Archivo de la etiqueta: Rosa Sahuquillo

“Crimen en la posada «Arca de Noé»”, de Molly Thynne

«Un misterio de la Golden Age»

0 T

Cubierta de: ‘Crimen en la posada «Arca de Noé»’

Tengo que reconocer que la editorial dÉpoca va confeccionando paso a paso un catálogo verdaderamente excepcional, y Crimen en la posada «Arca de Noé» es la última perla incorporada. Molly Thynne no había sido traducida nunca al español y es la creadora de lo que ella denominó la Golden Age, una serie de seis novelas que escribió y publicó entre 1928 y 1933. La que nos ocupa se publicó en 1931 y es la cuarta de la serie y la primera en la que aparece el doctor Constantine, maestro de ajedrez y detective aficionado por excelencia, que repetirá protagonismo en las dos siguientes: Death in the Dentist’s Chair (1932) y He Dies and Makes No Sign (1933).

El protagonista principal de la novela es Angus Stuart, escritor y autor de un best seller titulado La Via Apia, aunque tuvo que hacer frente a la “estridente desaprobación de un padre con tendencia a la apoplejía; una madre cuya facilidad para las lágrimas había sido un arma infalible hasta entonces; dos tías, una melancólica, la otra incisiva; y un hermano mayor aborrecilblemente sensato y competente pues había rechazado un trabajo que con toda probabilidad habría terminado en una sociedad” [Pág. 25].
Aprovechando que gracias a la novela Angus Stuart tenía coche nuevo, emprendió un viaje para pasar la Navidad en Redsands, el más costoso centro de recreo de toda Inglaterra. Pero el severo clima invernal de Inglaterra con una copiosa nevada trastocará sus planes y se verá obligado a alojarse a medio camino, en la posada «Arca de Noé» junto al Dr. Luke Constantine, un astuto maestro de ajedrez y entusiasta observador de todo lo que lo rodea, la aristocrática familia Romsey, el viejo Lord Romsey, el hijo Geoffrey Ford y sus hijas Angela y Victoria Ford; un par de viejas solteronas, Connie y Amy Adderley; un viajante de comercio, Soames; una corpulenta dama norteamericana la Sra. Van Dolen y una hermosa joven, su secretaria; un joven y apuesto bailarín y un incontrolable Mayor Carew cuya afición a la bebida le lleva a intentar sobrepasarse con alguna de sus bellas compañeras de «encierro»; y desde luego el dueño del hotel, el señor Girling.

Pues con estos mimbres Molly Thynne ha conseguido hacer un cesto estupendo en el que no podía faltar un robo y un asesinato –como bien indica el título del libro–, y como en el hotel no ha vuelto a entrar nadie se deduce que el ladrón y el asesino forman parte de los clientes del hotel. Según va avanzando la novela vamos a tener que descubrir junto al doctor Constantine, Soames y naturalmente Angus Stuart ¿Quién es el intruso enmascarado que causa tanta conmoción en la primera noche? ¿Quién ha robado las esmeraldas de la Sra. Van Dolen, y quién ha cortado todos ( casi todos) los neumáticos de los coches? ¿Y el asesino y el ladrón son el mismo, o los invitados se enfrentan a dos delincuentes desesperados escondidos a la vista en la posada «Arca de Noé»?
Para desentrañar todas estas interrogantes está el policía del pueblo, el agente Tom Bates.

“Fue durante la noche, o más bien por la mañana, cuando Stuart comenzó a darse cuenta de que bajo la pesada necedad de lo rústico se ocultaba toda la astucia del hombre de campo. Bates se ocupaba de sus asuntos de una manera que, aunque pausada, no era en absoluto tan lento como parecía.”   [Pág. 123]

Magnífica la ambientación y magníficos los personajes de la novela muy bien definidos por la autora, y desde luego magnífica la edición que ha realizado la editorial dÉpoca con unas ilustraciones muy adecuadas. Magnífica la introducción de Juan Mari Barasorda.

Molly Thynne

Molly Thynne

La autora:
Molly Thynne nació en Kensington en 1881, falleció en 1950. Su primera novela, An Uncertain Glory, se publicó en 1914. Reconocida escritora de novelas de misterio, publicó seis obras de ficción criminal en lo que ella llamó la Golden Age —siendo esta que nos ocupa la primera en la que aparece su brillante detective aficionado, el doctor Constantine—, y por cuya temática fue a menudo comparada con Agatha Christie.
Miembro de la aristocracia, se relacionó, gracias a su madre, con el pintor James McNeil Whistler y tuvo la suerte de conocer en una edad temprana a figuras literarias como Rudyard Kipling y Henry James.
Molly Thynne nunca se casó. Le gustaba viajar al extranjero, pero pasó la mayor parte de su vida en el pueblo de Bovey Tracey, en Devon, donde finalmente fue enterrada en 1950.

El libro:
Crimen en la posada «Arca de Noé» (título original: The Crime At the ‘Noah’s Ark’, 1931) ha sido publicado por la Editorial dÉpoca en su Colección dÉpoca Noir. Traducción de Rosa Sahuquillo y Susanna González. Introducción de Juan Mari Barasorda. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 300 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Para saber más:
https://www.fantasticfiction.com/t/molly-thynne/

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Novela Negra

“El misterio del carruaje”, de Fergus Hume

En 1960, el «Everyman’s Dictionary of Literary Biography» proclamó «El misterio del carruaje» como la novela policíaca más vendida de todos los tiempos.

Cubierta de: El misterio del carruaje.

Cubierta de: El misterio del carruaje.

Fergus Hume aunque nació en Inglaterra, se trasladó a la edad de tres años, con la familia a Nueva Zelanda donde estudió derecho y de ahí, una vez licenciado paso a vivir en Australia.  Era poco menos que un desconocido pasante de abogado en Melbourne. Comenzó a escribir obras de teatro, pero le resultó imposible convencer a los empresarios de espectáculos en Melbourne a aceptar o incluso leerlos. Ya desesperado entró en una librería y pregunto al librero ¿que autor es el que más éxito tiene ahora?
Émile Gaboriau era entonces el autor más popular en Melbourne, compró y leyo todas sus novelas y se decidió a escribir una novela de una temática  similar. El resultado fue la novela  El misterio del carruaje, que tuvo que publicar el mismo, pues ningún editor creía que un pueblerino pudiera escribir algo bueno,  pero se convirtió en un gran éxito. Hume basó sus descripciones de la mala vida urbana en su conocimiento de la calle Little Bourke . Vendió los derechos de publicación para Inglaterra y de los Estados Unidos de la novela por 50 libras, y por lo que recibió pocos beneficios de su éxito. Con el tiempo se convirtió en la mejor novela de misterio de venta de la época victoriana. Esta novela inspiró a Arthur Conan Doyle para escribir Estudio en escarlata, donde introdujo al carismático Sherlock Holmes.

El misterio del carruaje es una novela típicamente victoriana, lo cual resulta muchas veces delicioso al leerla por los giros que utiliza, por ejemplo:

London edition (1888)

London edition (1888)

“Cuando entró el acusado hubo un gran revuelo entre las damas, e incluso algunas de ellas tuvieron el mal gusto de servirse de los anteojos” [Pag. 175];
“No puedo llevar a una dama al lugar donde vive Sal Rawlins”. [Pag.184]

O cuando hace hablar a la gente de los suburbios, como es la Abuela Raterilla: “Entoavía no m’hé muerto, mocosa. […] No me vi’amorir entoavía, mardita sea; me vi’aponer bien y fuerte, y a disfrutar de la vía”. [Pag. 268-269]

Si nos vamos por un momento al argumento de la novela, el propio Hume nos dice: “El argumento central, esto es, el asesinato en el interior del coche de punto, se me ocurrió mientras viajaba en uno de ellos, a una hora intempestiva, en dirección a St. Kilda, un suburbio de Melbourne”.
La novela comienza con una noticia publicada en el periódico Argus de Melbourne:
“ El diario Argus, en su número correspondiente al sábado 28 de julio de 18…, daba cuenta del siguiente suceso: «Se dice que la verdad puede en ocasiones superar a la ficción y, ciertamente, el extraordinario asesinato que tuvo lugar en Melbourne la noche del jueves pasado, o más bien la madrugada del viernes, confirma en gran medida la veracidad de este dicho. Un asesino sin identificar cometió un crimen muy cerca de las principales calles de esta gran ciudad; crimen que, sin duda, está rodeado de un impenetrable misterio»”. [ Pag. 21]

Coche de punto

Coche de punto

La novela es absorbente, con que mezcla con ingenio las dosis perfectas de realismo y melodrama. En los primeros capítulos el autor nos da tal cantidad de material documental que parece más el archivo policial del asesinato. Posteriormente se irán desgranando los detalles intrínsecos del caso, la instrucción material y los avances en las investigaciones policiales.
Los personajes están perfectamente definidos, pues la novela se desenvuelve en varios escenarios que van desde los suburbios, a los salones aristocráticos de los ricos. De entre los varios personajes que intervienen los principales serían Oliver Whyte, el muerto; Brian Fitgerald, el sospechoso; Madge Flettlby, la enamorada del sospechoso; Mark Flettlby, al padre de la enamorada del sospechoso; Calton, el eminente abogado; y Samuel Gorby y Kilsip, dos intrépidos detectives rivales que se alían para desentrañar el entuerto, pues cada uno tiene una teoría y le encantaría quedar por encima del otro. Aunque tampoco debemos olvidar a las caseras, a los cocheros, y mucho menos a la Abuela Raterilla, y a otros muy interesantes que tú, lector, descubrirás cuando leas El misterio del carruaje.

La sinopsis que la editorial proporciona es la siguiente: 
Cuando un hombre es hallado muerto en el interior de un carruaje de alquiler, uno de los más distinguidos ciudadanos de Melbourne es acusado de asesinato. El ilustre joven proclama su inocencia, pero se niega a dar una coartada. Pronto se descubre la identidad de la víctima: un caballero recién llegado a la ciudad, muy bien relacionado con las altas esferas de la sociedad, y que pretendía en matrimonio a la hija de un rico hacendado, Madge Frettlby, que a su vez está enamorada de Brian Fitzgerald, un apuesto irlandés instalado en Melbourne para hacer fortuna.
Desentrañar el misterio será tarea de un eminente abogado y dos intrépidos detectives que llevarán al lector desde los más distinguidos salones de la alta sociedad, al submundo más miserable de los bajos fondos.

Al final del libro figura un posfacio escrito por el autor, que se corresponde con el prefacio de la edición revisada de The Mystery of a Hansom Cab, 1896.

Tengo que agradecer a la Editorial dÉpoca el ejemplar que tan amablemente me ha enviado para la presente reseña, ampliamente acompañado de unos preciosos marcapáginas, que, ni que supiera el editor que los colecciono.

Fergus Hume, 1882

Fergus Hume, 1882

El autor:
Fergus Wright Hume nació en Inglaterra el 8 de julio de 1859,  y falleció en Thundersley,Essex, Inglaterra  el 12 de julio de 1932. Fue un prolífico novelista inglés injustamente olvidado en nuestro país. Publicó cerca de 140 novelas, la mayor parte de las cuales son novelas de misterio ambientadas en Inglaterra, pero también en América y África, continentes que visitó con frecuencia. El conjunto de su obra ocupa un lugar de importancia histórica en el desarrollo de la novela de detectives.

El libro:
El misterio del carruaje (título original: The Mystery of a Hansom Cab, 1886) ha sido publicado por la Editorial dÉpoca en su colección Misterios de Época. Ilustraciones originales de C. Sedano. Traducido del inglés por Rosa Sahuquillo y Eva María González; y con una magnífica introducción de Susanna González. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta y guía de lectura. Tiene 345 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo el booktrailer de presentación de El misterio del carruaje, de Fergus Hume.

Para saber más:

http://en.wikipedia.org/wiki/Fergus_Hume

Cartel de la película australiana, 2012.

Cartel de la película australiana, 2012.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Novela Negra