“Magia en el Antiguo Egipto. Maldiciones, amuletos y exorcismos”, de Javier Arries

«Magia en el antiguo Egipto, nos acerca a las artes ocultas de una de las culturas ancestrales más fascinantes de nuestra historia.»
.

cubierta-de-magia-en-el-antiguo-egipto

Cubierta de: ‘Magia en el Antiguo Egipto’

Tras más de tres décadas de investigación acerca de todo lo relacionado con el pensamiento mágico desde una perspectiva histórica y antropológica, Javier Arries nos traslada en esta obra al mundo de la magia en el Antiguo Egipto, revelándonos la teoría, la práctica y los procedimientos de la magia egipcia, y su presencia en el mundo moderno después de más de 5000 años. También se rastrea la huella de ese pensamiento, de sus teorías, de sus procedimientos. Y sus miedos en nuestro propio tiempo. Por un lado, entre los ciudadanos de a pie; y por otro en el seno de órdenes, fraternidades y sociedades vinculadas a la magia ceremonial, al hermetismo, la francmasonería o el ocultismo.
En Magia en el Antiguo Egipto, el autor nos sitúa en el entorno geográfico e histórico de Egipto, se adentra en los mitos de la creación egipcios y describe el mundo según estos, especialmente el mundo invisible, habitado por una caterva de seres de pesadilla, genios, demonios, espíritus de difuntos que aterrorizan a los vivos durante el sueño y traen todo tipo de desgracias y enfermedades.
También nos da a conocer algunas historias y cuentos en los que intervienen magos, los secretos de la magia talismánica, de la magia maléfica, de la magia egipcia aplicada a la salud y de las artes adivinatorias. Y, finalmente, nos muestra cómo todo este bagaje mágico dio lugar en el periodo heleno y bajo la dominación romana a un auténtico crisol de procedimientos mágicos en los que se mezclaban elementos egipcios, griegos, judíos y persas.
Este no es un libro que pretenda ser académico, pero, manteniendo el tono divulgativo y ameno, capaz de llegar a todos, sí que aspira a dar una visión rigurosa y ofrecer datos fiables. La visión de este libro es la de alguien que gusta del rigor histórico, pero interesado también en el pensamiento mágico y en la historia de ese pensamiento desde la antigüedad hasta nuestros días.

Heka, el poder mágico. A menudo confundimos magia con religión. Y no son lo mismo. La religión es adoración y sumisión a la divinidad. La magia es técnica y práctica. El objetivo de la religión es adorar, propiciar a la divinidad reconociendo su supremacía sobre el destino del hombre y su absoluto control sobre la naturaleza. El mago sin embargo aspira a conocer los secretos que regulan el funcionamiento del universo para manipularlos conforme a su voluntad. El sacerdote solicita el favor del dios, el mago manipula los poderes de la creación.
En el Antiguo Egipto, al menos en lo que a la magia oficial se refiere, religión y magia caminan de la mano y el sacerdote asume a su vez el papel de mago. La magia era fundamental para la buena marcha del Estado; es necesaria para mantener el orden de la creación. Los sacerdotes son magos, y las ceremonias del culto son a la vez rituales destinados a poner el poder mágico en acción para beneficiar al rey y al país, para evitar que el caos se apodere del universo. Evidentemente, los egipcios que practicaban magia no se llamaban a sí mismos magos, una palabra que era ajena a su idioma, sino hekau. El hekau es aquél que posee heka, y heka es el nombre que en Egipto se daba al poder mágico.

Dentro de las artes adivinatorias la más importante era el Oráculo. Una forma de consultar a los dioses son las consultas oraculares; un método que estaba al alcance de todo el mundo, y que se realizaba durante los festivales y procesiones religiosas. Fue una práctica habitual de la cual empiezan a aparecer testimonios en el Reino Medio. Muchos de estos festejos, cuando tenían prestigio, atraían a peregrinos de otras ciudades, e incluso de más allá de Egipto. En las festividades y procesiones, la estatua del dios era colocada sobre una barca portada por sacerdotes vestidos de blanco. Los peticionarios que querían consultar al dios escribían sus preguntas en trozos de cerámica o en piedras. Pero no podían consultar directamente al dios, de modo que otra persona hacía de intermediario y llevaba las peticiones consigo.

oasis-de-siwa

Oasis de Siwa

Había otro modo de consultar al dios y obtener un oráculo sin necesidad de esperar al festival religioso en su honor. La consulta podía escribirse y llevarse al templo directamente. Poco después se recibía una respuesta escrita a su vez con el resultado.
Templos oraculares que gozaron de gran prestigio fueron los de Heliópolis y Abydos. Uno de los más visitados era el oráculo de Amón‐Ra en el templo que tenía en Siwa, un oasis en el desierto libio, actualmente muy cerca de la frontera de Egipto con Libia. El propio Alejandro Magno fue hasta allí para consultarlo en el año 331 a. C. Quería saber si lo que se decía acerca de que el dios Amón era su padre era cierto. Por supuesto, la respuesta fue positiva.

Lee y disfruta del primer capítulo del libro. Está incluído el índice del libro.

foto-de-archivo

Foto de archivo

El autor:
Javier Arries (Madrid, 1963) es licenciado en Ciencias Físicas, en la especialidad de Física de la Tierra y del Cosmos, por la Universidad Complutense de Madrid. En la actualidad trabaja como profesor de Sistemas y Seguridad Informática. Colabora como articulista en revistas especializadas como Año Cero o Más Allá de la Ciencia. Anteriormente ha publicado artículos en revistas ahora desaparecidas como Nueva Dimensión, Karma 7, Espacio Humano, etc. Ha colaborado en diferentes programas de radio como invitado, asesor científico, documentalista, guionista y esporádicamente como productor y locutor. Ha aparecido también en el programa «Cuarto Milenio» de Iker Jiménez. Es autor de diversos libros, entre ellos Objetos Malditos (Luciérnaga, 2015). Fue ponente en la segunda edición del Congreso de Misterio y es un autor reconocido en este terreno.

El libro:
Magia en el Antiguo Egipto. Maldiciones amuletos y exorcismos ha sido publicado por el Sello Luciérnaga en su Colección Enigmas y Conspiraciones. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 352 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo el vídeo en el que Javier Arries presenta el libro.

Para saber más:
http://www.arries.es/portada.html

http://egiptologia.com/magia-egipcia/

horus

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Ciencia y tecnología, Ensayo - Crítica literaria, Historia, Literatura

Una respuesta a ““Magia en el Antiguo Egipto. Maldiciones, amuletos y exorcismos”, de Javier Arries

  1. Parece un libro muy interesante, aunque es difícil elegir entre la gran oferta de obras dedicadas al Antiguo Egipto. El único libro que he leído en los últimos años sobre este tema es “El origen de los faraones”, de Toby Wilkinson, que pone de relieve la importancia de la sociedad indígena prefaraónica, pues el estudio de los petroglifos dejados por ésta parece indicar que las principales características del Egipto faraónico ya existían antes en el mismo territorio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s