Archivo de la etiqueta: Misceláneas primaverales

“Misceláneas primaverales” de Natsume Sōseki

Sōseki es siempre el primer nombre que me viene a la cabeza cuando alguien me pregunta por mi escritor japones favorito. Haruki Murakami

Cubierta de: Misceláneas primaverales

Cubierta de: Misceláneas primaverales5

Para comprender mejor a Sōseki y su obra, hay que conocer un punto muy importante. Estamos en la era Meiji, un tiempo de convulsiones para Japón. Las potencias occidentales lo han obligado a abrir las fronteras tras años de aislamiento, y Japón, que mira con recelo la actuación occidental en Asía, comprendió la necesidad de occidentalizarse para poder sobrevivir. Esta época está magistralmente retratada en su novela Sanshiro.

El primer Sōseki es en buena medida un maestro de la pantomima, de la descarga de emociones a base de humor, burla y parodia (en muchos casos autoparodia); pero ese humor inicial se difumina, adquiere introspección y pinceladas grises y negras, hasta llegar a Las hierbas del camino (también publicado por Satori Ediciones), una obra autobiográfica dura, ajena a la autocompasión, una confesión espiritual del autor. Los sueños de diez noches y Misceláneas primaverales son en este contexto un entrenamiento, una inmersión en el yo antes de iniciar tan largo, interno y costoso viaje. Antes de describir la mente del hombre contemporáneo Sōseki se zambulle de forma literaria en su propia mente, en sus recuerdos y su inconsciente. Se abandona a los sueños.

Misceláneas primaverales presenta a un Sōseki melancólico, introspectivo, surrealista y cambiante, que se erige en precursor de toda una rama de la literatura japonesa que nace con Natsume Sōseki pasa por Abe Kōbō y acaba en Haruki Murakami, y su universo mágico y surrealista a la cabeza. Un universo que mezcla la modernidad sensible occidental con un Japón clásico, oculto e invisible. Un Japón tradicional de sensaciones y esencias que seduce al lector. Una nueva faceta de un Sōseki absolutamente posmoderno.

Sōseki vivió la disgregación del ser japonés en época de cambios , su disolución en la piscinas posrománticas del urbanismo salvaje, y la pérdida de un orden social tradicional. Sus protagonistas luchan contra enemigos interiores y fantasmas de la modernidad. El propio Sōseki vivió en sus carnes ese conflicto que anticipa la posmodernidad.

En Los sueños de diez noches, primera parte del libro, Sōseki se zambulle de forma literaria en su propia mente, en sus recuerdos y su inconsciente. Se abandona a los sueños, en los que la muerte aflora inevitablemente y se embarca en un viaje onírico expresado con un estilo lacónico y simbólico, permitiendo al privilegiado lector asomarse a las simas más profundas de su psique.

Misceláneas primaverales, literalmente «Opúsculos nacidos del ocio de los largos días de primavera», comparte alguna de las características de los sueños. Está compuesta por veinticinco historias breves aparecidas también en la prensa. Siete de ellas transcurren en la Inglaterra de comienzos del siglo XX, donde Sōseki vivió 3 años. Son relatos muy autobiográficos en los que hay anécdotas de la vida cotidiana, siempre relacionadas con el pasado, y siempre con un regusto amargo. La escritura de Sōseki es aquí tremendamente moderna: fragmentada, subjetiva, alejada de juicios y ornamentos. Estos textos breves son cubistas, deconstruccionistas, paulkleeanos; reflejos de un interior que se busca a si mismo; charcos en los que las intuiciones saltan como batracios. Son los reflejos de un interior que se busca a sí mismo.

La lectura de Misceláneas primaverales no dejará indiferente a ningún lector. Lectura totalmente recomendable para conocer esa primera etapa de la literatura contemporánea japonesa. Un gran acierto de la editorial.

Natsume Sōseki

Natsume Sōseki

Natsume Sōseki nació en Tokio, Japón el 9 de febrero de 1867. Es el seudónimo literario de Natsume Kinnosuke (en japonés, Natsume Kin’nosuke 夏目 漱石 ).  Sōseki vivió una adolescencia marcada por la desgracia y se volcó en los estudios hasta alcanzar una brillante formación intelectual. Licenciado en Lengua y Literatura Inglesas por la Universidad de Tokio, donde comenzó a ejercer la docencia. Su consagración literaria llegó en 1905 con su primera novela, Soy un gato, gracias a cuyo éxito abandonó la docencia y se centró en su carera de escritor. Alcanzó su cumbre literaria con Soy un gato (1905),  El caminante (1912), Kokoro (1914) y Las hierbas del camino (1915), obras de madurez que destacan por la honda caracterización psicológica de los personajes y el lúcido análisis de la sociedad nipona.

Misceláneas primaverales (título original: Los sueños de diez noches ( 梦十夜, Yume Juya) y Miscelaneas primaverales ( 思い出す 事 など , Omoidasu Koto nado)) ha sido publicado por Satori Ediciones en su Colección Maestros de la Literatura Japonésa. Traducido del japonés por Akira Sugiyama. Con prólogo de José Pazó Espinosa. Encuadernado en rústica y sobrecubierta, tiene 172 páginas.

Cómpralo a través de este enlace en Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en inglés grabado por TheJapanChannelDcom titulado:

Natsume Soseki’s House in Japan!

Para saber más:

http://www.natsumesoseki.com/  (está en japonés)

 

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Narrativa