Archivo de la categoría: Literatura, Narrativa

La mejor narrativa en español de todo el mundo y para todo el mundo.

“Después de la guerra”, de Hervé Le Corre

♦Prix Le Point du Polar européen
♦Prix Landernau♦
♦Prix Michel-Lebrun♦

«El gran thriller histórico del multipremiado maestro del noir francés es una historia de venganza que mira de frente a los fantasmas de los años cincuenta.»

Hervé Le Corre durante a rueda de prensa

Hervé Le Corre durante a rueda de prensa

Cubierta de 'Después de la guerra'

Cubierta de ‘Después de la guerra’

Referente indiscutible del thriller y la novela negra francesas desde los años 90, Hervé Le Corre dio un nuevo impulso a su ya dilatada y celebrada trayectoria literaria con la publicación en 2014 de Después de la guerra, que recabó distinciones tan importantes como el Prix Landernau, el Prix Michel-Lebrun y el Prix Le Point du Polar européen. En ella ponía el foco en uno de los momentos más críticos en la historia reciente de su país: la conjunción de traumas y agravios que se arrastraban desde el final de la Segunda Guerra Mundial con la creciente movilización de soldados hacia el frente argelino. Cuando todavía supuraban las heridas del anterior conflicto bélico se abrían de nuevas. El dolor y la muerte como un continuo desesperante.

En este marco tan complejo y delicado, Le Corre saca músculo novelístico recreando la desolación física y mental que debía respirar su Burdeos natal en los años 50, al tiempo que llevando la acción a la árida y brutal Argelia. En uno y otro lugar, el lector topará con un conjunto de personajes que amasan emociones y sentimientos extremos, empujados al límite, supervivientes de un pasado atroz o enfrentados a un presente despiadado y asfixiante.
Los familiarizados con la obra del escritor se reencontrarán con su interés por la violencia –«me asusta y hace que me pregunte por qué la gente la ejerce y por qué quienes la sufren muchas veces no intentan salir de la trampa en que se encuentra» declaró a El Periódico–, por la exploración de los deseos, pulsiones y frustraciones del ser humano y por el dramatismo de esos momentos históricos en los que resulta imposible permanecer neutrales.

En la entrevista que fue muy interesante, habló de las heridas abiertas y comentó que el principal motor de la novela es el enfrentamiento entre un brutal policía y un fantasma del pasado que regresa a Burdeos cegado por las ansias de pasar cuentas. Hervé Le Corre retrata con una amplia paleta de grises a dos individuos consumidos por sus demonios personales e inmersos en una huida hacia delante, entre los cuales despliega una rivalidad enfermiza, un letal juego entre el gato y el ratón. A través de estos seres destrozados por la guerra de muy diversas maneras (si bien ambos perdieron su alma en el camino), el autor pone en solfa emociones y sentimiento de alto voltaje como la culpa, la traición, la venganza o la imposibilidad de perdonar.

Habló del espejismo heroico de la guerraLa atracción que la guerra despierta en la juventud es uno de los puntos cardinales de la novela. Impulsados por ideales como el honor, el patriotismo o el heroísmo, o alentados por la glamurización que ha ofrecido el cine, pero también animados por la merca curiosidad de poder corroborar o refutar lo que se comenta en los medios de comunicación o en las conversaciones informales, los jóvenes se han sentido tradicionalmente magnetizados por los conflictos bélicos. A través de la guerra de Argelia, Le Corre habla de esta fatídica pulsión por acudir al campo de batalla y del trauma consiguiente al descubrir que es uno de los ejemplos más flagrantes de infierno en la Tierra.

Y naturalmente del Colaboracionismo y del Holocausto.  La cara más terrible de la Segunda Guerra Mundial hace acto de presencia por medio de la persecución y eliminación de la comunidad a cargo de los nazis. El autor no huye de la complicidad de la ciudadanía francesa en la barbarie ni de la crudeza de los campos de concentración y exterminio.

La ciudad natal de Hervé Le Corre, Burdeos, es el telón de fondo de Después de la guerra que gira principalmente en torno a tres figuras masculinas, unidas por lazos de sangre o por amistades pretéritas, al tiempo que cada una de ellas marcada por la Segunda Guerra Mundial y/o la guerra de Argelia. Le Corre analiza el modo en que la verdadera naturaleza de cada persona asoma en momentos de máxima dificultad y cómo se gestionan profundas heridas vitales.
Albert Darlac comisario del Departamento de la Policía Judicial de Burdeos. Sus simpatías fascistas lo empujaron a ser colaboracionista de los nazis durante el régimen de Pétain, participando en redadas de judíos y lucrándose con el saqueo de las viviendas de los malogrados enviados a los campos de concentración.
Daniel, joven trabajador en un taller mecánico que perdió a sus padres -ella era judía y simpatizante comunista, él un ludópata y un mujeriego proclive a meterse en líos- y a su hermana en un campo de concentración siendo muy niño.
Y André Vaillant, bajo una identidad falsa, a lomos de su motocicleta Norton o apostado en bares o callejuelas desde las que realiza discretas labores de vigilancia, una figura fantasmagórica o ángel de venganza recorre la ciudad ejecutando un siniestro plan. Superviviente del infierno, este hombre invisible cuyo «cuerpo parece vigoroso, erguido, robusto incluso pero la cara es la de un anciano, arrugada como un periódico viejo en el que sólo se hubieran impreso malas noticias» se la tiene jurada a Darlac.

Aunque este trío constituye el núcleo de la obra, Después de la guerra es una novela coral por la que pululan multitud de personajes secundarios, tanto por Burdeos como por Argelia, por el presente como por el pasado. Y si bien Le Corre concentra la mayor parte de sus esfuerzos en el retrato de masculinidades a la deriva, cabe resaltar el amplio abanico de mujeres que sirven de contrapunto a la oscuridad que desprenden ellos, caso, por ejemplo, de Annette y Élise, la esposa y la hija adolescente de Albert Darlac, respectivamente, la joven prostituta Arlette, Roselyne, madre adoptiva de Daniel, o su gran amor Irène.
Y naturalmente, como dije antes la ciudad natal de Hervé Le Corre es el telón de fondo de Después de la guerra, un lugar al que el autor ha vuelto de forma reiterada en su obra. Burdeos es una ciudad portuaria e industrial, cuya grisura física casa con la tristeza anímica que impera entre sus habitantes, muy recientes aún los traumas de la guerray la posguerra: el yugo nazi, las deportaciones de judíos, el colaboracionismo rampante, la impunidad de tantos viejos verdugos, el hambre… La delincuencia, el tráfico de drogas y la prostitución siguen a la orden del día, al tiempo que la única forma de escapar se antoja una ratonera más letal como es poner rumbo el frente argelino. Urbe sin ley, dominio del más fuerte, coto de fantasmas, un escenario noir modélico.

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

Hervé Le Corre

Hervé Le Corre

El autor:
Hervé Le Corre (Burdeos, 1955) es un reconocido autor de novela policíaca. Le Corre comenzó a escribir a los treinta años siendo profesor de lengua y literatura en un colegio de las afueras de Burdeos. En 1990 se publicó su primera novela, La Douleur des morts, en la prestigiosa “Série noire” de Gallimard. En 2009 recibió el Gran Premio de Literatura Policíaca francés y en 2010 el Premio Mystère de la crítica por Les coeurs déchiquetés. En 2014, por su novela Después de la guerra (Roja & Negra, 2021), obtuvo el Premio Landerneau, el Premio Michel-Lebrun y el Premio Le Point du Polar Européen. En 2016 publicó Perros y lobos (Roja & Negra, 2018), que la crítica y los lectores acogieron con verdadero entusiasmo. En 2019 apareció Bajo las llamas (Roja & Negra, 2020), su consagración definitiva como el gran maestro de la novela negra francesa.

El libro:
Después de la guerra (título original: Après la guerre, 2014) ha sido publicado por la Editorial Reservoir Books en su Colección Roja & Negra. Traducción de Carlos Mayor Ortega. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 560 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un video en el que Hervé Le Corre nos habla, en francés, de su novela Après la guerre.

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Novela Negra

“Un país con tu nombre”, de Alejandro Palomas

«Esta es una historia de amor, del amor como yo lo entiendo: un vínculo que suma, que no corrompe, que saca del ser humano lo que no puede salir de ningún otro modo. Son páginas en las que las orfandades se reconocen y dejan de serlo al salir a la luz.»

.

Cubierta de 'Un país con tu nombre'

Cubierta de: ‘Un país con tu nombre’

Un país con tu nombre trata del amor y la amistad —humana y animal—, de los sueños y también de la muerte. Una vez más, Alejandro Palomas nos acerca a los problemas y dilemas que pueblan la cotidianidad de los seres humanos, desplegando un abanico de sentimientos que conmueven desde el dolor y la gran capacidad sanadora del humor en el drama.
Los lectores de Palomas nos reencontramos aquí con ese espíritu animalista del autor tan presente en toda su obra, aunque nunca hasta ahora con la intensidad y la vehemencia que encierra la mirada única de una elefanta. Quienes tengan la fortuna de leer a Palomas por primera vez descubrirán el particular universo de un escritor que lleva años en estas guerras luchando por un mundo más sostenible.

«Hola, soy Jon y soy tartamudo, aunque solo tartamudeo cuando tengo pena, y nunca con los niños ni con los animales.»

En este país de nombre Palomas, el sentimiento humano y el animal se hablan de tú a tú, desplegados en un abanico de emotivas escenas protagonizadas por una elefanta llamada Susi. Nadie mejor que Palomas logra transmitir la fragilidad animal y humana e indagar en los vínculos y en las carencias que nos habitan por igual.
En cuanto a los otros seres —los humanos—, el autor desdobla a los inolvidables personajes de esta novela en muchas vidas, con sus antes y sus después. Milimétricamente perfilados psicológicamente, vitales a la vez que contradictorios. Edith, mayor pero lejos de ser una anciana, lo tiñe todo con esa filosofía que da una vida vivida hasta las raíces, mientras que Jon y Violeta —la hija de Edith— andan aún algo perdidos, esperando que el tiempo hable y cure.

Esta es una novela sobre la amistad en la madurez, pero lo es también sobre el duelo, la orfandad, el perdón y sobre las mil formas que tienen las familias de recomponerse para sobrevivir y crear lazos más firmes y sinceros. Y es, sobre todo, una novela sobre la importancia de perseguir nuestros sueños. En esta historia, como en la vida, cada uno tiene el suyo:

  • El de Edith: un bosque, su padre y recuperar la mirada benigna de su hija Violeta.
  • El de Violeta: sueña con ser parte, aunque sea mínima, del sueño de su madre. Su sueño es que Edith la mire.
  • El de Jon: la mirada de una elefanta. Verse en sus ojos, muy de cerca, y no tener miedo, ser capaz de confiar y sentirse a la vez parte de algo que lo vincule a la vida.
  • ¿Y el de Susi, la gran protagonista de esta historia? ¿Qué sueñan los animales del zoo? ¿Qué vida invade el zoo durante la noche, cuando las ciudades duermen y los animales recuerdan?

«Todo el mundo sabe lo que es el zoo, pero muy pocos saben
lo que se siente siendo parte del zoo.»

Edith y Jon son los únicos habitantes de una pequeña aldea abandonada que pertenece a un pueblo mayor, situado al fondo del valle. A sus setenta y cuatro años, Edith, publicista jubilada y viuda de Andrea, ocupa la antigua rectoría junto con sus once gatos. Jon (cincuenta y nueve, veterinario) vive en la antigua escuela, que comparte hasta hace poco más de un año con su hermana Mer (cincuenta y ocho, bióloga). Aunque en un principio la relación de Edith y los dos hermanos es prácticamente nula, una urgencia con uno de los gatos servirá para que Edith y Jon estrechen lazos y entre ellos empiece a haber una buena relación que con el tiempo y el trato irá convirtiéndose en una gran amistad.

Como todos los años al llegar la primavera, Mer se marcha de viaje de investigación al sur de Chile y a la Antártida y al poco tiempo a Jon le surge la oportunidad de ocupar la plaza de cuidador veterinario de los elefantes del zoo. Todo habría salido bien de no haber sido por la llegada de una nueva elefanta, Susi, con la que Jon establece un vínculo muy especial y cuya adaptación, después de casi un año de trabajo, no resulta como se esperaba.

«Mi corta vida en el zoo tenía dos historias que la explicaban: la de antes de Susi y la que había empezado el día de su llegada.»

El 21 de marzo, día del cumpleaños de Jon, la dirección del zoo le comunica que prescinde de sus servicios: han decidido trasladar a Susi a un santuario y su puesto ya no es necesario. La noticia coincide con otra mucho más perturbadora: Edith se entera de que en breve se instalarán dos granjas de aves en las inmediaciones de la aldea y de que el Ayuntamiento del pueblo ha decidido restaurar la gran casona del lago y convertirla en hotel rural para relanzar la zona.
Edith decide entonces que ha llegado el momento de cumplir su sueño de infancia: marcharse de la aldea antes de que deje de ser su refugio y buscar un bosque al que mudarse y crear en él un santuario de animales. Edith invita a Jon a unirse a su proyecto, pero hay una pieza que falla en todo este relato y ella sabe que, si no afronta la verdad con su amigo, quizá ninguno de los dos pueda cumplir el sueño vital que persiguen: ni Edith conseguirá ese bosque ansiado desde niña donde poder rescatar animales, ni John esa mirada de Susi.

«Soy vieja, Violeta —le diría—, pero tengo un sueño y un amigo y no puedo permitirme perderlos a ninguno de los dos, porque son lo único que he elegido siendo yo, sabiendo lo que elegía, y eso —los sueños y los amigos— es lo que justifica una vida.»

Lee y disfruta de las primeras páginas de la novela.

©Xavier Torres-Bacchetta

©Xavier Torres-Bacchetta

El autor:l
Alejandro Palomas (Barcelona, 1967) es licenciado en Filología Inglesa y máster en poética por el New College de San Francisco. Ha compaginado el periodismo con la traducción de importantes autores y con la poesía (Quiero y Una flor). Entre otras, ha publicado las novelas El alma del mundo, Agua cerrada y El tiempo que nos une. En 2016 recibió el Premio Nacional de Literatura Juvenil por Un hijo, cuya secuela, Un secreto, se publicó en 2019. La exitosa trilogía Una madre, Un perro y Un amor (Premio Nadal 2018) retrata a una familia que ha enamorado a miles de lectores. Con Un país con tu nombre (Destino, 2021) inicia un nuevo universo literario. Su obra ha sido llevada al cine y al teatro y se ha traducido a más de veinte lenguas.

El libro:
Un país con tu nombre ha sido publicado por Ediciones Destino en su Colección Áncora & Delfín. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 398 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en el que Alejandro Palomas nos presenta su novela Un país con tu nombre.

.
Para saber más:
Alejandro Palomas en Wikipedia
https://twitter.com/Palomas_Alejand

https://www.facebook.com/PalomasAlejandro

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa