Archivo de la etiqueta: Salamandra Black

«El anillo perdido. Cinco investigaciones de Rocco Schiavone», de Antonio Manzini

«Había algo que no cuadraba. Encima del ataúd de Verónica Guerlen Bresson se hallaba tumbado el cuerpo de un hombre. Vestido con chaqueta y corbata, zapatos de cordones y un anillo en el dedo anular.»

MaudyReseña escrita por Maudy Ventosa.

Cubierta de 'El anillo perdido'

Cubierta de: ‘El anillo perdido’

Publicado en 2018 en Palermo y ahora en España de la mano de Ediciones Salamandra, nos llegan cinco investigaciones cortas que conforman la obra El Anillo perdido, escrito por uno de los autores más importantes de la novela negra italiana, ANTONIO MANZINI. El sarcástico e irreverente subjefe Rocco Schiavone que, para muchos, es el digno sucesor del Comisario Moltalbano, se muestra ante los lectores como uno de los policías más intuitivos e incorrectos del panorama europeo, pero que es capaz de indagar en el corazón humano para mostrar todas sus miserias y debilidades.

Para el autor, los libros escritos sobre Rocco son como capítulos que forman parte de una única obra, la de la vida de este subjefe, y marcan la evolución, o involución, psicológica, existencial y temporal del personaje. Para escribir El anillo perdido, ha tenido que pensar en una interrupción temporal en la que establecerlos, a la vez que se divertía como niño con un tren de juguete.

El primer relato, El anillo perdido, da nombre al libro, y comienza cuando dos operarios se disponen a exhumar el cadáver de la bella -y putón verbenero según su hijo-, Veronica Guerlen Bresson. Don Gustavo Brionati, su amante ingeniero, dejó escrito en su testamento que quería que sus restos reposaran eternamente junto a los suyos cuando falleciera. En el suelo, ante la entrada, una rosa blanca que alguien renueva cada mes, y al abrir el panteón -imitación de El Templo de la Concordia-, los dos trabajadores observan estupefactos el cadáver que reposa sobre el ataúd de la difunta Verónica Guerlen Bresson. A partir de ahí, el esperpento está servido, con situaciones cómicas y hasta grotescas; diálogos irónicos, ácidos e incisivos, marca Rocco descreído, por supuesto.

Cástor y Pólux es el nombre de la segunda investigación. Los arquitectos Carlo Polenghi, Sandro Biamonte y Ludovico Venier llevan dos meses planeando subir al Pólux, a 4.092 metros sobre el nivel del mar. La Pascua está cerca. Alcanzan la cima y, en el descenso, Ludovico comete el error de soltarse de la cordada… ¿o no?

La tercera investigación tiene por título Y Balón al centro. Se trata de un partido de futbol que se celebra todos los años. La jefatura debe enfrentarse al equipo de los magistrados… con fines benéfico. Partido amañado, por supuesto, con unos jugadores que no dan el perfil. Casi estrafalarios los de la policía. Arranca el partido. La emoción está servida.

Sin paradas intermediases el título de la cuarta investigación. Se va a celebrar el centésimo sexagésimo primer aniversario de la fundación de la Policía Nacional. Rocco tiene que participar, según el jefe Costa, aunque tiene que acudir a una reunión de la comunidad de propietarios de via Poerio en Roma, donde está su casa. Le toca pagar un pico por la restauración de la fachada histórica del edificio. No podrá estar en dos sitios a la vez, y sonríe por tener una excusa irrefutable. En el tren viaja, Flavio Sommaruga viaja con su madre, que muere de manera fulminante. ¿Es posible que se trate de un infarto o tiene que ver con los robos que se vienen produciendo en ese trayecto de un tiempo a esta parte?

El último capítulo corresponde a El Ermitaño. En una antigua iglesia pequeña, en Valpelline, una mujer acaba de hallar un cadáver. Parece que se ha golpeado el cráneo con un escalón. Está en pijama. En las fotos que hay colgadas en la pared, el hombre muerto va vestido de cura. Rocco tiene fiebre y la nieve cubre la ciudad. Odia la Navidad.

¿Creen en algo o en alguien nuestro subjefe? Es un hombre solitario, decepcionado con la humanidad; no tolera la mediocridad y está rodeado de ella. Nadie se libra de su sarcasmo -incluso de sus insultos-, y menos sus colaboradores cercanos, en los que vuelca su malestar existencial. Los críticos coinciden en la denuncia social que subyace en sus diálogos incisivos e hirientes.

Estos cinco relatos dan buena muestra de ello y nos proporcionan un nítido retrato del protagonista: el subjefe Rocco Schiavone. Un hombre desilusionado con la vida.

PERSONAJES:

  • Rocco Schiavone, el subjefe de policía de Aosta. Siempre con su loden y sus Clarks. Un hombre solitario, intuitivo y sarcástico. No le importa caer mal.
  • Las tres únicas cabezas pensantes de la jefatura: ItaloPierron, la subispectora Caterina Rispoli y Antonio.
  • El resto del equipo los forman el agente Deruta, con más de cien kilos sobre unas piernas flacas, D´Intino, agente abruzo, Casella, la administrativa y algún otro.

El jefe es Costa.

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

Antonio Manzini

Antonio Manzini

El autor:
Antonio Manzini (Roma, 1964), actor, director de cine y teatro y escritor, fue alumno de Andrea Camilleri en la Accademia Nazionale d’Arte Drammatica. Ha publicado las novelas Sangue marcioLa giostra dei criceti y Sull’orlo del precipizio, así como varios libros de relatos, dos de ellos a cuatro manos con Niccolò Ammaniti. Su serie dedicada al subjefe Rocco Schiavone, recibida con entusiasmo tanto por la crítica como por los lectores, lleva más de un millón de ejemplares vendidos en Italia y se ha traducido a siete idiomas y la adaptación televisiva ha cosechado un rotundo éxito. Salamandra ha editado en español y en catalán las seis primeras novelas: Pista negraLa costilla de AdánUna primavera de perrosSol de mayo7-7-2007 Polvo y sombra.

El libro:
El anillo perdido (título original: L’ anello mancante. Cinque indagini di Rocco Schiavone, 2018) ha sido publicado por Ediciones Salamandra en su Colección Salamandra Black. Traducción de Irene Oliva Luque. Encuadernado en rústica con solapas tiene 240 páginas.

Para saber más:
Antonio Manzini en Wikipedia.

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Novela Negra, Por Maudy Ventosa

«La calle de los espías», de Mick Herron

♦Número 4 de la serie Jackson Lamb ♦

«Después de Caballos lentos, Leones muertos y Tigres de verdad,
La calle de los espías es la cuarta entrega de la serie
Jackson Lamb y quizá la más impresionante.»

.

Cubierta de 'La calle de los espías'

Cubierta de: ‘La calle de los espías’

Ganadora del Ian Fleming Steel Award, Mick Herron vuelve con La calle de los espías, cuarta entrega de una de las series de espionaje más innovadoras, brillantes y premiadas de las últimas décadas. Protagonizada por el irreverente y sarcástico Jackson Lamb y sus caballos lentos, esta saga nos ofrece una visión mordaz y sin concesiones de la sociedad británica actual.
Estamos en Londres: La Casa de la Ciénaga es la sucursal del MI5 donde los operativos deshonrados son reasignados después de que se han equivocado demasiado para que se les confíe un trabajo de inteligencia real. Los «caballos lentos», como se les llama a los espías fracasados ​​de la Casa de la Ciénaga, están condenados a pasar el resto de sus carreras empujando papeles, pero todos quieren volver a la acción.

La novela comienza en el centro comercial Westacres de Londres, donde explota una bomba causando la muerte de cuarenta y dos personas “el día que algo al sol se abrió paso en el lugar equivocado acabando con las vidas de quienes se hallaban allí” [Pág. 14]. Mientras tanto, David Cartwright, un legendario maestro de espías de la Guerra Fría más conocido como el Viejo Cabrón y abuelo del caballo lento River Cartwright, sufre un intento de asesinato.

Veinte años retirado del Servicio de Inteligencia, David Cartwright todavía sabe dónde se esconden los esqueletos. Pero cuando olvida, que se supone, que los secretos deben permanecer enterrados, de repente tiene una diana en su espalda. Su nieto, River, es un caballo lento, un espía degradado empujando papel en La Casa de la Ciénaga con otros sin esperanza. Con su abuelo bajo amenaza, River abandona el trabajo de escritorio y se vuelve rebelde para investigar trasladándose a Francia. Jackson Lamb, su jefe en La Casa de la Ciénaga, trabajó con David Cartwright en su día. Él sabe mejor que muchos que no se trata de un anciano inocente. Entonces, cuando el botón de pánico de River da la alarma en el cuartel general del Servicio de Inteligencia, Lamb hará lo que crea necesario para proteger a un agente en peligro.

En resumen, suena como una novela de espías típicamente moderna, con sus horrores tecnológicos y su paranoia de guerra contra el terrorismo, pero las novelas de Jackson Lamb son retrocesos deliciosamente irreverentes. El tono lo marca la caracterización que hace Herron de Jackson Lamb, un hombre perezoso que eructa, se tira pedos y jura palabrotas y prefiere la astucia a los principios altruistas.

De cualquier manera, La calle de los espías es una historia absorbente salpicada de personajes fascinantemente defectuosos (y en algunos casos simplemente horribles), mientras que el tono pesimista y la inseguridad paralizante que aflige a muchos de los protagonistas es completamente apta para nuestros tiempos turbulentos. Herron tiene un don para lo incongruentemente inquietante: en medio de algunas bromas en la oficina, durante las cuales dos personajes practican técnicas de interrogatorio mejoradas, uno de ellos declara que, «Hacer picadillo a cuarenta y dos muchachos en un centro comercial, eso sí es un asesinato. Someter a la tortura del agua a un sospechoso de terrorismo y cargárselo, es hacer limpieza». [Pág. 23]

«Lo más importante es que Mick Herron posee ese don intangible otorgado a todos los grandes escritores, la capacidad de persuadir al lector de que solo él o ella está al tanto de una conversación íntima.»

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

Mick Herron

Mick Herron

El autor:
Mick Herron
nació en Newcastle upon Tyne 1963), estudió en el Balliol College y reside en Oxford. Autor de reconocido prestigio en el género negro (finalista de los afamados premios Macavity, Barry y Shamus), entre su amplia producción destaca la aclamada serie sobre Jackson Lamb y sus «caballos lentos», de la que ya han aparecido ocho novelas, se han vendido más de un millón de ejemplares, se halla en curso de traducción a más de veinte idiomas y se estrenará en televisión con Gary Oldman y Kristin Scott Thomas como protagonistas. Con Caballos lentos (Salamandra, 2018), la primera entrega, fue finalista del Silver Dagger Award de la Crime Writers’ Association (CWA), un éxito que repitió con las siguientes, Leones muertos (Salamandra, 2020), que obtuvo el Gold Dagger Award de la CWA y fue considerada el mejor thriller del año por The Times y la mejor novela negra del año según Front Row (BBC), Tigres de verdad (Salamandra, 2021), el mejor thriller de todos los tiempos según The Times, y La calle de los espías (Salamandra, 2022) que ganó el Ian Fleming Steel Dagger de la Crime Writers’ Association (CWA) al mejor thriller del año.

El libro:
La calle de los espías (título original: Spook Street, 2017) ha sido publicado por Ediciones Salamandra en su Colección Salamandra Black. Traducción de Antonio Padilla Esteban. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 414 páginas.

Como complemento pongo un vídeo en el que la editorial Salamandra nos invita a conocer a Mick Herron.

.
Para saber más:
http://mickherron.com/index.html

 

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Novela Negra