Archivo de la etiqueta: Emilia Pardo Bazán

“Los Pazos de Ulloa / La madre naturaleza”, de Emilia Pardo Bazán

♦♦CENTENARIO DE EMILIA PARDO BAZÁN (1921-2021)♦♦

«’Los pazos de Ulloa’ es una de las obras más conocidas de Emilia Pardo Bazán, una culminación de su peculiar concepción del naturalismo. El texto es un gran fresco rural donde recrea a su gusto el campo gallego, violento, sensual, lleno de contrastes sociales y culturales. Novela de aprendizaje, plasma a la perfección el tránsito de la inocencia a la desencantada madurez.»

«Los Pazos de Ulloa es una novela publicada por primera vez en 1886 y forma un díptico con La madre naturaleza, publicada en 1887.»

Cubierta de 'Los Pazos de Ulloa. La madre naturaleza'

Cubierta de ‘Los Pazos de Ulloa / La madre naturaleza’

Emilia Pardo Bazán reivindicó un “naturalismo” autóctono, de carácter castizo y propio de la literatura española. Los Pazos de Ulloa es una muestra de esta convicción y su obra más destacada. Como otras novelas europeas del cambio de siglo, es la saga de una clase social en decadencia: la aristocracia rural gallega. Dramáticas escenas entre personajes trazados con fuerza, descripciones intensas de una estructura política corrupta, alternan con las evocaciones del campo. Novela regional, pero no regionalista, no se limita en sus implicaciones a una región elegida por su pintoresquismo, sino que se inspira en esa ambientación para hacernos una declaración universal de la época.

La historia comienza cuando el joven sacerdote don Julián se presenta en la hacienda de los Pazos de Ulloa, en un recóndito y salvaje paraje de Galicia, para ejercer de administrador, contra lo que cabría esperar del nombre del lugar y de las resonancias del marquesado de Ulloa, el mundo con el que se halla está lejos de cualquier grandeza y, en cuanto a los mecanismos y pasiones que en él rigen, próximo a un primitivismo medieval. Las figuras del sobrevenido marqués don Pedro, rudo y pasional, se ve obligado a contraer matrimonio con Nucha, una señorita de ciudad para quien el ambiente de los pazos es una pesadilla; del malicioso mayordomo Primitivo y de su hija Sabel, la criada de perversa belleza y que ha dado un hijo bastardo al marqués, es la figura opuesta a Nucha, consciente de las armas de su sexo. Los cinco son el punto de partida de un relato en el cual palpitan el atraso y la decadencia, las ambiciones y el aislamiento, el instinto frente a la sociedad, la inanidad de la nobleza frente a la férrea determinación del aldeano y, finalmente, el enfrentamiento entre la atracción y el amor que impone la “madre naturaleza” y la inexorable regla que dicta la convención social.

La aparición en 1886 de Los Pazos de Ulloa provocó un formidable escándalo en el mundo literario de la Restauración. Sin esperar a que se calmaran las aguas, Emilia Pardo Bazán publicó al año siguiente otra novela, La madre naturaleza, que es continuación directa de la anterior. En ella, la persistencia de ciertos temas (como el desvelamiento de las dimensiones ocultas del alma, el conflicto entre los instintos y la razón, el retroceso hacia la animalidad) y de la forma de tratarlos muestra la profundidad del compromiso de la autora con el naturalismo. En esta ocasión, sin embargo, el núcleo del relato (los amores incestuosos de los dos adolescentes que protagonizan la novela) se impone a los elementos sociales que acompañan a su trama.
Emilia Pardo Bazán usa en La madre naturaleza una prosa más poética y descriptiva, y en sus páginas se siente el amor que profesa a su tierra recreando los ambientes campestres. Vemos desarrollados los personajes de Perucho y Manuela –medio hermanos sin saberlo–, y conocemos a otro no menos interesante: Gabriel Pardo hermano de la fallecida Nucha y tío de Manuela, de quien se enamora, puede ser considerado el verdadero protagonista de la novela, ya que es con su llegada a los Pazos, en el capítulo quinto, cuando realmente comienza la acción.
La tesis de esta novela es una invocación a la cultura, concretamente a la religión, al naturalismo cristiano, frente al imperio de la naturaleza desordenada y sin control. Es el relato de una atracción incestuosa, un proceso natural condenado por la sociedad: el enfrentamiento entre naturaleza y cultura, expresado como la fuerza irresistible del amor que sienten dos seres Perucho y Manuela que acaban sucumbiendo a los impulsos naturales.

Lee y disfruta de las primeras páginas de la novela.

Emilia Pardo Bazán

Emilia Pardo Bazán

La autora:
Emilia Pardo-Bazán y de la Rúa-Figueroa, o simplemente Emilia Pardo Bazán (A Coruña, 1851 – Madrid, 1921) fue novelista, poeta y crítica literaria. Pertenecía a una familia noble –era condesa de Pardo Bazán–, lo que le facilitó una educación propia de su estatus social. La corriente que primó en sus escritos fue el Naturalismo, por lo que se considera una de sus introductoras en España. Además de su actividad literaria fue consejera de Instrucción Pública, activista del feminismo y, desde 1916 hasta su muerte, profesora de Literaturas Románicas en la Universidad de Madrid. Sitúa la trama de La tribuna (1883) en una fábrica de tabaco y adopta la corriente naturalista en Los pazos de Ulloa (1986), donde se vislumbran las atrocidades medievales de la vida rural gallega. En La madre naturaleza (1887) trata el incesto e Insolación (1899) Morriña (1899) cierran su vertiente naturalista. Destacó también como ensayista y crítica, ejemplos de ello son La revolución y la novela en Rusia (1887) La cuestión (1882-1883).

El libro:
Los Pazos de Ulloa / La madre naturaleza ha sido publicado por Alianza Editorial en su Colección 13/20. Encuadernado en tapa dura, tiene 632 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo con el primer capítulo de la adaptación para TVE de las novelas “Los Pazos de Ulloa” y “Madre naturaleza” de Emilia Pardo Bazán.

.
Para saber más:
Emilia Pardo Bazán en Cervantes Virtual.

Emilia Pardo Bazán en Wikipedia.

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa

“Cuentos de Navidad. De los hermanos Grimm a Paul Auster”

«38 Cuentos de Navidad seleccionados por Marta Salís»
.

Cubierta de Cuentos de Navidad

Cubierta de: ‘Cuentos de Navidad’

La Navidad, siempre muy presente en la literatura, ha inspirado relatos magníficos, y son muchos los grandes escritores que se han acercado a ella desde diferentes perspectivas. Seguramente el primer cuento que la trató es del filósofo neoplatónico romano Celso quién en el siglo II, cuando los cristianos empezaban a celebrar el nacimientos de Cristo, escribió una versión del hecho sagrado en la que Cristo nace en Judea y es hijo de una campesina adúltera y un soldado romano llamado Pantero; en su obra Doctrina verdadera (según otros traductores, Discurso sobre la verdad).
Esta antología, sin embargo, parte de una tradición muy posterior y desde luego menos «apócrifa», más ligada a lo que la Navidad sigue significando hoy en el imaginario de Occidente
En esta antología se refleja la alegría, el sentido de comunidad, la excitación espiritual, la oportunidad de cambio, los deseos, la nostalgia e incluso el rechazo que estas fechas despiertan en muchos de nosotros, porque, si bien es cierto que la tradición invita a los buenos sentimientos, no lo es menos que se presta a una variedad sorprendente de estilos y de tonos: no faltan aquí ni el humor, ni la oscuridad, ni la crítica social, ni la fantasía, ni la tragedia.

Los 38 Cuentos de Navidad seleccionados por Marta Salís proceden de distintas tradiciones occidentales (anglosajona, germánica, nórdica, mediterránea, eslava). De los hermanos Grimm y E. T. A. Hoffmann hasta Joyce, Capote o Auster, y alternando clásicos como Canción de Navidad de DickensLa niña de los fósforos de Andersen con piezas poco conocidas e inéditas, este volumen abarca dos siglos de literatura navideña desde los ángulos más distintos y con las más diversas intenciones.

El recorrido por las distintas vivencias, paisajes, sentimientos y tradiciones, comienza por Jacob Wilhelm Grimm y termina con Paul Auster. La calidad del resto de autores, es incuestionable:

  • Jacob y Wilhelm Grimm: Los táleros de las estrellas (1812)
  • E. T. A. Hoffmann: La aventura de la noche de San Silvestre (1815)
  • Nathaniel Hawthorne: Las hermanas (1839)
  • Charles Dickens: Canción de Navidad (1843)
  • Charles Dickens: El cuento del pariente pobre (1852)
  • Hans Christian Andersen: La niña de los fósforos (1845)
  • Fiódor M. Dostoyevski: Un árbol de Navidad y una boda (1848)
  • Theodor Storm: Bajo el abeto (1862)
  • Bret Harte: De cómo Santa Claus visitó Simpson’s Bar (1872)
  • Zacharias Topelius: Ojo de Estrella (1873)
  • Alphonse Daudet: Las tres misas rezadas (1875)
  • Anthony Trollope: Catherine Carmichael o el paso de tres años (1878)
  • Guy de Maupassant: Cuento de Navidad (1882)
  • August Strindberg: Pal y Per (1882)
  • Nikolái S. Leskov: La fiera (1883)
  • Robert Louis Stevenson: Markheim (1884)
  • Amalie Skram: La Navidad de Karen (1885)
  • Antón P. Chéjov: Vanka (1886)
  • Sarah Orne Jewett: La Nochebuena de la señora Parkins (1890-1891)
  • Thomas Hardy: El despiste de una orquesta parroquial (1891)
  • Gustav Wied: Noche de paz, noche de amor… (1891)
  • Arthur Conan Doyle: La aventura del carbunclo azul (1892)
  • Léon Bloy: Navidad prusiana (1893)
  • Luigi Pirandello: Navidad en el Rin (1896)
  • Wladyslaw Reymont: Felices (1897)
  • Clarín (Leopoldo Alas): El rey Baltasar (1901)
  • Grazia Deledda: Mientras sopla el Levante (1902)
  • O. Henry: Un regalo de Navidad en el chaparral (1903)
  • Ramón María del Valle-Inclán: Nochebuena (1903)
  • Saki: La fiesta de Navidad de Reginald (1904)
  • G. K. Chesterton: Las Estrellas Voladoras (1911)
  • Emilia Pardo Bazán: La estrella blanca (1912)
  • James Joyce: Los muertos (1912)
  • Dino Buzzati: Cuento de Navidad (1945)
  • Dylan Thomas: La Navidad de un niño en Gales (1952)
  • Ray Bradbury: El regalo (1952)
  • Truman Capote: Una navidad (1982)
  • Paul Auster: El cuento de Navidad de Auggie Wren (1990)

De Berlín a Brooklyn, de un pueblecito sardo a un rancho del Lejano Oeste, de la Provenza a Nueva Zelanda, de un aristocrático salón a un pueblo de mineros, de Dublín a un cohete espacial…: en todos esos lugares veremos celebrar la Nochebuena, la Navidad, el día de San Esteban, la Nochevieja o el día de Reyes, y en todos ellos ocurrirá algo que ilustre el tradicional espíritu navideño… o bien lo desmienta.
El sentido religioso está muy presente en relatos como el de Zacharias Topelius, que trata de reconciliar las dos tradiciones pagana y cristiana, el de Dino Buzzati, que alterna lo devoto y lo absurdo, o el de Emilia Pardo Bazán, que reconstruye la historia de la adoración de los Reyes Magos; y, en un orden más terrenal, Alphonse Daudet, Léon Bloy y Ramón María del Valle-Inclán nos hablan, no sin ironía, de las costumbres del clero. Pero hay cuentos en los que la Navidad está completamente secularizada y no es más que un mero compromiso social donde se forjan o consolidan pactos mundanos (Dostoyevski), o donde se remueven anécdotas y episodios que afectan puramente a la vida íntima o personal («Los muertos» de Joyce): de ahí, por cierto, que figuren también en este volumen varios cuentos de intenso lirismo, como los de Luigi Pirandello y Dylan Thomas. Pero en la Navidad de Saki, por ejemplo, más que un compromiso, las fiestas navideñas son ya directamente un engorro.
Vamos, que hay donde elegir, pues la selección de 
Marta Salís es magnífica.

El libro:
Cuentos de Navidad. De los hermanos Grimm a Paul Auster ha sido publicado por Alba Editorial en su Colección Clásica Maior. Los traductores son Paula Brines, Mercedes Corral, María José Chuliá García, Celia Filipetto, Víctor Gallego Ballestero, Isabel Hernández, Maribel de Juan, José Luis López Muñoz, Cristina Marín Rubio, Catalina Martínez Muñoz, Carmen Montes Cano, Katarzyna Olszewska Sonnenberg, Blanca Ortiz Ostalé, Fernando Otero Macías, Marta Salís, Marta Sánchez-Nieves y Miguel Temprano García. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 624 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Para saber más:
La Navidad en Wikipedia.

feliznavidad

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa