Archivo de la etiqueta: Juan Manuel Ibeas

«Ciencia ficción», de Guy Haley

«Crónica visual del género más apasionante de la galaxia»

«El libro de referencia más completo y documentado que todo amante de la ciencia ficción debería tener»
Prólogo de Stephen Baxter

Cubierta de: Ciencia ficción

Cubierta de: Ciencia ficción

“Como escritor de ciencia ficción, probablemente la pregunta más frecuente que me hacen es: «¿por qué sigues escribiendo ciencia ficción ahora que vivimos en el futuro?». En efecto, es verdad que muchos de los viejos sueños de la ciencia ficción se han cumplido o superado. Y da la sensación de que vivimos tiempos de cambios acelerados. Pero suponer que ya no hay sitio para la ciencia ficción es no haber entendido de qué trata el género. 
Y si quieres saber de qué trata, este extraordinario libro te servirá de guía.
La ciencia ficción casi nunca consiste en una clara predicción de un futuro concreto, sino más bien en una expresión de las tensiones, angustias y sueños del presente en el que se ha escrito. La ciencia ficción es una respuesta a los cambios. Esto se remonta a los orígenes del género. Esta literatura se puede considerar una derivación de tradiciones más antiguas, como los relatos de viajes fantásticos, pero –como aquí se verá– las autoridades han fijado las raíces del género moderno en el Frankenstein de Mary Shelley (1818), las obras de Julio Verne y H. G. Wells a finales del siglo XIX y la revolución de las revistas pulp americanas, cuyo pionero fue Hugo Gernsback en los años veinte del siglo XX.”

C.F.

C.F.

Este párrafo figura en el prólogo que Stephen Baxter ha escrito para este libro pero no todo queda aquí,  el diseño gráfico de este libro, por sí solo, aporta contenido, contexto y comparaciones de las obras más importantes del género. Pero el corazón del libro, por supuesto, son las palabras de los numerosos expertos colaboradores, y ahí se encontrarán textos concienzudamente investigados sobre autores de ciencia ficción, desde Gerry Anderson hasta J. G. Ballard.
Indudablemente, el género sigue evolucionando, y en la actualidad es más grande que nunca, como demuestra Haley en sus últimas entradas, con Avatar (2009) convertida en la película más taquillera de todos los tiempos y franquicias como Los juegos del hambre reelaborando viejos tropos para un nuevo público de jóvenes adultos. Así pues, la ciencia ficción explora las consecuencias del cambio, pero es una manera de hacer frente a los cambios, de aprender sobre ellos, de interiorizarlos: más que profecía es, tal vez, una especie de terapia de masas. Y la historia aún no ha terminado.

Metrópolis, Alien, Frankenstein

Metrópolis, Alien, Frankenstein

Pero volviendo al contenido del libro, ¿Qué tienen en común Stingray y Espacio: 1999? ¿Qué escritor checo acuñó la palabra “robot”? ¿Quién era Pierre Boulle y cómo dio origen a una de las mayores franquicias de Hollywood? El lector encontrará todas las respuestas y mucho más en estas crónicas de Ciencia ficción.

Star Trek. Original

Star Trek. Original

De Barbarella a Blade Runner, de Solaris a La guerra de las galaxias y de 1984 a 2001Ciencia ficción trata de las mejores creaciones galácticas. Con una interesante combinación de textos incisivos, líneas del tiempo y unas increíbles fotografías, el libro ilustra la aparición y la evolución de unas obras que han fascinado al mundo. Las entradas se realzan con fotogramas de películas y teleseries, portadas de libros y cómics así como diverso material de archivo. Los textos escritos por expertos brindan una interesante perspectiva general y las cronologías de colores permiten comprender de un vistazo las fechas clave de publicación, estreno y emisión. En espléndidas páginas dobles se ilustra la evolución de las producciones desde los inicios en blanco y negro hasta los taquillazos de gran presupuesto. Las sagas más importantes e innovadoras, como La guerra de las galaxias, cuenta no solo con una línea del tiempo para los estrenos de las películas y las teleseries, sino también con una doble página que muestra cómo encaja cada trabajo en el universo ficticio de la serie.
Este es básicamente un libro de consulta, pero sus menciones e ilustraciones nos refrescan la memoria y hacen que se pueda leer como un ensayo sobre el tema.
El libro va dirigido a los que ya son aficionados a la ciencia ficción pero también a los más jóvenes que se inician en este género, ya que abarca desde volúmenes antiguos hasta el anime.

Con un alien paseando por Madrid

Con un alien paseando por Madrid. El no tenía frío.

Pero, ¿como podemos diferenciar la ciencia ficción de la literatura fantástica o el terror? La ciencia ficción es, tal vez, el género de entretenimiento más emocionante. Ninguna otra forma de narrativa moldea tanto nuestra cultura, ni es tan popular. Ciencia ficción es un conjunto de géneros de ficción cuyo impulso narrativo depende de sucesos, tecnologías, sociedades, etc., que son imposibles, irreales o que se describen como si ocurrieran en el futuro, en el pasado o en un mundo de creación alternativa. Estos atributos varían mucho en términos de realidad, probabilidad, posibilidad e intención con que los utiliza el creador.
La diferencia fundamental entre la ciencia ficción y los otros «géneros fantásticos», como la fantasía y el terror, es esta: la base de la ficción es la racionalidad. Las ciencias que esta racionalidad genera pueden ser especulativas, muy equivocadas o incluso imposibles, pero aun así las explicaciones se basan en una visión materialista del mundo. No se invoca lo sobrenatural (aunque en algunas ocasiones puede aparecer junto a los elementos de ciencia ficción).
La ciencia ficción puede ser pura fantasía envuelta en mala ciencia como si fuera un disfraz; esto es irrelevante, siempre que la geografía narrativa sea una geografía nominalmente realista, y no mágica. En este sentido, las películas Armageddon (acerca de un asteroide que choca contra la Tierra) y Godzilla (sobre un reptil gigante y mutado por la radiación) son ambas ciencia ficción, aunque la primera sea posible y la segunda, no. Las dos son ciencia ficción porque el lenguaje empleado en ambas para enmarcar lo que sucede es el de la ciencia.

Una obra imprescindible para todos los aficionados a la ciencia ficción, y un perfecto regalo para estas navidades.

Guy Haley

Guy Haley

El autor:
Guy Haley es un autor británico experto periodista y crítico de ciencia ficción, ha sido subdirector de la revista SFX y editor de la revista de videojuegos White Dwarf y la revista Death Ray. En 2009 decidió dedicarse a crear ciencia ficción y ha publicado Reality 36 y Omega Point en Angry RobotChampion of Mars en Solaris. También escribe para la Black Library de Games Workshop. Aparte de libros, sigue publicando artículos y entrevistas en diversas revistas de CF y videojuegos y últimamente ha editado el número de la revista SFX Anime Special Edition.

Stephen Baxter

Stephen Baxter

El prologuista:
Stephen Baxter es un escritor de ciencia ficción británico nacido en 1957.  Es licenciado en matemáticas por la Universidad de Cambridge e ingeniería por la de Southampton. Ha trabajado como profesor de matemáticas y física, y varios años en tecnologías de la información.  En 1995 se dedicó a tiempo completo a la escritura. Como autor de ciencia ficción se le cataloga dentro de la ciencia ficción dura, y ha sido considerado el sucesor de la figura de Arthur C. Clarke, con el que incluso ha participado en la escritura de la novela Luz de otros días (La Factoria de Ideas, 2000). Gran parte de su producción, como el ciclo de los Xeelee aún está inédita en español, centrándose las traducciones a sus dos novelas steampunk, como son Antihielo (Ediciones B, 1998) y Las naves del tiempo (Punto de Lectura, 2003) homenajes a Jules Verne y H. G. Wells respectivamente.
Baxter ha ganado diversos premios entre los que destacan el John W. Campbell Memorial de 1996 por Las naves del tiempo y varias nominaciones a los Hugo y los Nébula.

El libro: 
Ciencia ficción. Crónica visual del género más apasionante de la galaxia (título original: Sci-Fi Chronicles: A Visual History of the Galaxy’s Greatest Science Fiction, 2014) ha sido publicado por la Editorial Lunwerg en su Colección General. Traducido del inglés por Juan Manuel IbeasAlejandra Devoto. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 576 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Para saber más:

https://guyhaley.wordpress.com/

Índice del libro Ciencia Ficción:

Prólogo, por Stephen Baxter
Introducción
Cómo utilizar este libro
· 1818–1925 ~ Ciencia ficción primitiva: el nacimiento de un género
· 1920–1950 ~ La época pulp: la edad de oro de la ciencia ficción
· 1950–1970 ~ La era del átomo: maravillas y peligros de la ciencia
· 1970–1990 ~ Futuros siniestros: apocalipsis y guerra en el espacio
· 1990–presente ~ La aventura continúa: ciencia ficción moderna
Naves espaciales famosas
Cronología de la ciencia ficción
Definiciones de géneros

1 comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Fantasía y Ciencia Ficción

«El valle del terror» de Arthur Conan Doyle

Para jóvenes a partir de 13 años 
La última novela sobre Sherlock Holmes escrita por Arthur Conan Doyle

Cubierta de: El valle del terror

Cubierta de: El valle del terror

El valle del terror es una novela protagonizada por Sherlock Holmes y escrita por Sir Arthur Conan Doyle. Esta novela fue publicada por primera vez en el Strand Magazine entre septiembre de 1914 y mayo de 1915. La primera edición en formato libro fue publicado en Nueva York el 27 de febrero de 1915.

El nombre de El valle del terror es una traducción del nombre de un valle en el sur de Francia. Durante la época de las cruzadas este valle fue popularizado por los cátaros, y algunos creen que el Santo Grial llegó hasta allí desde Tierra Santa.

En realidad, El valle del terror no es una novela sino dos engarzadas entre sí. Las dos novelas que la componen, La tragedia de Birlstone y Los chirrioneros (, pueden leerse por separado la una de la otra. Aunque el protagonista sea el mismo y los sucesos del primero sean consecuencia del segundo, ambas poseen total independencia. En esto incurren dos factores. En primer lugar,  la estructura del libro que está dividido en dos partes de igual número de capítulos y parecida extensión, además del imprescindible epílogo. En segundo lugar, que ambas partes, aunque en una aparece Holmes y en la otra no, son excelentes.Tengo que mencionar que Los chirrioneros , podía figurar por sí sola como una de las mejores ficciones detectivescas jamás escritas. 
Otro aliciente del libro es la reaparición del profesor James Moriarty, el mayor enemigo de Holmes, a quien él mismo calificó de «Napoleón del crimen»

“Pero, a los ojos de la ley, al llamar criminal a Moriarty, está usted cometiendo difamación, y esto es precisamente lo grandioso y asombroso del asunto. El mayor intrigante de todos los tiempos, el organizador de toda clase de fechorías, el cerebro que controla el hampa…, un cerebro capaz de forjar o destruir el destino de naciones enteras. Ese es Moriarty”  [Pag: 10]

En La tragedia de Birlstone la acción comienza cuando se recibe en el 221-B de Baker Street,  domicilio de Holmes y Watson,  de una misteriosa carta en clave de un esbirro de Moriarty que usa el seudónimo de Fred Porlock.

534 C2 13 127 36 31 4 17 21 41
DOUGLAS 109 293 5 37 BIRLSTONE
26 BIRLSTONE 9 127 171

Tras lograr descifrar una misiva, que hace referencia al peligro que acecha a un caballero de Birlstone llamado Douglas, reciben la visita del inspector Alec McDonald. El joven policía solicita la ayuda de Holmes para el esclarecimiento del extraño asesinato en Birlstone de un tal John Douglas. El asesinato se ha adelantado a la carta. Holmes convence a McDonald de la posible participación de Moriarty en el hecho delictivo, y salen hacia Birlstone para desentrañar los entresijos del misterioso caso, pues Douglas ha sido violentamente asesinado en su mansión, una antigua fortaleza aparentemente inexpugnable,  la fortaleza posee un foso, y el puente levadizo estaba alzado.
En esta primera parte del libro, encontramos todas las características del género detectivesco: un muerto que plantea infinidad de interrogantes, un despacho repleto de sangre y de pistas desconcertantes, una servidumbre aterrada, una viuda y un amigo de confianza sobre los que recaen sospechas de infidelidad.
La propia esposa narra cómo su marido haría referencia a su pasado: «Yo he vivido en el valle del terror, y todavía no he salido de él.» Durante una enfermedad, en pleno delirio, Douglas había mencionado a un tal «McGinty, el gran maestro». Por otro lado, una tarjeta con la inscripción «V.V. trescientos cuarenta y uno» y una extraña marca en el brazo del cadáver hacen pensar en la intervención de una secta u orden secreta.
Sherlock Holmes, sin dejarse engañar por las apariencias, hallará la solución al enigma y logrará sacar a Douglas de su escondite para que se entregue a la policía. El falso muerto abandona el plan para engañar a sus enemigos, que tan hábilmente había urdido con la ayuda de su esposa y de su gran amigo Cecil James Barker. En el momento de ponerse en manos de la justicia, John Douglas entregará a Watson un manuscrito en el que explica su historia, que compone la segunda parte de la novela.

En la segunda parte de El valle del terror se narra en tercera persona la historia de Birdy Edwards, verdadero nombre de John Douglas, y la causa por la que sus malvados enemigos habían intentado asesinarle en su casa de Birlstone en la primera parte. La historia se inicia el 4 de febrero de 1875, en un tren que asciende entre la nieve por los montes de Gilverton. En uno de los vagones viaja Jack McMunro, aparentemente un fugitivo de la policía de Chicago, y autor del brutal asesinato. Su destino es una explotación minera situada en el valle de Vernissa, también conocido como «el valle del terror». McMunro pertenece a la Antigua Orden de los Hombres Libres, una asociación masónica, y al llegar pretende incorporarse a la logia local, presidida por el malvado Jack McGinty, un gigante de tosco aspecto. A su llegada, el forastero puede comprobar que la logia y los chirrioneros, una banda que siembra el terror en el valle, son una misma cosa.
Conan Doyle juega hábilmente con el lector haciéndole creer que McMunro es un desalmado que se unirá alegremente a los bandidos; pero en realidad su verdadero nombre es Birdy Edwards y se trata de un agente infiltrado para acabar con los chirrioneros. McMunro, Edwards, más tarde Douglas, logrará acabar con la banda, pero se verá perseguido para siempre por los supervivientes, en especial por el sádico Ted Baldwin, a quien Douglas tendrá que matar en defensa propia de Birlstone.

John Douglas (Birdy Edwards) parecía haber logrado huir de sus enemigos, asesorados por Moriarty. Pero una reunión demuestra que tal como se temía Holmes, el malvado profesor logra su objetivo. Finalmente, el pobre Douglas (McMunro, Edwards) desaparece durante una travesía en barco, tal como les anuncia Cecil James Barker. Ante la indignación de sus amigos, Holmes pronuncia una frase que resultaría profética: «Yo no digo que no pueda ser vencido. Pero deben darme tiempo, deben ustedes darme tiempo.» Faltaban unos años para el episodio de las cataratas de Reichenbach, pero los lectores ya sabían dónde y cómo el malvado Moriarty recibiría su castigo.

La novela es fantástica, con una gran presentación y apéndice de Vicente Muñoz Puelles y recomiendo encarecidamente su lectura pues es clara la influencia de esta obra en una posterior del escrito norteamericano Dashiell Hammet, titulada Cosecha roja. Muchos consideran que El valle del terror anticipa a la novela negra como género.
Muchos datos proceden de http://www.sherlock-holmes.es/archivo/?ir=biblioteca&entry=47

Lee las primeras páginas.

Foto realizada por Arnold Genthe en 1914.

Foto realizada por Arnold Genthe en 1914.

El autor:
Arthur Conan Doyle nació en Edimburgo, Escocia, el 22 de mayo de 1859, en una familia donde casi todos destacaban en alguna actividad artística. En su ciudad natal se educó en una escuela pública y posteriormente pasó a un colegio de jesuitas, donde conoció bien a los prosistas latinos y a los clásicos ingleses, principalmente a Shakespeare. Posteriormente, estudió Medicina en la Universidad de Edimburgo hasta 1881. En 1886 termina de escribir “Estudio en escarlata”, donde se definía el personaje de Sherlock Holmes, quien protagonizaría muchas de sus historias hasta 1926 (“El signo de los cuatro”, “El sabueso de los Baskerville”, “Las aventuras de Sherlock Holmes”…). No obstante, Conan Doyle también creó otros personajes singulares, como el profesor Challenger (protagonista de varias novelas, entre ellas “El mundo perdido”), y escribió novela histórica, que según confesó era su máxima aspiración literaria. En 1902 recibió del gobierno el título de “Sir”, y falleció el 7 de julio de 1930 en Crowborough, Inglaterra de un ataque al corazón.

El libro:
El valle del terror (título original: The Valley of Fear, Londres, 1915) ha sido publicado por la Editorial Anaya en su Colección Tus Libros Selección. Traducido del inglés por Juan Manuel Ibeas, 1998. De la presentación y apéndice: Vicente Muñoz Puelles, 2014. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 270 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo de dibujos animados en inglés. Es solo el 1 de 4; los otros tres los podéis ver en YouTube.

Sherlock Holmes and the Valley of Fear (1 of 4)

Para saber más:

http://www.sherlockholmesonline.org/   (en inglés)

 

1 comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura infantil y Juvenil, Literatura, Narrativa, Literatura. Novela Negra