“El secreto de la modelo extraviada”, de Eduardo Mendoza

«Una nueva aventura del desastroso detective loco sin nombre»

Cubierta de El secreto de la modelo extraviada

Cubierta de: El secreto de la modelo extraviada

Corría el año del Señor de 1978 cuando Eduardo Mendoza en un parto difícil, complicado, anormal, extraño, y algunas cosas más dio a luz un libro que iba a revolucionar todo el género negro de la literatura universal: El misterio de la cripta embrujada. Su protagonista era un desastroso detective loco sin nombre.
El bueno de Eduardo no se contentó con este extraño “hijo” sin nombre, y a lo largo de los años lo ha reencarnado sucesivamente en El laberinto de las aceitunas, La aventura del tocador de señorasEl enredo de la bolsa y la vida y ahora 37 años después del “nacimiento”, lo reencarna en la quinta aventura: El secreto de la modelo extraviada, que lleva el sello inconfundible del mejor Mendoza, donde recuerda un caso aparentemente cerrado de los ochenta y no ceja en su empeño de resolverlo más de veinte años después. El detective más divertido de la narrativa española nos cuenta aquí su doble aventura:

“Para el que ha pasado buena parte de su vida encerrado en un manicomio, aunque sea injustamente, como es mi caso, una reacción absurda no tiene nada de particular, aunque eso suponga meterse en líos. La cuestión es que un incidente trivial me trajo recuerdos y viajé al pasado (con la memoria, ya he dicho que no estoy loco).
Años atrás me vi envuelto en un asunto feo. Habían asesinado a una modelo y me culpaban a mí. Por supuesto, sin razón: una modelo no haría caso a un tipo como yo ni asesinándola. Simplemente, había un oscuro enredo, estaba metida gente importante y pensaron que yo podía servir de cabeza de turco o de conejillo de indias, o como sea que se llame el desgraciado que paga los platos rotos.
Para salvar el pellejo tuve que recurrir a mi ingenio y a métodos poco convencionales y pedir ayuda a personas de mi círculo, no siempre recomendables. No sé si salí bien parado del intento, pero salí. Ahora todo aquello ya es agua pasada. Sin embargo, un impulso me ha hecho volver sobre mis pasos, recorrer los antiguos escenarios, buscar a las personas que fueron protagonistas de aquel oscuro caso, y resolverlo por fin.
Pero las cosas han cambiado. No sólo las personas y la forma de vivir, sino sobre todo la ciudad. En aquella época, Barcelona era una cochambre. Hoy es la ciudad más visitada y admirada. ¡Quién nos lo iba a decir! La Barcelona del presente no tiene nada que ver con la Barcelona del pasado. ¿O sí?”.

Como dicen que para muestra vale un botón, aquí van algunas perlas:
     “El 8 de marzo de 1980 el Consistorio Municipal en pleno inauguró esta escultura orinando contra el pedestal”.
     “Blancaflor, si preguntan por mí, estoy en clase de tenis. Antes o después pasaré un momento por el hospital para que me extraigan la bala. En todo caso, no me esperen a comer”.
“…acudía diariamente al domicilio de alguna persona anciana, sola y sin medios, y le leía durante dos o tres horas ininterrumpidas las novelas ganadoras del Premio Planeta, empezando por la primera, En la noche no hay caminos, de Juan José Mira, de 1952, y siguiendo luego por riguroso orden, con el segundo y con el tercero hasta que el beneficiario de su compañía daba muestras de estar próximo a su fin, momento en el cual, la Filo detenía al instante la lectura, así estuviera en medio de un pasaje o capítulo apasionante, y avisaba al párroco, al imam, al rabino, al santero…”

No quiero cansaros más, solo decir que el libro está muy entretenido y se lee muy fácilmente. No es que te estés riendo continuamente, pero tiene buenos golpes que te alegran ese momento de lectura.

Lee el primer capítulo.

El autor:

Eduardo Mendoza

Eduardo Mendoza

Eduardo Mendoza Garriga nació en Barcelona, España, el 11 de Enero de 1943. Ha publicado las novelas La verdad sobre el caso Savolta (1975), que obtuvo el Premio de la Crítica; El misterio de la cripta embrujada (1979); El laberinto de las aceitunas (1982); La ciudad de los prodigios (1986), Premio Ciudad de Barcelona; La isla inaudita (1989); Sin noticias de Gurb (1991, 2011); El año del diluvio (1992); Una comedia ligera (1996), por la que obtuvo en París, en 1998, el Premio al Mejor Libro Extranjero; La aventura del tocador de señoras (2001), Premio al «Libro del Año» del Gremio de Libreros de Madrid; El último trayecto de Horacio Dos (2002); Mauricio o las elecciones primarias (2006), Premio de Novela Fundación José Manuel Lara; El asombroso viaje de Pomponio Flato (2008), Premio Terenci Moix y Pluma de Plata de la Feria del Libro de Bilbao; y el libro de relatos Tres vidas de santos (2009), siempre en Seix Barral, y Riña de gatos. Madrid 1936, novela galardonada con el Premio Planeta 2010.

El libro:
El secreto de la modelo extraviada ha sido publicado por la Editorial Seix Barral en su Colección Biblioteca Breve. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 320 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo de la Editorial Seix Barral donde Eduardo Mendoza habla de su libro El secreto de la modelo extraviada.

Para saber más:

Eduardo Mendoza en Wikipedia.

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s