Archivo mensual: noviembre 2018

“El tiempo en las manos (Relatos de lo inesperado)”, de Ricardo Martínez-Conde

“El difícil arte del microrrelato”

Escrito por Irene Andres-Suárez
(Universidad de Neuchâtel).

Cubierta de 'El tiempo en las manos'

Cubierta de: ‘El tiempo en las manos’

En su ya larga trayectoria creativa Ricardo Martínez-Conde ha cultivado diversos géneros literarios breves, especialmente la poesía (tiene en su haber más de una docena de libros) y el aforismo, en el que confluyen narración e idea (en castellano ha publicado Cuentas del tiempo, 1994, y Alusión al paisaje, Aforismos, 2002, y, en gallego, Debullar, 1998). Ahora nos gratifica con su primer volumen de microrrelatos, un libro muy personal que cristaliza su cosmovisión centrada en preocupaciones artísticas, existenciales y metafísicas. En las sesenta y seis piezas que conforman El tiempo en las manos, lo poético y lo reflexivo alternan con lo estrictamente narrativo, mostrando con ello la gran versatilidad del microrrelato, un “género de llegada”, para utilizar las palabras de José Mª Merino, que se nutre de materiales diversos y requiere mucha pericia por parte del escritor y un receptor culto y refinado.

El recuento que el lector tiene en sus manos posee una gran diversidad temática, formal y técnica, así como una prosa especialmente cuidada. Los motivos explorados son múltiples: la soledad (“Músicas”), el deseo (“Limosna”), el amor (“El sueño”), la belleza (“¡Ay, las flores!”), la muerte (“Como el morir”) y hasta se hace alguna incursión en el mundo cibernético (“Murió” “Pontifex”.) No obstante, el reino de la Naturaleza (animal, vegetal y mineral) adquiere aquí un notable protagonismo, especialmente el mar y los paisajes, al igual que ciertos conceptos filosóficos o reflexiones relacionadas con el mundo del arte (“El almacén”, “A man at the Moon”), porque el autor no se limita a contarnos historias, sino que expone asimismo conceptos, subsumidos en los textos, ideas de gran calado filosófico (como, por ejemplo, el tiempo, la identidad, la complejidad de la realidad, etc.), que ajusta a un molde narrativo. En buena medida, los suyos son microrrelatos marcados por el pensamiento y por una peculiar conciencia de la mirada artística porque, para él, “mirar” es “como una forma de pensar” (aforismo del libro Alusión al paisaje, 2002). En muchos de ellos el autor emprende la tarea de traspasar la realidad visible con el propósito de desvelar la invisible, los secretos ocultos de los personajes y la complejidad del mundo en el que habitan. Para acceder a esas zonas insondables de la naturaleza humana y a ese mundo irreductible, preconiza la soledad y el silencio, que acrecienta la intuición, el extrañamiento de la mirada y la alerta de todos los sentidos. Es como si el creador tuviera la certeza de que no importa tanto lo que sucede como lo que parece que va a suceder y que lo esencial es el estado de inmanencia propicio a la captación de lo inexplicable porque toda forma de creación tiene un componente misterioso y secreto.

En este volumen, el escritor actúa como un detective de los sentimientos, como un mediador entre la realidad visible y la invisible, como un vigía del tiempo. Vivir es devorar tiempo, según evocan numerosos aforismos suyos (“El tiempo, cuyo único fin es suprimir” o “El tiempo: el vigilante”, en Cuentas del tiempo, 1994), y  el tiempo todo lo consume y la única forma de rescatarlo y hacerlo infinito es inmovilizarlo y suspenderlo mediante la escritura, un instrumento capaz de ordenar el tiempo y eternizarlo. Para Martínez-Conde tanto la persona como la realidad, sometidos a la discontinuidad del tiempo, están en constante movimiento y transformación, por lo que nuestra percepción humana del tiempo lineal y sucesivo es una patraña, al igual que la idea de un yo y de una realidad unívocos y permanentes. “Nadie se baña en el mismo río dos veces” como sugiere el mito de Heráclito, fuente de inspiración del microrrelato titulado “Casi París”. Y a las reflexiones conceptuales vienen a sumarse los frecuentes guiños metaliterarios, otra forma de diluir las fronteras entre la narración y el discurso ensayístico. No en balde, el texto “Escribir”, puede leerse como una poética del microrrelato y “Ruby” y “Climatología” aluden a la necesidad de poder contar con un lector cómplice dispuesto a reconstruir por su cuenta lo que apenas está sugerido. No hay que olvidar que tanto si son textos realistas como surrealistas (lo onírico está presente en varios microrrelatos) el autor privilegia los momentos climáticos de gran intensidad, los instantes que se dilatan hasta el infinito, lo que supone llevar la tensión y la omisión hasta el extremo.

Como ya se dijo, este escritor de estirpe lírica y metafísica lleva a cabo una defensa inquebrantable de lo mínimo, de las formas breves, y cultiva el hibridismo de categorías literarias diversas. No en vano, un buen manojo de los textos de este volumen se sitúan en la intersección entre la narración y la poesía. Aunque nos cuentan una historia, utilizan fundamentalmente recursos líricos, entre otros, la predilección por la instantánea y la sugerencia visual, la prosa poética rica en imágenes y metáforas, la complejidad de símbolos que nos proporcionan las claves para desentrañar su sentido profundo o la importancia del ritmo y del silencio ya mencionado. Y tampoco faltan las piezas que se amoldan a los parámetros dramáticos (en ellos se advierte la presencia de dos interlocutores, la estructura dialógica  o la sucesión de cuadros), según se puede apreciar en “Fases”, “Indumentaria”, “Post mortem”, “El tránsito” o “En el mar”. En el primero de ellos, se suceden tres situaciones diferentes sobre un mismo asunto trivial: el acto de beber leche, simple pretexto para poner de relieve la dificultad de entendimiento entre los individuos, un tema que se repite en “Indumentaria”, así como las relaciones ambiguas que mantienen con la muerte (“El tránsito”) o el afán de dominar al otro (“En el mar”). Son como pequeños fogonazos que iluminan las taras y miserias de los seres humanos.

En definitiva, el libro que nos ocupa constituye una gran metáfora de la vida humana con la implacable presencia del tiempo que todo lo devora. Martínez-Conde ha sabido forjar, con tenacidad y exigencias extremas, un mundo original en el que destacan su destreza para captar los entresijos del alma humana, su peculiar forma para acercarse a la realidad y al individuo y su talento para indagar en los laberintos de la creación. Todo ello adobado con una prosa ágil y deslumbrante. Con todo, tal vez lo más importante y singular de estos textos sea su capacidad para sugerir, mediante los silencios, los gestos o las imágenes plásticas de gran fuerza simbólica, el mundo insondable de sus personajes, todo lo que callan y revelan a un tiempo.

«El tiempo en las manos nos propone un itinerario por la literatura de lo inesperado de cuya lectura no debiéramos prescindir.»

Ricardo_Martínez-Conde_(AELG)-1

Ricardo Martínez-Conde

El autor:
Ricardo Martínez-Conde nació en 1949 en el lugar de Sanxenxo, ubicado en la costa norte de la ría de Pontevedra. Realizó los estudios de Filosofía y Letras en las universidades de La Laguna, Valladolid y Complutense de Madrid, donde cursó el doctorado en Literatura e Historia Su obra como escritor es bilingüe, habiendo publicado tanto en gallego como en castellano. Como ensayista y crítico literario ha colaborado tanto en prensa (La Voz de Galicia, El País) como en revistas especializadas (Clarín, Revista de Occidente)
Ha cultivado distintos literarios:
En Poesía podemos citar: Lento esvaece o tempo (Milladoiro, 1990), Los argumentos de la tarde (A.G., 1991), De cuanto nos es dado (Calima, 2006), Na terra desluada (Espiral Maior, 2009). Su obra Orballo nas camelias pasa por ser la primera obra de Haikus en la literatura gallega.
En Prosa ha publicado varios libros de Aforismos: Debullar (Galaxia, 1996), Cuentas del tiempo (Pre-textos, 2004), Alusión al paisaje (Calima, 2006), Ecos da néboa (Trifolium, 2112). Es autor, asimismo, del libro de Relatos La luz en el cristal (Calima, 2011).
Ha obtenido el premio Benasque de poesía, Diploma de honor en el concurso internacional de Relatos breves ‘Jorge Luis Borges’, y en 1997 le fue otorgado el premio Reimóndez Portela de periodismo.
Desde el año 2014, la Fundación Jorge Guillén es la depositaria de la obra del autor.

El libro:
El tiempo en las manos (Relatos de lo inesperado) ha sido publicado por Ediciones Vitruvio. Prólogo de Irene Andres-Suárez. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 88 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en el que Ricardo Martínez-Conde nos habla de sus ‘Relatos de lo inesperado’ escritos en su libro El tiempo en las manos.

.
Para saber más:

http://www.ricardomartinez-conde.es/

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa

“El primer hombre. La vida de Neil A. Armstrong”, de James R. Hansen

«Con motivo del cuadragésimo quinto aniversario del aterrizaje lunar del Apolo 11, El primer hombre, de James Hansen, ofrece la única visión autorizada de la vida del astronauta más famoso de Estados Unidos, Neil Armstrong, el hombre cuyo “pequeño paso” cambió la historia.»

“El Águila ha aterrizado”. 

Cubierta de El primer hombre

Cubierta de: ‘El primer hombre’

Cuando, el 20 de julio de 1969, Neil Armstrong pisó la superficie lunar desde el Apolo 11, la nave espacial que comandó, el mundo se unió por un minuto.
El que esto escribe tenía entonces 13 años, era de madrugada en España pero no importaba. Se retransmitió a todo el planeta desde las instalaciones del Observatorio Parkes (Australia), y las instalaciones del MDSCC (Madrid Deep Space Communications Complex) en Robledo de Chavela (Madrid, España) pertenecientes a la Red del Espacio Profundo, sirvieron de apoyo durante todo el viaje de ida y vuelta. Recuerdo que fue muy emocionante y me gustaría llegar a emocionarme de nuevo con la llegada del hombre a Marte.

En El primer hombre , Hansen explora la vida de Neil Armstrong. Es un trabajo de más de cincuenta horas de entrevistas con Armstrong, quien también le dio a Hansen acceso exclusivo a documentos privados y fuentes familiares, y logra describir una magnífica panorámica de la segunda mitad del siglo XX además de elaborar una biografía inigualable sobre uno de los protagonistas incontestables de la historia reciente.

“Señor presidente (se dirige a Richard Nixon), para nosotros es un honor y un privilegio estar aquí. Representamos no solo a los Estados Unidos, sino también a los hombres de paz de todos los países. Es una visión de futuro. Es un honor para nosotros participar en esta misión hoy.”

El libro describe la vida de un joven agradable y ampliamente convencional como era Armstrong. El joven se siente cada vez más fascinado por los aviones y los vuelos, y llega incluso a obtener su licencia de piloto antes de tener las calificaciones para conducir un automóvil.

Neil Armstrong en 1969

Neil Armstrong en 1969

En una narrativa fascinante llena de revelaciones, Hansen recrea vívidamente la carrera de Armstrong al volar, desde sus setenta y ocho misiones de combate como aviador naval que sobrevolaba Corea del Norte, a sus formativos vuelos transatmosféricos en el X-15 propulsado por cohetes hasta su pilotaje Gemini VIII, al primer acoplamiento en el espacio. La administración de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) se interesa en la combinación de calma y habilidad personal de Armstrong junto con su inteligencia superior a la media . Aunque contrasta un poco con muchos de sus colegas, la tripulación del Apollo 11 termina siendo “amistosos desconocidos”, se ganan un amplio respeto. El hecho de que se elija a Armstrong para ser “primero en bajar” a la superficie lunar es una sorpresa, ya que se esperaba que el astronauta Edwin “Buzz” Aldrin Jr. tuviera prioridad.

En una penetrante exploración del culto al héroe estadounidense, Hansen aborda el complejo legado de El Primer Hombre, como astronauta y como individuo. En este libro, la intimidad, la ciencia y la épica se entremezclan para formar el retrato de un héroe rebelde que siempre será conocido como el viajero espacial más famoso de la historia.
La naturaleza histórica del evento significa que Armstrong debió adaptarse a ser uno de los hombres más famosos del planeta, una situación peculiar que el astronauta encontró desafiante. Dada la trascendencia del programa Apollo y los sacrificios realizados para que la misión lunar tuviera éxito, Armstrong se siente decidido a asegurarse de que su estatus de “primer hombre en la luna” nunca se explote para el pequeño beneficio de nadie. Interesado en difundir sus conocimientos a las generaciones más jóvenes, evita el estatus de celebridad al servir como profesor de ingeniería en la Universidad de Cincinnati.

Para un piloto que se preocupaba más por volar a la Luna que de caminar sobre ella, Hansen afirma que la vocación histórica de Armstrong le cobró un alto costo personal, pagado en especie por su esposa e hijos. Durante los cuarenta y cinco años transcurridos desde el aterrizaje de la Luna, los rumores han girado en torno a Armstrong sobre sus sueños de viajes espaciales, sus creencias religiosas y su vida privada.

El libro incluye numerosas fotografías relacionadas con la vida de Armstrong, una amplísima bibliografía que incluye: ‘Documentos privados no archivados’, ‘Colecciones de archivo’, ‘Documentos’ tanto publicados como inéditos, ‘Documentos primarios’, ‘Periódicos’, ‘Entrevistas realizadas por el autor’, ‘Entrevistas realizadas por otros investigadores’, ‘Correspondencia por e-mail y carta con el autor’; y una cantidad de fuentes secundarias como libros, artículos generales, artículos sobre Armstrong, medios electrónicos selectos sobre Apolo 11, y literatura juvenil. Así mismo incluye un índice alfabético muy completo.

Lee y disfruta de un fragmento del libro.

James R. Hansen

James R. Hansen

El autor:
James R. Hansen es profesor emérito de historia en la Universidad de Auburn. Fue historiador de la NASA, es autor de doce libros sobre la historia de la industria aeroespacial y ha sido nominado dos veces para el Premio Pulitzer en Historia. Su libro de 1995, Spaceflight Revolution, fue nominado para el Pulitzer por la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio, la única vez que la NASA nominó un libro para el premio. Es coproductor de la próxima gran película First Man, que se basa en su biografía de Neil Armstrong. Hansen vive en Auburn, Alabama.

El libro:
El primer hombre. La vida de Neil A. Armstrong (título original: First Man: The Life of Neil A. Armstrong, 2005, 2012) ha sido publicado por la Editorial Debate en su Colección Biografías. Traducido del inglés por Efrén del Valle. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 582 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

No puedo dejar de poner el vídeo en honor de Neil Armstrong con la transmisión original del alunizaje en 1969 del Apolo 11. Un poco de nostalgia.

.
Como complemento pongo el vídeo con el trailer de la película El Primer Hombre en la Luna; la intrigante historia de la misión de la NASA para aterrizar a un hombre en la luna, centrándose en Neil Armstrong y los años 1961-1969. Un intenso relato contado en primera persona, basado en el libro de James R. Hansen. La película explorará los sacrificios y el costo – de Armstrong y la Nación – de una de las misiones más peligrosas de la historia. 

.
Para saber más:
El programa Apolo.
Neil Armstrong en Wikipedia.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Biografías, Ciencia y tecnología, Curiosidades, Efemérides, Historia, Literatura, Literatura, Narrativa