“Las mejores rutas del mundo por carretera”, por Lonely Planet

«Recopilación de las mejores rutas por carretera del mundo, combinando relatos de experiencias propias y bonitas fotografías.»
.

Cubierta de Las mejores rutas del mundo por carretera

Cubierta de: ‘Las mejores rutas del mundo por carretera’

Los recorridos inolvidables por carretera son una fuente inagotable de anécdotas y buenos recuerdos durante años. Así surgieron, sin ir más lejos, las primeras guías de Lonely Planet, en 1972. Los ‘road trips’ están de moda y es fácil encontrar decenas de razones de peso por las que decidirse, solo o acompañado, a coger el coche, ponerse delante del volante y lanzarse a la aventura.
El resto corre a cuenta de este libro, que promete una selección de los cincuenta mejores itinerarios por todo el mundo, recomendados por grandes escritores de viajes que los han recorrido en primera persona. Desde la Ruta 66 y la Pacific Coast Highway de California hasta la Great Ocean Road en Australia o la carretera de circunvalación de Islandia. Costas alucinantes para motoristas errantes, excursiones sencillas para los más tranquilos y desafíos para los más atrevidos con rutas por Vietnam, Bután o Nepal, entre otros. Para todas las edades, presupuestos y deseos; este volumen recoge planes para motivar a todo tipo de viajeros a hacer la maleta en un santiamén y salir a explorar nuevos parajes.

TODO EL MUNDO DEBERÍA HACER UN ‘ROAD TRIP’ UNA VEZ EN SU VIDA

Los largos viajes en carretera están de moda, pero no son ninguna novedad. Sería imposible llegar a un acuerdo sobre cuál fue el primer ‘road trip’ de la historia, pero hay muy dignas candidaturas. En agosto de 1888, Bertha Benz, al volante de un Benz Patent-Motorwagen recorrió junto a sus dos hijos más de 100 kilómetros al sur de Mannheim (Alemania) para visitar a su madre, en Pforzheim. Hoy día su ruta, pavimentada como entonces no lo estaba, es frecuentada por numerosos viajeros.
Si nos remontamos 1903, un médico llamado Horatio Nelson Jackson decidió ir de San Francisco a Nueva York, asumiendo más de 5.000 kilómetros con su coche, un Winton Tourer modelo de aquel mismo año. ¿El motivo? Una apuesta. Tardó solo 63 días en lograrlo.
Pero el hito más pintoresco tiene lugar en 1968, cuando seis abuelas británicas compraron dos Land Rover de segunda mano, llenaros unos cuantos tuppers de comida y viajaron de Londres a Australia, atravesando Turquía, Irán y la India por el paso Jáiber.Sin título

No importa si se es joven o maduro, si se viaja solo o en familia; la carretera es irresistible para todos los viajeros y es una opción con grandes ventajas. No hay nada que planear, basta con tener el coche a punto. Es una forma ideal de acabar con las desquiciantes esperas en los aeropuertos y estaciones, las colas, las prisas, los horarios… todas esas cosas que, en realidad, limitan las vacaciones. ¿No es acaso incompatible?
Este libro ha procurado incluir rutas para todo tipo de conductores: hay rutas recorridas y escritas por motociclistas, e incluso un circuito en vehículo eléctrico por el norte de California. Algunas de estas rutas duran un día, pero hay otras que se disfrutan a lo largo de un fin de semana, una semana o más. Casi todas ellas son rutas famosas –desde la Going-to-the-Sun Road que cruza las Montañas Rocosas en Montana hasta la Wild Atlantic Way en Irlanda– y están señalizadas para minimizar el riesgo de perderse. Algunas de ellas, sobre todo las que se hallan en las partes más remotas de Australia, Asia y Sudamérica, requieren de una buena planificación logística, un buen nivel de mecánica (¡al menos, comprobar que se lleva una rueda de recambio y un gato!) y una actitud intrépida.

Con las sofisticadas aplicaciones de mapas que existen hoy en día, no son necesarias indicaciones muy específicas. Las rutas por carretera permiten conectar varios puntos de interés, como la insuperable colección de parques nacionales del sur de Utah, completar un peregrinaje musical o, simplemente, disfrutar recorriendo bellísimos paisajes y parando allí donde más apetezca. Lo que tienen en común es que el viajero es totalmente independiente. Lo que cuenta es disfrutar del viaje. Conducir un coche no tiene por qué aislar a los pasajeros del entorno: si se para de vez en cuando a explorar y a conocer a la gente del lugar y su cultura, la experiencia resulta de lo más gratificante.

Como muestra un botón:
ÁFRICA: DE MARRAKECH A TARUDANT
Etain O’ Carroll propone empezar en Marrakech y recorrer los laberínticos callejones de los zocos, envolviéndose en el caos de personas, burros, tiendas de alfombras, acróbatas que saltan y narradores que cautivan a multitudes. Después, habrá que dejar atrás el encanto atemporal de un lugar fascinante pero caótico para poner rumbo al Gran Atlas, rodeados de montañas imponentes. A sus pies, Asni, una zona de cultivo frutal entre colinas boscosas, donde florecen los almendros y pasean niños, cabras y anciano, es una bonita parada. La sugerencia: pasar la noche en un riad tradicional y despertarse con la llamada a la oración. Más allá de Asni, aguardan las gargantas y cañones más increíbles. El pico más alto del Norte de África, el monte Tubgal, no tardará en aparecer.
Uirgane es otro pueblo para detenerse a conocer, para llegar a Tin Mal y deambular por una mezquita del s. XII, de muros rosados y aspecto de fortaleza. A partir de ahí, la conducción se vuelve más exigente, la carretera es más tortuosa y cada curva revela otro paisaje a medida que se sube a la cima de la Tizi n’Test. Y después de los vertiginosos acantilados, todo el valle de Sous se abre ante el viajero. El Alto Atlas acuna a izquierda y derecha, el Anti-Atlas cubre la retaguardia y la carretera se enrosca ofreciendo un descenso de curvas cerradas hasta Tarudant, una concurrida ciudad-mercado fortificada en la que pasear por zocos y avenidas de naranjos, hibiscos y buganvillas, o disfrutar de una puesta de sol. El ajetreo de Marrakech queda a años luz.
HOJA DE RUTA
Inicio: Marrakech
Final: Tarudant
Distancia: 227 km
Cómo llegar: Volar a Marrakech y alquilar un automóvil.
Cuándo ir: De mediados de abril a mediados de junio o de septiembre a octubre. En verano hace demasiado calor. En invierno el puerto puede cerrar por nieve, desprendimientos o arroyadas.
Cómo circular: Conducir de día, por seguridad y por las vistas. Pero, para saborear de verdad el paisaje, lo mejor es que conduzca otro.
Qué llevar: El depósito lleno y abundante agua, una guía de conversación si no se habla francés o árabe, calzado de montaña y, sobre todo, una cámara fotográfica.
Peligros: Cambios de tiempo, conductores temerarios, asnos errantes, cabras, camellos y vendedores ambulantes pesados.

El libro:
Las mejores rutas del mundo por carretera (título original: Epic Drives of the World, 2017) ha sido publicado por la Editorial GeoPlaneta en su Colección Ilustrados. Traducción de Blanca Ribera de Madariaga, Delia Álvarez González y Raquel García Ulldemolins. Encuadernado en cartoné, tiene 328 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en inglés titulado Road trips are EPIC with Lonely Planet.

Para saber más:
https://www.lonelyplanet.es/

Rutas que se incluyen en el libro:
ÁFRICA Y ORIENTE MEDIO
Un safari por cuenta propia (Zambia)
Recorriendo Clarence Drive (Sudáfrica)
Cruzando el Kalahari (Botsuana)
Digna de un rey: Jebel Hafeet (EAU)
De paso por la Panorama Route (Sudáfrica)
De Marrakech a Tarudant (Marruecos)

AMÉRICA
La carretera de Hana, en Hawái (EE UU)
A la aventura por la Ruta 66 (EE UU)
Una ruta fresca: la Icefields Parkway de Canadá
El Salar de Uyuni (Bolivia)
Conducir por la Costa Verde de Brasil
Circuito por la Gaspésie en Quebec (Canadá)
A través de la Carretera Austral (Chile)
Por los Valles Calchaquíes (Argentina)
Los parques nacionales del sur de Utah (EE UU)
En las Montañas Blancas (EE UU)
La Pacific Coast Highway (EE UU)
De La Habana a Viñales (Cuba)
En ruta por Lonesome Pine (EE UU)
El Cabot Trail en Cabo Bretón (Canadá)
Buscar el sol en el Parque Nacional delos Glaciares (EE UU)
Cargar baterías en el valle de Napa (EE UU)
La Highway 61 otra vez (EE UU)

ASIA
De Thimbu a Gangtey (Bután)
La carretera de Srinagar a Manali (India)
La Ruta Ho Chi Minh (Vietnam)
Ruta circular de Katmandú (Nepal)
Corea del Sur de arriba abajo

EUROPA
La desapacible Wild Atlantic Way (Irlanda)
El Círculo Mágico (Islandia)
Entre viñedos: Ruta del Vino de Alsacia
Las tres cornisas de la Costa Azul (Francia)
Un paseo por el Báltico: de Estonia a Lituania
Croacia: carretera del Adriático
Altos de la Selva Negra (Alemania)
En pos de la Targa Florio (Italia)
Un día en la vuelta de Belfast (Irlanda del Norte)
Zigzagueo por la costa oeste de Noruega
La mítica carretera 59 de Eslovaquia
Por los Picos de Europa (España)
Al alcance de la isla de Skye (Escocia)
Los agrestes Abruzos (Italia)

OCEANÍA
Explorando los Alpes del Sur (Nueva Zelanda)
La Great Ocean Road (Australia)
Northland y la bahía de las Islas (Nueva Zelanda)
Un paseo de Hobart a Queenstown (Australia)
A través de Kimberley: la Gibb River Road (Australia)
Por la Captain Cook Highway (Australia)
La Great Alpine Road (Australia)
De Alice Springs a Darwin: The Track (Australia)

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Viajes y tiempo libre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s