Archivo de la etiqueta: Efrén del Valle Peñamil

“El Zorro”, de Frederick Forsyth

«¿Y si el arma más peligrosa del mundo no fuera un misil inteligente, un submarino sigiloso o un virus informático?»

«MIS, MIG, GCHQ, NCSC, SAS, SIS, COBRA, SBS, SRR, FBI, CIA, ICE, NSA, SAD, SUR, Departamento V, FSB, MOSAD, Sayeret, Matkal, FEDAT, ÁVO, PASDARÁN, SAVAMA, VAJA, RUSI, Lobos Nocturnos, ELINT…»

Y seguro que me dejo alguna de las agencias, centros de espionaje, centros de inteligencia…, que figuran en la nueva novela de Frederick Forsyth. La guerra fría se ha transformado en la guerra cibernética. y tengo que añadir que los agentes de inteligencia del Reino Unido —como no podía ser menos— son mucho más inteligentes que sus equivalentes rusos, iraníes o coreanos del norte. La prueba, en la novela.
Por cierto, para no perdernos, al final del libro hay una casi imprescindible ‘Lista de personajes y organizaciones’.

Cubierta de El Zorro

Cubierta de: ‘El Zorro’

Han pasado casi cincuenta años desde que en 1971 Forsyth publicara El día del Chacal aunque la edición española se publicó solo como Chacal. Magnífica novela que tuvo mucho éxito y que dio a conocer a un joven Forsyth como uno de los mejores novelistas del mundo. Ahora con ochenta años publica su novela número diecisiete, ingeniosa y muy bien documentada, asesorado por expertos en ciberseguridad y muy centrada en los verdaderos conflictos internacionales.

En la novela hay tres personajes principales. Los dos primeros difícilmente podrían ser más diferentes. Sir Adrian Weston es un alto funcionario de inteligencia británico retirado, de 70 años que sigue siendo influyente porque la Primera Ministra Marjory Graham (cuadra a la perfección con Theresa May. Más adelante nos daremos cuenta de que también están retratados Donald Trump; Vladimir Putin, hombrecillo de mirada fría o el coreano Kim Jong-un) confía en él. Sir Adrian es el cerebro, la conciencia y el héroe de la novela.
El otro personaje principal es Luke Jennings, un joven de 18 años que sufre un caso grave de síndrome de Asperger. Al principio, Luke vive con sus padres en una casa modesta en un suburbio de Londres, donde pasa la mayor parte del tiempo en el ático con su ordenador. Luke de alguna manera ha desarrollado una habilidad inexplicable para romper las defensas de los sistemas de seguridad más sofisticados. Esa habilidad es el argumento principal de la novela de Forsyth.
Un día, asombrados funcionarios de seguridad estadounidenses descubren que sus bases de datos más secretas guardadas en los ordenadores de Fort Meade, que durante mucho tiempo fueron inexpugnables, han sido hackeadas por un intruso que no había robado, saboteado ni destruido nada, se había limitado a entrar, echar un vistazo y marcharse. Para ir más rápido diré que una investigación intensiva identifica a Luke Jennings como el culpable.
Sigo adelantando.
En una reunión en la Casa Blanca, el presidente, al que se define en el libro como “La enorme cabeza de cabellera rubia” (a que se parece a Donald Trump), exige que se entregue a Luke para ser juzgado y encarcelado. Pero Sir Adrian insiste en que el chico puede ser más útil en Londres al obtener acceso a bases de datos supuestamente impenetrables en Irán, Corea del Norte y Rusia. Luke procede a romper las defensas más elaboradas de esas naciones para extraer inteligencia invaluable, a menudo sobre planes nucleares.
Después de hacer encallar en el paso de Calais al buque insignia de la Flota del Pacífico rusa, el Alomirante Nájimov, el vozhd (¿Putin?) ordena enviar al francotirador más letal de Rusia, conocido solo como Misha, a Inglaterra para eliminar al adolescente problemático. Forsyth compara a Misha con Vasily Zaitsev, el legendario francotirador ruso que en el invierno de 1942 en Stalingrado, cubierto de nieve, se le atribuyó la eliminación de cientos de soldados alemanes.

¿Pero puede Misha encontrar a Luke? ¿O puede Sir Adrian proteger al niño y preservar la paz mundial? El resultado es emocionante, sorprendente y muy satisfactorio.

También tendría que hablar de los coreanos, de sus misiles intercontinentales con cargas  nucleares, o de los iraníes. Prefiero que lo leáis, son 280 páginas que no tienen desperdicio.

La habilidad de Luke (El Zorro) para romper los códigos de los ordenadores nunca se aclara. Se le llama “cybergenio” con una habilidad “desconcertante”, pero lo aceptamos porque está de nuestro lado, es divertido y el resto del libro está profundamente arraigado en la realidad.
Forsyth está sumamente bien informado sobre los asuntos mundiales, la política, la diplomacia, el armamento y los misterios del espionaje. En El zorro, como en todas sus novelas, las presenta con brillante detalle.

El jovenLuke es la guinda del pastel.

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

Frederick Forsyth

Frederick Forsyth

El autor:
Frederick Forsyth nació en  Ashford, Reino Unido, 25 de agosto de 1938. Es ex piloto de la RAF y periodista de investigación, modernizó el género del thriller cuando publicó Chacal, una novela que combina a la perfección la documentación periodística con un estilo narrativo ágil y rápido. Desde entonces ha escrito numerosas novelas que se han convertido en verdaderos super-ventas mundiales. Odessa, Los perros de la guerra, La alternativa del diablo, El cuarto protocolo, El negociador, El manipulador, El manifiesto negro, El puño de Dios, El veterano, Vengador, El afgano, Cobra o La lista. Además ha publicado recientemente El intruso. Mi vida en clave de intriga, sus memorias. Vive en Hertfordshire, Inglaterra.

El Libro:
El zorro (título original: The fox, 2018) ha sido publicado por la Editorial Plaza y Janés en su Colección Éxitos. Traducido del inglés por Carlos Abreu Fetter y Efrén del Valle Peñamil. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 286 páginas.1

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en inglés grabado por Penguin Books South Africa en el que Frederick Forsyth habla de su libro El zorro.

.
Para saber más:
Web de Frederick Forsyth en Penguin.
Frederick Forsyth en Wikipedia.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Novela Negra

“Mercado de invierno” de Philip Kerr

El maestro del thriller ambientado en la Alemania nazi inicia una nueva serie de intriga criminal dedicada a los trapos sucios del mundo del futbol, especialmente de la Premier League, la liga inglesa.

Mercado de invierno supone la carta de presentación de Scott Manson, el segundo entrenador del equipo London City e investigador accidental.

Cubierta de: Mercado de invierno

Cubierta de: Mercado de invierno

Si creen que los asesinatos en el mundo del fútbol lo ha inventado Philip Kerr con su nueva novela Mercado de invierno están muy equivocados; pues lo primero que me ha venido a la memoria es una novela que se publicó en el año 1988, que se titulaba El delantero centro fue asesinado al atardecer y que estaba escrita por el genial Manuel Vázquez Montalbán dentro de su famosa serie del detective Pepe Carvalho. No soy amigo de comparaciones y tampoco lo voy a hacer ahora. Tanto Philip Kerr como Manuel Vázquez Montalbán son dos grandes escritores con muchos méritos a sus espaldas.

Pero ¿quien es Scott Manson el nuevo investigador creado por Philip Kerr? Dejemos que el mismo se defina: 
“Me llamo Scott Manson y soy el segundo entrenador del London City. Puesto que siempre me entreno con los muchacos, me gusta dar ejemplo, lo cual significa nada de alcohol desde el 23 de diciembre hasta la noche de año nuevo. Es como ser testigo de Jehová en esas bodas lujosas que aparecen en la revista Hello! entre una novia lerda y un futbolista”. [Pag. 11]

«En el fútbol no se puede jugar bajo los focos sin que haya sombras».

La historia comienza en el mes de diciembre, ya cerca de la Navidad y el modesto equipo de fútbol del London City propiedad del oligarca ucraniano Viktor Sokolnikov lleva camino de realizar una temporada satisfactoria pese a la baja por una grave lesión de su portero titular y la juventud de buena parte de la plantilla. Llegada la Navidad, sin embargo, las cosas comienzan a torcerse desde el momento en que se produce un macabro hallazgo: en el centro del terreno de juego alguien ha cavado un agujero en el que ha depositado una fotografía de su director técnico, el carismático, y bocazas Joao Zarco. Acostumbrado a ser blanco de todo tipo de amenazas, Zarco no le da importancia y el club, que lo último que desea es verse envuelto en un caso tan feo, prefiere tapar el suceso. Pocos días después, el cadáver del entrenador aparece en un rincón oculto del flamante estadio, víctima en apariencia de una brutal paliza.
La noticia causa conmoción entre la plantilla y los aficionados que idolatraban a Zarco, pero sobre todo en su principal ayudante, el segundo entrenador Scott Manson, quien debe lidiar también con el suicidio de uno de sus mejores amigos, Matt Drennan, ex futbolista profesional como él. Pasar dieciocho meses en prisión por una violación de la que fue acusado injustamente y que truncó su carrera, le granjeó un odio visceral por las fuerzas policiales con las que ahora deberá colaborar. Si la situación no fuera de por sí estresante, Sokolnikov lo convoca a su mansión con una buena y una mala noticia. La buena es que ha decidido nombrarlo director técnico en sustitución del finado. La mala es que le encarga que investigue en la sombra las circunstancias de la muerte de Zarco. A las mil tareas que ya le iban con el anterior cargo —lidiar con los caprichos y estupideces de los jugadores, con la avidez de los medios de comunicación a la hora de airear trapos sucios, con los tocapelotas de la FIFA…— se suma ahora ser el máximo responsable deportivo del equipo y hacer de detective en sus escasos ratos libres.
A medida que Manson escarba en la turbia vida del polémico Zarco, van surgiendo numerosos candidatos a querer verlo bajo tierra: maridos cornudos, representantes con los que trapicheaba, jugadores y árbitros con los que protagonizó sonados enfrentamientos, qataríes a los que boicoteó sus aspiraciones a organizar un mundial… Aunque si alguien parece tener las manos más sucias que él, es el todopoderoso hombre que lo ha metido en esto: un Sokolnikov de pasado turbulento y métodos mafiosos al que todo el mundo parece temer. Atrapar al asesino o ganar algún título va a antojársele a Scott Manson más fácil que salvar el pellejo.
Magnates del Este, entrenadores fanáticos y futbolistas de primera juegan un fascinante partido a vida o muerte.

© Ana Portnoy

© Ana Portnoy

El autor:
Philip Kerr nació en Edimburgo, Escocia, el 22 de febrero de 1956. Estudió Derecho en la Universidad de Birminghan, pero pronto abandonaría la abogacía para dedicarse primero a la publicidad —estuvo ocho años redactando anuncios para la agencia publicitaria Saatchi & Saatchi— y más tarde al periodismo y a la literatura. Es autor entre otras obras, de thrillers superventas como El infierno digital, Una investigación filosófica, Carga mortal, Esaú, El segundo ángel, Player y Research, pero gue, sobre todo, a partir de su exitosa trilogía “Berlín Noir”, que daría un salto exponencial al convertirse en uno de los autores de novela negra más conocidos del mundo.
En 1993 fue incluido por la revista Granta en su selección de los 20 Young British Novelists más prometedores de la década, gracias principalmente a sus innovadoras aproximaciones al género policíaco. Las intrigas nazificadas de Philip Kerr han tenido un solo hilo conductor —el policía y detective privado Bernie Gunther—, pero dos etapas. Entre 1989 y 1991 apareció el tríptico berlinés compuesto por Violetas de marzo (consolidación de Hitler en el poder), Pálido criminal (finales de la Segunda Guerra Mundial) y Réquiem alemán (posguerra). No fueron hasta transcurrido quince años de la publicación de esta última que Gunther  reflotó en el Munich de 1949 en Unos por otros, para saltar luego a la Argentina de Perón en Una llama misteriosa y, en un complejo tirabuzón temporal, retroceder al Berlín de 1934 y migar acto seguido a La Habana de Fulgencio Batista en Si los muertos no resucitan (III Premio RBA de Novela Negra). En la penúltima entrega, Praga mortal, vimos al protagonista desplazarse a la capital checa en 1941 y tener que resolver un whodunnit en la casa de campo de Heydrich, mientras que en la reciente El hombre sin aliento lo hallamos investigando, para la Oficina de Crímenes de Guerra del Alto Mando Militare, los rumores de que a las afueras de la ciudad rusa de Smolensk, en los bosques de Katyn, se halla una fosa común en la que podrían estar enterrados miles de cuerpos. En este año 2015 Kerr publicará en el mercado anglosajón una nueva entrega sobre Bernie Gunther bajo el título The Lady from Zagreb.

Mercado de invierno es el título inaugural de un nuevo ciclo dedicado a destapar el lado oscuro de la liga inglesa de fútbol a través de la figura de Scott Manson, entrenador del equipo del London City que se ve accidentalmente envuelto en la solución de casos criminales. Antes del verano de 2015 aparecerá en el mercado anglosajón la segunda entrega, Hand of God, que arranca con la sospechosa muerte de un jugador del London City sobre el terreno de juego, en el transcurso de un enfrentamiento contra un rival ateniense en una eliminatoria de la UEFA Champions League. Philip Kerr trabaja en estos momentos en una tercera novela de la serie cuyo título provisional es False Nine (Falso nueve).
Philip Kerr es también un prestigioso autor de literatura infantil, cuya serie Children of the Lama ha vendido los derechos cinematográficos a la productora Dreamworks, y recientemente publicó también su primer título de Young Adult: The Winter Horses. Actualmente vive en Londres con la escritora Jane Thynne, y sus tres hijos. Toda su vida ha sido seguidor del Arsenal.

El libro:
Mercado de invierno (título original: Januari Window, 2014) ha sido publicado por la Editorial RBA en su Colección Serie Negra. Traducción de Efrén del Valle Peñamil y Victor M. Garcia de Isusi, 2015. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 414 páginas.

 Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Para saber más:

http://www.philipkerr.org/

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura