Archivo de la etiqueta: Editorial Lunwerg

“Supermujeres, superinventoras”, de Sandra Uve

«Ideas brillantes que transformaron nuestra vida»
«Un homenaje a más de 90 inventoras imprescindibles de nuestra historia.»
.

Supermujeres, superinventoras es un homenaje a más de 90 mujeres científicas e inventoras que han destacado en la historia. Muchas de ellas no son conocidas, pero sus ideas brillantes transformaron nuestra vida. Mujeres de todos los tiempos que, a contracorriente, lograron no sólo patentar un invento, sino también conquistar su libertad física e intelectual.

Cubierta de Supermujeres, superinventoras

Cubierta de: ‘Supermujeres, superinventoras’

El mundo de la invención parece estar escrito siempre en masculino pero buceando en la historia de las patentes e inventos que han transformado nuestras vidas, podemos encontrar algunos sorprendentes inventos que fueron ideados y creados por mujeres. Fue una mujer quien inventó la programación informática: lo hizo Ada Lovelace a mediados del siglo XIX. También fue una mujer la inventora del lavaplatos automático, Josephine Cochran, en la misma época. Margaret E. Knight inventó la bolsa de papel, Hedy Lamarr inventó el primer sistema de comunicaciones inalámbricas, Angela Ruíz Robles el primer e-book de la historia y Gertrude Elion desarrolló el primer tratamiento contra la leucemia.
Ingenieras, diseñadoras textiles, científicas… Sandra Uve ha querido dar a conocer la tarea encomiable y el cambio significativo que supuso cada uno de estos inventos en nuestra historia. Mujeres como Martha Coston, Marie Curie, Mary Phelps, Elsa Schiaparelli, Ada Lovelace o Margarita Salas, protagonizan Supermujeres, superinventoras.

Sandra Uve hace un trabajo titánico de investigación para llegar a conocer a fondo y contrastar la información sobre las vidas de estas mujeres. Ha llegado a tener más de tres mil mujeres en su lista, de las que seleccionó veinticinco para una exposición itinerante en Barcelona, y noventa para este libro.
Llegar a ellas no ha sido fácil, pues no se encuentra mucha información sobre su obra ni en Internet ni en los libros. No hay que olvidar que había leyes que prohibían a las mujeres registrar patentes a su nombre, por lo que muchas están registradas a nombre de sus maridos. La mayoría de mujeres hasta casi el primer cuarto del siglo XX no tenían derechos ante la ley, y en muy pocos casos sus cónyuges fueron lo suficientemente generosos como para poner la patente a nombre de ellas.

Este libro quiere rendir homenaje a todas esas mujeres, y quiere hacerlo a través de las historias de más de noventa de ellas. Cada doble página está dedicada a una mujer inventora y consta de un texto breve, comprensible y ameno sobre la historia de la inventora, una reproducción de la patente original y un retrato en tinta china y acuarela.

Ilustraciones de Sandra Uve

Ilustraciones de Sandra Uve

5 MUJERES QUE ROMPIERON LA NORMA
1. Ada Lovelace (Reino Unido, 1815-1852). Augusta Ada Byron, la que después sería condesa de Lovelace, matemática y poeta, era hija del también poeta Lord Byron. En sus Notas de 1843 sobre la máquina analítica de Charles Babbage se halla el primer algoritmo destinado a ser procesado por una máquina, por lo que se la considera la primera programadora informática de la historia. En 1979 el Departamento de Defensa de los Estados Unidos bautizó con su nombre, ADA, un lenguaje de programación.

2. Josephine Cochran (Estados Unidos, 1839-1913). Su casa de Shelbyville (Illinois) fue centro de vida social y lugar de celebración de numerosas fiestas. La hermosa vajilla familiar de porcelana china sufría roturas cuando la lavaban los sirvientes, y Josephine pensó que era necesario buscar otro sistema. Cuando se quedó viuda, sin recursos económicos y llena de deudas, se puso manos a la obra para llevar a cabo su revolucionaria idea: el primer lavavajillas de la historia.

3. Julie Newmar (Estados Unidos, 1933). Actriz, bailarina y cantante, Julie se hizo famosa por su papel de Catwoman en la serie Batman para televisión. El vestuario que tenía que llevar le hizo pensar que necesitaba unos leotardos que estilizaran aún más su silueta, así que inventó y comercializó su propia marca, Nudemar, unos pantis push up.

4. Stephanie Kwolek (Estados Unidos, 1923-2014). Graduada en Química, Stephanie descubrió un polímero líquido que bautizó como Kevlar®. Se trata de una fibra cinco veces más resistente que el acero, rígida e ignífuga. Se usa en la fabricación de artículos espaciales, cables submarinos, cascos y frenos de automóviles, prendas ignífugas y para resistir el frío en deportes de la alta montaña o la navegación. Además, el uso más común es en la fabricación de chalecos antibalas para policías y militares.

5. Sybilla Masters (Bermudas, 1675-1720). Sybilla fue una mujer adelantada a su tiempo. En 1712 Sybilla viajó a Gran Bretaña con la idea de registrar la de un molino para obtener harina a partir de un tipo de maíz de origen indígena. Tres años más tarde consiguió su propósito: se convirtió en la primera mujer americana inventora poseedora de una patente inglesa. El documento, que legalmente debía ir a nombre de su esposo, cita a Sybilla como la dueña de la idea.

Lee y disfruta de las primeras páginas del libro.

RICOH IMAGING

Sandra Uve

La autora:
Sandra Uve (Barcelona, 1972) Graduada en Artes y Oficios Artísticos por la Escola Superior de Disseny Llotja de Barcelona. Ilustradora, dibujante de cómics, escritora y guionista. Es autora de las novelas gráficas 621Km (Dobledosis, 2005), Los Juncos (Astiberri, 2006), Hora Zulú (FrigoFingers, 2013), y del libro Ponme la mano aquí (Aguilar, 2009). Ha trabajado, escrito e ilustrado para decenas de medios de comunicación: prensa escrita, radio y televisión. Su medio natural es el mar, y por lo tanto su técnica es la acuarela. Navega en ella y nada entre sus aguadas. Le encanta el lápiz, su grafito y sencillez. Y no puede vivir sin su pluma pentel negra. Sandra dibuja y escribe, combina las dos cosas y le gusta mucho ser exploradora.
Investigando hace 3 años, inició su cuenta Instagram, con un retrato diario sobre inventoras desconocidas en la historia. Y de allí, al libro que ahora se publica, ya lleva más de un millar catalogadas. Su obra ha sido expuesta en Barcelona, San Sebastián y Madrid. Formó parte de la muestra Quadróptica, en el Museu Arts Santa Mónica (Barcelona, 2014). Su exposición itinerante Super Women, Super Inventors, producida por la Gerència de Serveis de Biblioteques de la Diputació de Barcelona, se exhibe por toda la provincia de Barcelona (2017 – 2019). Y en 2017, con la colectiva Presentes: autoras de tebeo de ayer y hoy, de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), ha visitado Roma, Bangkok, Lima, El Salvador, Honduras y Berlín. Da clases e imparte talleres de expresión artística (gráfica y escrita) y cómic autobiográfico, y ayuda a chicos y chicas a encontrar el formato adecuado con el cual puedan expresarse libremente.

El libro:
Supermujeres, superinventoras. Ideas brillantes que transformaron nuestra vida ha sido publicado por Lunwerg Editores en su Colección Ilustrados. Encuadernado en tapa dura sin sobrecubierta, tiene 216 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo titulado Las más destacadas mujeres inventoras.

Para saber más:
https://sandrauve.wordpress.com/

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Biografías, Ciencia y tecnología, Curiosidades, Historia, Literatura, Literatura, Narrativa

“La persona incorrecta” de Sara Herranz

«Vuelve Sara Herranz con una historia sorprendente y personajes más sofisticados.»
.

Cubierta de La persona incorrecta

Cubierta de: ‘La persona incorrecta’

La persona incorrecta es el segundo libro de Sara Herranz, una de las ilustradoras más relevantes del panorama español. Una nueva y sorprendente historia en la que el amor vuelve a ser protagonista, con personajes más sofisticados y una historia más madura.
Su primer libro, Todo lo que nunca te dije lo guardo aquí (Lunwerg 2015) resultó una auténtica revelación: un superventas que cuenta ya con varias reediciones y que también se ha publicado con éxito en Italia.
Este nuevo proyecto, La persona incorrecta, es la evolución natural de su estilo, con una trama más elaborada, reflexiones cargadas de madurez, y la incorporación de nuevas técnicas narrativas y elementos gráficos.

Los temas recurrentes de la obra de Sara Herranz vuelven a cautivar al público en una historia de pareja contada a través de dos puntos de vista. ¿Qué tienen en común estos dos personajes con vidas aparentemente diferentes? Tras separarse hace años, ambos siguen anhelando lo mismo: amar y ser amados.
“¿Crees que la nostalgia solo sirve para romantizar el pasado?”, se preguntan los personajes del nuevo libro de Sara Herranz. Cuando pasa el tiempo, los recuerdos se vuelven difusos, maduramos, anhelamos aquello que fuimos hace tiempo, y nos preguntamos “qué hubiese pasado si…”. Pero, ¿qué pasaría si años más tarde volvemos atrás?
Un viaje, la vuelta a la casa familiar, a los lugares que fueron abandonados. Todo sigue igual, pero nada es igual. Tú no eres igual. El tiempo ha pasado y, aunque los espacios parezcan los mismos, las personas han cambiado. Se producen los reencuentros y te cruzas con él. Las fiestas y las copas han dado paso a las responsabilidades y al trabajo. Todo es diferente… ¿o no?

Ilustración

Como suele ser habitual en el trabajo de Sara Herranz los protagonistas de esta historia podrían ser cualquiera de nosotros. Una ex pareja en la treintena que tras años sin verse se reencuentra y surgen los temas de siempre; reflexionan sobre su generación, sobre la tristeza, la felicidad, el amor o el sexo.
“Cumplir años me ha hecho reflexionar sobre el paso del tiempo. Con veinte no tienes pasado. Acabas de llegar. Cuando cruzas la barrera de los treinta comienzas a fijar la mirada en el retrovisor. Dentro de diez años tendremos más de cuarenta… ¿dónde estaremos entonces?”, se pregunta la protagonista. La persona incorrecta es un libro lleno de preguntas que van directas al lector y se clavan en su mente para hacerle reflexionar. 

Ilustración 2

En La persona incorrecta, la autora nos presenta ahora personajes que han crecido y cuyos recuerdos y heridas del pasado pesan en su memoria. Al igual que sus personajes han evolucionado y ganado profundidad, también lo ha hecho su estilo artístico. Aparecen las sombras y los volúmenes, en un giro que se acerca al realismo. Hay algo que sigue inamovible: su trazo negro, los jersey de rayas y las notas de color en rojo. Pero
ahora esas líneas ya no son tan gruesas y contundentes, sino que han dado lugar a líneas más finas y un dibujo a menudo abocetado.
Siguen presentes elementos habituales de la artista, como las escenas cotidianas, el entorno de la ciudad como un personaje más, los vagones de metro, el amor, el sexo… pero ahora representados de una forma más adulta, atrevida y cargada de erotismo.
La narrativa se vuelve algo más compleja y en ocasiones es puramente visual. La persona incorrecta bebe de diferentes géneros: páginas con clara influencia japonesa, superposiciones que nos sorprenden o detalles de elementos aislados son algunos de los recursos creativos al servicio de esta historia que habla del amor en la actualidad, de mensajes no respondidos y conversaciones leídas mil veces.

©Pablo Curto

©Pablo Curto

La autora:
Sara Herranz Millares, natural de Tenerife, estudió Comunicación Audiovisual en Santiago de Compostela. Continuó su camino en Madrid donde se especializó en realización televisiva. Tras acabar los estudios tuvo una crisis de identidad que sufrió al no encontrar empleo y no saber muy bien cómo encauzar su vida. A esto se sumó una dolorosa ruptura amorosa.
A raíz de esta mala etapa personal comenzó a dedicar tiempo a una de sus pasiones: dibujar. Decidió usar su afición al dibujo como salida de emergencia y así creó un blog personal donde volcar sus sentimientos. A partir de ese momento empezó con su página en tumblr a modo de diario. Su popularidad fue creciendo rápidamente en Internet casi sin darse cuenta.
Sara ha expuesto en Madrid, Barcelona y Tenerife, ha trabajado para marcas como Oysho, Ron Barceló, Vermut Yzaguirre, Loreak Mendian y diseñado portadas para editoriales como Mondadori o Alfaguara. Junto a una amiga, Sara Prieto, fue creativa de Brackets T-Shirts, una marca de camisetas y bolsos diferentes y con mensaje. Actualmente se dedica a la ilustración, el diseño gráfico y motion graphics. Vende láminas y originales en formato papel a través de su página web, aunque también ha participado en ferias como el Mercado Central de Diseño de Matadero Madrid.

El libro:
La persona incorrecta ha sido publicado por la Editorial Lunwerg en su Colección Ilustración. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 224 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo titulado Sara Herranz, el refugio de sus historias – Tendencias.tv

Para saber más:
http://www.sara-herranz.com/

Dibujo

 

Deja un comentario

Archivado bajo Cómics, libros ilustrados con viñetas, Literatura, Literatura, Narrativa