Archivo de la etiqueta: Use Lahoz

“París”, de Use Lahoz (textos) y Blanca Lacasa (ilustraciones)

«París, pocos lugares del mundo se parecen tanto a un libro, a un cuadro, a una composición.»
.

La editorial Tintablanca recupera el arte de los libros de viaje y cuaderno que, desde el siglo XIX, ha acompañado a los viajeros apasionados: aquellos que, siguiendo la máxima romana de descubrir el mundo antes de abandonarlo, sienten vibran y escuchan la esencia de cada ciudad, de cada espacio de su travesía. Caminantes que también se encuentran a sí mismos en las etapas de cada destino que roza sus pies, que necesitan plasmar sobre el papel la emoción y las impresiones que cada lugar del mundo les regala.

Cubierta de 'París'

Cubierta de: ‘París’

El volumen que ha llegado a mis manos es una preciosa edición de tapa dura encuadernado en tela con unos textos de Use Lahoz y unas preciosas ilustraciones de Blanca Lacasa. Escritor y artista han vivido en la capital de Francia y nos detallan porqué la aman. Pero ambos advierten: París no es solo arte, leyenda, historia y romanticismo. París es una ciudad carnal y hechizante donde verbos como pasear y vivir cobran todo su significado. 

El libro es toda una invitación a conocer a grandes personajes que vivieron el París de los siglos XIX y XX, a Monet, Renoir, Manet, Sisley, Pisarro, Caillebotte… autores decisivos del impresionismo, el cambio que significó el art decó o la Torre Eiffel toda una aventura en el tiempo en el paisaje urbano de la capital, el significado de la moda a través de Coco Chanel donde la realidad se disfraza de sueño, el legado de Picasso donde toda imaginación es realidad, o cuando García Márquez vió a Hemingway y le llamó “¡Maestrooooo!” cuando caminaba por el boulevard Saint-Michel.
Y es que, como asegura su autor, en términos de belleza, París es una de las escenografías más impactantes del ser humano.

Bouquinistes

Bouquinistes

Y ahora paseemos por París.
Tan visitada en incomprendida, la Torre Eifel, símbolo universal de la capital francesa, no siempre fue tan querida. En la época no gustó en absoluto algo tan desmesurado y fabricado con hierro. Se temía un desplome. En un manifiesto en su contra se la tildó de ridícula, de negra y de “gran chimenea de fábrica”. Se hablo de los “monumentos humillados”: Notre-Dame, la Sainte-Chapelle, la cúpula de los Inválidos o el Arco de Triunfo. Un agravio, intelectuales y vecinos la rechazaron e incluso se publicaron manifiestos en su contra. Sin embargo, en su inauguración, en 1889, se editaron 300.000 postales con su imagen. las primeras de la historia. ¡Y el éxito de este soporte ligero continua!
El Guernica se pintó en París, en el número 7 de la rue des Grands-Augustins, en un inmueble citado por Balzac en ‘La obra maestra desconocida’, en el que vivió Picasso con su musa y amante Dora Maar.

No se puede hablar de Paris sin citar a Victor Hugo y Los Miserables. Una de sus frases, «Errer est humain, flâner est parisien» (errar es humano, pasear es parisino), constituye toda una declaración de intenciones. París es también la ciudad que acogió los primeros pasos de escritores del boom latinoamericano. El periodista Gabriel García Márquez no podía pagar la pensión hasta que madame Lacroix, su casera y mecenas, se apiadó de él y le dejó vivir un año entero gratis. Así pudo crear El coronel no tiene quién le escriba. Vargas Llosa, aspirante a escritor, también recaló en París… Y en la generosidad de Lacroix.
Y muchas más curiosidades que gracias a Use Lahoz y a las ilustraciones de Blanca Lacasa conocemos en esta preciosa edición.

«Tintablanca es un libro de viajes y un cuaderno de escritura, un objeto único y distinto a todo, dedicado a los amantes de la literatura, la ilustración original y la papelería de lujo. Está fabricado con un papel exclusivo y encuadernado con telas de alta gama. El resultado es una pequeña obra de arte.»
Además de París, Tintablanca ha publicado libros sobre Londres, Roma, Berlín, Nueva York, Madrid y Úbeda.

L'As du Fallafel

L’As du Fallafel

Autores:
Use Lahoz (Barcelona, 1976). Es profesor en la universidad Sciencies Po de París, ciudad que venera y que conoce como la palma de su mano. Es un reconocido autor de novelas, poemarios y crónicas de viaje.
París en palabras de Use Lahoz: “En términos de belleza arquitectónica París es una de las esce­nografías más impactantes de las que puede disfrutar el ser humano. El peso de la historia gravita de un barrio a otro y demuestra hasta qué punto la arquitectura se adecúa a las necesidades de los habi­tantes y evoluciona con ellos”.
De Use Lahoz puedes encontrar en este blog las reseñas de sus libros La estación perdida (Premio ‘Ojo Crítico’ de Radio Nacional de España (RNE) en Narrativa) y El año en que me enamoré de todas (Ganadora del Premio Primavera de Novela 2013).

Blanca Lacasa (Madrid, 1972). Es ilustradora, periodista y escritora. Autora de varios libros, vivió su infancia en París. Aquellos años le han servido para recrear el espíritu de la ciudad a la que siempre desea volver. 

El libro:
París ha sido publicado por la Editorial Tintablanca en su Colección Máxima. Encuadernado en tela y con guía de lectura, tiene 240 páginas, incluido un cuaderno de viaje de 46 páginas y un cuaderno de dibujo con un papel especial blanco de alto gramaje de 16 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo titulado Deja que París sea música para tus oídos. Espero que os guste.

.
Para saber más:
París. Web oficial de la Oficina de Turismo y Congresos.

Deja un comentario

Archivado bajo Arte, Biografías, Curiosidades, Ensayo - Crítica literaria, Historia, Literatura, Literatura, Narrativa, Viajes y tiempo libre

“El año en que me enamoré de todas” de Use Lahoz

Use Lahoz, ganador del Premio Primavera de Novela 2013

Cubierta de: El año en que me enamoré de todas

Cubierta de: El año en que me enamoré de todas

Use Lahoz ha sido el ganador de este año del prestigioso Premio Primavera de novela. Se presentó con el seudónimo de “Ada López”

El año en que me enamoré de todas sigue la temática de sus dos obras anteriores, Los Baldrich (2009) y La estación perdida (2011) es decir exilio, destierro, amor, amistad…, lo que ocurre es que en la nueva novela cambia la época.

Al final de La estación perdida Santiago Lansac está en Montevideo y tiene un encontronazo con un periodista francés que es Sylvain. Sylvain, según el autor, le cayó simpático y le ha hecho protagonista de El año en que me enamoré de todas.Y aquí comienza una nueva historia de Sylvain Saury, un joven parisino adicto a la vida que se acerca peligrosamente a los treinta y que sufre el síndrome de Peter Pan. Tiene muchas virtudes: es sensible, bilingüe y sabe hacer amigos, pero también tiene grandes defectos: en cuestiones de amor no consigue pasar página, tiende a meterse donde no le llaman y el verbo ‘madurar’ le asusta. Vive con su madre «Cada vez que mi madre y yo sufríamos una decepción por amor acudíamos al taller de Monsieur Tatín para que nos reparase el corazón. Por eso, antes de trasladarme de París a Madrid para reencontrarme con la última mujer que me lo había parado en seco, fui a visitarle…».

Use Lahoz y Guillermo Lorén

Use Lahoz y Guillermo Lorén

Cuando recibe la propuesta de un trabajo mal pagado en Madrid, por un periódico gratuito para escribir una crónica semanal, no se lo piensa: prefiere vivir allí a salto de mata que hacerse adulto en París. Y, además, en Madrid vive Heike Krüger, su exnovia alemana, a quien no ha conseguido olvidar. Mientras se instala, Sylvain va trazando el plan de reconquista de Heike, pero el inesperado hallazgo de un día se encuentra con un sobre en el ascensor de su casa. Dentro hay un manuscrito de una novela que se titula Abierto por amor. Sylvain empieza a leer, dejándose atrapar por ella: es la historia de Metodio Fournier, su vecino; un relato que se remonta a principios del siglo XX y a una prestigiosa pastelería regentada por la misma familia generación tras generación. La lectura de Abierto por amor hará que Sylvain se replantee la importancia de las pequeñas cosas de la vida, del amor, de los amigos y del futuro que le aguarda, y le ayudará a despejar dudas y contradicciones, cambiará sus planes y le abrirá una ventana a una historia emocionante, llena de sorpresas y casualidades. Esta lectura trastocará su brújula y le recordará la gran verdad oculta tras la frase con la que le despidió de París su amigo Michel Tatin: «El corazón está para usarlo».

El lenguaje es sencillo, con una prosa líquida que se deja leer muy fácilmente. Quizá sea más sencillo que sus dos libros anteriores.

La literatura es un ajuste de cuentas con la vida

Esta frase de Use Lahor resume un poco lo que es el libro, pues el autor tiene cosas en común con el narrador. El final es

Use Lahoz. Foto:  Guillermo Lorén

Use Lahoz. Foto: Guillermo Lorén

extraordinario.

Lee las primeras páginas

Use Lahoz nació el 4 de abril de 1976 en Barcelona. Es autor de Los Baldrich, novela aplaudida por crítica y público y por la que fue nombrado Talento FNAC 2009, y de La estación perdida, distinguida con el Premio Ojo’Narrativa 2012 que concede Radio Nacional de España. Use Lahoz ha reconocido que este premio le ha marcado un antes y un después  Ha publicado los poemarios Envío sin cargo y A todo pasado, y es coautor de Volverán a por mí, obra galardonada con el Premio La Galera Jóvenes Lectores 2011. Colabora habitualmente en El Viajero, suplemento semanal del diario El País, y en otros medios nacionales y latinoamericanos. 

Ahora Use Lahoz reside actualmente en París dando clases de Creación Literaria.

El año en que me enamoré de todas está publicado por la Editorial Espasa en su Colección Espasa Narrativa. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 320 páginas. Existe versión Libro Electrónico (ePub)

 

1 comentario

Archivado bajo Literatura, Narrativa, Nombramientos y Premios