“La transparencia del tiempo”, de Leonardo Padura

«Vuelve el detective Mario Conde a punto de cumplir sesenta años.»

«El robo no denunciado de joyas y antigüedades no es el único ni el último crimen con el que el lector se tropezará en esta novela. Promediada la investigación, se sumarán un par de cadáveres y un creciente número de conjeturas.»
.

Cubierta de La transparencia del tiempo

Cubierta de: ‘La transparencia del tiempo’

Para todos a los que nos gusta la novela negra contemporánea, Mario Conde es un viejo conocido que apenas necesita presentación. Sin embargo, es un placer tenerlo de vuelta, no en vano La transparencia del tiempo es ya, después de Pasado perfecto, Vientos de cuaresma, Máscaras, Paisaje de otoño, Adiós, Hemingway, La neblina del ayer y La cola de la serpiente (todas publicadas por Tusquets), la octava novela de Leonardo Padura que protagoniza y el octavo caso que infaliblemente resuelve, por más que haya sufrido más de una decepción y estuviera a punto de perder la vida en alguno de ellos.
Sintiendo con recelo cómo se acerca su cumpleaños número sesenta, al que asistimos en esta nueva aventura, Conde procura resistir al paso del tiempo, al deterioro de La Habana, a la pérdida de impulso vital y a la tentación del dinero, y parece que logra sus propósitos con bastante buena fortuna.

En esta ocasión, el detective Mario Conde regresa en busca de la talla de una legendaria virgen negra cuya historia se remonta al tiempo de las cruzadas. El pasado remoto y el presente inmediato se entrelazan en La transparencia del tiempo.
Un robo de joyas y antigüedades y la desaparición de una talla de la Virgen de Regla cuyo valor parece aumentar a medida que crece el misterio de su verdadera identidad. Y la pista de una intriga que lleva a Mario Conde a descubrir, mirando a través del tiempo y pateando las calles de La Habana, no sólo la verdadera cara de un viejo amigo sino también el rastro de una organización criminal que trafica con antigüedades.
Mario Conde nunca ha olvidado a sus compañeros del preuniversitario, a algunos de los cuales lo une una amistad de toda la vida. Por eso, cuando Bobby Roque Rosell reaparece después de más de treinta años a pedirle ayuda para recuperar las joyas y antigüedades que le han robado de su casa, ni siquiera es capaz de negociar un salario digno de su trabajo. Por suerte allí está su amigo Yoyi el Palomo para renegociar con Bobby y recordarle a Conde que aquél ya no es el muchacho estudioso y apocado que conocieron en sus años de estudiantes en Cuba, sino que, desde que salió del armario, se ha convertido en uno de los más exitosos traficantes de arte de la isla, con importantes contactos en el exterior y pocos escrúpulos a la hora de vender lo que sea al precio más alto. Un auténtico tiburón de los negocios en un océano muy turbio, con un socio, Elizardo Soler, dueño de un pasado mucho más oscuro que cualquiera de ellos…

Mientras los días se precipitan a lo largo de su investigación hacia el temido e inexorable sesenta cumpleaños de Mario Conde, la novela alterna capítulos que se remontan a un pasado tan lejano como la tierra desde la que la extraviada Virgen de Regla de Bobby llegó a Cuba. Es el inicio de la Guerra Civil española en la Vall de Sant Jaume, una aldea paupérrima y apacible situada en la Alta Garrotxa, en el Pre-Pirineo catalán, cuando Antoni, el hijo menor de los Barral, rescata la talla medieval de Nuestra Señora de La Vall de la iglesia de su pueblo para salvarla de la posible quema y, tras huir a Francia con la virgen negra a cuestas embarca rumbo a América desde el puerto vasco-francés de San Juan de Luz.

Y aquí entra la leyenda. En capítulos intercalados, La transparencia del tiempo también cuenta la epopeya a lo largo de los siglos de la estatua. Hacia 1472, cuando esa virgen traída a Cataluña desde mares lejanos obra un milagro y el caballero herido Jaume Pallard salva la vida, mientras su escudero Antoni Barral muere en su lugar a pesar de estar ileso, la familia de Pallard decide construir una ermita que en adelante albergue y honre a Nuestra Señora de La Vall.
Pero antes, en 1314, la misteriosa virgen negra llega al valle de la mano de un templario fugitivo que también se llama Antoni Barral. Este otro Barral viene huyendo de la Inquisición que ha ordenado la detención y encarcelamiento de todos los miembros de la Orden del Temple, acusados de herejes, blasfemos, sodomitas, idólatras y perturbadores de la paz de los reinos cristianos, y busca refugio en la ermita de fray Jean de Cruz y, con quien traba una fuerte amistad.
Y mucho antes, hacia 1291, el templario Antoni Barral navega en la Compañía Catalana del célebre Roger de Flor a bordo del Halcón del Temple y, a pesar del escepticismo de su capitán sobre el valor de una supuesta representación de María, arriesga su vida para salvarla de los musulmanes cuando están a punto de expulsar a los cristianos de Tierra Santa.

“Conde, un detective ya clásico que tiene por debilidades el amor a los libros y un profundo sentido de la amistad, sigue dando muestras en esta nueva entrega de las dos cualidades que le procuraron fama en el departamento de policía antes de dejar el cuerpo: olfato y método. El propio tiempo es transparente para la penetrante madurez del mejor detective de La Habana.”

Detrás de todo gran detective de novela siempre hay un gran narrador. Mario Conde no es la excepción: es la aplaudida creación del escritor cubano Leonardo Padura, un autor que desde la publicación del primer título de la serie, Pasado perfecto, en 1991, ha escrito muchas otras obras pertenecientes a otros géneros; sin embargo, siempre ha vuelto a su héroe, el ex policía habanero que sigue investigando, a menudo por solicitud de sus amigos, aunque ya no lleve placa ni pistola. En esta octava entrega de la aplaudida saga, Padura se muestra en excelente forma, desarrollando una intriga policial que rinde homenaje a los clásicos del género, en especial a El halcón maltés, de Dashiell Hammett, y combina con la historia, o la leyenda, de una imagen de la Virgen por la que más de uno, a lo largo de los siglos, se ha jugado la vida, como podrá descubrir el lector de sus páginas. Mario Conde teme los sesenta años de edad que está a punto de cumplir, pero a juzgar por esta novela, su creador, Leonardo Padura, no piensa jubilarlo. Al contrario, podría tenerle aún reservadas muchas otras aventuras. Autor y personaje comparten una espléndida madurez. como demuestra excelentemente este relato.

En definitiva, una narración que funde de manera magistral las pesquisas del detective Mario Conde en una Habana que se derrumba con un deslumbrante viaje en el tiempo y en la historia.

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

Leonardo Padura

Leonardo Padura

El autor:
Leonardo de la Caridad Padura Fuentes (La Habana, 9 de octubre de 1955), antes de recibir el Premio Princesa de Asturias de las Letras en 2015 por el conjunto de su obra, había logrado el reconocimiento internacional con la serie de novelas policiacas protagonizadas por el detective Mario Conde: Pasado perfecto, Vientos de cuaresma, Máscaras, Paisaje de otoño, Adiós, Hemingway, La neblina del ayer y La cola de la serpiente, traducidas a numerosos idiomas y merecedoras de premios como el Café Gijón, el Dashiell Hammett, el Premio de las Islas 2000 y el Brigada 21. También es autor de La novela de mi vida, El hombre que amaba a los perros (Premio de la Crítica en Cuba, premio Francesco Gelmi di Caporiacco, Carbet del Caribe, Prix Initiales y Prix Roger Caillois), Herejes (Premio de Novela Histórica Ciudad de Zaragoza), del libro de relatos Aquello estaba deseando ocurrir, y de la novelización del guión de Regreso a Ítaca. Tras la adaptación de las cuatro primeras novelas protagonizadas por Mario Conde a la exitosa serie televisiva Vientos de La Habana (Premio Platino), Padura nos entrega con La transparencia del tiempo su novela más arrebatadora.

El libro:
La transparencia del tiempo ha sido publicado por la Editorial Tusquets en su Colección Andanzas / Serie Mario Conde. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 448 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Para saber más:
http://leonardopadura.com/

 

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Novela Negra

Una respuesta a ““La transparencia del tiempo”, de Leonardo Padura

  1. Waldo Gonzalez

    Querido y respetado colegamigo, lamento que publiques algo sobre este canalla, odiado por todos los cubanos del exilio, por su cobardia y adopcion por el regimen comunista cubano. Nunca me intereso mientras estuve en Cuba y tampoco me ha interesado cuando ha venido a Miami, donde se ha mostrado renuente a responder entrevistas con pariodistas cubanos de aca. Te digo todo esto, pues eres hispano y desconoces el intringulis de este canalla, lamentablemente con talento, solo que lo emplea para defecarse en los exiliados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s