Archivo de la etiqueta: Jaime Elías Cornet

«La historia empieza en Sumer. 39 primeros testimonios de la historia escrita», de Samuel Noah Kramer

♦Prólogo de Federico Lara Peinado♦

«La historia empieza en Sumer es un clásico de la historiografía moderna, un libro seminal que ocupa un lugar en pie de igualdad junto a otras obras que aúnan de forma incomparable amenidad y rigor, como Dioses, tumbas y sabios, de Ceram, la Historia de Roma de Montanelli o El otoño de la Edad Media de Huizinga.»

.

Cubierta de 'La historia empieza en Sumer'

Cubierta de: ‘La historia empieza en Sumer’

Esta nueva edición de La Historia empieza en Sumer, traducción de la tercera edición revisada en inglés, última y definitiva publicada en vida por el autor, constituye un evento historiográfico en nuestro país digno de ser remarcado por evidentes y numerosas razones. Ante todo por poner a disposición de los lectores que no conocieran la edición anterior el placer que constituye su lectura, gracias a la cual podrán quedarse admirados de los acontecimientos que nuestros antepasados vivieron y de los alcances que lograron hace algo más de cuatro mil años en las cálidas tierras de Mesopotamia.
Cuando abordes la lectura de su contenido observarás a lo largo de sus 39 bien estructurados capítulos, que uno de los más antiguos pueblos que habitó Mesopotamia, en concreto, los sumerios, no fue muy diferente de lo que somos nosotros en la actualidad. Es más, a ellos —que se llamaban a sí mismos los cabezas negras— se les debe los hallazgos primigenios de casi todos los procesos materiales, sociales, económicos, artísticos, literarios y religiosos, de que se dotaría la humanidad.

En Sumer se originaron las primeras escuelas y todo lo relacionado con ellas, tanto a nivel escolar como estudiantil. Asimismo, la disputa de dos reyes, uno de Uruk y otro de Aratta, te informará de la primera guerra de nervios mantenida al nivel internacional de entonces, y también, gracias a otro rey muy famoso, Gilgamesh de Uruk, de la creación del primer parlamento bicameral detectado en la Historia, hecho que tuvo lugar poco después del año 3000 a.C.
Aunque en Sumer no existieron historiadores en el sentido moderno, sí se puede considerar como el primero de ellos al anónimo escriba que relató el largo contencioso mantenido entre las ciudades de Umma y Lagash. La primera rebaja de impuestos, debida a las reformas sociales del rey Urukagina, evidencia que también la presión impositiva gravaba a los sumerios del tercer milenio precristiano y que la imperiosa necesidad de leyes escritas era de todo punto exigible, circunstancia a la que puso remedio quizá el primer legislador de la Historia, de nombre Ur-Nammu. Conectado con el mundo de las leyes, el autor dedica un interesante capítulo al primer juicio del que se tiene noticia, y que hubo de incoarse a causa de un asesinato.

Una tablilla conteniendo una docena de recetas médicas, que inscribió un anónimo médico de Nippur, constituye el “manual” de medicina más antiguo que se conoce, lo mismo que un primer almanaque agrícola permite saber cómo se desarrollaban las actividades de los campesinos, cuyos productos constituían la base fundamental de la economía sumeria, texto que, complementado con un precioso y enigmático mito (el de Inanna y Shukalletuda), permite estudiar los primeros ensayos de umbráculos que se aplicaron en horticultura.
Un capítulo queda reservado al estudio de las reflexiones que les motivó la observación del universo, inquiriendo sobre todo cómo fue su origen y su modo de funcionar. Aunque no formularon leyes generales, sí idearon un principio filosófico, de gran complejidad, al que le dieron el extraño nombre de ‘me’. Tal principio venía a designar las normas y reglas inherentes a la totalidad de las cosas, desde las entidades cósmicas a todo tipo de fenómenos y quehaceres sin olvidar la más simple de las singularidades. Las ideas religiosas y morales tuvieron también en Sumer su cabida en sus primeras manifestaciones, al igual que la mentalidad de sus habitantes, reflejada en numerosos proverbios y adagios.

Asimismo, no pocas manifestaciones espirituales y su formulación tendrían muchísimo más tarde su reflejo en el Antiguo Testamento, como se puede observar en la creencia de un primer Paraíso, en la narración de un devastador Diluvio universal, con la existencia de un “primer Noé”, llamado en sumerio Ziusudra, así como en la primera leyenda de resurrección, centrada en las figuras de la diosa Inanna y de su esposo Dumuzi. El tema popular del dragón con la existencia de un posible “primer San Jorge” —que Kramer prefigura en Gilgamesh—, fueron también creación del genio sumerio. Igual que la literatura épica o los primeros catálogos de Biblioteca.

El libro queda complementado con dos Apéndices de gran interés. El primero se centra en las piezas literarias de la Colección Hilprecht a las que adjunta el estudio del plano urbano más antiguo de la Humanidad (el de la ciudad de Nippur). El segundo, más técnico, analiza la evolución de la compleja escritura cuneiforme.

Doy las gracias al Dr. Federico Lara Peinado Catedrático emérito de la Universidad Complutense que ha escrito un prólogo fantástico y esclarecedor.

Samuel Noah Kramer

Samuel Noah Kramer

El autor:
Samuel Noah Kramer (Kiev, Ucrania, 1897 – Filadelfia, Estados Unidos, 1990) fue una de las principales autoridades en asiriología, historia de Sumeria y lengua sumeria. Entró en el Dropsie College de Filadelfia para la enseñanza del hebreo y lenguas afines, donde se interesó apasionadamente por la egiptología. Se trasladó al Departamento de Estudios Orientales de la Universidad de Pensilvania, donde trabajó con Ephraim Avigdor Speiser.​ Speiser estaba intentando descifrar la escritura cuneiforme de las tablillas de arcilla de finales de la edad del bronce (hacia 1300 antes de Cristo); fue entonces cuando Kramer comenzó la tarea que le ocupó el resto de su vida. Obtuvo su doctorado en 1929; la fama le llegó gracias a su recopilación de historias sencillas tal como aparecían en las tablillas sumerias, repartidas entre diferentes instituciones por todo el mundo, en su obra de divulgación La historia empieza en Sumer (History Begins at Sumer: Thirty-Nine «Firsts» in Recorded History, 1956). Se retiró de la vida académica en 1968, pero continuó con una vida muy activa durante su jubilación.

El libro:
La historia empieza en Sumer. 39 primeros testimonios de la historia escrita (título original: History Begins at Sumer: Thirty-Nine «Firsts» in Recorded History, 1956) ha sido publicado por Alianza Editorial  en su Colección Libros Singulares (LS). Traducción de Jaime Elías Cornet y Jorge Braga Riera. Prólogo de Federico Lara Peinado. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 406 páginas.

Como complemento pongo un vídeo titulado Conferencia Ana María Vázquez Hoys: La historia empieza en Summer grabado en la UPVCampusAlcoy.

.
Para saber más:
https://en.wikipedia.org/wiki/Samuel_Noah_Kramer

Deja un comentario

Archivado bajo Arte, Biografías, Ciencia y tecnología, Curiosidades, Ensayo - Crítica literaria, Historia, Literatura, Literatura, Narrativa