Archivo de la etiqueta: Cátedra

“La cabaña del tío Tom”, de Harriet Beecher Stowe

«Uno de los grandes clásicos de la literatura universal del que casi todo el mundo ha oído hablar pero que casi nadie ha leído.»
La primera gran novela estadounidense con un héroe afroamericano.

.

cubierta-de-la-cabana-del-tio-tom

Cubierta de: La cabaña del tío Tom.

En The Cambridge Companion to Harriet Beecher Stowe se cuenta una de las anécdotas más populares en la historia de la literatura norteamericana que tuvo lugar alrededor del Día de Acción de Gracias de 1862 , cuando fue presentada al presidente Abraham Lincoln, que supuestamente la recibió con estas memorables palabras: “So you’re the little woman who wrote the book that started this great war!” (¡Así que usted es la pequeña mujer que escribió el libro que inició esta gran guerra!’Harriet medía alrededor de 1,50 m—).
Según los informes, el famoso saludo de Lincoln fue pronunciada a Stowe durante una reunión el 2 de diciembre de 1862. Sin embargo, la cita no comenzó a aparecer impreso hasta treinta y cuatro años más tarde, en 1896, el año en que Stowe murió. Tenía 85 años.
Considerada e incluida tradicionalmente en colecciones de clásicos juveniles, es sin embargo una obra altamente significativa de una época trascendental en la historia contemporánea de Estados Unidos. La cabaña del tío Tom tiene la esclavitud como tema central. Narra dos historias paralelas: la del negro de la casa y el negro del campo. El primero, el tío Tom, complaciente y obediente, sin poder imaginar un futuro fuera de la plantación; el segundo, dispuesto a todo para lograr su libertad y la de su familia.

En La cabaña del tío Tom predomina una temática única: la maldad y la inmoralidad de la esclavitud. Mientras Stowe maneja otros subtemas a lo largo del texto, tales como la autoridad moral de la maternidad y las posibilidades de arrepentimiento ofrecidas por el cristianismo, enfatiza las conexiones entre aquello y los horrores de la esclavitud. Stowe saca a relucir su lucha contra la inmoralidad de la esclavitud en casi cada página de la novela, en ocasiones incluso cambiando el rumbo de la historia para poder dar un «sermón» sobre la naturaleza destructiva de la esclavitud, como cuando una mujer blanca en el barco que lleva a Tom al sur dice: 

«La parte más espantosa de la esclavitud es, en mi opinión, su atrocidad sobre los sentimientos y el afecto: la separación de las familias, por ejemplo». 

Una de las formas en que Stowe mostró la maldad de la esclavitud es como esta «institución peculiar» obligaba a separar a las familias.
Tío Tom, es vendido porque su amo, el señor Shelby, aunque es buena persona y le trata fenomenalmente, tiene muchas deudas y no ve otra salida, antes de perder todas sus propiedades -es decir, a todos sus esclavos, no solo a su hacienda-, que venderle a él y a un niño de una esclava que tiene. La esclava se escapa, pero el Tío Tom no, y pasa por dos manos diferentes, unas de una familia también muy buena, con una niña que es un ángel pero que se muere, y otras las de un bruto horrible llamado Simon Legree. El Tío Tom sufre todo cristianamente, con paciencia y la confianza puesta en Dios. Su mujer, Chloe, que sigue siendo propiedad de los Shelby, trabajará como cocinera ahorrando para rescatarle. Jorge, el hijo de los Shelby, lo intentará también.

La cabaña del tío Tom fue la novela más vendida en el siglo XIX —y el segundo libro más comprado de la época después de la Biblia—, y fue escrito con la intención de darle mayor impulso a la causa abolicionista en los Estados Unidos anteriores a la Guerra Civil. Tras el primer año de su publicación, se vendieron unas 300 000 copias del libro.
En un período en el que la esclavitud no había sido abolida, este libro representaba un blanco fácil de fuertes y profundamente negativas críticas por parte de los sectores opositores, es decir, aquellas personas que se alzaban a favor del sistema y en contra de la causa abolicionista. Además, palabras que Harriet incluyó en su obra solían ser algo polémicas en tanto que no conformaba a ambas partes. Por otro lado, la novelista brindó su visión sobre el tema, lo que luego reforzó mediante la imagen de familias rotas y destruidas por la empresa traficante de esclavos, separaciones innecesarias y la crueldad de muchos de los propietarios que acudían a la gran tienda a comprar mano de obra barata. La bondad y la humildad de Tom, junto a la santa inocencia de personajes infantiles y hombres blancos de bien, contrastan con la pavorosa realidad de la sociedad en la que movían.

img008

Portada de la edición en español

Quisiera comentar que la edición en español de Uncle Tom’s Cabin fue de las más rápidas de la historia de la literatura –estamos en el siglo XIX–, pues la edición americana se publicó el 20 de marzo de 1852, y la primera edición en español data del 7 de noviembre del mismo año publicada en Madrid, por Imprenta de Ayguals de Izco Hermanos., con traducción de Wenceslao Ayguals de Izco. Tiene la particularidad que en su primera edición fue traducida como La choza de Tom, y a la autora la españolizó el nombre llamándola Enriqueta. Que como se todo esto, pues porque dispongo de un ejemplar de esa primera edición en mi biblioteca.

Un clásico que jamás pasará de moda, como ocurre con Corazón de Edmundo d’Amicis, los libros de Salgari sobre piratas o los de Enid Blyton.

harriet-beecher-stowe-en-un-retrato-de-1853

Harriet Beecher Stowe en un retrato de 1853

La autora:
Harriet Beecher Stowe ha nacido el 14 de junio de 1811 en Lichtchfield, Connecticut. Tuvo una formación puritana, en la qué la fe protestante juega un papel muy importante en su vida.
Después de una sólida base intelectual, se casa en 1835 con Calvin Stowe, pastor y profesor de literatura bíblica. En 1849, ve morir de cólera su sexto hijo, lo que la sume en un profundo dolor. La ley de 1850, que obligaba a denunciar los esclavos, incluso en los de Estados Libres, obligaba a todas las personas a denunciarlos a las autoridades, inspirará a Harriet Beecher Stowe un libro entregado por capítulos que empieza a aparecer en 1851, en el The National Era: La cabaña del tio Tom. Esta obra provoca controversias apasionadas que tuvieron una influencia determinante sobre la guerra civil. Traducido en treinta y dos lenguas, se representó en el teatro hasta 1930. La autora publica después una segunda parte en 1856: Dred, A Tale of the Great Dismal Swamp .
Harriet Beecher Stowe muere el 1 de julio de 1896.

El libro:
La cabaña del tío Tom (título original: Uncle Tom’s Cabin, 1852) ha sido publicada por Ediciones Cátedra en su Colección Letras Universales, 264. Con edición de Carme Manuel y traducción de Elizabeth Power. Encuadernado en rústica, tiene 687 páginas.

 Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo con escenas de la película La cabaña del tío Tom.

Para saber más:
http://www.stowesociety.org/

2 comentarios

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa

“Trescientos poemas de la dinastía Tang”, de Literato Solitario del Estanque Fragante (seudónimo)

Introducción, traducción y notas de
Guojian Chen
Prólogo de Carlos Martínez Shaw

Cubierta de Trescientos poemas de la dinastía Tang

Cubierta de: Trescientos poemas de la dinastía Tang

Guojian Chen no es ningún desconocido para los estudiosos de la poesía china. Poseedor de varios premios por su aportación al conocimiento de la poesía china fuera de su país, destaca el Premio de la Universidad de Estudios Extranjeros de Guangzhou en 1989 por la traducción Poemas de Tang, edad de oro de la poesía china, que publicó la Editorial Cátedra en 1988.
Suele decirse que China es un país de poesía y esta no es una afirmación grandilocuente o gratuita. La poesía china, la máxima expresión de la milenaria cultura del país, es la poesía más antigua del mundo. Una buena cantidad de versos célebres, usados ampliamente durante siglos, se han convertido en locuciones que forman parte integrante del idioma para todo el pueblo. Hoy día subsiste aún la tradicional y milenaria veneración por la poesía: ningún líder nacional o personalidad eminente deja de recurrir a versos clásicos para aumentar la fuerza persuasiva de sus discursos, para embellecerlos, para ganarse la simpatía de su pueblo o, simplemente, para ostentar su erudición o su respeto por la cultura y la tradición.
La poesía de la dinastía Tang ha sido señalada como la edad de oro de la poesía china y representa su apogeo y máximo esplendor. Trescientos poemas de la dinastía Tang, que fue preparada en el siglo XVIII por Sun Zhu (firmaba con el seudónimo de Literato Solitario del Estanque Fragante, es, según el consenso de los críticos y los estudiosos chinos, la más difundida, popularizada, comentada, citada y recitada de todas las recopilaciones de poesía china. Desde su aparición ha servido durante dos siglos y medio como fuente de textos de enseñanza para alumnos escolares y estudiantes universitarios. Ha sido objeto de innumerables estudios e investigaciones, constituyendo todo un fenómeno literario permanente en China.
Esta edición bilingüe pone al alcance del lector español las obras de poetas como Li Bai, Du Fu, Wang Wei o Bai Juyi, cuyos nombres resuenan en todos los rincones del mundo.

A Li Bai (701-762) se lo conoce como el “Dios de la poesía”, por ser un poeta lleno de sentimientos ardientes y de un talento incomparable. Sus obras, también llenas de un entusiasmo ardiente y de una imaginación particular, cantan efusivamente al magnánimo paisaje chino.
Hoy día se conservan más de 900 poemas suyos, de los cuales Bebiendo solo bajo la luna, ocupa un lugar especialmente destacado y ha sido transmitido de generación en generación.
Du fu (712-770), por su parte, es conocido como el “Santo de la poesía”. En su juventud, conoció muchos lugares de interés histórico y posteriormente experimentó una historia personal llena de vicisitudes, por lo que desarrolló una especial sensibilidad para entender las miserias del pueblo.

Sus obras describen con audacia la corrupción del feudalismo dinástico y narran de una forma penetrante las amarguras del pueblo. En total, han llegado hasta nuestros días más de 1.400 composiciones de su autoría.
Wang Wei (701- 761) Conocido a veces como “el Buda poeta”, oriundo de la provincia Shanxi, fue un famoso poeta, músico, pintor y estadista. Es bien conocido por sus cuartetas, que pintan tranquilas escenas de agua y llovizna, con pocos detalles y poca presencia humana.
La poesía más famosa de Wang Wei, tal como el poema titulado El eremítico jardín del Ciervo, forman una colección conocida como La colección del río Wang. Recogen el viaje de un poeta, presumiblemente el que hicieron Wang Wei y su amigo íntimo, Pei Di. Representa mucho más que un simple viaje, y ha inspirado a generaciones de poetas, incluyendo recientes adaptaciones en la actualidad.
Bai Juyi (772 – 846) Influido por el movimiento a favor de la lengua antigua de Han Yu, quiso regresar a una poesía más directa, más sencilla; se inspiró en canciones populares y se dice que se deshacía de todos los poemas que sus sirvientes no entendieran. Dentro de su producción destacan Balada de la tañedora del laúd y Canto de la infinita tristeza.

El autor:
Heng Tang Tui Shi (蘅塘退士) Literato Solitario del Estanque Fragante, del que solo en los años cincuenta del pasado siglo los investigadores lograron identificarlo como Sun Zhu (1711-1718), un erudito conocido también como Sun Linxi (su nombre social), que nació en Wuxi, provincia de Jiangsu en una familia muy pobre. En 1763 comenzó a elaborar Trescientos poemas de Tang con la colaboración de su esposa Xu Lanying, sobre la base de varias colecciones de la poesía Tang. aparte de esta antología, es también autor de Apuntes literarios del Literato Solitario del Estanque Fragante.

El libro
Trescientos poemas de la dinastía Tang (título original: Tangshi Sanbai shou诗三百首, siglo XVIII) ha sido publicado por la Editorial Cátedra en su Colección Letras Universales, 520. Introducción, traducción y notas de Guojian Chen. Encuadernado en rústica sin solapas, tiene 573 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo titulado Poemas de la dinastía Tang (edad de Oro de la Poesía China). Versos de Li BaiDespidiendo a un amigo’ y Wen Tingyun ‘Adiós a un amigo que parte al este’. Traducción de Guojian Chen.

Para saber más:
Dinastía Tang en Wikipedia

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura. Poesía