Archivo de la etiqueta: Sonsoles Ónega

«Emilia, de la oscuridad a la luz», de Carmen Fernández Etreros (ilustraciones de Alen Lauzán Falcón)

«Este 2021 se conmemora el centenario de la muerte de la escritora Emilia Pardo Bazán, una mujer valiente que luchó 
toda su vida por los derechos de las mujeres.»

.
En el año 2020 recordamos de la mano de Carmen Fernández Etreros el centenario de la muerte del conocido escritor Benito Pérez Galdós en la novela gráfica Galdós, un escritor en Madrid. En este año 2021 se conmemora el centenario de la muerte de Emilia Pardo Bazán y esta vez Carmen Fernández Etreros y el ilustrador Alen Lauzán Falcón nos presentan una brillante biografía de Doña Emilia titulada Emilia, de la oscuridad a la luz prologado por la periodista y escritora Sonsoles Ónega. quién escribe: «Su historia sigue iluminándonos con nitidez y aciertos, con la brillantez y la pasión desbordante de una creadora sin límites».

Cubierta de 'Emilia, de la oscuridad a la luz'

Cubierta de: ‘Emilia, de la oscuridad a la luz’

Aparte de una estupenda y recogida biografía, la autora nos acerca a sus obras más representativas como Un viaje de novios (1881) en a que se combina la novela con el cuaderno de viajes y en la que se narra las tristes consecuencias del desgraciado matrimonio entre un funcionario oportunista y cuarentón y Lucía una joven de provincias, inocente e inexperta. Posteriormente, en 1883 publicará la considerada como primera novela social y naturalista española, La tribuna, en la que la autora nos cuenta la historia de Amparo, una mujer que trabaja en una fábrica y muestra el ambiente de las cigarreras de La Coruña a la que da el nombre literario de Marineda, una joven valiente que se atreve a encabezar las reivindicaciones obreras.
Entre medias había escrito unos artículos –La cuestión palpitante– sobre dos movimientos literarios llamados realismo y naturalismo que causó tanto revuelo que provocó la disolución de la sociedad conyugal.

“La señora Pardo Bazán ha escrito una obra que he leído: «La cuestión palpitante». Es un libro muy bien hecho, de fogosa polémica: No parece libro de señora; aquellas páginas no han podido escribirse en un tocador… Tiene el libro capítulos de gran interés, y en general, es una excelente guía para cuantos viajen por las regiones del naturalismo”  [Émile Zola]

En 1885 publica El cisne de Vilamorta donde se cuenta la historia de Leocadia, la maestra del pueblo de Vilamorta enamorada del joven Segundo, y de su hijo, producto de una violación incestuosa anterior. Por fin en 1886 publicó Los pazos de Ulloa, una de sus mejores novelas, una novela naturalista protagonizada por don Julian Álvarez un joven y apocado sacerdote que se dirije a los pazos de Ulloa para servir al marqués don Pedro Moscoso como administrador; y su continuación en  La madre naturaleza (1887) una obra que destaca por una prosa más poética y descriptiva en la que en algunos momentos se siente el amor que la escritora tenía por su tierra. Luego vendrían el resto de sus obras, pero si queréis saber como las desgrana Carmen Fernández Etreros tendréis que leer el libro.
No quiero dejar pasar la relación la relación que doña Emilia tuvo con Benito Pérez Galdós que se iniciaba de una forma amistosa y profesional, pero que fue derivando con los años en algo mucho más intenso.

Emilia Pardo Bazán falleció en 1921 en el número 27 de la madrileña calle de la Princesa donde llevaba viviendo desde 1917.​ Está enterrada en Madrid en la Basílica de la Concepción aunque ella había dado instrucciones de ser enterrada en las Torres de Meirás.

La autora:
Carmen Fernández Etreros es licenciada en periodismo por la Universidad Complutense. Como periodista ha colaborado con numerosos medios de comunicación, como el diario ABC, Informativos Telecinco o la Gaceta Complutense. Ha trabajado también en el sector editorial como redactora, correctora y editora. Además, ha sido profesora de Procesos y Medios de Comunicación y ha impartido en los últimos años numerosos talleres de literatura. En la actualidad dirige la web especializada en cultura y literatura Topcultural. Su pasión por el siglo XIX nace de su interés por las bibliotecas y los gabinetes de lectura. Como escritora destaca su novela gráfica Galdós un escritor en Madrid y la novela El secreto de Clara León.

El ilustrador:
Alen Lauzán Falcón, dibujante, ilustrador y humorista gráfico nacido en Cuba y residente en Chile desde 2000. Cuenta con varios libros infantiles publicados y de humor gráfico y forma parte del Catálogo de Historieta Chilena Contemporánea.

El libro:
Emilia, de la oscuridad a la luz ha sido publicado por la Editorial Oberon en su Colección Libros Singulares. Prólogo de Sonsoles Ónega. Encuadernado en tapa dura y gran formato, tiene 128 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo el vídeo del Homenaje a Emilia Pardo Bazán en su primer centenario y que se celebró en el Ateneo de Madrid. Intervienen: Luis de Benito, Antonio Chazarra, Belén Rico y Fanny Rubio. Introduce y modera M.ª Teresa Pedraza Guzmán de Lázaro. Presenta Francisco Forte

.
Para saber más:
Emilia Pardo Bazán en Wikipedia.
Emilia Pardo Bazán en Cervantes Virtual.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Biografías, Cómics, libros ilustrados con viñetas, Historia, Literatura, Literatura, Narrativa

«Después del amor», de Sonsoles Ónega

Premio de Novela Fernando Lara 2017

«Una inolvidable historia de amor clandestino que atravesó una guerra y superó todas las barreras sociales.»
.

Cubierta de Después del amor

Cubierta de: ‘Después del amor’

“El poder magnífico del amor fue lo que me impulsó a escribir Después del amor”, dice Sonsoles Ónega en una nota final de esta novela con la que ha ganado el prestigioso premio Fernando Lara. Y es que si hay un hilo conductor en esta novela compleja, ambiciosa, profundamente humana y de múltiples facetas, ese hilo es una historia de amor. Una historia de amor que Sonsoles Ónega rescata de los entresijos de la Historia con mayúscula; porque la mayoría de los hechos que cuenta la novela ocurrieron realmente en la convulsa España de los años treinta.
De hecho, uno de los protagonistas es el militar Federico Escofet, quizá hoy poco recordado (no sólo por las generaciones jóvenes, sino porque, como ocurrió con la mayoría de los que perdieron la guerra y tuvieron que ir al exilio, cayó sobre él un manto de olvido voluntario), pero que jugó un papel destacado en la Cataluña de aquellos años; fue, entre otros cargos comisario de Orden Público de la Generalitat.

Y si los hechos de la Historia con mayúscula aparecen como un telón de fondo, la sociedad, la vida diaria, tienen una presencia mayor. Ésta es también –y ese es otro de sus aspectos atractivos- una novela costumbrista que muestra una sociedad en pleno proceso de transformación en todos los ámbitos: desde el logro del voto femenino o la incorporación de la mujer al trabajo, a la llegada de la radio a las casas españolas o de los primeros grandes almacenes. Están los usos de la clase alta barcelonesa: las veladas del Liceo, los veraneos en el Norte, aquellos caballeros que “sabían que debían vestir así, de acuerdo con su posición social, como sabían que debían opinar de determinada manera”. Y están las tiendas de la ciudad, la ropa, la moda… Sonsoles Ónega ha escrito una novela minuciosamente documentada, de modo que todo el contexto histórico y cotidiano aparece de un modo realista y vívidamente descrito, también de un modo natural, sin que esa documentación le pese al lector.

Todo lo anterior es el trasfondo de la novela, incluso teniendo en cuenta que, por momentos, la ciudad de Barcelona adquiere rango protagonista. Pero en primer plano lo que hay es una extraordinaria historia de amor, tanto más extraordinaria y hermosa por cuanto no se correspondió la efímera felicidad alcanzada por los personajes con su largo camino lleno de avatares para conseguirla.

Todo empieza con un encuentro fortuito en un tren en septiembre de 1933. Carmen Trilla y Federico no se conocen personalmente, aunque él es un militar de cierto relieve y ella, una dama de la alta sociedad, la Greta Garbo de Barcelona. Ella acaba de saber que su marido la engaña con su propia hermana y piensa que ha llegado la hora de sacudirse la esclavitud, de dejar de ser rehén de unos acontecimientos que no controla, de unas circunstancias que la obligan a actuar como debe y no como quiere. Y él, Federico, le habla con una ternura con la que nadie le hablaba desde hacía mucho.
La historia de amor que van a protagonizar Carmen Trilla y Federico Escofet estará llena de obstáculos. Los dos están casados y, aunque el divorcio se ha implantado en España, es más fácil cambiar las leyes que las mentalidades y la moral, sobre todo para las mujeres. No sólo eso, los acontecimientos políticos del país se cruzan en su vida, dada la condición militar de él.
Ya con la llegada de la República, en abril de 1931, los políticos nacionalistas catalanes habían querido proclamar una República Catalana dentro de una Federación de Repúblicas Ibéricas. El intento fue reconducido por el nuevo gobierno español, pero en 1934, cuando sectores de la izquierda se levantan contra lo que consideran un peligro para la democracia, la entrada en el gobierno de miembros de la CEDA, la reivindicación de una República Catalana vuelve a ponerse sobre el tapete. Federico Escofet, hombre de confianza del presidente de la Generalitat, Lluís Companys, se ve atrapado por los acontecimientos y por su doble fidelidad a la República española y a Cataluña. Además del impacto de esos hechos históricos en la vida de los personajes (personajes reales, recordémoslo), las páginas dedicadas a aquella crisis muestran una situación que arroja alguna luz sobre el actual problema con Cataluña. En 1934, las dos partes se sienten traicionadas por la otra y actúan convencidas de defender la legalidad republicana. Unos, la República española; otros, la República federal, separados por un muro de incomprensión.
Su actuación al lado del presidente Companys le supuso al capitán Escofet una condena a muerte de la que fue indultado. En todo caso, los días que pasaron esperando el veredicto de pena capital en el consejo de guerra y luego la decisión del gobierno de conceder el indulto, dan pie a unas páginas de alta tensión, especialmente emocionantes dentro de una novela recorrida por la emoción desde el principio. Todo, en una Barcelona que contiene el aliento, en la que, como se dice en la novela, los mercados estaban cerrados y los tribunales abiertos.
Aquellos hechos tuvieron un impacto crucial en la vida de Carmen Trilla y en su decisión –gran tema de la novela- de tomar las riendas de su propia vida. Carmen viaja a Cádiz, al castillo militar en que está preso Federico, rompiendo un eslabón más de la cadena que la ata a un matrimonio acabado. En esas páginas, la novela adquiere un aire distinto, casi de relato de aventuras a través de las peripecias sufridas por la protagonista.

Sonsoles Ónega ha escrito una excelente novela, con aires de gran novela clásica, por su extensión, por la cantidad de cosas que ocurren en ella y de facetas que presenta, un novelón para meterse dentro de la historia y vivir en ella. No es su menor punto de interés el rescatar del olvido a un personaje como Federico Escofet, uno de aquellos
militares que se mantuvieron fieles a la República. Y rescatar, sobre todo, su desconocida relación con Carmen Trilla, relación que no aparece en su biografía oficial. La novela es, como queda dicho, una gran historia de amor, de un amor que no tuvo tiempo de crecer, frustrado al poco de nacer. Y aunque la autora no entra a fondo en el erotismo, tampoco lo desdeña, presentando la relación de los personajes en unas medidas, convincentes y
delicadas escenas amorosas. No le falta un ingrediente de intriga a través de un personaje misterioso, una mujer que acecha a Federico Escofet como una sombra maligna que aparece en ciertos momentos.

“La figura de Carmen Trilla me fascinó desde el primer momento por su valentía y su lucha personal en una sociedad en la que las mujeres no estaban autorizadas a amar. Ni a pensar. Ni a construir”, dice Sonsoles Ónega. “En Carmen siempre pesó el deseo de despojarse de las cadenas de su tiempo, de construir con sus manos un futuro por incierto que fuera, de revolverse contra su condición de mujer sin derecho a amar y a desamar a un hombre”.

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

Sonsoles Ónega

Sonsoles Ónega

La autora:
Sonsoles Ónega Salcedo (Madrid, 1975) ha desarrollado su carrera profesional en distintos canales de televisión. En CNN+ y Cuatro hizo crónica de Tribunales, y desde 2008 es la corresponsal parlamentaria de Informativos Telecinco, canal para el que ha informado de los acontecimientos políticos más relevantes de los últimos años.
Autora de cuatro novelas, Después del amor es su quinta obra.

El libro:
Después del amor ha sido publicado por la Editorial Planeta en su Colección Autores Españoles e Iberoamericanos. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 592 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo el que Sonsoles Ónega presenta su novela, ganadora del Premio Fernando Lara, «Después del Amor» en Tele7.

Para saber más:
http://sonsolesonega.com/

1 comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Nombramientos y Premios