«Crónicas marcianas», de Ray Bradbury

♦Edición y traducción de Jesús Isaías Gómez López♦

«Publicada por primera vez en 1950, «Crónicas marcianas» concedió el reconocimiento literario a Ray Bradbury por parte de la crítica, rendida ante una obra maestra que viene siendo publicada ininterrumpidamente desde entonces.»

.
En la magnífica introducción de más de 170 páginas Jesús Isaías Gómez López nos deja este comentario: “El tema subliminal de cada episodio de Crónicas marcianas versa sobre nuestra absoluta incapacidad para lidiar con nuestras diferencias como seres humanos. Incluso los colonos que intentan abrazar el distante  exotismo de Marte finalmente lo abandonan y vuelven al hogar terrestre. No hay fuerza de intervención ni comprensión humana posible que pueda abrir un puente para cerrar el inmenso vacío entre los marcianos y nosotros, los auténticos alienígenas de Marte. Fracasa nuestra política porque, en realidad, brilla por su ausencia, y en las contadas ocasiones en que llega a existir será para satisfacer los intereses materialistas de nuestra raza humana; y fracasa también la paz porque, como especie, solemos recurrir a la guerra para destruir todo aquello que nos parece diferente.”

Cubierta de 'Crónicas marcianas'

Cubierta de: ‘Crónicas marcianas’

Crónicas marcianas es una novela apañada que consta de cuentos publicados anteriormente junto con nuevas narraciones puente cortas en forma de viñetas intersticiales, capítulos intercalados o narraciones expositivas. Las historias publicadas previamente fueron revisadas para mantener la consistencia de la línea general de la historia.
El libro proyecta a la sociedad estadounidense inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial hacia un futuro tecnológicamente avanzado donde la amplificación del potencial de la humanidad para crear y destruir tiene consecuencias tanto milagrosas como devastadoras.

Los eventos en la crónica incluyen la destrucción apocalíptica de las civilizaciones marciana y humana, ambas instigadas por humanos, aunque no hay historias con escenarios en las catástrofes. Los resultados de muchas historias plantean inquietudes sobre los valores y la dirección de los Estados Unidos de la época al abordar el militarismo , la ciencia, la tecnología y la prosperidad en tiempos de guerra que podrían resultar en una guerra nuclear global (por ejemplo, Vendrán lluvias suaves y El picnic de un millón de años); despoblación que podría considerarse genocidio (p. ej., La Tercera Expedición, Aunque siga brillando la luna y ahistoricismo, filisteísmo y hostilidad hacia la religión (p. ej. Aunque siga brillando la luna; y la censura y el conformismo (p. ej. Usher II), entre otros.

Crónicas marcianas es una novela arreglada que consta de cuentos publicados anteriormente junto con nuevas narraciones, capítulos intercalados o narraciones expositivas. Las historias publicadas previamente fueron revisadas para mantener la consistencia de la línea general de la historia y el refinamiento.
A primera vista, Crónicas marcianas pueden parecer un ciclo de relatos breves planificado; sin embargo, Bradbury no escribió específicamente Crónicas marcianas como una obra singular; más bien, el editor sugirió a Bradbury su creación como novela años después de que la mayoría de las historias ya hubieran aparecido en muchas publicaciones diferentes.
Se ha discutido la filiación del conjunto a la ciencia ficción o la fantasía, aunque, más allá de que el Marte de Bradbury pueda pertenecer a uno u otro género, lo que realmente importa es la intención de fraguar una realidad alternativa para explorar la dimensión moral y psicológica del ser humano, así como el enorme talento y el sentido de la maravilla desplegados en estas páginas.

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

El autor:Ray Bradbury
Ray Douglas Bradbury nació en Waukegan, Illinois, el  22 de agosto de 1920, y residió desde 1934 en Los Ángeles, ciudad en la que falleció el 5 de junio de 2012. Bradbury fue un ávido lector en su juventud además de un escritor aficionado. Sus primeros trabajos los vendió a revistas a comienzos de los 40. Entre novelas, colecciones de cuentos, poemas y obras de teatro, publicó más de treinta libros. También desarrolló una amplia actividad en el mundo del cine y de la televisión y entre sus trabajos destaca su labor como guionista de la película de John Huston Moby Dick (1956). Algunas de sus obras han sido adaptadas en los programas de televisión The Twilight Zone y el Ray Bradbury Theater. En 1989 fue nombrado Gran Maestro de la SFWA (Asociación de Autores de Ciencia Ficción Norteamericanos) y en 1999 recibió el SF Hall of Fame por toda su carrera.
A lo largo de su vida también usó varios seudónimos: Edward Banks, William Elliott, D.R. Banat, Leonard Douglas, Leonard Spaulding y Brett Sterling.

El libro:
Crónicas marcianas (título original: The Martian Chronicles, 1950-1977) ha sido publicado por Ediciones Cátedra en su Colección Letras Populares. Traducción de Jesús Isaías Gómez López. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 510 páginas.

Como complemento pongo el vídeo A conversation with Ray Bradbury con subtítulos en español.

.
Para saber más:
http://www.raybradbury.com/

Anuncio publicitario

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Fantasía y Ciencia Ficción

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s