Archivo de la etiqueta: J. D. Barker

“La quinta víctima”, de J.D. Barker

«Pero no es lo último que quería decir. El final de la novela es tan inesperado que pensé: “Esto no puede quedar así” y tenía razón. J.D. Barker acaba de publicar  The Fifth to Die (The second book in the Detective Sam Porter series). En él, obsesionado con atrapar a BishopPorter sigue una fotografía granosa de Chicago a las calles de Nueva Orleans y se topa con un mundo más oscuro de lo que podría haber imaginado, donde rápidamente se da cuenta de que el único lugar más aterrador que la mente de un asesino en serie es la mente de la madre de la que vino

Con este párrafo terminaba la reseña de El cuarto mono en agosto de 2018. A día de hoy J.D. Barker ha publicado la segunda parte de una trilogía que estoy seguro que será mítica. Vamos a ver que ocurre en La quinta víctima en esta estupenda…

maudy-ventosa-2Reseña escrita por Maudy Ventosa.

Cubierta de La quinta víctima

Cubierta de: ‘La quinta víctima’

No puedes jugar a ser Dios si no conoces bien al diablo.
Hogar, Temor, Muerte…
He disfrutado escribiendo este libro… de hecho acaba de terminar la tercera parte de este thriller adictivo, intenso, escalofriante y rápido. ¿Cómo es posible, J. D. Barker, que tú disfrutes escribiendo cuando yo acabo de finalizar la lectura de “La quinta víctima” y aún tengo el estómago contraído y el corazón encogido?.

Día 1, 20:23 Sam Porter, Detective de Homicidios de la Metropolitana de Chicago se enfrenta de nuevo a su peor pesadilla, recurrente porque no le abandona desde que escapó el asesino en serie Anson Bishop, El Cuarto Mono, CM en abreviatura.  Se niega a creer que esté matando de nuevo porque los asesinos en serie no abandonan su modus operandi. No puede ser él. ¿O sí?

Día 1, 23:24. Ritmo trepidante, dinámico; minuto a minuto sube la tensión narrativa a medida que avanzan los segundos; capítulos cortos; descripciones precisas, brutales, sin ocultar el horror. Te hielan la sangre; ves sufrir a las víctimas, pero no puedes parar de leer, porque quieres saberlo todo. Maestro del suspense. Nos cuenta que le encantan las historias de horror y los thriller y aunque cree que tiene más sentido escribir un solo género, a él le gusta cambiar. Inventa la historia a medida que la va escribiendo. Lo aprendió de Stephen King. Si él no conoce el final, tampoco lo va a conocer el lector. Tendrá que seguir leyendo.

Le pregunto por una frase de la novela: los asesinos rara vez lo dejan por voluntad propia. J.D. Barker ha pasado muchas horas documentándose para escribir sin cometer errores, visita cárceles, charla mucho con policías… Afirma que el asesino deja de matar solo cuando algo lo detiene, la ley, una enfermedad. Asesinar en una adicción, posiblemente más fuerte que el alcohol, el tabaco o las drogas. Nada tranquilizador. Espero que los malos no se enteren…

Se van alternando los hechos que se producen, durante cuatro largos días, con capítulos del diario del asesino narrado en primera persona. Nos acercan a un joven que admira a padre y a madre, que busca su aprobación y que serán el germen de su personalidad psicopática. ¿Se está justificando el horror, la maldad de este adolescente que no tiembla al torturar y mutilar a sus víctimas?. Queda claro que las personas son poliédricas, no hay personajes blancos o negros, todos tienen más tonalidades. Todos tienen motivos, hay otros maticesen el tercer libro será distinto, porque los personajes tienen que evolucionar también. ¿El abandono temprano, la exigencia extrema, la búsqueda del refuerzo positivo pueden derivar en crueldad, sadismo extremo y justificación de la crueldad? Así lo haría padre; esto o aquello complacería a madre. Su conducta está guiada y no va a puede parar. Hasta que lo paren, porque ha fabricado un personaje tan perfecto que se ha convertido en él mismo. Su personaje contrapuesto, el héroe que no abandona, que tiene tantas marcas en el alma, ¿también tiene varias caras?

Conozco a los personajes como si fueran mis amigos, como si fueran personas reales porque paso muchas horas con ellos… decirles adiós es como decírselo a un amigo. Escribir la última frase de la trilogía ha sido muy duro. Por eso ha comenzado a trabajar de nuevo en otra novela, para que la transición sea más llevadera.

Le gusta combinar distintos puntos de vista, porque cuando cambias, algo te llega sin venir a cuento. La historia es más interesante, más real. Por eso no hay varios policías en la investigación, hace la lectura más amena.

¿Tienen que pagar los hijos los pecados de los padres? Ahora empiezan a pagar también los padres.

A pesar de ser una lectura dura, terrorífica, también tiene sus puntos de humor muy bien conseguidos y los guiños a S. King, al que admira.

Charlamos con el autor, vía skype, el miércoles 8 de mayo en Fnac de Goya. Mil gracias a Eduardo Martín Espallargas –Jefe de Prensa Ficción Internacional Planeta- por invitarme a participar y hacerme llegar un ejemplar del libro.

Por cierto, ya estoy deseando leer el siguiente. ¡Un año pasa pronto!

PERSONAJES:

  • Sam Porter tiene un apartamento en Wabash, calle Wood, vive solo desde que su mujer, Heather, –a la que ama y añora- fue asesinada en un atraco chapucero a una tienda de ultramarinos. Es detective de la Metropolitana de Chicago. Perseverante y honrado, aunque no duda en utilizar todos los recursos que tiene a su alcance si con ello puede atrapar al CM. Obsesionado y reflexivo.
  • Anson Bishop tiene el pelo largo y descuidado y una frialdad en sus ojos que no cambia nunca. Va siempre un paso por delante de la policía y sigue un modus operandi. Mutila a sus víctimas, pero no se queda los “trofeos”. Se los hace llegar a sus familiares. Es un justiciero retorcido.
  • El equipo de Sam, de la Metropolitana, lo componen Nash, Clair Norton –mamá osa- y Edwin Klozowski –el informático- . Aunque no esté cerca, confían en él.
  • Hay también un forense, Tom Eisby, una encargada de menores desaparecidos, Sophie Rodríguez y una agente de criminalística, Lindsy Rolfes.
  • Los otros, los del FBI, son los agentes especiales Stewart Diener –que lleva un peinado “delicado” que le tapa la calva-, Hurles, al mando y Frank Poole, que continúa el caso de Sam.
  • Ella Reynolds tiene 15 años y tiene aspecto de ser la pequeña de alguien. No tiene un abrigo rojo ni guantes y gorro blancos. Su padre se llama Floyd Reynolds.
  • Lili Davies es una buena estudiante. Es guapa y por la tarde trabaja en la galería de arte de la señora Collette Edwins. Su mejor amiga es Gabby Deegan.
  • Y una abogada que se llama Sara Werner, de ojos pardos y pelo castaño con ondas. Tiene sentido del humor y unas piernas bronceadas y preciosas.
  • ¡Ah! Y también hablan de Bárbara McInley, que era rubia; y de su hermana Libby y de muchos más…

Por cierto, también hay un personaje que tiene las espaldas anchas, cecea un poco e incluso cojea levemente al andar. Está pálido, aunque es joven, unos treinta años; sus ojos son como de gris nublado. Se cubre la cabeza con un gorro negro de lana.

SINOPSIS del editor:
El FBI ha retirado del caso Anson Bishop (el asesino de El Cuarto Mono) a Porter y su equipo, que pronto se enfrentan a una nueva serie de asesinatos: tras estar desaparecida durante tres semanas, el cuerpo de Ella Reynolds aparece en un estanque del Parque Jackson, aunque el agua hace meses que se heló. Además, lleva la ropa de otra joven desaparecida hace tan sólo dos días. Porter y su equipo empiezan a reconstruir las pistas de este nuevo caso y, al mismo tiempo, en secreto, Porter sigue el rastro de Anson. Cuando sus superiores lo descubren, Porter queda suspendido de sus funciones mientras Clair y Nash buscan al asesino del lago. La pista de Anson llevará a Porter desde Chicago hasta Nueva Orleans y a Carolina del Sur. A cada paso que da, Anson parece estar manipulando los acontecimientos, siempre un paso por delante y Porter se da cuenta de que el único lugar más oscuro que la mente de un asesino en serie es la de la madre que le dio la vida.

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

J.D. Barker durante el encuentro via Skype

J.D. Barker durante el encuentro via Skype

El autor:
Jonathan Dylan Barker más conocido como J.D. Barker (Lombard, Illinois 7 de enero de 1971) despertó una gran expectación del género con su primera novela, Forsaken, nominada a diversos premios, entre ellos el Bram Stoker. Junto con Dacre Stoker escribió a cuatro manos la precuela del gran clásico de Bram Stoker, Drácula. El origen, (publicado por Planeta en 2018). El Cuarto Mono, la primera entrega de la serie El asesino del cuarto mono, obtuvo un impresionante éxito de crítica y público en todos los países en los que fue publicada.
La Quinta víctima
es la segunda novela de la trilogía.

El libro:
La Quinta víctima (título original: The Fifth to Die, 2018) ha sido publicado por Ediciones Destino en su Colección Áncora & Delfín. Traducción de Julio Hermoso, 2019. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 604 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo grabado por Todoliteratura durante el encuentro a través de Skype mantenido con J.D. Barker en relación al libro La quinta víctima.

.
Para saber más:
http://jdbarker.com/

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Novela Negra, Por Maudy Ventosa

“El Cuarto Mono”, de J.D. Barker

«Espera lo inesperado,
el argumento es imprevisible»
.

“Lo más probable es que me conozcan como el Cuarto Mono. ¿Por qué no lo dejamos ahí? Cuánto nos vamos a divertir, usted y yo.” [Pág. 31]

Cubierta de El Cuarto Mono

Cubierta de: ‘El Cuarto Mono’

Dice la publicidad de la novela que El Cuarto Mono se inscribe en la mejor tradición de los thrillers de asesinos en serie; El Cuarto Mono es el nuevo Hannibal  Lecter y Sam Porter el nuevo Clarice Starling. Las comparaciones son odiosas, pero tengo que reconocer que me ha entretenido mucho.
La historia principal transcurre durante tres días y alterna los capítulos dedicados a la investigación policial con el ‘diario’ de El Cuarto Mono. En cuanto a la investigación, el ritmo es vertiginoso, subrayado por unos capítulos cortos encabezados por la hora y el minuto en el que transcurre la acción. Narrados en tercera persona, utilizan tres puntos de vista: el de los detectives Sam Porter y Clair Norton, y el de Emory Connors, la adolescente secuestrada.

«Los cuatro monos proceden del templo Tosho-gu de Nikko, en Japón, que cuenta con tres monos tallados sobre la entrada. El primero se tapa los oídos, el segundo se tapa los ojos, el tercero la boca, y representan el proverbio «No escuches el mal, no veas el mal, no pronuncies el mal».
El cuarto representa «No hagas el mal»”.
El patrón del asesino se ha mantenido constante desde la primera víctima, Calli Tremell hace cinco años y medio. Dos días después de su secuestro, la familia Tremell recibió una oreja suya por correo. Dos días después de eso recibieron sus ojos. Dos días más tarde llegó la lengua. Su cuerpo fue hallado en Belford Park dos días después de la fecha del matasellos del último paquete, con una nota agarrada en la mano que simplemente decía «No hagas el mal». Más adelante se descubrió que Michael Tremell, padre de la víctima, había estado implicado en una trama de juego clandestina para enviar millones de dólares a cuentas en paraísos fiscales.» 
[Pág. 44]

El ‘diario’ del asesino es otro de los protagonistas de la novela. Historia dentro de la historia, el ‘diario’ de El Cuarto Mono (CM a partir de ahora) es a la vez un reto policial y una gran fuente de conocimiento sobre el origen y las motivaciones del asesino. Con un lenguaje sencillo, el CM crea un relato estremecedor que se inicia con un tono costumbrista —casi de comedia familiar— para acabar en un relato del más puro terror.  Abarca un periodo indeterminado de la adolescencia de CM, y más que un diario es un minucioso relato en primera persona de las semanas en las que la vida del joven dio un vuelco que lo conduciría hacia un futuro sangriento.
J.D. Barker no se recrea en la culpa ni en la justificación, transcribe la brutal descripción de una situación desquiciada a través de la mirada de un niño.

Pero empecemos desde el principio. Cuando el veterano detective Sam Porter vio la primera oreja cortada, entregada en una caja blanca atada pulcramente con una cuerda negra, su inteligencia policial le dijo que probablemente se trataba de un asesino en serie. La entrega de los ojos, y luego la lengua, en cajas blancas idénticas lo confirmaron. El primer cadáver llegó unos días más tarde con un letrero que proclamaba «No hagas el mal». Eso fue hace unos años y desde entonces ha habido varias víctimas. Fue solo después de las tres primeras víctimas que Porter y sus colegas se dieron cuenta de que los fallecidos eran inocentes en el sentido habitual y que su único delito era relacionarse con una persona que CM consideraba culpable de hacer el mal.

Son las 06:15 de la mañana cuando Porter recibe una llamada de su compañero Nash. Un hombre ha sido atropellado por un autobús en el centro de Chicago. Los informes de los testigos sugieren que es más probable el suicidio que el accidente. Hasta ahora, tan normal, pero este hombre lleva una cajita blanca atada pulcramente con una cuerda negra … La caja debía ser enviada a Arthur Talbot, un hombre de negocios con intereses en banca y desarrollo inmobiliario. En el cuerpo del hombre muerto hay un ‘diario’, y un examen superficial sugiere que pertenece a CM.
En esta ocasión el asesino ha secuestrado a la hija ilegítima de Arthur Talbot. Emory tiene quince años y se encuentra secuestrada en un lugar frío e inhóspito. Atada con unos grilletes a una cama metálica, al despertar siente un terrible dolor en la cabeza y al tocarse se percata de que la han cortado una oreja.
Se inicia así una frenética carrera contrarreloj para averiguar donde se encuentra encerrada su última víctima. Tienen tres días para hallarla antes de que muera de sed.

A través del ritmo de la escritura, J.D. Barker nos contagia las emociones de los protagonistas. En los momentos de mayor tensión las frases son muy cortas y los pensamientos se suceden a velocidad de vértigo. Utiliza los diálogos y la acción para describir a los personajes y mostrarnos sus motivaciones. Las conversaciones fluyen con naturalidad y nos definen quién es quién.
La descripción del trabajo policial es también muy realista. No hay en CM milagros técnicos ni forenses. Tampoco testigos con vista de águila y memoria de elefante ni felices casualidades.

Por último quiero resaltar la excelente traducción de Julio Hermoso que permite disfrutar de todo el dramatismo de la novela.

Pero no es lo último que quería decir. El final de la novela es tan inesperado que pensé: “Esto no puede quedar así” y tenía razón. J.D. Barker acaba de publicar  The Fifth to Die (The second book in the Detective Sam Porter series). En él, obsesionado con atrapar a Bishop, Porter sigue una fotografía granosa de Chicago a las calles de Nueva Orleans y se topa con un mundo más oscuro de lo que podría haber imaginado, donde rápidamente se da cuenta de que el único lugar más aterrador que la mente de un asesino en serie es la mente de la madre de la que vino.

Lee y disfruta de las primeras páginas del libro.

J. D. Barker

J. D. Barker

El autor:
Jonathan Dylan Barker más conocido como J. D. Barker (Lombard, Illinois 7 de enero de 1971) es un escritor que se ha movido siempre dentro del terreno del horror que a menudo incorpora elementos de crimen, misterio, ciencia ficción e incluso lo sobrenatural. Con su primera novela, Forsaken, consiguió despertar expectación dentro del género y fue nominado a diversos premios siendo finalista del Premio Bram Stoker en 2014. Barker cita a Stephen King, Dean Koontz, John Saul y Neil Gaiman entre sus influencias. Después de leer Forsaken, la familia de Bram Stoker se acercó a Barker y le pidió que fuera coautor de una precuela de Drácula en la que utiliza las notas y diarios originales de Bram, muchos de los cuales nunca se han hecho públicos. La editorial Planeta tiene previsto su publicación a medidos de octubre de este año.

El libro:
El Cuarto Mono (título original:  The Fourth Monkey, 2017) ha sido publicado por la Editorial Destino en su Colección Áncora & Delfín, 1437. Traducción del inglés de Julio Hermoso. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 554 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo el booktrailer de El Cuarto Mono realizado por la editorial.

Para saber más:
http://jdbarker.com/    (Web oficial del autor)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Novela Negra