Archivo de la etiqueta: Laura Pascual Antón

«El parque de los perros», de Sofi Oksanen

«Ya empezaba a estar desesperada y muy harta de los titulares del tipo “Por qué una chica guapa tiene que conformarse con ser pobre” las entrevistas de trabajo no habían dado frutos… () … estaban pasando estrecheces por culpa de mi carrera fallida, por mi culpa, y era yo quien tenía que arreglarlo.»

MaudyReseña escrita por Maudy Ventosa.

Cubierta de 'El parque de los perros'

Cubierta de: ‘El parque de los perros’

Resulta muy difícil hablar de una novela ambientada en una Ucrania, que tenía el mes de mayo más hermoso del mundo, cuando en estos momentos atraviesa una de las etapas más duras de su historia; es un país que está siendo destruido y su población masacrada -cuando no han podido o querido abandonar su tierra-, por el ansia de poder de un demente asesino que siembra la muerte y el horror; EL PARQUE DE LOS PERROS es la última novela publicada en España por Narrativa Salamandra, de la escritora finlandesa Sofi Oksanen, que sabe ahondar en el corazón humano y no duda en denunciar dramas actuales que, como tantas veces, tienen su foco en el cuerpo de la mujer.

Con capítulos cortos, la protagonista va narrando en primera persona su historia al hombre que amó y que sabe que va a destruirla. En tres tiempos, habla de su difícil situación actual, de cuando tuvo éxito y dinero y le conoció, y de una infancia en la que se ocultaba la verdad, negando incluso la zona en la que se nacía. La Revolución Naranja contribuyó a que los rusos vieran a los ucranianos como unos sanguinarios fascistas. Mentiras y manipulación de información con manifestantes asalariados. Siempre culpando a los ucranianos.

La historia es cíclica y, para nuestra desgracia, seguimos cometiendo los mismos errores que reprochábamos a otros. La política invade, irremediablemente, El parque de los perros. Es imposible sustraerse a ella a pesar de estar escrita antes del 24 de febrero de 2022, cuando aún no se había producido la última invasión de Ucrania por parte del ejército de Putín. Y como en otro tiempo, vuelve a suceder lo mismo… La autora había escrito: “Siempre Rusia, los separatistas que ocupan las casas y negocios de los que han huido, las mentiras soviéticas, la falta de piedad. El 75% de los ciudadanos rusos apoyaban la guerra contra Ucrania. Realmente querían matarnos” … () …Tras la ocupación de Crimea, ¿los rusos se iban a conformar sin invadir toda Ucrania? Otra vez, la historia se repite y, cada vez, de manera más cruenta.

Oksanen denuncia que, tras la caída del imperio ruso, la Revolución Naranja no trajo al país los cambios que se esperaban. La corrupción era el deporte nacional, la caridad estaba de moda entre los que tenían dinero porque descubrieron que todo se podía comprar y lavaba el dinero con facilidad legitimando a los donantes. Con el desmantelamiento del sistema soviético y las privatizaciones, se daban a los trabajadores acciones proporcionales a los años trabajados en las fábricas; la mayoría se veían obligados a venderlas si querían volver a encontrar trabajo; pero algunos sí podían comprarlas a precios irrisorios… coacciones para unos, enriquecimiento desmedido para otros. Minas legales y otras subterráneas paralelas que hundían las calles; niños trabajando por un dólar al día; ciudades tóxicas que contaminan la vida de sus habitantes; cultivos de amapolas en los huertos y compotas aliñadas en las cocinas para los toxicómanos más pobres, para los más desesperados… Todo esto, además de una legislación única en relación a la reproducción asistida –cuando Tailandia se cansó de fabricar bebés prohibiendo los vientres de alquiler para extranjeras–, hacía que Ucrania se convirtiera en la nueva reina del sector porque, únicamente los futuros padres gozaban de seguridad jurídica, y ni las donantes ni las madres de alquiler tenían ningún tipo de derecho.

Bellezas de piel blanca convertidas en donantes de óvulos; elegir el sexo del bebé y la eliminación del nombre de la madre de alquiler del certificado de nacimiento del niño, son un reclamo excelente para toda la industria que se crea en torno a la gestación subrogada. Jóvenes muy guapas que no logran triunfar como modelos, encontraban anuncios en los postes de la luz… Las agencias utilizaban trampas melosas porque siempre sabían encontrar a las chicas que nunca habían recibido un halago, después era fácil inventar un curriculum conveniente a ojos de los clientes occidentales preocupados por la salud y el medio ambiente, que analizaban a las madres como si fueran artículos que iban a comprar. Otra vez la corrupción más absoluta se encargaba de fabricar madres perfectas. Ellas, se convencían de que tenían vocación de donante de vida… el hecho de sentirse importante también resultaba adictivo. Y ninguna se limitaba a donar una sola vez, por lo que muchas acababan con un tremendo desequilibrio hormonal, desmoronadas y enfermas.

Es una novela dura, valiente, cruda, narrada de manera magistral que denuncia situaciones dramáticas marcadas por la pobreza y la corrupción. La necesidad de triunfar y salir adelante como sea y, cuando todo se tuerce, escapar. Relaciones humanas basadas en decisiones equivocadas; añoranza de lo que podía haber sido si… Desequilibrio entre países corruptos y otros que codicias lo que no tienen, pero que pueden pagar con soberbia, sometiendo a los pobres; madres e hijas que se quieren pero se conocen poco; personas que renuncian a su identidad para ser admitidos; mujeres que anhelan lo que han vendido cuando son conscientes de lo que han perdido; la dureza de sobrevivir a la muerte de un hijo; desplazados que sienten una nostalgia infinita al no tener un hogar al que volver… y sobre todo, denuncia de la manipulación del cuerpo de las mujeres a la vez de la crudeza de ver a las niñas de los orfanatos como cosecha pronta a madurar. Muchos temas en esta excelente novela de un realismo que estremece.

Y también la belleza de sentir el amor por un hombre que no podrá protegerla… Puede que nunca antes hubiera estado realmente enamorada y que por eso no supiera que podía ser algo tan bonito. Que me sentiría como si fuera a vivir eternamente, como si mi corazón fuera inmortal. Por eso sólo tenía miedo a veces: solo tenía miedo cuando estaba sola, pero nunca en tu compañía.

PERSONAJES:

  • Olenka, Aljonka, en ruso, trabajaba como modelo publicitaria, pero las cosas se habían torcido. Sabe inglés, francés, alemán, ruso, ucraniano, estonio y algo de finlandés. Se fue a París desde Tallin. Se convirtió en jefa de la agencia, pero también hizo sus propias donaciones, como el resto de las chicas. Vivió en París mucho tiempo y pasó mucha hambre. Años más tarde, cuando volvió por trabajo podía comprar té de Mariage Fréres y macarons de Ladurée.
  • Daría, es una donante muy guapa; cuando aparece en el parque, por su aspecto se ve que necesita dinero. Y había ganado mucho. Tiene habilidades lingüísticas, alto cociente intelectual y pasado gimnástico, estudios de Ingeniería de Minas de la Universidad Nacional de Minería de Dnipró. Su alemán es muy bueno, y su capacidad para hacer madurar los óvulos, espectacular.
  • Viktor Vitalievits Kravets es el cliente más importante para la jefa. Su padre tiene una fundación que apoya a varios orfanatos. Es el hombre que le hace regalos caros. Había asistido a la Academia Metalúrgica de Dnipró, aunque su abuelo había trabajado en la mina. No lleva anillo de casado.
  • Lada Pavlovna Kravets, es la esposa de Viktor. Ha tenido las ventajas de la nomenklatura. De buena y rica familia, que se había aferrado durante décadas a su posición privilegiada, de una revolución a otra, de un régimen a otro. Sus empresas seguían agotando los metales y el carbono hasta que no quedara nada. Es encantadora.
  • , Román, el Mongol, el conductor de Kravets. El hombre al que ama la protagonista.

Y Vitali Kravets, el padre de Viktor; y Oleh –Oleshko–, el niño que está en la urna; y su padre, que primero se convirtió en un hombre con coche y más adelante en un hombre con chofer. Cuando las kopankas, haciendo realidad un sueño del que su mujer y su hija no sabían nada; y babusja Vilina que vive en Vínnytsia; y babushka Galina, a la que no le gustan las novedades ni creía en los planes de negocio del padre de Olenka; y Maksim Sokolov, que hace negocios con su padre; y también Iván, que se encarga de entregar la compota que obtenían de las amapolas. Y de más cosas; y Boris, su hermano, y muchos más…

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

Sofi Oksanen

Sofi Oksanen

La autora:
Sofi Oksanen (Jyväskylä, Finlandia, 1977) estudió Arte Dramático en la Academia de Teatro de Helsinki. Purga (Salamandra, 2011), su tercera novela, que vendió más de un millón de ejemplares en más de cuarenta países, y fue galardonada con los premios más importantes de Finlandia, el de Literatura del Consejo Nórdico, el Femina Étranger y el de Mejor Novela Europea del Año, la colocó en el panorama literario internacional. Fue la primera escritora finlandesa en alcanzar, en 2013, el Premio Nórdico de la Academia SuecaCuando las palomas cayeron del cielo (Salamandra, 2013), su siguiente novela, fue recibida con el mismo entusiasmo por la crítica y el público, igual que Norma (Salamandra, 2020), nominada al Young Aleksis Literature Prize en 2016 y traducida a una treintena de idiomas.

El libro:
El parque de los perros (título original: Koirapuisto, 2019) ha sido publicado por Ediciones Salamandra en su Colección Salamandra Narrativa. Traducción de Laura Pascual Antón. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 416 páginas.

Como complemento pongo un vídeo en inglés con subtítulos en español donde Sofi Oksanen presenta El Parque de los Perros.

.
Para saber más:
https://sofioksanen.com/

Sofi Oksanen en Wikipedia.

1 comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Por Maudy Ventosa

«El pequeño libro de la mala leche», de Lotta Sonninen

«Saca lo peor de ti con el libro de actividades
para adultos
más catártico que existe.»

Maudy VentosaReseña escrita por Maudy Ventosa.

Cubierta de 'El pequeño libro de la mala leche'

Cubierta de: ‘El pequeño libro de la mala leche’

Muchas veces he repetido esa frase que dice que a los compañeros de trabajo no se los elige… vienen en el lote… Lo que no implica que no te cabrees y eches pestes por la cantidad de mediocres e imbéciles que te rodean. Jefes ineptos y compañeros lameculos y vagos que medran a su alrededor. Empiezo duro, ¿verdad? Muy simple, tenemos una herramienta pequeña y fácil de utilizar para dar rienda a todas las emociones negativas que tenemos que tragarnos a diario. ¡Desahógate! Se acabó el buenísimo ¡Catarsis pura!

La catarsis es una experiencia purificadora de las emociones humanas. La palabra proviene del griego κάθαρσις (kátharsis), que significa ‘purga’, ‘purificación’.

Sigmund Freud retoma el concepto de la catarsis griega desde un punto de vista terapéutico. Durante un proceso de terapia, se conduce al paciente a desbloquear recuerdos o vivencias reprimidas en su inconsciente, generalmente asociadas a eventos traumáticos del pasado, con la finalidad de poder hablar sobre ello, concientizarlo, y experimentarlo emocionalmente.

Maudy Ventosa con el libro

Maudy Ventosa con el libro

Con El pequeño libro de la MALA LECHE, de Lotta Sonninen, publicado por Plaza y Janés, vamos a reflexionar sobre las cosas que van mal en nuestra vida: la pareja, los hijos, los jefes, los amigos… vamos a enumerar sus defectos, señalarlos y apuntarlos, porque ellos son los culpables de que nuestra vida no transcurra de manera plácida y feliz, no nosotros ¡por supuesto!

En este pequeño cuaderno de actividades, para adultos, vamos a sacar lo peor de nosotros, los resentimientos que arrastramos, la mala leche que acumulamos… porque hemos encontrado la causa y a los culpables. No habrá que leer más esas frases estúpidas y positivas que nos envían cada día “amigos” que también tienen su punto imbécil. Tenemos envidia, ¿y qué? No somos los únicos, y ni es buena ni es sana. Vamos a echar esas broncas que antes no nos habíamos atrevido, en “bocadillo”, por supuesto; a escribir mensajes sin pelos en la lengua, y lo que es más importante: vamos a canalizar nuestro odio viendo las formas de irritar a nuestra pareja, a nuestros padres, a los compañeros de trabajo, incluso al jefe. Solo consiste en reflexionar y ¡apuntar en el cuaderno! Porque hoy puede ser un mal día… y mañana también. No perdono ni olvido los traumas que me habéis hecho pasar y que arrastro, y que son la causa de que aún sienta rabia.

Hay que mirar el lado negativo de las cosas, saber lo que nos fastidia y que es inútil y absurdo, el invento más tonto, el animal más inútil, la comida más vomitiva

Y para ser todavía más negativos, tenemos que ampliar nuestro vocabulario de reniegos; palabras que signifiquen irritar, fastidiar… o de insultos nuevos porque ya conocemos lerdo, zoquete o necio… o más injurias y calumnias…Terminamos dibujando lo que es feo de narices y acabamos odiando a todo lo que se mueve y existe…

¿Has seguido el manual al pie de la letra? Pues entonces ¡estás como nuevo!, pero ojo, guarda bien el pequeño librito, porque si te lo pillan no sabrás dónde meterte…

Un toque de humor inteligente no viene mal, ¿verdad? Cierto es que todos estamos un poquito hartos de tanta gente buenísima a nuestro alrededor. Una pequeña dosis de mala leche reconforta. Echarla fuera de vez en cuando… lo dicho, catarsis pura.

SINOPSIS de la editorial:
¿Estás harto de tener que ser positivo? ¿No puedes más con el «buenrollismo» que te rodea? A veces no estaría nada mal poder quejarse a gusto del tráfico, del aire acondicionado y de la calefacción de la oficina, de todo lo malo que pasa en el mundo y de la gente insoportable que te da la tabarra sin descanso, ¿verdad? ¿No sería de lo más liberador? Pues bien, por fin ha nacido el libro de actividades que va a permitírtelo.

El pequeño libro de la mala leche es un irreverente manual creativo para canalizar todas esas vibraciones negativas, que dejará vía libre al gruñón que reside en lo más profundo (o no) de tu ser. Desahógate rellenando sus páginas con ejercicios como:

  • – Enumera los defectos de tu pareja, tu jefe/a, tus hijos, tus padres y tus amigos.
  • – ¿Qué va mal en tu vida? ¿Quién tiene la culpa?
  • – Haz una lista de gente más incompetente que tú, pero a la que la vida le va mejor que a ti.
  • – Escribe una nota enfurecida a tu vecino/a tocapelotas, tu ex o a un profesor de quien aún tengas malos recuerdos.
  • – Haz una lista de situaciones en las que no se te ocurrió una respuesta ingeniosa hasta que ya era demasiado tarde.
  • – Colorea mandalas que nada tienen que ver con las flores y las mariposas habituales.

IMPORTANTE:
Puesto que las actividades de este libro te animan a portarte mal, muy mal, asegúrate de que lo tienes a buen recaudo. Imagínate lo que ocurriría si cayera en las manos equivocadas 😉

Echa un vistazo al libro.

Lotta Sonninen

Lotta Sonninen

La autora:
Lotta Sonninen vive en Finlandia, donde se dedica a la edición y a la traducción. Se le ocurrió escribir El pequeño libro de la mala leche mientras trabajaba en el enésimo libro de positividad. Un best seller en su país de origen, el libro se publicará en más de treinta idiomas.

El libro:
El pequeño libro de la mala leche (título original: Piehi pahan mielen kirja, 2018) ha sido publicado por la Editorial Plaza y Janés en su Colección Obras Diversas. Traducción de Laura Pascual Antón. Encuadernado en rústica, tiene 112 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo el booktrailer de El pequeño libro de la mala leche, de Lotta Sonninen.

.
Lotta Sonninen

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Por Maudy Ventosa, Viajes y tiempo libre