Archivo de la etiqueta: Emilio Lledó

El 5 de noviembre de…

Emilio Lledó

Emilio Lledó

El 5 de noviembre de 1927 nacía en Sevilla, España, Emilio Lledó. Es un filósofo español formado en Alemania, que ha sido profesor en las universidades de Heidelberg, La Laguna, Barcelona y Madrid. Es miembro de la Real Academia Española. Lledó tradujo de joven un clásico como W. Capelle, Historia de la filosofía griega (última edición, Gredos, 2003). Más tarde, prologó extensamente ediciones de Platón (de quien había traducido varios diálogos) y de Aristóteles. Por otra parte, colaboró en trabajos colectivos para la difusión de la filosofía. Y ha dirigido una colección selecta de pensamiento para el Círculo de Lectores. De 2013 es una nueva recopilación de ensayos, del todo inédita, titulada Los libros y la libertad, sobre una de las manifestaciones esenciales de nuestra capacidad de crear y de recrearnos: los libros.

Deja un comentario

Archivado bajo Efemérides

“Los libros y la libertad” de Emilio Lledó

«El libro es, sobre todo, un recipiente donde reposa el tiempo»

Cubierta de: Los libros y la libertad

Cubierta de: Los libros y la libertad

Aristóteles definió el tiempo como «Medida del movimiento, según el antes y el después». Un antes y un después cuya interpretación a dado lugar a interesantes controversias. Entre estos antes y después, la cultura fue estableciendo, pausadamente, un vínculo para que el transcurrir del tiempo no acabase, como era su destino, en el olvido. Y fue la escritura el primer artificio para sujetar ese río del tiempo donde el esperar humanizaba la vida, permitiendo que el “después” no se disolviera para siempre.

El descubrimiento de las letras, como nos cuenta el mito de Theuth y Thamus en el Fedro platónico fue un “fármaco para la memoria”. La escritura estuvo, sin embargo, sometida al mismo imperio de la oralidad en la que comenzaron a pronunciarse las palabras. El tiempo se transformaba en esas lineas trazadas como surcos en los que reposaba, solidificado, el palpitar de ese río de los instantes. Los cauces de la escritura acabaron, al fin, en el mar de los libros; en ese inmenso espacio que albergaba y recreaba los múltiples territorios de la cultura.

La escritura abrió al “animal que habla”, condenado a la inmediatez de los instantes compartidos, el inesperado enriquecimiento de una nueva forma de diálogo: el diálogo con “otro tiempo”, el diálogo con el pasado. La escritura fue, así, la consolidación de buena parte de aquello que los seres que hablaron, soñaron, desearon.. Esa consideración otorga a los libros un carácter real.

El libro aparece, así, como un territorio real, como “un país de las maravillas”, que las palabras, el diálogo entre el maestro y los alumnos iluminan. Un universo imaginario que se despierta en el fluir de esas páginas, en el contacto físico con ellas. Sabemos que nos esperan, que vuelven de nuevo a nuestras manos. Todo un ritual de la lectura que ha creado una forma singular de amistarnos con la vida.

Nos cuenta Emilio Lledó en el nuevo prólogo que acompaña e esta edición: Quienes hemos tenido que hacer, por razones profesionales, nuestra vida en compañía de los libros acabamos percibiendo el cálido cobijo que nos ofrecen desde las silenciosas estanterías en que los ordenamos. Muchas veces, recorriendo con la mirada esas paredes de mi biblioteca, pienso que podría recorrer la pequeña historia de mi vida, deslizándome por los recuerdos que esos libros me despiertan. Imagino los miles de libros de mi biblioteca, metidos en una docena de objetos digitales, colgados, como insignificantes cuadros en la ya huérfana, blanca, pared, y apagados.

En un dibujo genial de El Roto, publicado en El País, aparecen dos pequeños montones de libros. Se hablan:

— Antes nos quemaban, ahora nos digitalizan.

— No es lo mismo.

— Ya veremos

Tal vez sea útil esa nueva posibilidad de lectura digital. Pero ya es “otro mundo”.

Este volumen reúne algunos de los textos más sobresalientes de Emilio Lledó sobre una de las manifestaciones esenciales de nuestra capacidad de crear, de recrearnos: los libros. Los libros conservan la memoria, y, con ella, la posibilidad de salir, desde la mirada de cada lector, encerrado en los instantes de su propio tiempo, al espacio del diálogo, de su liberación, de su libertad. Libros, lenguaje, memoria, diálogo, poesía, libertad: un regalo incomparable, para el ser que somos, para el ser que debemos ser.

Emilio Lledó

Emilio Lledó

Emilio Lledó Íñigo nació en Sevilla, España, el 5 de noviembre de 1927. Filósofo español formado en Alemania, ha sido profesor en las universidades de Heidelberg, La Laguna, Barcelona y Madrid. Es miembro de la Real Academia Española de la lengua, donde tomó posesión el 27 de noviembre de 1994 ocupando el sillón “l”.

En 1990, recibió el premio Alexander Von Humboldt del gobierno de Alemania. Fue nombrado “Hijo Predilecto de Andalucía” en 2003. En 2004 se le otorgó el XVIII Premio Internacional Menéndez Pelayo en reconocimiento a su trayectoria como investigador y docente en las Humanidades. Recibió en 2005 la “Cruz Oficial de la Orden del Mérito” de la República Federal de Alemania. En2007, le fue concedido el II Premio Fernando Lázaro Carreter creado por la Fundación Germán Sánchez Ruipérez.

Entre sus publicaciones se encuentran El epicureísmo. Una sabiduría del cuerpo, del gozo y de la amistad, El silencio de la escritura, El surco del tiempo, Elogio de la infelicidad, El marco de la belleza y el desierto de la arquitectura, Imágenes y palabras, Ser quien eres. Ensayos para una educación democrática y El origen del diálogo y la ética (Gredos, 2011), y La filosofía hoy, publicado por RBA en esta misma colección.

Los libros y la libertad ha sido publicado por la Editorial RBA en su Colección RBA Actualidad. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 176 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento, pongo un vídeo de edicioness21 con una entrevista muy interesante a Emilio Lledó, titulado:

« Pienso, Luego Existo » Emilio Lledó

 

 

1 comentario

Archivado bajo Ensayo - Crítica literaria