Archivo de la etiqueta: Wordsworth

«Una fiebre de ti mismo. Poesía del romanticismo inglés», de Wordsworth, Coleridge, Lord Byron, Shelley y Keats. (Edición bilíngüe)

Edición y traducción de Gonzalo Torné

«El soplo de la más humilde de las flores puede ofrecer pensamientos que a menudo encuentro demasiado profundos para desgarrarlos.» [William Wordsworth].

Cubierta de Una fiebre de ti mismo

Cubierta de: ‘Una fiebre de ti mismo’

Inglaterra es, junto con Alemania, la cuna del Romanticismo. Con una fuerte tradición prerromántica, la literatura inglesa de la primera mitad del siglo XIX se caracteriza por sus grandes poetas, el desarrollo de la novela histórica y el inicio de la novela gótica o de terror. En el siglo XVIII varios literatos anticipan el romanticismo. James Thomson muestra en su lírica el paisaje como reflejo de las emociones del poeta. Edward Young escribe Pensamientos nocturnos, un poema que introduce el típico ambiente nocturno y terrorífico característico de muchas de las obras románticas. Thomas Gray, en su Elegía escrita en un cementerio de aldea localiza en un camposanto el asunto de esta poesía que tanto influirá en la ambientación de esta literatura. Sin embargo, la gran figura que anuncia el estilo fue William Blake, pintor y poeta de un simbolismo muy personal y creador de imágenes oníricas de resonancias bíblicas que preludian las inquietudes de románticos posteriores.
Sin embargo, el inicio del romanticismo inglés puede fecharse en 1798, año de la publicación anónima de Baladas líricas, con otros pocos poemas, en realidad escrito por William Wordsworth y Samuel Taylor Coleridge. Cuatro de las composiciones del tomo son de Coleridge, mientras que las diecinueve restantes son de WordsworthEn él se utilizaba por primera vez un lenguaje común para la expresión poética y se daba cuenta de la belleza de la naturaleza como evasión del mundo burgués e industrializado. Esta obra se considera el arranque de la literatura romántica anglosajona.

William Wordsworth

William Wordsworth

Wiliam Wordsworth (1770-1850) cree que ni hay un lenguaje especial para la poesía, ni asuntos que para ella estén reservados. Se puede hablar en verso de todo lo que forma parte de la conversación, empleando el mismo lenguaje que el coloquial. Acostumbrado a vivir y a componer sus versos en plena naturaleza, no en su gabinete de estudio, transmite en su poesía un profundo sentimiento hacia ella. Empezó su vida bajo la influencia y los entusiasmos juveniles de la Revolución francesa, pero la nueva tiranía y los horrores de la revolución fueron desengañándole, hasta convertirse en un conservador por convencimiento, que no desea más revolución ni más reforma que la poética por él representada: cultura, amor a la naturaleza y a lo humilde.
Tras viajar por Francia y Alemania, se instala definitivamente en el Lake Discrict de Inglaterra, en el distrito o comarca de los lagos, donde murió. Esta región dio el nombre a los llamados poetas lakistas, que compusieron entre 1798 y 1815 los primeros poemas de tendencia claramente romántica. Considerados parte del movimiento romántico, ni siguieron ninguna escuela de pensamiento o práctica literaria conocida por entonces. Formaron este grupo, junto a William Wordsworth (1770-1850), Samuel Taylor Coleridge (1770-1834) y Robert Southey (1774-1843). Otros poetas y escritores visitaron la región de los lagos entre ellos están Percy Bysshe Shelley (1792-1822), Sir Walter Scott (1771-1832),  Nathaniel Hawthorne (184-1865), John Keats (1795-1812).

Samuel Taylor Coleridge

Samuel Taylor Coleridge

Samuel Taylor Coleridge (1772-1834), poeta, crítico y filósofo inglés. Sus obras más conocidas son Lyrical Ballads (1798), con su famosa La canción del anciano marinero y Kubla Khan, o una visión en un sueño (1816), ambientada  en un oriente antiguo y lleno de ritos mágicos. El mérito de Coleridge como poeta radica en haber rechazado los lugares comunes y la literatura artificial de su tiempo, haber consultado la naturaleza, y llamado la atención sobre la Edad Media. Si Wordsworth se inspira en las cosas sencillas de la vida cotidiana, Coleridge recurre al pasado como un tiempo misterioso y fantástico.
El Romanticismo inglés alcanza su máximo esplendor con Lord Byron, Shelley y Keats, conocidos como los poetas «satánicos», por su rebeldía y su inadaptación a la sociedad de la época.

Lord Byron

Lord Byron

Lord Byron (1788-1824) es uno de los ejemplos de una personalidad en lucha trágica contra la sociedad. Fue el prototipo del poeta romántico y fue tenido en vida por el primero de los poetas de su tiempo, pasando a ser considerado más tarde como de segundo orden, mientras Shelley y Keats, que él oscurecía, ganaban cada día más en la estimación de la crítica. Se le discuten la imaginación y el sentimiento, pero no su regia ironía. Así como Byron fue lo que podría llamarse un poeta popular, al alcance de todos los lectores, no lo fueron ni Shelley ni Keats, pero sobre todo Keats.

Percy Bysshe Shelley

Percy Bysshe Shelley

Percy Bysshe Shelley (1792-1822), amigo y compañero de viajes de Lord Byron, que ponía la poesía al servicio de sus ideas demoledoras de la sociedad en que vivía. Los que le conocían lo describen como un alma candorosa, un hombre noble, lleno de encanto personal, un idealista soñador que no predicaba por odio alguno. Pudo hacer y pensar lo que quiso gracias a una pensión paterna.
Al poeta excepcional es al que rinde hoy fervoroso homenaje la crítica, y menos a lo que pensara, creyera o se figurara creer. En su obra plasmó un gran idealismo, matizado por una profunda melancolía.  Entre sus obras más famosas se encuentran, Oda al viento del Oeste A una alondrapoemas líricos que destacan por su musicalidad y abundantes metáforas; y por primera vez en castellano su obra maestra, El triunfo de la vidaA Byron lo entiende todos, mientras que a Shelley serán siempre muchos los que no puedan seguirle sin perderse.

John Keats

John Keats

John Keats (1795-1821), uno de los principales poetas británicos del romanticismo, murió a los veinticinco años de edad, habiendo sido objeto de burlas y desprecios por una parte de sus contemporáneos, para quedar luego clasificado entre los inmortales de todos los países. Lo que dejó escrito ha formado escuela de mayor importancia que las de sus contemporáneos. Su fama se debe a sus poemas breves, recogidos en sus OdasOda al ruiseñor (1819), Oda a la melancolía (1819), Oda a la indolencia (1819). La poesía de Keats es, por encima de la de los demás románticos, una respuesta a las impresiones sensoriales desprovista de toda filosofía moral o social.

Wordsworth, Coleridge, Lord Byron, Shelley y Keats constituyen una secuencia que bajo el nombre de poesía romántica inglesa puede citarse al lado del teatro griego o de la novela rusa como una de las cimas indiscutibles del espíritu humano, y del que ningún lector inquieto debería privarse.
Escritos en la encrucijada de un absolutismo que se resiste a desvanecerse y una revolución liberal que no termina de cuajar, y con un ánimo incapaz de confiar en promesas divinas pero que no puede dejar de ver un halo de trascendencia en la naturaleza, estos poemas son ejemplos de tensión humana y de indagación expresiva.

Gonzalo Torné

Gonzalo Torné

El editor:
Gonzalo Torné (Barcelona, 1976) empieza  a escribir sobre los 20 años, sobre todo ensayos y textos en catalán. En 2001 recibe el  Premio Ramón Llull de Ensayo Filosófico reconociendo la labor realizada hasta ese momento. Desde el año 2002, ejerce como asesor literario  para algunas de las editoriales más importantes de país, como Anagrama, Salamandra y Paidós entre muchas otras. Ha compaginado su labor como técnico editorial con la redacción de su primera novela que ve la luz en 2008. Lo inhóspito estuvo entre las obras aspirantes al Premio Nacional de Narrativa del 2008 y también el mismo año fue nominada al Premi Llibreter. Compuesta por cinco relatos diferenciados, dicha obra nos acerca a la concepción vital de las cinco personas protagonistas, entre las que se encuentra el filósofo Kant.  En el texto se entremezclan, influenciadas siempre por el estilo filosófico, las referencias a la muerte, la vida, el amor y la existencia. En 2010 logró el Premio Jaén de Novela por Hilos de sangreTambién es autor de las novelas Divorcio en el aire (2013) y Años felices (2017). Sus obras se han traducido al inglés, francés, italiano, alemán, holandés, portugués y catalán.

El libro:
Una fiebre de ti mismo. Poesía del romanticismo inglés ha sido publicado por la Editorial Penguin clásicos. Traducción del inglés de Gonzalo Torné de la Guardia. Encuadernado en rústica, tiene 371 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un audio titulado Poetas románticos ingleses, la segunda generación: Shelley, Keats y Byron, grabado por Didac Llorens Cubedo, profesor Filología Inglesa (UNED) e Isabel Baeza Fernández para UNED Radio.

Para saber más:
Literatura del romanticismo en Inglaterra.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura. Poesía

«Poetas románticos ingleses» de Wordsworth, Coleridge, Byron, Shelley y Keats (Edición bilingüe)

Introducción de José María Valverde
Traducción de José María Valverde y Leopoldo Panero

Los ingleses fueron quienes escribieron la mejor poesía romántica o, si el término «mejor» resulta problemático, la más atractiva para la sensibilidad de nuestro tiempo. José María Valverde

Cubierta de: Poetas románticos ingleses

Cubierta de: Poetas románticos ingleses

William Wordsworth, Samuel Taylor Coleridge, Lord Byron, Percy Bysshe Shelley y John Keats son los cinco Poetas románticos ingleses que forman parte de la antología de poesía romántica que con traducciones de otros dos poetas, Leopoldo Panero y José María Valverde, se publicó en 1989. Desde entonces, esa edición se ha convertido en una referencia ineludible y prestigiosa de las traducciones de poesía romántica inglesa al español. Y en algo mucho más importante: en una puerta abierta que invita a entrar en ese mundo poético tan cercano a la sensibilidad contemporánea y tan decisivo en la configuración de la poesía que vino después. Austral la recupera en una nueva edición.

William Wordsworth

William Wordsworth

El Romanticismo es la consecuencia cultural de la Revolución Francesa y promovió su propia revolución en el terreno estético e ideológico. La ruptura de lo clásico, el triunfo de lo individual sobre lo colectivo, la exuberancia del corazón en el sentimiento desbordado, el exceso del yo frente al fracaso de la sobria razón ilustrada son algunas de las claves de un movimiento que, más allá de las modas fugaces, contempla el mundo como obra de arte, reivindica el misterio nocturno y la rebeldía y expresa el malestar del artista que ha sido desplazado a los márgenes de la actividad social.

Samuel Taylor Coleridge

Samuel Taylor Coleridge

Porque el Romanticismo, que en su desazón anticipa el desasosiego contemporáneo, fue un movimiento estético que estrictamente duró tres décadas, pero tuvo consecuencias que se prolongan en la actualidad a través de una serie de cruciales estaciones de paso que se llamaron Wagner, Nietzsche, Baudelaire o Rilke, tan intermedios como determinantes de todo lo que vino después de ellos.

Tal vez por eso estos poetas románticos son la juventud más joven de la poesía occidental, nos siguen pareciendo eternos adolescentes instalados en una permanente rebeldía, en una defensa de la libertad frente a la norma, de la estética frente a la ética, de la creatividad imaginativa frente a la imitación mimética.

Lord Byron

Lord Byron

Estos cinco poetas fundamentales, cada uno de ellos con su voz personal, aunque unidos por temas y actitudes comunes y por propuestas estéticas similares, son una representación significativa del universo poético del Romanticismo, de su tonalidad, de su forma de mirar la realidad y el paisaje, de proyectar sus estados de ánimo en la naturaleza.

Narrativos y líricos, dos de ellos -Wordsworth y Coleridge- fueron los poetas de los lagos, respetables y magistrales; otros dos –Byron y Shelley-, satánicos y escandalosos, y Keats, el poeta-poeta, el que murió más joven, a los 25 años, el más claramente tocado por el don de la poesía y la palabra, el que más prestigio conserva hoy entre los poetas.

Percy Bysshe Shelley

Percy Bysshe Shelley

En las páginas de esta antología de una poesía de la mirada y la imaginación, navega a la deriva un viejo marinero alucinado, cantan con distinta letra y la misma música el ruiseñor de Coleridge y el de Keats, Byron hace en Caín la apología del incesto con su hermanastra, se oye a un cuco en medio del paisaje de Worsdworth, cruje la escarcha a medianoche y la melancolía se transforma en Shelley en un himno a la belleza intelectual.

John Keats

John Keats

Esta antología imprescindible llevaba descatalogada algunos años. La recuperación en el cuidado catálogo de Austral añade a las traducciones de Panero y Valverde los textos originales, con los que se completa una generosa y representativa edición bilingüe de casi quinientas páginas. Una edición en la que lo único que se echa en falta es la actualización de la bibliografía, que no va más allá de 1987 –tal como la dejó José María Valverde- y que debería haberse puesto al día con las numerosísimas traducciones nuevas que han ido apareciendo estos años. Espero que en próxima ediciones se solucione esta importante falta.

El libro:
Poetas románticos ingleses 
(edición bilingüe Español-Inglés)  está publicado por la Editorial Austral en su Colección Clásica. Traducido como comenté al principio por José María Valverde y Leopoldo Panero. Encuadernado en rústica, tiene 496 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo dos vídeos en el que el poeta argentino contemporaneo César Bandin Ron lee un verso de Lord Byron y otro de William Wordsworth :

César Bandin Ron lee a Lord Byron, «No volveremos a vagar…»

César Bandin Ron lee a William Wordsworth, «Aves acuáticas»

Para saber más:

http://es.wikipedia.org/wiki/Literatura_del_Romanticismo_en_Inglaterra

4 comentarios

Archivado bajo Literatura, Literatura. Poesía