Archivo mensual: febrero 2018

“Horas en una biblioteca”, de Virginia Woolf

«Edición y traducción de Miguel Martínez-Lage»

«Una extraordinaria crónica literaria de la mano de una de las escritoras más emblemáticas de la literatura universal.»

.

Cubierta de Horas en una biblioteca

Cubierta de: ‘Horas en una biblioteca’

La edición que ahora nos presenta la Editorial Austral y que anteriormente publicó la Editorial Seix Barral tiene su origen en la etapa más cruenta de la Primera Guerra Mundial cuando Woolf redacta el texto crítico que da título a esta colección de ensayos, Horas en una biblioteca, publicado inicialmente en el Times Literary Supplement (30-11-1916), donde pide carta franca para quien denominaba en el título del primer tomo de sus ensayos reunidos, “El lector común”.
En 1977 la editora Mary Lyon publicó en la editorial Hogarth Press una recopilación de ensayos titulado Books and Portraits considerada en su momento la más completa y en la que se basa la selección realizada por Martínez-Page y que tiene supresiones (una docena de textos de de exigua vigencia a día de hoy) y adiciones (otros tantos tomados de los Collected Essays) y que completan la selección que en su día hizo Mary Lyon.
La selección abarca una extensa trayectoria de la autora, desde su juventud hasta su madurez, dividida en dos partes: la primera y más copiosa, sobre escritores y libros; la segunda más exigua, retratos diversos. Esta recopilación abarca también todas las modalidades del ensayo y una amplísima gama temática, no solo de crítica literaria sino también sobre música, pintura y cine. Los hay de corte lírico, otros muy narrativos, históricos, sobre el oficio de la novela y sobre el arte de la biografía, género hacia el cual seguramente se habría decantado su obra de no ser por su muerte prematura; y unas rigurosas piezas acerca de autores como KiplingMelville, Dostoievski o Conrad.

Virginia Woolf

Virginia Woolf con 20 años

La autora:
Adeline Virginia Woolf (Stephen de soltera) nació en  Londres el 25 de enero de 1882 y murió en Lewes, Sussex, Inglaterra  el 28 de marzo de 1941 con 56 años. Woolf se suicidó. Se puso su abrigo, llenó sus bolsillos con piedras y se lanzó al río Ouse cerca de su casa y se ahogó. Su cuerpo no fue encontrado hasta el 18 de abril. Su esposo enterró sus restos incinerados bajo un árbol en Rodmell, Sussex. Fue novelista,ensayista, escritora de cartas, editora, feminista y escritora de cuentos, considerada como una de las más destacadas figuras del modernismo literario del siglo XX.
Durante el período de entreguerras, Woolf fue una figura significativa en la sociedad literaria de Londres y un miembro del grupo de Bloomsbury. Sus obras más famosas incluyen las novelas La señora Dalloway (1925), Al faro (1927) y Orlando: una biografía (1928), y su largo ensayo Una habitación propia (1929), con su famosa sentencia «Una mujer debe tener dinero y una habitación propia si va a escribir ficción». Fue redescubierta durante la década de 1970, gracias a este ensayo, uno de los textos más citados del movimiento feminista, que expone las dificultades de las mujeres para consagrarse a la escritura en un mundo dominado por los hombres.

El libro:
Horas en una biblioteca (título original: Books and PortraitsCollected Essays) ha sido publicado por la Editorial Austral en su Colección Contemporánea Serie Humanidades. Traducción de Miguel Martínez-Lage. Encuadernado en rústica, tiene 366 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo la única grabación sobreviviente de la voz de Virginia Woolf. Es parte de una emisión de radio de la BBC desde el 29 de abril de 1937. La charla se llamó “Artesanía” y fue parte de una serie titulada “Words Fail Me”. El audio está acompañado por una presentación de diapositivas de fotografías de Virginia Woolf.

Para saber más:
https://en.wikipedia.org/wiki/Virginia_Woolf

Virginia Woolf,

Virginia Woolf

 

 

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Ensayo - Crítica literaria, Literatura, Literatura, Narrativa

“Los mejores casos de Max Carrados”, de Ernest Bramah

“Junto con las de Conan Doyle y R. Austin Freeman,  las de Max Carrados son las únicas historias de detectives desde Poe que vale la pena volver a leer.»   George Orwell
.

Ernest Bramah publicó 21 libros y numerosas historias cortas. Sus trabajos humorísticos se equipararon con Jerome K. Jerome y W.W. Jacobs, sus historias de detectives con Conan Doyle, su ficción de ciencia política con H.G. Wells y sus historias sobrenaturales con Algernon Blackwood. George Orwell reconoció que el libro de Bramah, What Might Have Been, influyó en su 1984. Bramah creó los personajes Kai Lung un narrador itinerante y Max Carrados un detective ciego.

Cubierta de Los mejores casos de Max Carrados

Cubierta de: ‘Los mejores casos de Max Carrados’

Hubo un tiempo en que las aventuras protagonizadas por Max Carrados, competían en popularidad en las páginas de The Strand Magazine con las del mismísimo Sherlock Holmes. Carrados cumplía con todos los requisitos del perfecto detective eduardiano: era inteligente, educado y, al igual que el personaje de Conan Doyle, el cosmopolita y adinerado Carrados contaba con la ayuda de un compañero inseparable, el señor Carlyle. Sin embargo, había algo que le hacía único: Max Carrados era ciego. Algo que nunca supuso un impedimento para que, desde su estudio de Richmond, resolviera siempre con brillantez los misterios a los que se vio enfrentado.
Los personajes e identidades de Max Carrados y su cómplice habitual, el Sr. Carlyle, se explican en la primera historia, La moneda de Dionisio. El Sr. Carlyle es un investigador privado, que dirige una agencia de investigación privada dedicada principalmente al divorcio y la desfalco. Él es dirigido a la casa de Wynn Carrados en The Turrets, Richmond, Londres, para una opinión experta sobre un tetradracma siciliano de Dionisos que cree que puede ser una falsificación, sustituido en una famosa colección en el transcurso de un robo. En su reunión, el ciego Carrados inmediatamente reconoce al Sr. Carlyle (por su voz) como su ex compañero de escuela, Louis Calling. Carlyle luego lo reconoce a su vez como Max Wynn (“Winning” Wynn).
Max explica que se hizo financieramente independiente por un primo americano rico que le dejó una fortuna ganada al revisar sus informes de cultivo, a condición de que adopte el apellido Carrados. Él se quedó ciego unos doce años antes de la primera historia, como resultado de un incidente menor mientras cabalgaba con un amigo. Su amigo, rozó una ramita que se movió hacia atrás y golpeó a Max a los ojos. De esto, él quedó ciego por la enfermedad llamada amaurosis.

Carrados hace uso de sus otros sentidos de tal manera que su ceguera a menudo no es evidente para los demás. Un hombre adinerado, culto y urbano, es un experto en numismática con una gran colección privada de bronces, y es especialista en falsificaciones. Carrados puede leer con un toque de dedo, usa una máquina de escribir y fuma los puros más deseables e inalcanzables . Él tiene un criado de confianza llamado Parkinson (que está entrenado para ser muy observador, pero sin poner sus propias interpretaciones sobre lo que observa), su chófer Harris, y también un secretario, el señor Greatorex.
Carlyle fue anteriormente un abogado, que fue despedido por su supuesta participación en la falsificación de una cuenta fiduciaria. Después de este escándalo, cambió su nombre y creó la agencia de investigación, que está liderada por un ex policía de Scotland Yard.

El presente volumen ofrece una selección de sus mejores casos, aquellos en los que las habilidades deductivas del investigador, basadas en sus agudizados sentidos restantes, se muestran en su máximo esplendor. Corresponden a las series Max Carrados (Methuen & Co, London 1914), The Eyes of Max Carrados (Grant Richards, London 1923) y Max Carrados Mysteries (Hodder and Stoughton, London 1927)
Las historias que están recogidas en el presente volumen son:
. • La moneda de Dionisos
. • El caso de la señal ferroviaria en Knight’s Cross
. • Tragedia en Brookbend Cottage
. • La última hazaña de Harry el Actor
. • Juegos en la oscuridad
. • La desaparición de Marie Severe
. • El caso de los champiñones envenenados
. • El fantasma de Massingham Mansions
. • El caso del espía de Kingsmouth
. • El misterio de la desaparición de la Petition Crown
. • La tragedia del piso de Holloway
. • El asombroso caso del testigo desaparecido

Las historias de Max Carrados escritas por Ernest Bramah han permanecido durante muchos años en el olvido editorial, por lo que es agradecer la acertada decisión de los responsables en la Editorial Siruela de publicarlos en español.

Lee y disfruta de las primeras páginas de la novela.

Ernest Bramah

Ernest Bramah

El autor:
Ernest Bramah (20 de marzo de 1868 – 27 de junio de 1942), nacido Ernest Brammah Smith destacó en la literatura inglesa de principios de siglo como una figura tan misteriosa como exitosa. Su biografía personal no resulta menos curiosa que la de algunos de sus personajes, puesto que tras haber intentado convertirse en granjero, para fortuna nuestra sin éxito alguno, terminó encargándose de la edición de diferentes revistas y triunfando como escritor. Todo ello pese a haber abandonado la escuela a los 16 años y haber sido elegido siempre como el peor alumno de la clase, lo que no le impediría tampoco acabar siendo un notable numismático y cultivando todo otro tipo de intereses de índole académica.
Fue en el 1900 cuando su carrera literaria despegó gracias a la aparición de su primer personaje fijo. Las aventuras de Kai Lung se convirtieron en una auténtica sensación en la Inglaterra de la época, al presentar una serie de peripecias que lindaban con lo fantástico narradas por un ficticio cuentacuentos chino. La pervivencia de estas historias es tal que aún en el año 2010 se publicó el hasta la fecha último volumen recopilatorio de las mismas, Kai Lung Raises His Voice, incluyendo algunos relatos nunca antes publicados.

Durante toda su carrera, sin embargo, Ernest Bramah destacó mayormente por su gusto por la privacidad. Esto llegó al punto de que sus lectores sospecharan que bajo un nombre tan increíble como el suyo se escondiera algún otro autor de incógnito o, incluso, una coalición de escritores aliados para firmar sus obras bajo un solo nombre. La situación llegó al punto de que el propio Bramah se refirió a ella en el prefacio a su obra The Specimen Case subrayando que a esas alturas sus únicas opciones parecían ser renunciar a su propia existencia o asumir una múltiple en exceso.
Como la editorial da una biografía muy escueta del autor he recurrido a la que ofrece la revista cultural La Soga en: http://lasoga.org/reflejos-de-sherlock-holmes-max-carrados/

El libro:
Los mejores casos de Max Carrados ha sido publicado por Ediciones Siruela en su Colección Libros del Tiempo, 354. Traducción del inglés por José C. Vales. Encuadernado en tapa dura sin sobrecubierta, tiene 326 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en inglés titulado Los rivales de Sherlock Holmes, con Robert Stephens.

Para saber más:
http://www.ernestbramah.com/

 

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura. Novela Negra