Archivo de la etiqueta: Fiona Barton

“La sospecha”, de Fiona Barton

«La sospecha es la tercera novela protagonizada por Kate Waters,
tras La viuda y La madre.
.

Cuando dos jóvenes británicas desaparecen en su año sabático en Tailandia, su caso pasa a copar el foco de la atención mediática internacional. La periodista Kate Waters está lista para informar sobre la historia; como siempre, quiere ser la primera en conseguir la exclusiva y descubrir la verdad, y esta vez no será una excepción. Sin embargo, a medida que se van conociendo más detalles de la investigación, Kate no puede dejar de pensar en su propio hijo, a quien no ha visto en dos años.

Cubierta de La sospecha

Cubierta de: ‘La sospecha

La sospecha narra, con un ritmo implacable, la historia de tres parejas cuyos hijos inician el camino hacia su independencia personal embarcándose en un viaje a Tailandia que termina en tragedia. Transcurre entre el 27 de julio y el 19 de diciembre de 2014. La construcción de estos personajes es uno de los puntos fuertes de la novela: son profundos en lo psicológico y escapan del estereotipo. Además, la narración desde cuatro puntos de vista: el de la periodista Kate Waters, en primera persona; los del inspector Bob Sparkes y de Lesley O’Connor, la madre de una de las muchachas que desaparecen en Tailandia, en tercera; y la de una de las jóvenes; nos abre, la perspectiva del caso. Más que múltiple, es una visión caleidoscópica que solo al final nos muestra la imagen real de cuanto sucedió en aquel verano de 2014. La experiencia como periodista de Fiona Barton dota al conjunto de un estremecedor realismo.

Por otro lado, Fiona Barton nos lleva al pasado para convertirnos en testigos de las aventuras y desventuras de Alex O’Connor en Bangkok, a través de una narración en tercera persona y de los emails —en primera, por lo tanto— que la joven envía a su mejor amiga. Estas escenas retrospectivas recorren los veinte días que van desde que Alex y Rosie aterrizan en el aeropuerto de Bangkok, el 27 de julio, hasta que desaparecen, el 15 de agosto.

Los personajes:

  • Kate Waters veterana periodista del Daily Herald, un periódico sensacionalista británico que vive ya inmerso en el nuevo entorno digital y en la dictadura del clic. Está considerada una de las mejores periodistas de investigación y sus preguntas punzantes suelen animar las ruedas de prensa. No le importa mentir —o, digamos, deformar la realidad—, coquetear y fingir empatía con su interlocutor si con ello consigue información útil o alguna ventaja sobre sus rivales. Está casada con Steve y tiene un hijo, Jake, con el que apenas mantiene el contacto desde que el muchacho dejó la universidad y se fue a Tailandia.
  • Bob Sparkes «Un policía íntegro de la cabeza a los pies», según la definición de Kate. Mantienen una sincera amistad con intercambio de pequeños favores. En un principio se sintieron atraídos, aunque de eso hace mucho tiempo. Sparkes vive ahora pendiente de la salud de su esposa Eileen, enferma de un cáncer terminal. Y odia que en el trabajo todo el mundo lo trate con una cierta condescendencia. «Sabe escuchar. Tiene el oído entrenado», piensa Kate de él cuando decide explicarle sus problemas de comunicación con Jake.
  • Lesley O’Connor madre de Alex, una de las dos muchachas de Winchester desaparecidas. Es la más activa y la más entera, en apariencia, de los progenitores. Mantiene una buena relación con su hija, lo que hace que se preocupe mucho cuando esta no se pone en contacto con ella desde Tailandia. Al principio, establece un fuerte vínculo emocional con Kate.
  • Alex O’Connor acaba de cumplir los dieciocho y está pendiente de recibir la nota de admisión en la universidad que ha elegido. Fiona Barton nos ofrece una doble visión de sus últimas semanas de vida. Por un lado, los emails que escribe a Mags, su mejor amiga, y, por otro, una narración en tercera persona de cuanto le sucede desde que llega a Tailandia hasta el día en el que se la da por desaparecida.
  • Rosie Shaw es la compañera de viaje de Alex. Eran vecinas pero no amigas. Rosie se destapa como una persona voluble y sin unos límites claros; en Bangkok se entrega gustosa a las nuevas experiencias sexuales de riesgo y con las drogas blandas.
  • Jake Waters, el hijo de Kate. Tiene veintidós años y dio un giro a su vida hace dos, cuando abandonó la universidad y se fue a Phuket, una de las zonas turísticas más importantes de Tailandia. Cuando Alex nos habla de un chico llamado Jake, por el que se siente atraída en Bangkok, intuimos que se trata del joven Waters.
  • Don Richards conoce a Kate desde que ella estuvo en Tailandia cubriendo las noticias sobre el trágico tsunami que devastó las costas del país, en 2004. Vive allí como corresponsal de prensa y Fiona Barton nos lo describe como «el típico inglés en colonias».

Y si pensamos en los escenarios La sospecha transcurre en dos escenarios, el Reino Unido y Tailandia. Las familias de Alex y Rosie viven en Winchester. Situada en el sur de Inglaterra, es la capital del condado de Hampshire y una de las ciudades con más historia de Gran Bretaña. Cuenta con edificios de interés, como la catedral o la Gran Sala del antiguo Palacio Real, en donde cuelga, según la leyenda, la auténtica mesa redonda del rey Arturo.
Sin embargo, los momentos clave de la novela y la mayor parte de su argumento tienen a Tailandia como marco. Y, en concreto, la calle de Khao San y sus alrededores. Con sus 400 m. de longitud, Khao San es una de las calles más populares para los mochileros de todo el mundo, sobre todo para los procedentes de los países anglosajones, puesto que allí están situados numerosos hoteles de precio medio y bajo. Tiene, además, una animada vida nocturna y está ubicada en uno de los barrios más céntricos de la ciudad.
Pese a su fama de lugar paradisíaco y de gentes acogedoras, Tailandia ha vivido varias crisis de seguridad relacionadas con el turismo. A principios de este siglo, por ejemplo, dos mochileras británicas fueron asesinadas en sus hoteles de Bangkok; dos crímenes que, seguramente, han servido de inspiración a Fiona Barton, por aquel entonces una de las reporteras más brillantes de Inglaterra.

En el trasfondo de La sospecha late un tema universal: la independencia de los hijos y los problemas de relación con los padres que este hecho puede provocar. Con su facilidad para dar volumen a los personajes y establecer vínculos entre ellos, Fiona Barton disecciona en la novela tres tipos de relaciones materno filiales, sobre todo.
…..FAMILIA WATERS. La nueva vida de Jake ha venido acompañada de la ruptura casi total del cordón umbilical que le unía a sus padres. Niño prodigio en los estudios, sorprende a todos renunciando a la universidad y viajando a Phuket, en Tailandia, para vivir allí por sus propios medios de una forma modesta. Se siente agobiado por el interés de Kate por él y solo el cariño por su hermano pequeño, Freddie, hace que, muy de vez en cuando, telefonee a casa. Lleva la independencia a su extremo.
…..FAMILIA O’CONNOR. Alex es el prototipo de buena hija de una familia de clase media. Ha vivido sin estridencias y ha cumplido con sus obligaciones, sobre todo en los estudios. Cuando llega el momento de acudir a la universidad sigue el camino de tantos otros estudiantes británicos y decide tomarse un año sabático para viajar a Tailandia, con sus ahorros, y vivir unos meses en Australia manteniéndose con pequeños trabajos. Lo tiene todo planificado, salvo la estafa del hotel, lo que la lleva al tugurio de Mama —una imponente mujer—, en el que desaparece.
…..FAMILIA SHAW. Frente a la confianza que existe entre Alex y sus padres, se alza la tormentosa relación de Rosie con los suyos. Su padre las abandonó a ella y a su madre para casarse con su amante. Desde entonces, Lesley Shaw vive sumida en el odio a su exmarido y ha asfixiado a su hija con un control enfermizo e hiperperfeccionista. Rosie ha crecido trampeando ese control y aprendiendo a mentir y a aprovecharse de los demás, como hace su padre con su abuela, a la que ella también sablea para pagarse el billete a Tailandia. Se apunta al viaje en el último momento y lo convierte en una vía para dar salida a todas sus frustraciones y deseos reprimidos.

Hay dos momentos clave en la novela relacionados con las posibilidades que brindan las redes sociales. Uno en positivo y el otro en negativo. Al principio de la novela, cuando las chicas llevan solo una semana sin ponerse en contacto con sus familias, se organiza una campaña en Facebook para intentar averiguar su paradero o dar con personas que pudieran informar sobre ellas. Otro de los personajes vive un verdadero acoso por culpa de una imagen suya reproducida fuera de contexto. Es de hace dos años, y va disfrazado de Keith Flint, el cantante del grupo The Prodigy, famoso por su aspecto diabólico. Al pie, la letra de la canción Firestarter, que dice en uno de sus primeros versos: «Yo soy el pirómano».

Otra de las características de la narrativa de Fiona Barton, gracias a su pasado como reportera de sucesos, es la fidelidad en la descripción de los procesos forenses y policiales. No hay milagros ni casualidades en la investigación de Sparkes y sus agentes. Rezuma verosimilitud.

La sospecha es su tercer libro protagonizado por la periodista Kate Waters, en quien ha volcado buena parte de su experiencia como reportera durante más de treinta años.

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

Fiona Barton

Con Fiona Barton

La autora:
Fiona Barton cuenta con una dilatada carrera en el mundo del periodismo, Daily Mail, el Mail on Sunday, y ex redactora de sucesos del Daily Telegraphy y ha trabajado en muchos juicios, incluyendo la desaparición de Madeline McCann. Fue galardonada con el prestigioso Premio Nacional de la Prensa británica. Desde 2008 trabaja formando a periodistas exiliados y amenazados en todo el mundo. Nacida en Cambridge, Inglaterra, Barton reside actualmente en el sur de Francia con su marido.

El libro:
La sospecha (título original: The Suspect, 2019) ha sido publicado por Editorial Planeta en su Colección Planeta Internacional. Traducción de Albert Fuentes Sánchez. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 600 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Para saber más:
https://fionabartonauthor.com/

1 comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Novela Negra

“La madre”, de Fiona Barton

“Me interesan las personas y sus historias”

Reseña escrita por Maudy Ventosa.

Nos cuenta Fiona Barton que, cuando trabajaba como periodista, a menudo recortaba noticias de los periódicos para leerlas tranquilamente más adelante. Sentía atracción por ellas porque siempre había preguntas sin respuesta. Como la del cadáver del bebé encontrado que rondaba en el fondo de su bolso…

Cubierta de La Madre

Cubierta de: ‘La Madre’

En este thriller se nota su oficio y su pasión por el periodismo de investigación, por esos profesionales que se hacen preguntas y quieren llegar al fondo de la historia; quieren encontrar la verdad. Y por eso tenía que ser Kate Waters, protagonista de “La Viuda”, su anterior novela, la periodista que investigue esta noticia de solo seis palabras “encontrados los restos de un bebé” que publica el Evening Standard. Sobre ella va a pivotar esta historia, es quien la va a vertebrar. Lidera este nuevo drama.

Dice la autora que cuando escribe una novela se sumerge en la historia y es fascinante sentirse en la piel de Jude, de Emma… y que es entonces cuando se hace  preguntas. Tiene que ser duro hacerlo con personajes tan intensos, añado yo.

Es una novela de personajes femeninos fuertes, con una fuerza interior vital. Una novela de misterio en el entorno más próximo. Misterios enterrados. Emma narra en primera persona porque era la voz que escuché primero en mi mente. Para el resto de los personales utiliza el narrador omnisciente.

Los capítulos son cortos y van apareciendo los personajes poco a poco, alternándose, a ritmo lento, pero dibujados con trazos gruesos. La descripción empieza a ser tan  precisa, tan detallista, que el lector se ve metido de lleno es la vida de cada uno de ellos, en sus angustias, en sus fracasos, en sus miedos… Nos identificamos con la constancia y la decisión de Kate; con la vulnerabilidad de Emma; con el dolor y el sentimiento de culpa de Ángela… La narración va ganando en intensidad e interés y el ritmo ya no es tan lento. La vorágine del desenlace te acaba envolviendo.

Es una novela de sentimientos donde las mujeres son las protagonistas indiscutibles, pero en la que no quería hacer de los hombres villanos. Constantemente se busca la verdad, que es lo que impulsa a la infatigable Kate; pagar su error y depositar la enorme carga que lleva a la espalda desde que tenía quince años, en el caso de la vulnerable Emma; Ángela necesita certezas y que se aleje esa culpa que la asfixia y no la da respiro para cerrar el capítulo más amargo de su vida… Historia de mentiras, de verdades a medias, de dolor, de abandono, de miedo. También de amor, de superación, de introspección, de búsqueda, de amistad… Ah! Y también de becarios!

Se exploran las relaciones entre madres e hijos, que no son idílicas si las muestras reales. Se pregunta la autora  ¿hasta dónde estaría dispuesta a llegar una madre por proteger la vida de su hijo? Algo en lo que quería profundizar.

“La Viuda”, “La Madre”
Fiona, ¿para cuándo  la tercera?

PERSONAJES

  • Kate Waters, reportera de Daily Post desde hace muchos años. Lee un titular corto sobre la aparición de los restos de un bebé al Este de Londres. Piensa en sus hijos, en su vulnerabilidad cuando son tan pequeños. Ella tiene dos hijos y un marido abnegado, Steve,  que trabaja en oncología, en el Hospital. Tiene que averiguar quién es ese bebé. Puro periodismo de investigación hasta llegar a la verdad. Es inteligente, perseverante y con mucha intuición. Y sensible.
  • Emma Simmonds, su marido Paul, profesor universitario y mayor que ella ha traído a casa un ejemplar del Evening Standard. Ve un párrafo que dice “Encontrados los restos de un bebé” en una zona de Woolwich, justo donde ella vivía con su madre. Se apodera de ella el pánico. Está enferma desde hace años. Toma tranquilizantes y se siente sola a pesar de haberse reconciliado, en parte, con su madre Jude que la echo de casa a los 14 años. Es la narradora principal, primera persona. Nos hace notar su dolor sordo.
  • Ángela Irving, el 20 de marzo era el cumpleaños de Alice Irving, el bebé que le robaron del hospital cuando salió de la habitación para ducharse. Nunca se ha olvidado de ella. Revive con intensidad el momento en que volvió a la habitación y encontró la cuna vacía.  Se siente culpable por haberla dejado sola unos minutos y su vida ha sido una constante búsqueda, junto a Nick Irving, su marido que trabaja en el ejército, que  también lleva su carga por más cosas. Tienen otros dos hijos, Louis y Patrick.
  • Judith Massingham, Jude. La madre de Emma. Abogada ya jubilada. Muy inteligente. Su primera historia de amor fue con Charlie, músico. La segunda con Will.
  • Will Burnside el novio de Jude. Guapo, embaucador, mujeriego. Sin escrúpulos. Profesor de universidad.
  • Joe Jackson, chaval de baja, estatura, flequillo, y la camisa por fuera de los pantalones. Su madre es la directora del Heraldo on Sunday (“la tirana de las bragas”). Es el becario de Kate, y al final, tendrá ganas de abrazarle.
  • Bob Sparkes, inspector de policía. Concienzudo y profesional.
  • Andy Sinclair, inspector de policía.
  • Alistair Soames, Al. Sucio, desaliñado. Viejo y solo ahora. Sigue siendo un pervertido. Tuvo casas e inquilinos.
  • Mick, fotógrafo del periódico; Bárbara Walker, compañera de piso de Jude y Emma; Suzanne Harrison, la señora Thornton, Harry, la mejor amiga se Emma, y alguno más…

SINOPSIS
Un escueto párrafo en el periódico anuncia el hallazgo de unos restos antiguos de un bebé en una zona en construcción de Londres. Muy pocos lectores siquiera le echarán un vistazo.

Para tres mujeres, sin embargo, la noticia es imposible de ignorar. Para la primera, es el recuerdo de lo peor que le ha pasado en la vida. Para la segunda, la peligrosa posibilidad de que su secreto más oculto sea revelado. Para la tercera, la periodista Kate Waters, la primera pista en una carrera para descubrir la verdad.
Secretos guardados durante años, enterrados bajo tierra y en el fondo del corazón, saldrán a la luz para cambiar tres vidas para siempre.

«Fiona Barton vuelve con su protagonista Kate Waters en un nuevo thriller imposible de olvidar.»

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

Fiona Barton y Maudy Ventosa

Fiona Barton y Maudy Ventosa

La autora:
Fiona Barton (Cambridge, Reino Unido, 1957) cuenta con una dilatada carrera en el mundo del periodismo, el Daily Mail, el Mail on Sunday, y ex redactora de sucesos del Daily Telegraphy y ha trabajado en muchos juicios, incluyendo la desaparición de Madeline McCann. Fue galardonada con el prestigioso Premio Nacional de la Prensa británica. Desde 2008 trabaja formando a periodistas exiliados y amenazados en todo el mundo.
Fiona Barton reside actualmente en el sur de Francia con su marido.

El libro:
La madre (título original: The Child, 2017) ha sido publicado por Editorial Planeta en su Colección Planeta Internacional – Serie Volumen independiente. Traducción del inglés de Albert Vitó i Godina, 2018. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 540 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en el que Fiona Barton nos habla de su libro La madre.

.
Para saber más:

http://www.fionabartonauthor.com/index.html

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Novela Negra, Por Maudy Ventosa