Archivo de la etiqueta: Kindred: Neanderthal Life Love Death and Art

Entrevista a Rebecca Wragg Sykes autora de “Neandertales. La vida, la muerte y el arte de nuestros primos lejanos”

♦Sunday Times one of 2020’s Best Books♦
♦Current Archaeology Book of the Year Award 2021♦

«La obra definitiva sobre los neandertales expone los últimos hallazgos sobre nuestros primos lejanos y nos descubre otras formas de ser humanos»

El día 24 de septiembre escribí la reseña de Neandertales. La vida, la muerte y el arte de nuestros primos lejanos, hoy transcribo la entrevista que me concedió la autora el 13 de septiembre. Las fotografía que acompañan la entrevista están tomadas en el Museo Arqueológico Nacional en Madrid (MAN) en la conferencia que ofreció ante destacadas autoridades académicas sobre su libro.

 

P.- Cuando y como nació su interés por los Neandertales
R.- Desde pequeña estoy interesada por la historia, no solo conocer el pasado, sino también imaginármelo, pero mi primera excavación fue sobre los romanos.
Estaba de vacaciones en España con mi familia cuando visitamos cuevas y ahí es donde empecé a interesarme muchísimo por el pasado remoto. Luego en la universidad cada vez me fui especializando más en los Neandertales porque eran un desafío total.

P.- ¿Cuándo descubriste que el Pleistoceno era una época más interesante que los romanos…?
R.- A mí me gusta toda la arqueología, incluso la industrial, pero creo que fueron esos viajes que hice con mi familia que he comentado antes por algunas cuevas. En Reino Unido también tenemos cuevas pero no tan impresionantes como las de Francia o España, pero en la universidad ya me empecé a interesar por lugares en los que han desaparecido totalmente los ecosistemas que existían entonces y los animales pero no solo desaparecieron en esos lugares   que eran más fríos sino también en algunos más cálidos.
Aquí había grandes bosques con hipopótamos o macacos y empecé a encontrar que los utensilios que fabricaban los Neandertales eran maravillosos, muy atractivos y cuando más empecé a profundizar porque estaba haciendo Masteres de Neandertales, más empecé a interesarme y a ir más allá, en todo lo que concierne a los Neandertales.
Para mí, como para otros muchos arqueólogos, fue inspirador leer las novelas de Jean Marie Auel (El clan del oso cavernario) sobre la prehistoria

P.- ¿Quince años de estudio se condensan en este libro?
R.- Mi tesis doctoral data de hace 10 años y ya desde antes me interesaba el tema. Mi viaje a través de la arqueología es todo un viaje porque fui desde entonces pensando que quería escribir sobre los Neandertales, pero tengo que decir que el libro también es el producto de cientos de investigadores.

20211013_181429

P.- ¿Por qué lo escribiste, cual fue el objetivo de tu libro?
R.- Hay muchos libros sobre Neandertales porque es un tema muy interesante, pero quería escribir un libro sobre todo por dos cosas; una, no únicamente centrarme en sus cuerpos, su apariencia física porque aunque he escrito sobre sus cuerpos no soy especialista en esqueletos, sobre todo soy especialista en los utensilios y mi perspectiva es diferente de la de otros autores. Mi idea era utilizar todos los registros arqueológicos existentes para entender a los Neandertales porque a menudo aunque aparecen en los titulares no siempre la información es la adecuada. Y el otro motivo por el que quería escribir el libro era para poner en conexión a la gente actual con el pasado tan remoto.

P.- ¿Ha sido difícil pasar de un lenguaje académico a un lenguaje vulgar?
R.- Es interesante porque el libro podía haber sido el doble ya que hay muchísima información. Cuando escribes como académico tienes que documentar cada ejemplo que pones, pero no lo puedes hacer en un libro como este. Lo que he hecho es basarme en la inspiración que otros me han provocado y he tratado de escribir este libro para inspirar a los lectores.
Siempre me ha interesado la literatura y la poesía y he intentado introducir en este libro ese tipo de escritura aunque me han criticado mucho por hacerlo. Creo que este libro me estaba esperando a mí.

P.- Las cuevas de Denisova en el macizo de Altái, en Siberia, son el punto más al este donde se han encontrado restos. ¿Es posible que Denisovanos fueran los primeros habitantes de América?
R.- Es una pregunta muy buena porque no tenemos registros en América. No se sabe cuando empezó a llegar la gente a América, y tenemos una publicación con huellas en la arena de hace 20.000 años y esto encaja con la historia de los indígenas americanos porque quiere decir que llevan poblando América desde hace muchísimo tiempo. Hay restos arqueológicos por ejemplo incisiones en huesos que datan de hace 100.000 años, lo que pasa en que todavía la cosa no está muy segura y no estoy convencida por la calidad de los objetos. Lo que si es posible es que en los periodos en que el hielo no impedía ir de unos continentes a otros ya hubiera homínidos ahí, pero no tenemos pruebas fehacientes que lo demuestren

20211013_191933

P.- En el libro queda clara la inteligencia del Neandertal, ¿tenían una cultura, un lenguaje?
R.- Sin duda tenían una cultura porque los objetos que estudiamos así lo atestiguan, también hay que decir que los chimpancés también tienen una cierta cultura material que comparten entre los grupos, pero comparados con los chimpancés todos los objetos, la cultura de los Neandertales es inmensamente más rica. Usaban distintos materiales porque utilizaban piedra, madera, hueso, conchas, también vemos diferencias entre las culturas Nenadertales según los lugares geográficos y también según el momento del tiempo en el que vivieran.
Espero que haya quedado claro en el libro que ellos no solo eran capaces de fabricar utensilios de piedra, sino que además pensaban, planeaban. Eran muy sistemáticos en su selección de material, se centraban mucho en la calidad de los materiales que utilizaban. Podemos pensar en ellos  de alguna manera como artesanos. Claro, lo que si era una cultura simbólica o no, eso no está claro, pero lo que si está claro es que eran inteligentes y que tenían una cultura.
Todos los que trabajan en este campo creen que había alguna forma de comunicación hablada. Tenemos pruebas a través de su anatomía y los arqueólogos lo han demostrado. No solo por la complejidad de la tecnología sino también por los hogares en los que se sentaban alrededor.
Y además porque al bajar a menor escala las sociedades humanas, estas se basan en compartir recursos y tenemos también claro que la cultura Neandertal era así.

P.- ¿La península Ibérica fue el último reducto de los Neandertales?
R.- Creo que la península ibérica quizá fuera una de las últimas porque tenemos que recordar que los Neandertales no solo habitaron Europa Occidental, ahora sabemos que estaban en la cueva de Denisova en Siberia y quizá más allá. De diferentes contextos hay diferentes historias de los Neandertales.

«Solo comprendiendo a los neandertales podremos conocernos
de verdad a nosotros mismos.»

Lee y disfruta de las primeras páginas del libro.

La autora:
Rebecca Wragg Sykes (Londres, 40 años) ha estado fascinada por los mundos desaparecidos de las edades de hielo del Pleistoceno desde la infancia, y este interés ha continuado a lo largo de una carrera científica dedicada a investigar a los personajes más enigmáticos de todos: los neandertales. Aparte de su competencia académica, Rebecca destaca por sus excepcionales dotes como comunicadora. Sus trabajos se han publicado en The GuardianAeon y Scientific American, y ha aparecido en programas de historia y ciencia de BBC Radio 4. Trabaja como arqueóloga y asesora creativa, y fue cofundadora del influyente proyecto Trowel – Blazers, que resalta el papel de las mujeres en la arqueología y las ciencias de la tierra.

El libro:
Neandertales. La vida, la muerte y el arte de nuestros primos lejanos (título original: Kindred: Neanderthal Life Love Death and Art, 2020) ha sido publicado por la Editorial GeoPlaneta en su Colección GeoPlaneta Ciencia. Traducción de Alberto Delgado Castro, 2021. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 468 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en inglés, que concedió la autora a este blog donde nos habla de su libro Neandertales. La vida, la muerte y el arte de nuestros primos lejanos.

.
Para saber más:
https://www.rebeccawraggsykes.com/
Rebecca Wragg Sykes en Wikipedia.
https://twitter.com/LeMoustier

Deja un comentario

Archivado bajo Arte, Biografías, Ciencia y tecnología, Curiosidades, Ensayo - Crítica literaria, Historia, Literatura, Viajes y tiempo libre

«Neandertales. La vida, la muerte y el arte de nuestros primos lejanos», de Rebecca Wragg Sykes

♦Sunday Times one of 2020’s Best Books♦
♦Current Archaeology Book of the Year Award 2021♦

«La obra definitiva sobre los neandertales expone los últimos hallazgos sobre nuestros primos lejanos y nos descubre otras formas de ser humanos»

.

Cubierta de 'Neandertales'

Cubierta de: ‘Neandertales’

Desde su descubrimiento hace más de 160 años, los neandertales han pasado de ser vistos como los perdedores del árbol genealógico humano a ser considerados homínidos de primera categoría.
En Neandertales, Rebecca Wragg Sykes utiliza su experiencia en las investigaciones punteras sobre el Paleolítico para compartir nuevos conocimientos acerca de nuestros primos lejanos, derribando los tópicos que los representaban como brutos harapientos por páramos helados. Aquí los neandertales se nos revelan como humanos curiosos e inteligentes, conocedores de su mundo, con creatividad tecnológica y capacidad de adaptación al medio. Se extendieron por vastos territorios de tundra y estepa, pero también merodearon por los bosques y atravesaron el Mediterráneo. Y, por encima de todo, lograron sobrevivir más de 300000 años, pasando por épocas de colosales perturbaciones climáticas.

¿Alguna vez llegaremos a desentrañar quiénes fueron los neandertales? Este libro es una ventana abierta a esas discusiones. Va destinado a los que han oído hablar de los neandertales y a los que no; a los vagamente interesados y al aficionado experto; incluso a los científicos afortunados que investigan en su antiquísimo mundo. Porque esa es una tarea cada vez más inabarcable: los tortuosos senderos que atraviesan datos y teorías se entrecruzan con descubrimientos nuevos, que imponen desvíos e incluso giros de 180°. Demasiada información difícil de procesar.
Esta abundancia de atención y análisis se debe a que los neandertales importan; siempre han importado. Su caché en la cultura popular no se compara con ninguna otra especie humana extinta. Entre nuestros parientes remotos (los homínidos), los neandertales ocupan un lugar preferente, y los grandes descubrimientos acaparan las portadas de las principales revistas científicas y los titulares de los medios. Nuestra fascinación no parece disminuir: Google Trends demuestra que las búsquedas de «neandertal» han superado incluso a las de «evolución humana».
Sin embargo, el entusiasmo de los investigadores por compartir sus trabajos se frustra por la irrupción constante de teorías contradictorias, que los hace parecer veletas apuntando a una idea y a otra. Evidentemente, la ciencia opera mediante la discusión; sin embargo, los datos y teorías nuevos no reflejan la perplejidad de los investigadores, sino su extraordinario dinamismo. Además, debido a las continuas y tópicas «neandernoticias» una persona media nunca se entera de algunos de los descubrimientos más fascinantes.

Entre todos los descubrimientos recientes sobre la evolución humana, acaso el más extraordinario para comprender a los neandertales sea que pudieron, y lo hicieron, cruzarse con nosotros. Y ahora parece que el remoto linaje materno de la mayoría, si no toda la población humana actual –un archivo de cuerpos y de sangre que palpitan hasta el presente– incluía a los neandertales. Esta revelación ha traído aparejada una profunda revisión que los desplazó de golpe desde una rama familiar primitiva y truncada hasta la posición de antepasados genuinos que contribuyeron a lo que somos y a quiénes somos.

Estas páginas pintarán un retrato de los neandertales propio del siglo XXI: no representándolos como perdedores lerdos en una rama quebradiza del árbol genealógico, sino como parientes sumamente adaptables e incluso triunfadores.
Se trata de una lectura profunda y sorprendente que nos atrapa desde el comienzo, despertando o alimentando su interés por estos seres y las preguntas trascendentales que su existencia nos plantea: quiénes somos, de dónde venimos y hacia dónde –quizá– nos dirigimos.

Puestos cara a cara con un neandertal, sería reconocible como una especie de humano, pero nada convencional. Algo más bajos que la media, con cajas torácicas y cinturas más anchas, las proporciones de sus miembros eran también algo distintas. Bajo unos muslos muy musculados, los huesos de las piernas eran más gruesos y redondeados, y ligeramente curvos; y pese a incontables reconstrucciones inexactas, es seguro que caminaban igual de erguidos que nosotros.Mandíbula
Acercando el foco, se aprecian peculiaridades anatómicas casi por todas partes, algunas evidentes y otras más sutiles. Como miembro de la especie H. sapiens, tú mismo sirves como modelo anatómico: pellízcate la barbilla, y bajo la carne y los músculos flácidos sentirás un núcleo óseo. Casi todos los neandertales carecían de este rasgo, incluso desde bebés. Pálpate la cabeza: es alta pero globular; tu cara es corta y vertical bajo la frente. Aunque compartían nuestros cerebros abultados en relación con los de otros homínidos, la forma de sus cráneos era muy diferente. Las coronillas más bajas les conferían una apariencia más aerodinámica y esculpida, rematada por una visible protuberancia por encima de la nuca. Unos ojos más grandes y hundidos miraban desde una cara cuya nariz y boca parecían proyectadas hacia delante, pero con los pómulos hundidos. Enmarcando todo esto se dibujaban unos pronunciados toros supraorbitales, sin separación central como los tuyos, y mucho más imponentes. Pero el cerebro –el que controlaba esos ojos que devuelven intensamente la mirada– era tan grande y capaz de pensar como el tuyo.

«Solo comprendiendo a los neandertales podremos conocernos
de verdad a nosotros mismos.»

El libro se complementa con una cantidad de ilustraciones, gráficos y fotografías. Incluye un amplio índice onomástico.

Lee y disfruta de las primeras páginas del libro.

Wragg Sykes en 2019

Wragg Sykes en 2019

La autora.
Rebecca Wragg Sykes (Londres, 40 años) ha estado fascinada por los mundos desaparecidos de las edades de hielo del Pleistoceno desde la infancia, y este interés ha continuado a lo largo de una carrera científica dedicada a investigar a los personajes más enigmáticos de todos: los neandertales. Aparte de su competencia académica, Rebecca destaca por sus excepcionales dotes como comunicadora. Sus trabajos se han publicado en The Guardian, Aeon y Scientific American, y ha aparecido en programas de historia y ciencia de BBC Radio 4. Trabaja como arqueóloga y asesora creativa, y fue cofundadora del influyente proyecto Trowel – Blazers, que resalta el papel de las mujeres en la arqueología y las ciencias de la tierra.

El libro:
Neandertales. La vida, la muerte y el arte de nuestros primos lejanos (título original: Kindred: Neanderthal Life Love Death and Art, 2020) ha sido publicado por la Editorial GeoPlaneta en su Colección GeoPlaneta Ciencia. Traducción de Alberto Delgado Castro, 2021. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 468 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo, en inglés, en el que Michael Shermer charla con Rebecca Wragg Sykes sobre su libro Kindred: Neanderthal Life, Love, Death and Art.

.
Para saber más:
https://www.rebeccawraggsykes.com/

Rebecca Wragg Sykes en Wikipedia.
https://twitter.com/LeMoustier

Deja un comentario

Archivado bajo Biografías, Curiosidades, Ensayo - Crítica literaria, Historia, Literatura