“Nueve cuentos”, de J. D. Salinger

«Uno de los mejores libros de cuentos del siglo XX»
.

De este libro se ha llegado a decir que “Son piezas perfectas, llenas de frescura, de un narrador experto. Cuentos como “Un día perfecto para el pez plátano” o “Para Esmé, con amor y sordidez“, con sus niños-adultos inolvidables, conservan intactos su poder de conmoción.”

Cubierta de Nueve cuentos

Cubierta de: ‘Nueve cuentos’

Hace poco más de una semana escribía en este mismo blog, una reseña sobre El guardián entre el centeno, y la fama a la que lo condenó, que hizo de Jerome David Salinger un tipo raro que dejó de hablar con el mundo, sus cuentos son muy recomendables precisamente por su afán dialogante.
Nueve cuentos incluye dos de los relatos más famosos del autor, Para Esmé, con amor y sordidez y Un día perfecto para el pez banana, protagonizado este último por Seymour Glass, el mayor de los hermanos Glass, uno de los miembros de la prodigiosa familia Glass que es tratada por Salinger en otros de sus libros como Franny y Zooey, Levantad, carpinteros, la viga del tejado y Seymour: una introducción y la inédita en castellano Hapworth 16  publicada en 1924. Para quién no lo conozca, la familia Glass es una familia de ficción creada por J. D. Salinger cuyos miembros han aparecido en varias de sus obras, la mayoría de ellas publicadas en la revista The New Yorker anteriormente a su impresión en formato de libro.
El término “pez banana” proviene de una historia que Seymour cuenta en una playa a una niña. En la historia se refleja el carácter inconformista y profundamente pesimista tanto de Seymour, como del libro en su conjunto y del propio Salinger.

El otro relato, Para Esmé, con amor y sordidez fue publicado originalmente en The New Yorker el 8 de abril de 1950, fue recogido en la antología Nueve cuentos dos años después. El cuento rápidamente consiguió popularidad entre los lectores y la prueba es que tras menos de dos semanas de su publicación, el 20 de abril, Salinger «ya había recibido más cartas por Para Esmé que por cualquier historia que había publicado». Según el biógrafo Kenneth Slawenski, el cuento está «considerado como una de las mejores piezas literarias originadas en la II Guerra Mundial».​ El autor Paul Alexander lo llama una «pequeña obra maestra».
Los otros cuentos que forman parte del libro son El tío Wiggly en ConecticutJusto antes de la guerra con los esquimalesEl hombre que ríeEn el boteLinda boquita y verdes mis ojosEl periodo azul de Daumier-SmithTeddy.

Pocas veces se ha hecho mención de los autores que influyeron en la literatura de Salinger  y os puedo contar que en un perfil de julio de 1951 en la revista Book of the Month Club News , el amigo de Salinger y editor de New Yorker , William Maxwell, le preguntó a Salinger sobre sus influencias literarias y este respondió: “Un escritor, cuando se le pide que hable sobre su oficio, debe levantarse y gritar en voz alta los nombres de los escritores que ama. Amo a Kafka, Flaubert, Tolstoy, Chekhov, Dostoievski, Proust, O ‘Casey, Rilke, Lorca, Keats, Rimbaud, Burns, E. Brontë, Jane Austen, Henry James, Blake, Coleridge. No nombraré ningún escritor vivo. No creo que sea correcto “

Os preguntaréis la razón de esta reseña de un libro que desde 1990 ha tenido varias ediciones en Alianza Editorial. La primera es que esta edición está publicada en tapa dura y con un tipo de letra que hace mucho más fácil su lectura. También es importante que corresponde a la nueva traducción que se hizo en 2016.

Creado para la portada de la revista Time , Robert Vickrey publicó en 1961 el retrato de Salinger en la National Portrait Gallery en Washington, DC, después de la muerte de Salinger.

Creado para la portada de la revista Time por Robert Vickrey. 

El autor:
Jerome David Salinger (Nueva York, 1 de enero de 1919 – Cornish, New Hampshire, 27 de enero de 2010). Empezó su carrera literaria en 1940, con la publicación en diversas revistas de su país de relatos y piezas teatrales, que había escrito durante una estancia en Europa. En 1942 se alistó en el ejército y participó en diversas acciones bélicas, entre ellas el desembarco de Normandía. Durante su época de combatiente inició la redacción de su obra más conocida, El guardián entre el centeno (1951), novela escrita desde el punto de vista de un adolescente enfrentado a la hipocresía del mundo adulto, y que contiene grandes dosis de ironía. La obra obtuvo un éxito espectacular y fue rápidamente traducida a diversos idiomas. Le siguieron algunos volúmenes de relatos (Nueve cuentos, 1953; Fanny y Zooey, 1961; Levantad, carpinteros, la viga del tejado y Seymour: una introducción, 1963).

El libro:
Nueve cuentos (título original: Nine Stories, 1948-1953) ha sido publicado por Alianza Editorial en su Colección Alianza Literaria (AL). Traducido del inglés por Carmen Criado, 1964. Encuadernado en tapa dura sin sobrecubierta, tiene 210 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Para saber más:
J. D. Salinger en Wikipedia.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s