Archivo diario: 9 noviembre, 2020

“La Puerta”, de Manel Loureiro

«Frente a él se alzaba una estructura compuesta por un puñado de piedras ciclópeas que formaban algo parecido a una puerta. Las dos piedras laterales, cada una de varias toneladas de peso, se levantaban entre la niebla y sostenían un peñasco basto y poco trabajado que hacía de dintel. Quedaba el hueco suficiente para que por aquel vano cruzasen dos personas sin estorbarse…»

MaudyReseña escrita por Maudy Ventosa.

Cubierta de 'La Puerta'

Cubierta de: ‘La Puerta’

Manel Loureiro, gallego donde los haya, acaba de publicar su última obra, editada por Planeta, La puerta. Un thriller apasionante que te atrapa desde la primera página, entre la niebla misteriosa, el musgo verdoso y húmedo alimentado por una lluvia que no deja de caer, y la recreación de esa Galicia profunda y maravillosa jalonada de mitos y leyendas ancestrales que empiezan a olvidarse y que no consiguió eliminar el cristianismo, y menos la Inquisición. ¿Es posible que aún pervivan rituales antiguos transmitidos de padres a hijos en pequeñas aldeas semiabandonadas del interior, habitadas por personas ancianas que se han convertido en “sus guardianes” sin, por ello, sentirse elegidos…?  Noto un aliento frío en la nuca y me estremezco a la vez que se me eriza el vello de todo el cuerpo; no voy a mirar por la ventana cuando anochezca, porque, tal vez estén ahí…

“…una serie de escalones tallados en el granito subían hasta la puerta, a través de la cual se divisaba el paisaje del fondo y un solitario menhir de unos cinco metros que quedaba encuadrado en el quicio de aquella curiosa formación…”

Sin duda, además de la representante de la benemérita, y hasta ahora mujer racional, Raquel Colina, el personaje más importante de esta historia es el conjunto megalítico —datado entre la Edad de Bronce y la Edad de Hierro— situado en el Monte O Seixo, Portalén (Porta do Alén), Puerta del Más Allá, formado por un conjunto de rocas graníticas fracturadas dispuestas sobre una gran roca plana, separadas por pequeños espacios. Sobre uno de ellos está una gran roca irregular que simula una especie de puerta. Se completa con un enorme e imponente menhir de 6 metros, Marco do Vento, que según la tradición es el punto donde confluyen las fuerzas del universo.

La naturaleza es caprichosa y sabemos que de las profundidades emergieron enormes rocas hace millones de años, pero no podemos descartar la influencia humana en este tipo de enterramientos que salpican todo el conjunto. Manel nos acerca a los que creen que esto era la puerta de un templo celta donde enterraban a sus líderes tribales. La puerta es la barrera entre los vivos y los muertos y se entra de Norte a Sur… Tenemos que preguntar a los difuntos qué desean y el viento traerá su respuesta… pero no podemos revelarla… habrá que volver a salir para no quedar atrapados en el inframundo. Llevaremos una ofrenda para los que viven al otro lado, pan o velas.

Loureiro saca a pasear a la Santa Compaña, esa procesión de muertos errantes con capuchas blancas que visitan a las personas que están a punto de fallecer; nos presenta a los menciñeiros, esos curanderos que además de sanar las dolencias del cuerpo, transmitían energía al alma de los enfermos y que han jugado un papel muy importante en la salud de muchas personas que vivían en zonas rurales, que conocen todo tipo de plantas y de hierbas que para los no iniciados denominamos “malas hierbas”; nos enfrenta a supersticiones y leyendas con sus ceremoniales, con sus sacrificios; nos lleva a la magia de los cruces de camino; a los petroglifos que cuentan una historia aunque no sepamos leerla. Y también nos vincula con la espiritualidad de la tierra, con la maravilla del agua que es vida y cubre de verde su tierra y la puebla de árboles; y nos deja extasiados ante la estampa —como sacada de un cuento victoriano— del pequeño pueblo que ha creado para el lector, Fosco —12 habitante

—, en el municipio de Cotobade, a 22 km de la capital, Pontevedra… Un puñado de casas oscuras se apiñaban en el fondo de un valle cubierto de árboles hasta donde alcanzaba la vista. Los tejados inclinados le daban el aspecto de confidentes contándose secretos… de las chimeneas salía un humo blanco que se mezclaba con la niebla que cubría el valle, dotando a todo el conjunto de una atmósfera de irrealidad… Aquí será donde Raquel, que cree que su mala decisión, al no aceptar un tratamiento experimental provocará la muerte de su hijo, sentirá que es el hogar que ambos se merecen.

Manel Loureiro con Maudy Ventosa, Yolanda y Pepa.

Manel Loureiro con Maudy Ventosa, Yolanda y Pepa.

Lleva meses sintiendo deseos de escapar cuanto antes del horror que supone ser testigo directo de la muerte lenta de su único hijo. Es irremediable, según dictan los médicos. Lo han desahuciado. Solo queda la terrible y lenta espera hasta que llegue el final de manera inexorable. Pero ella no puede esperar sin hacer nada. Se muere de dolor; le sonríe aunque todo huela a muerte… Los médicos recomiendan que haga que su hijo sea feliz el corto tiempo que le queda. Su vulnerabilidad será fácil de aprovechar, porque se agarrará a cualquier esperanza, por descabellada que le parezca, con tal de salvar a su hijo. Y la esperanza está en Arufe. Un pueblo abandonado… Odia los enigmas que no puede resolver. Camina entre la realidad y la fantasía y empieza a sentirse aterrada y chiflada…

Como asegura Manel Loureiro, ha salido de su zona de confort para escribir esta novela. Y le ha salido bien. Enhorabuena, aunque no te perdono el desasosiego con el que me acostaba después de leerte.

La puerta es un canto a su tierra y a sus leyendas, a la Galicia rural que es vasta, verde, profunda, boscosa… y llena de ancianos. Y a una ciudad —según cuenta la leyenda— fundada por Teucro de Troya, o según la historia, responde a un asentamiento Neolítico: “Pontem veteram” (puente viejo para salvar el río Lérez y la ría de Pontevedra).

Un thriller trepidante ambientado
en la misteriosa y legendaria Galicia.

PERSONAJES:

  • Raquel Colina hasta ahora era una mujer muy racional. Ha pasado los últimos dos años en el Equipo Central de Inspecciones Oculares de la Guardia Civil —cuerpo que se encarga de peinar el escenario de un crimen—; es un grupo de élite que poca gene conoce. Tiene treinta y tantos años, rubia, alta, ojos entre el gris y el verde… Para sentirse menos afectada por los detalles escabrosos inherentes a un crimen, sigue “el Método” que le enseñó un veterano.
  • Julián es el hijo de Raquel. Tiene nueve años y ha pasado los últimos entrando y saliendo de los hospitales; su diagnóstico, Gliobastoma Multiforme Grado 4. No le queda un solo pelo en la cabeza debido a la quimio. Es un niño muy valiente. Tiene la mirada profunda, demasiado adulta…
  • Juan Vilanova había estado unos años en Barcelona; ahora, en Galicia, su vida es de otra manera. Su rostro está cubierto por pecas y sus ojos son brillantes y azules. Está bastante gordo    —ciento quince kg.—, y no es por comer ni permanecer ocioso. Solo engorda, aunque tiene una agilidad que nadie espera. Irradia tranquilidad.
  • Nogueira es el sargento de Viascón; es bajito y lleva el pelo cruzado para tapar la calvicie. Tiene un cierto efecto hipnótico en el interlocutor…
  • Ramona Valongo parece una mujer joven, sin apenas arrugas. Un poco gruesa; de aspecto anodino, gafas de montura fina y pelo recogido en una coleta. Es una menciñeira, un cruce entre bruja, sanadora y herborista. Vive en un pequeño pueblo en el interior de Galicia. Tímida entre la gente que no conoce; de apariencia sencilla y afable.
  • Ágata es la dueña de la Casa Grande —cinco siglos de antigüedad— de Fosco; tiene unos sesenta años; baja y regordeta, ojos claros, nariz respingona y labios carnosos. Coqueta y elegante. Es la aspirante a abuelita cariñosa de Julián.
  • Andrés Méndez, sargento retirado que vive en Pontevedra. Dicen que es un tipo complicado, que tiene métodos de la vieja escuela. Bronco y conflictivo. Un auténtico caimán. Y alcohólico.
  • Santiago es un hombre grande, demasiado corpulento, con barba espesa y de mirada profunda. Tiene cuarenta años y es un “funambulista” –técnico–, del equipo de mantenimiento de los aerogeneradores situados en el monte Seixo.
  • Javier, su compañero, es más joven que Santiago, enjuto, con aspecto quebradizo. Es un mecánico reputado de sistemas. Tiene una mirada profunda.
  • Héctor Santaló, que conoce muchas historias de la zona. Etnógrafo, licenciado en Historia y con una tesis basada en las tradiciones prerromanas de Galicia, profesor universitario.
  • Saavedra, es un vecino de Fosco y tiene una mano de madera perfectamente tallada.

Y la Porta do Alén; y La Santa Compaña; y la tormenta, y la niebla…y el horror. Y Galicia…

SINOPSIS de La puerta.
El hallazgo del cadáver de una joven, asesinada mediante una antigua forma ritual a los pies de la mítica Puerta de Alén, desconcierta a sus investigadores. La agente Raquel Colina es una recién llegada a ese rincón perdido de Galicia para tratar de salvar a su hijo, al que la medicina ya no puede curar. Sin otra alternativa, y llena de dudas, Raquel había recurrido a una menciñeira local, que prometía su sanación.

Sin embargo, la misteriosa desaparición de la curandera y el descubrimiento de la víctima de la Puerta hacen sospechar a Raquel que ambos casos pueden estar relacionados. Con la complicidad de su compañero, en un ambiente mágico y rural que no acaba de comprender y donde todo el mundo parece guardar un secreto, la agente comenzará una desesperada cuenta atrás para resolver el caso y así hallar la última tabla de salvación que le queda a su hijo.

Lee y disfruta de las primeras páginas de la novela.

Manel Loureiro

Manel Loureiro

El autor:
Manel Loureiro
(Pontevedra, 1975) es un escritor y abogado que ha trabajado como presentador en la Televisión de Galicia y como guionista de diversos proyectos. En la actualidad colabora con los periódicos La Voz de Galicia y El Mundo, así como en la Cadena Ser y Onda Cero.

Su primera novela, Apocalipsis Z: El principio del fin, comenzó como un blog en Internet que escribía en sus ratos libres. Debido al gran éxito que alcanzó (se transformó en un fenómeno viral con más de un millón y medio de lectores online), fue publicado en 2007, convirtiéndose en un bestseller. Sus siguientes obras, Los días oscuros, La ira de los justos, El último pasajero, Fulgor y Veinte, han sido un éxito de ventas   no sólo en España, sino en otros muchos países del mundo. Además, Manel es uno de los pocos autores españoles contemporáneos que ha conseguido situar sus libros en la lista de los más vendidos de Estados Unidos.

El libro:
La puerta ha sido publicado por la Editorial Planeta en su Colección Autores Españoles e Iberoamericanos. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 352 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo el booktrailer de «La Puerta» de Manel Loureiro.

.
Para saber más:
Manel Loureiro en Wikipedia.

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Novela Negra, Por Maudy Ventosa