Archivo de la etiqueta: Galaxia Gutenberg

“Sentimentales”, de Manuel Longares

«Si hay una palabra que defina leer un libro de Manuel Longares es Disfrutar
.

«¿Tiene derecho el melómano a apoyar ostentosamente a un solista o una sinfónica cuando tanto Corchea como Septimino, el ateneo beato, el seminario blasfemo, la tropa del coronel Rodrigo, los asiduos del Becuadro, los tramoyistas y las señoras de los lavabos del auditorio lo consideran perturbador para su estabilidad emocional y el éxito de su trabajo?»

Cubierta de Sentimentales

Cubierta de: ‘Sentimentales’

Tengo que reconocer que la nueva novela de Manuel Longares es sencillamente magnífica. El libro cuenta, a través de un narrador descreído, la historia del amor por la música de una provincia inventada y que critica mucho a Madrid, ciudad que es otra de las pasiones del autor. En esta provincia enamorada de la música, donde sus calles llevan nombres de compositores y sus habitantes se agrupan en una de las dos asociaciones musicales autorizadas, dos bandos irreconciliables que controlan el asunto: los que pertenecen a Septimino y los que comulgan con Corchea. Son radicales y sectarios habían nacido para odiarse, vivían haciéndose daño y lo que una ideaba procuraba desarticularlo la otra.

Se trata de gente que solemos llamar normal –trabaja, forma una familia y paga  impuestos–, salvo cuando la música exacerba su sentimentalidad y disloca su comportamiento. Un erudito costumbrista que es la gloria literaria de la provincia y del que no sabemos si vive o lleva años enterrado sostiene que los sentimentales constituyen un peligro para las familias y las naciones. Lo veremos a lo largo de esta novela en la que los melómanos quedan traicionados por su carácter y hasta las menores esperanzas se desfiguran y frustran.

Sentimentales se divide en tres partes, que responden a otros tantos sucesos ocurridos en la provincia. La primera de estas partes, Nosotros, está contada por un chico del coro de músicos que va a la puerta del auditorio a montar un buen espectáculo antes de que llegue la sinfónica. La segunda, Tú y yo, la protagoniza un pianista, el corchea Angelín que se enamora de una mujer compañera de orquesta, la septimina Armonía Minguez y cuya relación terminará mal; y la tercera, Ellos, cuenta las vicisitudes de un coro que está esperando que llegue Schubert porque le han visto en un café. Mientras le esperan tocan y cantan temas centrales de la trucha, que es como: “no me mates con tomate, mátame con bacalao…”.

Es un homenaje a la música clásica a través de un texto en el que el juego literario, expresado con humor en frases distorsionadas, situaciones absurdas y denominaciones arbitrarias, persigue una realidad más rica.
Sentimentales es una de las grandes novelas de un narrador que no admite comparaciones, cuyo mundo y escritura brillan con el esplendor de los más inesperados y regocijantes hallazgos. Cada libro de Longares siempre supone un redescubrimiento deslumbrante.

Ya estoy deseando leer su próximo libro que será un libro de relatos sobre Madrid. Pero eso será el año que viene.

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

Manuel Longares

Manuel Longares

El autor:
Manuel Longares nació en Madrid en agosto de 1943. Se educó en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudió Derecho en la Universidad Complutense; se tituló en Periodismo por la Escuela Oficial y cursó estudios de Filología Hispánica. Sus tres primeras novelas: La novela del corsé (1979), Soldaditos de Pavía (1984) y Operación Primavera (1992), pertenecen al ciclo experimental titulado La vida de la letra (Galaxia Gutenberg, 2014). La novela siguiente, No puedo vivir sin ti (1995), sirve de transición al ciclo formado por Romanticismo (2001) y Nuestra epopeya (2006). Sus dos últimas novelas son Los ingenuos (2013) y El oído absoluto (2016). Es autor de dos libros de cuentos: Extravíos (1999) y La ciudad sentida (2007) y de uno de relatos, Las cuatro esquinas (2011). Ha traducido el libro de sonetos de J. V. FoixSol, i de dol (Solo y dolido, 1993). Premio Nacional de la Crítica por Romanticismo, ha recibido también el Ramón Gómez de la Serna, el NH de relatos, el Francisco Umbral y el premio de los Libreros de Madrid.

El libro:
Sentimentales ha sido publicado por la Editorial Galaxia Gutenberg en su Colección Narrativa. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 240 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo grabado por Todoliteratura en el que Manuel Longares presenta su nueva novela “Sentimentales”.

Para saber más:
Manuel Longares en Wikipedia.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa

“El diccionario del diablo”, de Ambrose Bierce

Edición de Ernest Jerome Hopkins
Traducción del inglés y notas de Vicente Campos
.

“No os asustéis por el título, no va de demonios, pero por sus páginas desfilan ejemplos diversos de inmoralidad, egomanía, hipocresía, avaricia, estupidez, falsedad, intolerancia, lascivia, gula, pereza, cobardía, envidia, orgullo, egoísmo…”

Cubierta de El diccionario del diablo

Cubierta de: ‘El diccionario del diablo’

Los que en alguna ocasión hemos oído hablar o hemos leído sobre Ambrose Bierce, el gran escritor satírico decimonónico, nos lo han descrito como un hombre misterioso, y lo cierto es que este extraordinario periodista guarda más misterios que los que suelen mencionarse, entre ellos su desaparición en el México revolucionario.
Lo que hizo este hombre fue reírse de la vida, de la gente y de las instituciones y costumbres aceptadas como no había hecho antes ni ha vuelto a hacer hasta el día de hoy ningún otro escritor estadounidense. De la ácida pluma de Bierce (una verdadera pluma de ganso) salieron entre tres y cuatro millones de palabras manuscritas, de diferentes estilos, todos satíricos, la inmensa mayoría de las cuales aparecieron en los
pequeños pero competentes semanarios que eran las publicaciones más distintivas de la vida periodística de San Francisco. Con los ingeniosos e insolentes artículos que fue publicando semana tras semana entre 1868 y 1909, Ambrose Bierce se convirtió en la «firma» más prolífica del país en diversos géneros: ficción, poesía, artículos de opinión
semanales y textos especiales de variada condición. Es posible que este prodigio de longevidad, prolijidad y versatilidad literaria no sea ningún misterio, pero incluso en nuestra época de máquinas de escribir eléctricas y dictado, una producción como la suya sería muy rara.

El diccionario del diablo es la obra más destacada de literatura satírica jamás escrita por un estadounidense, al parecer Bierce se confabuló con Satán para llevar a cabo esta monumental obra, a la que en esta edición revisada y completada con 851 nuevas palabras y definiciones recientemente descubiertas que se añaden a las mil voces tradicionales.  La razón por la que omitió buena parte de esos textos probablemente radique en que realizó la compilación de su obra en Washington D.C., y una porción sustancial del material que había publicado en revistas se encontraba en San Francisco y era inaccesible después del terremoto y el incendio de 1906. 

Dado que El diccionario del diablo es una sátira filosófica, es posible que su importancia en la actualidad esté en cierta medida relacionada con la filosofía que expresa su insolencia, ingenio y humor que siguen hoy tan vigentes como en el momento de su escritura.

Lee y disfruta de la introducción escrita por Ernest Jerome Hopkins.

Bierce, 1892

Ambrose Bierce, 1892

El autor:
Ambrose Bierce nació el 24 de junio de 1842 en Meigs Country, Ohio. Si bien se desconocen muchos de los detalles de su primera infancia, se sabe que a los quince años dejó a su familia para trasladarse a Indiana, donde empezó a trabajar en una imprenta. Desempeñó oficios variopintos: linotipista, albañil, camarero, administrador de algodón y sereno, hasta que en 1860 se alistó en el ejército, en las filas de los voluntarios de Indiana para combatir en la guerra de Secesión. Joven temerario y con ciertas dotes para las matemáticas, Bierce desempeña la peligrosa tarea de reconocer el terreno antes de las batallas. Al finalizar la contienda, y tras desarrollar algunos trabajos cartográficos para el ejército, Bierce decide reincorporarse a la vida civil. Fija su residencia en San Francisco y en 1868 inicia su carrera periodística en el News Letter como redactor de la selección satírica «The Town Crier». Pronto se hicieron célebres sus invectivas contra el feminismo, el clero, los funcionarios del Estado, la educación, la justicia. Ningún tema escapaba al ingenio mordaz e irreverente de Bierce.
Contrae matrimonio con Mary Ann Day y en marzo de 1872 decide emprender una nueva aventura. Se traslada a Londres para trabajar como columnista freelance en la prensa inglesa, publica tres obras de marcado acento humorístico y frecuenta algunos círculos literarios londinenses. De regreso a su país en 1875, ya padre de tres hijos, con mucha experiencia acumulada pero sin un céntimo en el bolsillo, escribe y envía a su editor de News Letter un texto que contiene varias definiciones mordaces, lo que puede considerarse el embrión de su célebre DiccionarioEn 1881 regresa al periodismo como redactor jefe del semanario Wasp. En este semanario, da rienda suelta a su ingenio como columnista, poeta satírico, crítico literario y lexicógrafo, y hasta 1886 sorprende cual diablillo burlón semana tras semana a los lectores con su Diccionario del diablo.
Durante el último decenio del siglo, aumenta su fama y prestigio como columnista y escritor con obras como El monje y la hija del verdugo (1892), Cuentos de soldados civiles (1892) y Fábulas fantásticas. En la primera década del nuevo siglo, publica varios de sus mejores relatos, así como The Cynic’s Work Book (1906), que posteriormente adoptaría el título de El diccionario del diablo.
En los últimos años de su vida, Bierce se concentra en pulir y dar forma a su ingente producción literaria. Invierte cuatro años en seleccionar, editar y reunir su obra con el título de Collected Work, cuyos últimos volúmenes ven la luz en 1912 y suponen su despedida definitiva de la literatura. Tras cederle a su única hija aún viva su tumba en un cementerio de California, en 1913, a sus setenta y un años y martirizado por el asma, emprende un largo periplo por los lugares donde luchara en su juventud, durante la guerra de Secesión, para, al fin, cruzar la frontera mexicana. A partir de ahí, el rastro de este genio de la literatura y maestro indiscutible del relato corto se desvanece y su muerte, aún hoy en día, sigue envuelta en un aura de misterio.

El libro:
El diccionario del diablo (título original:  The Enlarged Devil’s Dictionary, 1881 a 1906) ha sido publicado por la Editorial Galaxia Gutenberg en su Colección Rústica. Traducción del inglés y notas de Vicente Campos.  Encuadernado en rústica con solapas, tiene 360 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo con la biografía de Ambrose Bierce.

Para saber más:
Ambrose Bierce en Wikipedia.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa