Archivo de la etiqueta: Editorial Sexto Piso

“La cámara sangrienta” de Angela carter (ilustraciones de Alejandra Acosta)

«Una celebración altamente sensual de la sexualidad en sus manifestaciones más jubilosas y oscuras». Ian McEwan

Cubierta de: La cámara sangrienta

Cubierta de: La cámara sangrienta

Estaban casi olvidados desde que en año 1991 lo publicara la editorial Minotauro, pero esta nueva edición de los cuentos de Angela Carter es, sin lugar a dudas, uno de los grandes acontecimientos literarios del año por tres motivos: primero y sobre todo por la calidad de los relatos: segundo por la espléndida edición de Sexto Piso; y tercero por unas ilustraciones de Alejandra Acosta que, sencillamente, son magníficas, maravillosas.

“Recuerdo que, aquella noche, yací despierta en el coche cama en un estado de tierna y deliciosa agitación, con las mejillas ardiendo contra el impecable lino de la almohada y el corazón imitando en sus latidos los grandes pistones que empujaban incesantemente el tren que me arrastraba lejos de París, lejos de la infancia, lejos de la blanca y recluida quietud del piso de mi madre, hacia el país imprevisible del matrimonio”.

Así comienza La cámara sangrienta,  el primer relato de los diez que componen el libro y que le da título al libro, basado en el Barba Azul de Perrault, y más adelante:

“Mi camisón de satén acababa de ser liberado de su envoltura; se había posado sobre mis hombros y mis pechos jóvenes y puntiagudos, leve como una prenda de agua pesada, y ahora me acariciaba con picardía, flagrante, insinuante, abriéndose paso entre mis muslos mientras yo me movía sin sosiego en la estrecha litera. El beso de mi esposo, su beso con lengua y dientes y el roce de una barba, me había insinuado la noche de bodas con el mismo tacto exquisito del camisón que me había regalado; una noche de bodas que se aplazaría voluptuosamente hasta que yaciéramos en su antigua y fabulosa cama, en un dominio situado en una cumbre y rodeado por el mar que todavía escapaba a mi imaginación… aquel lugar mágico, el castillo de hadas con muros de espuma, la morada legendaria donde él había nacido. El lugar donde, algún día, yo le daría un heredero. Nuestro destino, mi destino.”

Alejandra Acosta y Guillermo Lorén

Alejandra Acosta y Guillermo Lorén

Angela Carter los publico en 1979, basados en cuentos de hadas, en especial, de Charles Perrault, pero también de Jeanne Marie Leprince de Beaumont, del folclore europeo, e incluso de la radionovela, con claras influencias de la narrativa del Marqués de Sade.

En La novia del tigre no se olvida de los elementos sobrenaturales: “-Aquí no vive nada humano –dijo el criado.”
En La dama de la casa del amor utiliza el vampirismo: “Ella es el último brote del árbol ponzoñoso que surgió de las entrañas de Vlad el Empalador, quien se daba festines de cadáveres en los bosques de Transilvania.”
En El hombre lobo, Caperucita Roja lleva un cuchillo en la cesta: “Cuando oyó el aterrador aullido de un lobo, dejó caer los regalos, sacó el cuchillo y se giró hacia la bestia”.
Los títulos de los potros cuentos son: El cortejo del señor León, El gato con botas, El rey de los trasgos, La niña de nieve, La dama de la casa del amor, La compañía de lobos y Lobalicia.

La autora, Angela Carter, afirmó que se sentía impelida a escribir «cuentos góticos, cuentos crueles, cuentos de terror, narrativas fabulosas que tratan directamente del imaginario del inconsciente». Pero Carter no se limitó a versionar cuentos de hadas desde una nueva perspectiva, sino que los recreó por completo «al extraer el contenido latente de los cuentos tradicionales y usarlo como punto de partida de nuevas historias […]; y el contenido latente es violentamente sexual». Así, estos relatos ahondan en temas de feminismo y metamorfosis, con un énfasis especial en los roles de las mujeres en las relaciones, en los aspectos inmorales y perversos del matrimonio y el sexo, y en el equilibrio de poder en esas relaciones.
La ilustradora chilena Alejandra Acosta ha puesto sus lápices al servicio de estas historias sorprendentes y necesarias, convirtiendo este clásico en una obra, si cabe, infinitamente más bella. Como muchos críticos han comentado en las últimas décadas, el motivo por el que La cámara sangrienta deslumbra con brillantez es que consigue ilustrar un argumento feminista realmente moderno: que las mujeres tienen un poder y unos derechos inherentes, así como la responsabilidad de utilizar el primero y reivindicar los segundos. Y con su trabajo, Carter y Acosta lo han demostrado sobradamente.

Lee las primeras páginas.

Angela Carter

Angela Carter

La autora:
Angela Carter narradora y periodista inglesa, nació en  Eastbourne, Sussex, Inglaterra el 7 de mayo de 1940 y murió en  Londres el 16 de febrero de 1992. Destacó como escritora de cuentos en los que se observa la influencia de las historias populares y el psicoanálisis. Amar, Venus Negra, El Doctor Hoffman y las infernales máquinas del deseo, Fantasmas de América y maravillas del Viejo Mundo y Héroes y villanos son algunas de sus obras destacadas. En compañía de lobos y La juguetería mágica han sido llevadas al cine. (Fuente: la editorial)

Alejandra Acosta

Alejandra Acosta

La ilustradora:
Alejandra Acosta nació en Santiago, Chile, en 1975. Ha trabajado como directora de arte en diversas revistas y se dedica a la ilustración y la docencia universitaria. Entre 1994 y 1998 estudió Diseño Gráfico Publicitario en la Universidad Santo Tomás. Paralelamente cursó los talleres de serigrafía en Balmaceda 1215 con Francisca Núñez (1996) y Figura Humana en la Pontificia Universidad Católica de Chile con el profesor Roberto Farriol. Más tarde realiza el diplomado en Comunicación Visual en la Pontificia Universidad Católica de Chile.
Entre el 2000 y el 2001 se desempeñó como directora de arte de la revista ELLE y de JK Corporate Design. En septiembre del año pasado asumió como directora de arte de la revista Lat.33. Por su labor realizada en este medio fue nominada al Premio Altazor 2002.
Su obra fue Mención Honorífica en el Concurso Internacional de Álbum Ilustrado A la Orilla del Viento 2009, y ha sido finalista del Premio Internacional de Álbum Ilustrado Compostela 2012. Durante largo tiempo ha trabajado en ilustraciones de libros infantiles y entre sus colaboraciones se encuentran los textos Los Pecosos y Pazuca en la Duna de Marcela Paz, Marisol en apuros de Violeta Diéguez, El niño con bigotes de Esteban Cabezas y Una pollita bohemia de Felipe Jordán Jiménez.

El libro:
La cámara secreta (título original: The Bloody Chamber, 1979) ha sido publicado por la Editorial Sexto Piso en su Colección Ilustrado. Traducido del inglés por Jesús Gómez Gutiérrez. Ilustrado por Alejandra Acosta. Encuadernado en tapa dura, tiene 178 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en inglés titulado:

The Bloody Chamber Trailer

Para saber más:

Sitio extraoficial de Angela Carter

http://www.pajarocontemplativo.com   (El blog de Alejandra Acosta)

Como trabaja Alejandra Acosta:

 

1 comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa

“El mejor relato del mundo y otros no menos buenos” de Rudyard Kipling

“Hermano de un príncipe y amigo de un mendigo con tal de que sea digno”

Cubierta de: El mejor relato del mundo y otros no menos buenos

Cubierta de: El mejor relato del mundo y otros no menos buenos

Con esta frase comienza uno de los relatos más famosos de Rudyard Kipling, y para mi el mejor de ellos. Y no lo digo yo solo: «“El hombre que iba a ser rey” era al parecer el cuento favorito tanto de Faulkner como de Proust y de Henry James, lo cual bastaría para que su responsable hubiera pasado, si no necesariamente a la historia de la literatura, sí a la de los lectores y los escritores.» Esta frase la firma nada menos que Javier Marías.

Pero Rudyard Kipling si ha pasado a la historia de la literatura, y por muchas razones. Fue el primer Premio Nobel de Literatura inglés (en 1907), y aunque recibió muchas críticas por su carácter imperialista, fue reconocido como un gran autor tanto por escritores como por los lectores.
En la reseña de la editorial se dice que Kipling solo escribió una novela, pero en las biografías que he consultado le dan categoría de novela a tres de sus obras: La luz que se apaga, 1890 (The Light that Failed)El Naulahka, Una historia de Occidente y Oriente (1891), escrito por Rudyard Kipling en colaboración con Wolcott Balestier (supongo que es esta a la que serefiere el editor); y Capitanes valientes, 1896 (Captains Courageous).

Nadie puede discutir la maestría de Kipling en el relato, y la selección de Somerset Maugham, autor también de la presentación, es una de las mejores que se puede encontrar en las librerías. De los dieciséis relatos que componen el libro, el primero, El mejor relato del mundo, es el que da título al libro. Al leer el título me vino a la memoria el libro de Balzac titulado La Obra Maestra Desconocida.

A Kipling se le acusó ampliamente de incurrir en la vulgaridad, igual que a Balzac y a Dickens, y creo que es solo porque los tres trataron aspectos de la vida que ofendían a las “personas refinadas”. Otros le criticaron que sus  relatos eran “anecdóticos”, sin saber que el Oxford English Dictionary lo define como Narración de un incidente aislado.

El mejor relato del mundo es uno de los primeros relatos escritos sobre la reencarnación, que reflexiona sobre la función y la voz del narrador. Un relato en el que la certeza que poseemos desde el principio (la de que ese mejor relato del mundo no se escribirá jamás) queda supeditada a la tensión y al suspense de la historia. Una en la que lo sobrenatural se introduce en el mundo real de forma tranquila, como solía hacer Kipling en sus narraciones fantásticas. Bellamente estructurado, narrativamente perfecto, no es el mejor relato del mundo, pero es un relato que se queda en el recuerdo como uno de los más bellos escritos jamás.

En La tumba de sus antepasados Kipling retoma el tema de la reencarnación, esta vez de tal modo que no desafía la ley de la probabilidad. Son ahora los bhili, la tribu de las montañas en cuyo ámbito se desarrolla el relato, los que creen que el joven oficial subalterno, el héroe del relato, es la reencarnación de su abuelo, que pasó muchos años con ellos, y cuya memoria siguen reverenciando.

El hombre que iba a ser rey le dedico un espacio especial. Su título en inglés es The Man Who Would Be King, y ha sido traducido de varias formas: El Hombre que Pudo ReinarEl Hombre que Podía Ser ReyEl Hombre que Fue Rey El Hombre que Quiso Ser Rey. Quien más quien menos sabe de qué va la historia, aunque sólo sea gracias a John Huston, Michael Caine y Sean Connery. Pero más que la película, lo más sorprendente viene al leerlo.
Iniciada en tono evocativo, la historia de Peachey Carnehan y Daniel Dravot, dos extemporáneos aventureros más cercanos a los truhanes que a los héroes es la de una locura, la de una quimera. Hacerse reyes de Kafiristán, nada menos. Más allá de donde el Imperio Británico haga sentir su ley, más allá de donde termina la civilización en todas sus formas, unificar unas tribus sin gobierno y darles cohesión, unidad política y de acción y establecerlas como estado soberano con ellos al frente de su gobierno.
Sorprende al lector ese propósito, que más parece un tall tale de un par de fanfarrones que otra cosa. No sorprende tanto porque sucede en unas tierras en las que se tiene la impresión de que cualquier locura puede ser factible.
Este relato es un prodigio del dominio de los tonos narrativos. Entre la novela picaresca y la de aventuras, en parte en tono histórico, en parte costumbrista, hay escenas impagables, y no hay mejor elogio que se pueda hacer que decir que nos hallamos en su transcurso sentados junto al narrador escuchando la historia de los pobres Peachey Tagliaferro Carnehan y Daniel Dravot, en la tierra en que todo es posible y las quimeras vuelven ciegos a los hombres.

Ahora enumeraré los relatos que fueron seleccionados por W. Somerset Maugham:

  • El mejor relato del mundo
  • El que fue
  •  La tumba de sus antepasados
  • Al final del trayecto
  • La radio
  • En el cerro de Greenhow
  • Amor de las mujeres
  • El chico de la leña
  • El hombre que iba a ser rey
  • Las conquistas de William
  • Ellos
  • La enmienda de Tods
  • Los hermanos de Mowgli
  • El milagro de Purun Bhagat
  • Sin el beneficio del clero
  • El pueblo que votó que la tierra era llana

Quiero resaltar aquí la estupenda labor de traducción realizada por Miguel Martínez-Lage.

Sólo os queda leer y disfrutar, de modo que no diré más a este respecto. Kipling nunca logró con mayor éxito la creación de esa calidad indefinible que a falta de mejor palabra llamamos ambiente.

El autor:

Rudyard Kipling

Rudyard Kipling

Joseph Rudyard Kipling nacio en Bombay, India, el 30 de diciembre de 1865 y murió en Londres, Inglatetta, el 18 de enero de1936. Autor de relatos, cuentos infantiles, novelista y poeta, se le recuerda por sus relatos y poemas sobre los soldados británicos en la India y la defensa del imperialismo occidental, así como por sus cuentos infantiles.Algunas de sus obras más populares son la colección de relatos The Jungle Book (El libro de la selva, 1894), la novela de espionaje Kim(1901), el relato corto The Man Who Would Be King (El hombre que pudo ser rey, 1888), publicado originalmente en el volumen The Phantom Rickshaw, o los poemas Gunga Din (1892) e If— (traducido al castellano como Si…, 1895). Además varias de sus obras han sido llevadas al cine.

Fue iniciado en la masonería a los veinte años, en la logia «Esperanza y Perseverancia Nº 782» de Lahore, Punjab, India.
En su época fue respetado como poeta y se le ofreció el premio nacional de poesía Poet Laureat en 1895 (poeta laureado) la Order of Merit y el título de Sir de la Order of the British Empire (Caballero de la Orden del Imperio Británico) en tres ocasiones, honores que rechazó. Sin embargo aceptó el Premio Nobel de Literatura de 1907, el primer escritor británico en recibir este galardón, y el ganador del premio Nobel de Literatura más joven hasta la fecha.

El libro:
El mejor relato del mundo y otros no menos buenos
  (título original: Maugham’s Choice of Kipling’s Best) ha sido publicado por la Editorial Sexto Piso en su Colección Narrativa. Traducido del inglés por Miguel Martínez-Lage. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 560 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo realizado por CanalTCM muy interesante sobre el relato El hombre que iba a ser rey.

El hombre que pudo reinar

Para saber más:

http://es.wikipedia.org/wiki/Rudyard_Kipling

También quiero poner una traducción al español del poema de Kipling “If”.

La poesía If (Si en español) tiene para mí una importancia muy especial. Es una ley de vida. Es una forma de vida. Si la gente lo siguiera, la vida en este planeta sería distinta.

 Si guardas, en tu puesto, la cabeza tranquila
Cuando todo a tu lado es cabeza perdida.
Si tienes en ti mismo una fe que te niegan
y no desprecias nunca las dudas que ellos tengan.
Si esperas, en tu puesto, sin fatiga en la espera;
Sí, engañado, no engañas; si no buscas mas odio
que el odio que te tengan
Si eres bueno y no finges ser mejor de lo que eres;
Si, al hablar, no exageras lo que sabes y quieres.

 Si sueñas y los sueños no te hacen su esclavo;
si piensas y rechazas lo que piensas en vano.
Si tropiezas al Triunfo, si llega tu Derrota,
y a los dos impostores les tratas de igual forma.
Si logras que se sepa la verdad que has hablado
a pesar del sofisma del Orbe encanallado.
Si vuelves al comienzo de la obra perdida
aunque esta obra sea la de toda tu vida.

 Si arriesgas en un golpe y lleno de alegria,
tus ganancias de siempre a la suerte de un dìa;
y pierdes y te lanzas de nuevo a la pelea
sin decir nada a nadie de lo que es y lo que era.
Si logras que tus nervios y el corazón te asistan,
aun después de su fuga de tu cuerpo en fatiga;
y se agarren contigo cuando no quede nada
Porque tú lo deseas y mandas.

 Si hablas con el pueblo y guardas tu virtud.
Si marchas junto a Reyes con tu paso y tu luz.
Si nadie, que te hiera, llega a hacerte la herida.
Si todos te reclaman y ni uno té precisa.
Si llenas el minuto inolvidable y cierto,
de sesenta segundos que te lleven al cielo…
Todo lo de esta Tierra será de tu dominio;
Y mucho más aún: serás Hombre, hijo mío.

 Rudyard Kipling

 

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa