Archivo de la categoría: Nombramientos y Premios

Siempre hay alguna cosa que celebrar. Hagámoslo.

«Historias de mujeres casadas», de Cristina Campos

♦Finalista Premio Planeta 2022♦

«El silencio entre nosotros es denso. Denso y profundo. Los dos sabemos que esta historia se acaba, este amor prohibido que llevamos sintiendo todo el año el uno por el otro llega a su fin. Ha sido un año intenso. Lleno de vida. Lleno de sexo. De amor. De ternura. De caricias. Sobre todo, un año lleno de inconsciencia.»

MaudyReseña escrita por Maudy Ventosa.

El Premio Planeta ya ha cumplido 71 años de historia y se ha convertido en un acontecimiento no solo literario, sino social, que cumple fielmente la finalidad que se propuso: situar a los autores galardonados en unos niveles de difusión y de popularidad jamás alcanzados. En la edición 2022 se han presentado un total de 846 manuscritos, cifra récord en la historia del galardón.

Cubierta de 'Historias de mujeres casadas'

Cubierta de: ‘Historias de mujeres casadas’

Como cada 15 de octubre, se falló en Barcelona el Premio Planeta, el que cuenta con mayor dotación económica en el mundo. CRISTINA CAMPOS fue la finalista con su novela Historias de mujeres casadas, una obra que ahonda en la intimidad femenina y narra con naturalidad la realidad de muchas mujeres contemporáneas atrapadas en unas vidas que nunca imaginaron.

¿El corazón es tan grande que los hombres pueden amar a dos mujeres a la vez? ¿Y las mujeres? ¿Es fácil separar el sexo del amor? ¿El deseo de ternura se confunde con otros sentimientos? ¿Se puede admitir que el amante te diga que quiere a su mujer? ¿Merece la pena romper la familia por seguir los impulsos del corazón? Si se entrega el cuerpo, ¿cuánto tarda en entregarse el alma?

Historias de mujeres casadas aporta un poco de luz a todas estas preguntas y nos enfrenta a una realidad conocida, aunque la mayoría intente esconderla. La de muchas mujeres con una vida personal y profesional estable donde la rutina y el aburrimiento van tomando posiciones peligrosas; el tedio da paso al anhelo de emociones nuevas, la costumbre a la sorpresa, la ternura al deseo, lo conocido al descubrimiento, lo posible a lo imposible, el cariño al amor… el marido al amante, porque no hay una sensación igual a la de sentirse amada y volver a disfrutar de unos ojos que te miren con admiración y pasión.

Cristina Campos comienza la novela adelantando un final generoso y duro por parte de la protagonista, en primera persona. En el resto de los capítulos, todos ellos con título —Maridos y mujeres, Amigas, Relato salvaje…—, utiliza el narrador omnisciente. Es una novela en la que suena la música —Bobby Brown goesdown, Candy, Woman in love, Common People… —, las películas —Maridos y mujeres, Vidas cruzadas, Secretos de un matrimonio, Relatos salvajes, PrettyWoman…—, en las que la amistad incondicional entre tres almas gemelas que se quieren y no se juzgan está presente siempre. Complicidad, cosas que duelen y confianza entre Gabriela, Silvia y Cósima, mujeres que comparten sentimientos y vivencias en las que aflora la parte más íntima de cada una sin tapujos ni falsos pudores ni apariencias.

Qué bonita relación iban a tener esas tres mujeres. Qué bonita. Entonces no lo sabían, pero se convertirían en grandes amigas para el resto de sus días.

La historia va recorriendo la vida personal y profesional de estas amigas inseparable; el día a día del matrimonio de Gabriela y Germán, con sus luces y sombras, sus discusiones y sus diferencias; la de Silvia y Salva siempre con sus hijos presentes; la torcida desde la boda de Cósima y el aristócrata Bosco. Historias cotidianas de vidas, aparentemente normales, de parejas que trabajan y van de vacaciones. Todo utilizando un lenguaje directo sencillo, con humor, a pesar de la carga de profundidad que subyace en la obra, porque destila sentimientos encontrados, deseos no manifiestos, anhelos por cumplir y también soledad e incomprensión de no encontrar en el otro, a pesar del amor, lo que en realidad se sueña.

Quizá era el momento de reencontrarse, de mirarse como pareja, como equipo. Como lo habían sido siempre…

PERSONAJES:

  • Gabriela Salinas tiene cuarenta y cinco años y siente un deseo profundo por su amante a la vez de un amor, profundo también, por su marido y compañero. Es periodista, delgada y guapa. Muy directa, llama a las cosas por su nombre. Lleva veinte años de matrimonio. Tiene un hijo. Siempre fue una mujer de relaciones largas.
  • Pablo Hausmann está casado. Es interesante y carismático encantador con su barba casi blanca. Tiene cincuenta y cinco años. Es un escritor conocido. Inteligente. Brinda seguridad y es generoso en el sexo. Su mujer es argentina, bonita y delgada.
  • Germán, el marido, un ingeniero misántropo y taciturno. Tiene una guitarra Fender. Viste de oscuro.
  • Silvia es ilustradora y fotógrafa, compañera y amiga de Gabriela.  Tiene un bebé de tres meses y una hija de diez años. Amante de la pintura, sus dibujos están llenos de feminidad y carga emotiva. Siempre ha negado una atracción hacia el sexo femenino hermoso.
  • Salva, su marido es entrenador de tenis. Cae bien. Lo tiene todo organizado siempre. Alegre, social, algo simplón, fácil.
  • Cósima de Sentmenat y Alós, sobrina de Eugenia, es la hija descarriada de su hermana mayor. Es una mujer diferente, alta, ojos gatunos, correcta y de arriesgada vestimenta… su imagen delata su procedencia aristocrática. Pija. Posee talento. Millonaria.  Su madre le ha preparado una boda de cuatrocientos invitados con Bosco de la Loma Osorio -lánguido y pusilánime-. Es torpe en el amor. Tiene veintisiete años.
  • Eugenia es la directora de la revista La Femme. Se jubila. Cree que a las tres les falta ambición.

Y más…

Lee y disfruta de las primeras páginas de la novela.

La autora:Cristina Campos
Cristina Campos (Barcelona, 1975) es licenciada en Humanidades por la Universidad Autónoma de Barcelona. Acaba sus estudios en la Universidad de Heidelberg, donde también trabaja como coordinadora del Festival Internacional de Cine de dicha ciudad. Tras regresar a su país natal empieza su carrera laboral en el sector cinematográfico, profesión que compagina con la escritura.  Su primera novela, Pan de limón con semillas de amapola, se ha convertido en un longseller con más de 250.000 ejemplares vendidos desde su publicación en 2016. Se ha traducido a diez idiomas y su adaptación cinematográfica logró un gran éxito de público.

El libro:
Historias de mujeres casadas ha sido publicado por la Editorial Planeta en su Colección Autores Españoles e Iberoamericanos. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 464 páginas.

Como complemento pongo un vídeo con una entrevista a la ganadora, Luz Gabás y finalista, Cristina Campos que nos detallan algunos aspectos de sus libros.

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Nombramientos y Premios, Por Maudy Ventosa

«Mira a esa chica», de Cristina Araújo Gámir

♦XVIII Premio Tusquets Editores de Novela 2022♦

«Una novela deslumbrante, adictiva, necesaria,
sobre una experiencia dramática

al final de la adolescencia de una chica.»

.
Cubierta de 'Mira a esa chica'La ganadora del XVIII Premio Tusquets Editores de Novela, Cristina Araújo Gámir ha escrito desde muy pequeña, incluso ha ganado varios premios de relatos que han sido publicados en revistas literarias como Archiletras, pero con su primera novela Mira esa chica ha dado el pistoletazo de salida para la carrera literaria de una gran escritora como ha corroborado por unanimidad el jurado del Premio que ha estado presidido por Antonio Orejudo e integrado por Sara Mesa, Eva Cosculluela, Marta Barrio —ganadora en su anterior convocatoria— y, en representación de la editorial Juan Cerezo; que han destacado que la novela es  “deslumbrante, adictiva, necesaria, sobre una experiencia dramática al final de la adolescencia de una chica” y que ven a la ganadora como “una escritora poderosa que dará mucho que hablar”.

«Mira a esa chica es la historia de Miriam, de su grupo de amigos, y de cómo, a veces, durante la adolescencia podemos encontrarnos con situaciones para las que nadie nos prepara. Porque… ¿se puede preparar a alguien para lo peor?»

Con Cristina Araújo Gámir

Durante la entrevista.

¿Cómo surge la novela?
Los pensamientos vienen y van, lees noticias, ves reportajes y llegó a mis manos un artículo en el se hablaba de lo que tenía que hacer una chica inmediatamente después de sufrir una agresión sexual. El ir a urgencias de un hospital, los protocolos, la persona especializada que te atiende —“el tono de la doctora Balbi es tranquilo” [Pág. 153]—, las pruebas que te tienen que hacer, los análisis, la vacuna contra la la hepatitis, las pastillas que te dan: la anticonceptiva, los antibióticos para la gonorrea, la clamidia, la sífilis, y sobre todo me impactó mucho la de los antirretrovirales por el mucho tiempo y las muchas pruebas a los largo de meses para poder descartar hasta un año después del incidente. Y yo pensaba en el horror y el trauma de que te hallan violado y pasen los meses sin saber si tienes SIDA, y que cada vez que tienes que ir a hacerte pruebas vuelves a rememorar el horror de la violación. Y con el caso de la manada leí que la chica incluso se sentía culpable, que no hablaba del tema y a la vez buscaba una explicación lógica; que tenía pesadillas, insomnio, problemas de concentración. Terrible.
Pensé en como se lo diría a su madre, si es que se lo dice; como se ocultaría de ella para tomar las pastillas, las escondería; y luego cuando tus amigos se enteren, ¿y el después?

Desde que se me ocurrió la idea hasta que terminé la primera versión que era bastante más larga, como un año. Luego unos ocho meses en los que estuve puliendo con la agencia. En total no llegó a dos años.

¿Hubo alguna literatura que te haya ayudado?
Tenía muchas ganas de escribir el capítulo de urgencias y el de la reunió familiar con ella delante. Y para la aproximación psicológica fue fundamental la novela Hermana mía, mi amor, de Joyce Carol Oates, que se basaba en un hecho real, el asesinato de una niña participante de un concurso de belleza en Estados Unidos en el que nunca se supo quien fue el asesino. También he leído libros de estadística en relación a mujeres violadas, cuantas denuncian, edad, estado civil, nivel cultural,… Leí transcripciones de juicios, descargué sumarios y completé ese proceso hablando con un abogado y una psicóloga.
Luces de neón de Jay McInerney me dio la idea de utilizar la segunda persona con la protagonista.

Creo que uno de los mayores aciertos de la autora al escribir la novela ha sido utilizar partes escritas en segunda persona, sobre todo para narrar la intimidad de la protagonista, y el resto está narrado en tercera, para ofrecer la perspectiva de las compañeras del colegio, la madre o los violadores.
Otro acierto, a mi modo de ver, es alternar los capítulos cortos con otros más largos, lo que da agilidad a la lectura. La razón del título del libro, Mira a esa chica, —sí, en imperativo— lo podrás encontrar en la página 140.

Una chica sentada en un banco. El día despunta y los estragos de la fiesta de ayer aún se palpan en el ambiente. El tránsito de los que van a trabajar se mezcla con el de los que vuelven a casa arrastrando la borrachera bajo los portales. De camino hacia la parada del autobús, Tallie se detiene de golpe en el bulevar. Le ha parecido reconocer a su amiga Miriam sentada en el banco con el pelo revuelto y la cara desfigurada por ríos de rímel. Solo unos días antes, los jóvenes apuraban las vacaciones en la piscina, felices y despreocupados. Y, aunque le cueste reconocerlo, Miriam sigue colgada de Jordan, pero la frustración de haber sido siempre la chica invisible, y más ahora que a él le gusta Paola, lo va a complicar todo mucho. Mira a esa chica es la historia de Miriam, de su grupo de amigos y de cómo, a veces, durante la adolescencia podemos encontrarnos con situaciones para las que nadie nos prepara. Porque… ¿se puede preparar a alguien para lo peor?

«A todas las personas que no me dejaron sola. Mamá, Vix, Paola, Jordan, Irene, Eva. Y a toda esa gente que sin conocerme salió a la calle, y sostuvo carteles, y se emocionó y se exasperó con mi caso. Gracias de corazón». [Pág. 371]

Lee y disfruta de las primeras páginas de la novela.

La autora:Cristina Araújo Gámir
Cristina Araújo Gámir es licenciada en Filología Inglesa por la Universidad Complutense. Después de terminar la carrera, trabajó en un estudio de doblaje revisando traducciones de documentales para los canales Historia, National Geographic, Discovery Channel, BBC y Telemadrid. Escribe desde muy pequeña, y sus relatos han merecido varios premios y han sido publicados en revistas literarias como Archiletras. Desde 2011 vive en Frankfurt, donde retomó el hábito de la escritura. Mira a esa chica es su primera novela, con la que ha obtenido con brillantez el XVIII Premio Tusquets Editores.

El libro:
Mira a esa chica ha sido publicado por Tusquets Editores en su Colección Andanzas, 1024. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 372 páginas.

Como complemento pongo un vídeo en el que Cristina Araújo Gámir nos habla de su novela Mira a esa chica.

.
Para saber más:
https://twitter.com/CrisAraujoGamir

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Nombramientos y Premios