Archivo de la etiqueta: Leer viajar estar vivos

“Leer, viajar, estar vivos”, de Pepa Calero

«La música configuró todos los viajes»
.

«Estos viajes literarios, en busca del mundo del autor y sus personajes, me llevaron a explorar los rincones más recónditos de mi vida, desde los más significativos hasta los más triviales.»   [Pepa Calero]

Cubierta de Leer, viajar, estar vivos

Cubierta de: ‘Leer, viajar, estar vivos’

Que se puede decir de alguien que ama la literatura tanto, que la hace viajar buscando los pasos perdidos de los escritores que dibujaron la belleza de esas ciudades con tanta historia. Los pasos perdidos y los cafés, pues viajar por Europa significa para la autora habitar los cafés ya que la cultura europea con su carácter reflexivo, pausado es inconcebible sin los cafés.
“Conocía Trieste, su café San Marcos y su Jardín por la voz de Claudio Magris. Respiré el atardecer en Buda, en el Bastión de los Pescadores, al lado de Kristóf, el protagonista de Divorcio en Buda. Caminé junto a Sándor Marai recorriendo las páginas de ¡Tierra, Tierra! por el barrio de Krisztina y la calle Mikó, donde vivió. Ay, Budapest, horas y horas contemplando el Danubio como si tuviera el río en los labios.
Fui la confidente de Soma Morgensten, en Viena, junto con sus amigos Joseph Roth y Stefan Zweig en su libro Huida y Fin de Joseph Roth. Amé esa ciudad antes de verla. Llevaba años rondando el Café Central con Robert Musil y sus amigos….”
Y podría seguir desgranando los viajes que, esta mujer, sensible y apasionada nos regala con ese sentimiento que solo las personas que han vivido pueden trasmitir.

«Disfruté con lo sencillo, habité el mundo de la contemplación, ver sin juzgar, escuchar sin opinar. Viajar conmigo fue una de las experiencias más emocionantes de mi vida.»

¿Hay alguien que pueda decir que no hay poesía en Pepa Calero? “Tánger, la ciudad azul, el hogar del escritor bohemio Paul Bowles, era un hervidero de varones que ocupaban relajadamente todos los cafés del centro. Olía a mar y a té de hierbabuena.
Y Praga, mi querida y asombrosa Praga, a la que llegué con cierto recelo. La bella durmiente que habita junto al río. La gran dama. El poema eterno. La ciudad de las cien torres, que se refleja orgullosa junto a los cisnes blancos del Moldava. Música y palabras cruzan a todas horas el entrañable puente Carlos. Un viaje deslumbrante con poemas de Rilke y Jan Neruda en la mochila.”

«Todo el mundo sonríe en el mismo idioma»

Descubrió las ventajas de viajar en solitario pues reconoce que vivió dos viajes. Un viaje interior grandioso donde descubrió los actos de bondad de la gente; y un viaje exterior que fue un paseo por las nubes.
Con Pepa vamos a recorrer Viena
Trieste, Varsovia, Budapest, Praga, Salzburgo, Berlín, Lisboa, Tanger y la librería Lello & Irmao.

“Yo era una observadora atenta de una Viena que ya no existía, de un mapa que conocía por los autores que la retrataron como si fuera una madre, una amiga, una esposa. No terminaba de entender que me fascinaba de aquel lugar. Debía ser un sentimiento universal, pensé recordando las palabras de Zweig: «A cada instante siento añoranza de ciudades que no son la mía; y ganas de marcharme cuando estoy en casa».”

“Cuando llegué a Trieste, las farolas movían inquietas la luz sobre el asfalto. Ya estaba la noche encima. Una cortina de agua recibía a los viajeros a la salida de la estación central. La pequeña y fronteriza ciudad más literaria de Europa, la ‘mitteleuropa’ de Claudio Magris. En el hotel, cerca del antiguo puerto del imperio austro-húngaro, olía a café recién hecho.”

“Hay una cierta serenidad en este paisaje reconstruido de huellas restauradas [Varsovia]. Una ternura invisible envuelve la plaza nueva, antigua plaza del mercado hasta el siglo XVIII. Observar sus casas levantadas ladrillo a ladrillo, su sirenita guerrera, sus bancos, sus palomas, sus gentes resulta conmovedor.”
Por cierto como bien dice la leyenda, la sirenita guerrera, Sawa, era hermana de la sirenita de Copenhague.

Podría seguir contando aventuras de este viaje literario a través de Europa, pero prefiero, y lo digo con total sinceridad, que seáis vosotros, lectores de este blog, los que disfrutéis de la poesía con que la autora describe sus viajes.
Como bien dice la editorial en la sinopsis del libro, Leer, viajar, estar vivos es una obra que habla de escritores, personajes, paisajes. De viajar lento. Del gozo de descubrir que son las personas las que dan sentido al viaje… Viajar para escribir, aprender, experimentar. Soñar. Viajar para mostrar que todas las ciudades se parecen, que todos los lectores, todos los viajeros caminan detrás de un sueño: Leer, viajar, estar vivos.

Por cierto, recorrer el mundo con libros debajo del brazo como hace nuestra querida Pepa Calero no es nuevo. En una reseña posterior contaré las aventuras de una mujer gallega llamada Egeria, que allá por el siglo IV (d.C.) viajo a oriente medio leyendo un pasaje de la Biblia allí donde había acaecido un hecho notable y que estaba reflejado en la Biblia.

“Los viajes son los viajeros. Lo que vemos no es lo que vemos, sino lo que somos”.     [Fernando Pessoa]

Lee y disfruta de un fragmento del libro.

Pepa Calero

Pepa Calero

La autora:
Viajera, madre, matrona, psicóloga, escritora… Pepa ha ganado varios premios: 1.er Premio del Certamen de Relato Corto: Maternidad, Punto y Aparte, (Fundación Recoletos), y 1.er Premio de Microrrelatos del V Certamen Internacional de Relato Aste Nagusia, Bilbao, 2017. Quedó finalista del XVII Concurso Int. Max Aub; del Certamen Mundial Excelencia Literaria M.P. Literary Edition 2015, y Accésit del XXX Certamen Nacional de Cuentos «Antonio Reyes Huertas». Autora de la novela El parto de Clara, colaboró con la Revista Cultural Terral en su sección «El viajero». Publicó el relato «Liberación» en la antología La librería más bonita del mundo, es alumna del taller literario «El Desván de la Memoria» y ha sido miembro de la Asociación de Escritores Noveles. Pepa, se estrena en nuestro sello con Leer, viajar, estar vivos.

El libro:
Leer, viajar, estar vivos ha sido publicado por Ediciones Casiopea. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 140 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Para saber más:
https://www.instagram.com/edicionescasiopea/
https://www.facebook.com/edicionescasiopea/
https://twitter.com/EdCasiopea

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Viajes y tiempo libre