Archivo de la etiqueta: El nacimiento de un héroe

«El género WUXIA»

«Ayer escribí sobre el libro
El nacimiento de un héroe. Leyendas de los Héroes Cóndor 1.

Hoy escribo sobre el género Wuxia»

Cartel de la serie de televisión (The Legend of the Condor Heroes 2008)

Cartel de la serie de televisión (The Legend of the Condor Heroes 2008)

El género wuxia es específico de la cultura china; una mezcla única de la filosofía de las artes marciales, llamada xia (俠), desarrollada a lo largo de los siglos y la larga historia del país en wushu. En Japón, la tradición del bushidō entre los samurái comparte ciertos aspectos con la filosofía marcial china del xia. Aunque el concepto xia suele traducirse como «caballería», los aspectos del xia están tan arraigados en el entorno social y cultural de la antigua China que es imposible encontrar una traducción exacta en el mundo occidental pues literalmente significa «caballeros de las artes marciales» o «héroes de las artes marciales».

Leyendas de los Héroes Cóndor (射鵰 英雄 傳) es una de las muestras más emblemáticas del wuxia, un género literario de gran popularidad en los países del ámbito de influencia chino que, de alguna manera, se podría resumir como una mezcla de novela de caballerías y de artes marciales. Por norma general, los protagonistas de estas obras son siempre guerreros que se mueven única y exclusivamente por virtudes tan honorables como la lealtad, la amistad y el anhelo de paz, en cuya prosecución deben enfrentarse a entidades o personas que encarnan el mal y que, en muchas ocasiones, utilizan el kung-fu o disciplinas similares para imponer el caos en el mundo.

Desde tiempos inmemoriales, los héroes marciales se han jurado lealtad unos a otros. Han estado dispuestos a morir por amistad. «En tiempos de peligro, a quién le importa su propia sangre», solía decirse. Hacer justicia era la única recompensa honorable, pues ¿quién se negaría a entregar su propia vida por una causa tan noble?

No obstante, las epopeyas wuxia también suelen tener un trasfondo político –igual que lo tienen sagas occidentales tan populares como Juego de tronos o El Señor de los Anillos– en el que, básicamente, los héroes deben acabar con un poder corrupto que tiene sometida a la sociedad. Sin embargo, la lucha contra dicho yugo pasa entonces por un dominio absolutamente extraordinario de las artes marciales, hasta el punto de que los guerreros pueden desafiar la gravedad, golpear sin que el contrincante perciba el movimiento de sus puños, manejar armas capaces de alterar el clima del entorno y convertir cada sacudida en una manera de expresar el arte.

Sacó su látigo Dragón Dorado y ejecutó un movimiento conocido como Dragón Negro Recoge Agua, golpeando con todas sus fuerzas a Mei en la muñeca. Sin embargo, para su sorpresa, ella no se movió para evitar el golpe, sino que agarró el látigo por la punta. Han el Jinete tiró con todas sus fuerzas, pero sólo consiguió acercar a la mujer aún más. Ella lo golpeó con una descarga de energía luminosa. Sin embargo, una ráfaga de viento la zarandeó; Han el Jinete había soltado de nuevo un latigazo y saltado de la rama.

El nacimiento de un héroe es una excelente muestra de wuxia. Y no sólo porque el argumento sigue los cánones del género de un modo ejemplar, sino también porque nos muestra con todo pormenor las técnicas de kung-fu que la literatura fantástica ha sabido manejar y, más interesante, ha sabido bautizar con nombres tan poéticos y sorprendentes como Coge la Hoja con la Mano Desnuda, Arcoíris Cruza el Cielo, Trueno Primaveral Ensordecedor, Viento Dispersa Nubes Arremolinadas, Dos Manos para Mover una Montaña, la Espada del Deceso Mutuo, Dragón Negro Recoge Agua, Bruma Sobre el Río, Fénix Cabeceante, Giro del Asno Perezoso, el Gato Travieso Atrapa al Ratón

Guo se había quedado pasmado. Su amigo era un luchador de kung-fu mucho más diestro que él, pero estaba claro que no tenía nada que hacer contra el sacerdote. Guo sabía que aquel movimiento era el legendario Mano Desnuda Aferra Hoja, pero nunca había visto a nadie ponerlo en práctica.

Igualmente, en El nacimiento de un héroe descubrimos la extraordinaria imaginación que los autores del wuxia suelen desplegar con las armas que manejan estos maestros del kung-fu: discos arrojadizos de acero, mazas de colmillo de lobo, abanicos metálicos, castañas del demonio y muchas más.

La maza de colmillo de lobo era un arma pesada y en el wulin no tenía muchos adeptos. Sin embargo, en el ejército jin gozaba de una gran popularidad. Los yurchen habían cobrado fuerza en la lucha contra el clima gélido del este del río Liao. En su invasión del norte, la maza de colmillo de lobo había sido el arma elegida.

Como complemento pongo el vídeo titulado The Legend of the Condor Heroes 2017

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Fantasía y Ciencia Ficción

«El nacimiento de un héroe. Leyendas de los Héroes Cóndor, 1», de Jin Yong (seudónimo)

«El mejor libro de fantasy y ficción histórica de todos los tiempos según la revista Time,
ambientada en la China del siglo XII»

.

Cubierta de 'El nacimiento de un héroe'

Cubierta de: ‘El nacimiento de un héroe’

Tenemos que agradecer a la editorial Salamandra el poder disfrutar, por fin, de uno de los autores, por no decir el mejor, del género wuxia (aventura fantástica oriental mezclada con artes marciales) al publicar el primer volumen de la llamada Trilogía del Cóndor, una saga considerada, en China, al mismo nivel que El Señor de los Anillos. Leyendas de los Héroes Cóndor tuvo el mismo nacimiento que los folletines franceses del siglo XIX: un periódico. Jin Yong empezó a publicar esta fantasía épica de carácter histórico en el Hong Kong Commercial Daily el 1 de enero de 1957 y continuó haciéndolo de modo ininterrumpido durante casi una década. Con todo, al cabo de un tiempo la serie cambió de rotativo y pasó a ser editada por el Ming Pao. Además, en la década de los setenta y en 2003, el autor efectuó una revisión completa del texto. Esta última versión es la que se ha convertido en un clásico del imaginario cultural chino y la que ahora ve la luz en castellano.

Leyendas de los Héroes Cóndor abarca doce volúmenes divididos en tres grandes epopeyas de cuatro tomos cada una. El primer título de dicha trilogía, titulado precisamente Leyendas de los Héroes Cóndor y cuya primera entrega es El nacimiento de un héroe, sigue los pasos de Guo Jing, cuyo padre, el guerrero Guo Furia Celeste, fue asesinado por los funcionarios corruptos del Imperio Song, los cuales se habían vendido por un puñado de monedas al Imperio jin. Guo Jing quiere vengar la muerte de su padre y recuperar sus tierras, pero antes de lanzarse a la batalla tendrá que aprender el noble arte del kung-fu. 
La siguiente epopeya de la trilogía, Cóndor divino, caballero errante, está considerada la historia de amor más grande jamás contada en el género de las artes marciales; y dos armas legendarias por las que compiten varias sectas de artes marciales son las protagonistas de Espada Celestial, Sable de Dragón, la tercera entrega de la trilogía y de las que hablaremos en su momento en este blog y que Salamandra editará en cuatro volúmenes.

Y ahora vamos a lo que nos interesa, y es saber de que trata este primer volumen. Leyendas de los Héroes Cóndor, tiene como telón de fondo una serie de guerras libradas entre el Imperio Song que está siendo invadido por sus belicosos vecinos del norte, los Yurchen (Imperio Jin). Dos hermanos de juramento, Yang Corazón de Hierro y Guo Furia Celeste, se han refugiado en una aldea sureña y, mientras recuerdan la grandeza de sus antepasados, esperan el nacimiento de sus respectivos hijos. Su deseo es que sus descendientes acaben siendo también hermanos de juramento o, en caso de nacer con sexos opuestos, que contraigan matrimonio. Además, un maestro taoísta, Qiu Chuji, les ha prometido que los adiestrará en el noble arte del kung-fu tan pronto como alcancen los diez años. 
Pero el destino tiene otros planes para esos niños. Algunos funcionarios del Imperio Song se han vendido a los invasores Yurchen y no dudan en matar a los padres de las criaturas y en separar a las madres. Una acaba en el norte, concretamente en tierras mongolas, mientras que la otra es llevada al sur. El maestro Qiu Chuji se aliará entonces con un grupo de guerreros sin igual, los Siete Fenómenos del Sur, para encontrar a esos niños y ayudarlos a vengar la muerte de sus progenitores.

«Los siete fenómenos eran generosos y justos, pero también adolecían de un orgullo exagerado, que rayaba en la arrogancia. No por nada los llamaban los Siete Fenómenos del Sur. Individualmente, poseían grandes cualidades, pero juntos eran extraordinarios.»

A partir de este punto, la novela se centra en el adiestramiento y deseo de venganza de Guo Jing, el hijo de Guo Furia Celeste. Convertido en un miembro más de la tribu del Gran Kan Temujin ―a quien la historia acabará conociendo por
el nombre de Gengis Kan―, recibe la visita de los Siete Fenómenos del Sur, quienes deciden entrenarlo en el arte del kung-fu y quienes, además, lo protegerán no sólo de los guerreros de otros imperios, sino también de los maestros que usan las artes marciales de un modo malvado.
Sólo al cabo del tiempo, cuando Guo Jing se haya convertido en un guerrero con un buen dominio de las artes marciales, emprenderá el camino de regreso a su tierra natal con la intención de vengar a su padre, pero su valor y sus lealtades se verán puestos a prueba a cada paso en una tierra dividida por la guerra y la traición

Dado que el género Wuxia es poco conocido mañana escribiré sobre él.

Jin Yong

Jin Yong

El autor:
Jin Yong (1924-2018), seudónimo de Louis Cha, fue un verdadero fenómeno en el mundo de la cultura china. Nacido en la provincia oriental de Zhejiang, pasó la mayor parte de su vida escribiendo novelas y editando periódicos en Hong Kong. Sus «Leyendas de los Héroes Cóndor», escritas entre finales de los años cincuenta y 1972, y cuyas ventas superan los trescientos millones de libros, se han convertido en un clásico moderno de la literatura china, además de referencia obligada entre los lectores amantes de las artes marciales y fuente de inspiración de incontables adaptaciones de televisión y videojuegos. El prestigio internacional de Louis Cha se consolidó al ser condecorado en 1981 con la Orden del Imperio Británico, a la que siguieron numerosos premios y reconocimientos honoríficos.

El libro:
El nacimiento de un héroe (título original: 射鵰 英雄 傳 Shediao Yingxiong Zhuan 1(1959, 1976, 2003) ha sido publicado por la Editorial Salamandra en su Colección Salamandra Narrativa. Traducción de Andrea Montero Cusset e ilustraciones de Jiang Yun Xing. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 430 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo el trailer de la serie The Legend of the Condor Heroes realizado por China Huace TV Official Channel.

.
Para saber más:
Jin Yong en Wikipedia.

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Fantasía y Ciencia Ficción