Sara Herranz, el refugio de sus historias – Tendencias.tv

Para saber más:
http://www.sara-herranz.com/

Dibujo

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cómics, libros ilustrados con viñetas, Literatura, Literatura, Narrativa

“El final de todos los agostos”, de Alfonso Casas

«Una magnífica novela gráfica en la que Alfonso Casas aparca la ironía y nos ofrece toda su ternura.»
.

Cubierta de El final de todos los agostos

Cubierta de: ‘El final de todos los agostos’

Después del éxito de Se(nti)mental Lunwerg publica un nuevo libro del ilustrador Alfonso Casas. En esta nueva obra, el proyecto más ambicioso del autor, Casas traspasa su característica “doble página” y evoluciona a un estilo más arriesgado y personal.
¿Qué habría pasado si…? ¿Qué será de ese viejo amigo de la infancia? ¿Qué hubiese pasado si hubiese arriesgado o tomado esa otra decisión? Todos nos hemos hecho más de una vez esa pregunta que guarda la nostalgia de las cosas que podrían haber sido y no fueron. Ese sentimiento es en el que Alfonso Casas ahonda en este proyecto tan íntimo.
Son muchas las generaciones para las que el verano significaba ir a pasar unos días al pueblo. Veranos que no querías que acabasen nunca, amigos fieles con los que vivías mil aventuras, los primeros amoríos… Veranos a los que muchos querríamos volver y que generaban lazos difícilmente rompibles con la distancia o con el tiempo. Pero todo acaba, crecemos, y al final esos momentos felices quedan en el recuerdo. A veces, también quedan algunas cuentas pendientes…

El final de todos los agostos es un viaje de vuelta a los orígenes. El protagonista, Dani, está en un momento crucial de su vida: está a punto de casarse. Justo antes de dar ese gran paso, decide hacer un viaje al pueblo donde solía veranear y del que guarda grandes recuerdos. Su objetivo es repetir esas fotos que hizo veinte años atrás, ver cómo ha cambiado el pueblo, la gente… Y también, encontrar un gran amigo de la infancia que dejó atrás.
Un viaje cargado de recuerdos que es sobre todo un viaje interior. El protagonista está a punto de tomar una decisión importante en su vida, y recuerda otro momento de su infancia en el que también tuvo que hacer una difícil elección. A través este viaje al pueblo donde pasaba las vacaciones de verano, intentará obtener algunas respuestas a preguntas que se ha hecho desde aquel verano en el que cambió su vida para siempre. “Es una historia de amistad, de amor, de elecciones difíciles y de recuerdos del pasado”, explica el autor.

El final de todos los agostos es un libro que despertará la nostalgia y los buenos recuerdos del lector, al ser una historia con la que todos nos sentimos identificados. Una novela gráfica en la que Alfonso Casas arriesga y nos muestra su lado más tierno, evolucionando también en su faceta artística.

“No me imagino mi vida sin dibujar, lo hago a diario. Ahora tengo la suerte de dedicarme a la ilustración, pero cuando trabajaba por cuenta ajena llegaba a casa y me ponía a ello, así que es prácticamente una necesidad”
Alfonso Casas

Alfonso Casas

Alfonso Casas

El autor:
Alfonso Casas Moreno (Zaragoza, 1981) estudió Magisterio porque pensaba que la ilustración nunca le daría de comer. Sin embargo, él siempre había soñado con dedicarse a ello, así que más tarde se lanzó a la piscina, apostó por las Bellas Artes y se especializó en ilustración.
Se define a sí mismo como ilustrador y perdedor del tiempo profesional. Actualmente es uno de los ilustradores del momento, con miles de seguidores en redes sociales, después de diez años trabajando como autor e ilustrador en publicidad y en el sector editorial.
Desde hace nueve años vive en Barcelona. Ha trabajado como ilustrador para varias empresas (Vodafone, Reebok, ING…) y es autor de varios libros, entre ellos Amores minúsculos, que se llevó al teatro; y Se(nti)mental, Lunwerg (2015). También es el ilustrador de No sin mi barba, escrito por Carlos Suñé (Lunwerg, 2015). Ha publicado sus trabajos en las páginas de El País, TENMAG y otros medios internacionales como HelloMrMag.

El libro:
El final de todos los agostos ha sido publicado por Lunwerg Editores en su Colección Ilustración. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 152 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Para saber más:
http://alfonsocasas.blogspot.com.es/

Ilustración del libro

Deja un comentario

Archivado bajo Cómics, libros ilustrados con viñetas, Literatura, Literatura, Narrativa